Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

7 marzo 2010 7 07 /03 /marzo /2010 09:40
  • Primera Lectura: Exodo 3, 1-8a. 13-15
    ""Yo soy" me envía a vosotros"

 

En aquellos días, Moisés pastoreaba el rebaño de su suegro Jetró, sacerdote de Madián; llevó el rebaño trashumando por el desierto hasta llegar a Horeb, el monte de Dios.

El ángel del Señor se le apareció en una llamarada entre las zarzas. Moisés se fijó: la zarza ardía sin consumirse.

Moisés se dijo:

-"Voy a acercarme a mirar este espectáculo admirable, a ver cómo es que no se quema la zarza."

Viendo el Señor que Moisés se acercaba a mirar, lo llamó desde la zarza: "Moisés, Moisés."

Respondió él: "Aquí estoy."

Dijo Dios: "No te acerques; quítate las sandalias de los pies, pues el sitio que pisas es terreno sagrado."

Y añadió: "Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob."

Moisés se tapó la cara, temeroso de ver a Dios.

El Señor le dijo: "He visto la opresión de mi pueblo en Egipto, he oído sus quejas contra los opresores, me he fijado en sus sufrimientos. Voy a bajar a librarlos de los egipcios, a sacarlos de esta tierra, para llevarlos a una tierra fértil y espaciosa, tierra que mana leche y miel."

Moisés replicó a Dios: "Mira, yo iré a los israelitas y les diré: "El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros."

Si ellos me preguntan cómo se llama, ¿qué les respondo?"

Dios dijo a Moisés: ""Soy el que soy"; esto dirás a los israelitas: "'Yo-soy' me envía a vosotros"."

Dios añadió: "Esto dirás a los israelitas: "Yahvé (Él-es), Dios de vuestros padres, Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob, me envía a vosotros. Éste es mi nombre para siempre: así me llamaréis de generación en generación"."

 

  • Salmo Responsorial: 102
    "El Señor es compasivo y misericordioso"

 

Bendice, alma mía, al Señor,

y todo mi ser a su santo nombre.

Bendice, alma mía, al Señor,

y no olvides sus beneficios. R.

Él perdona todas tus culpas

y cura todas tus enfermedades;

él rescata tu vida de la fosa

y te colma de gracia y de ternura. R.

El Señor hace justicia

y defiende a todos los oprimidos;

enseñó sus caminos a Moisés

y sus hazañas a los hijos de Israel. R.

El Señor es compasivo y misericordioso,

lento a la ira y rico en clemencia;

como se levanta el cielo sobre la tierra,

se levanta su bondad sobre sus fieles. R

 

  • Segunda Lectura: I Corintios 10, 1-6. 10-12
    "La vida del pueblo con Moisés en el desierto fue escrita para escarmiento nuestro"

 

No quiero que ignoréis, hermanos, que nuestros padres estuvieron todos bajo la nube y todos atravesaron el mar y todos fueron bautizados en Moisés por la nube y el mar; y todos comieron el mismo alimento espiritual; y todos bebieron la misma bebida espiritual, pues bebían de la roca espiritual que los seguía; y la roca era Cristo. Pero la mayoría de ellos no agradaron a Dios, pues sus cuerpos quedaron tendidos en el desierto.

Estas cosas sucedieron en figura para nosotros, para que no codiciemos el mal como lo hicieron aquéllos.

No protestéis, como protestaron algunos de ellos, y perecieron a manos del Exterminador.

Todo esto les sucedía como un ejemplo y fue escrito para escarmiento nuestro, a quienes nos ha tocado vivir en la última de las edades. Por lo tanto, el que se cree seguro, ¡cuidado!, no caiga.

 

  • Evangelio: Lucas 13, 1-9
    "Si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera"

 

Eu una ocasión, se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían. Jesús contestó:

-"¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no; y, si no os convertís,

todos pereceréis lo mismo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera."

Y les dijo esta parábola: "Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró.

Dijo entonces al viñador: "Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?

Pero el viñador contestó: "Señor, déjala todavía este año; yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, la cortas"."


Homilía para hoy
Lucas 13,1-9



El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gloriosos

                                        Sabías que...
Las Catacumbas eran lugares subterráneos construidos por los cristianos para esconderse de los Romanos. Desde el siglo I, fueron construidas más de 60 catacumbas que abarcan más de 100 kilómetros de construcción con más de 4 pisos de profundidad.


                                            Palabras de Juan Pablo II
"Me afecta cualquier amenaza contra el hombre, contra la familia y la nación. Amenazas que tienen siempre su origen en nuestra debilidad humana, en la forma superficial de considerar la vida"
¿Dónde estás Señor?
¿Dónde estás? Te grité aquella mañana temblando de dolor, desesperado, y mi tristeza se elevó hecha grito en la tranquila paz de tu Sagrario.

¿Dónde estás? Volví a gritar con voz más fuerte quebradas las barreras de mi llanto. ¡No puedo soportar este silencio!

¿Dónde estás, mi Señor? ¡Te estoy buscando!

"¡AQUÍ ESTOY!" gritaste en mi conciencia.
Y un mendigo cubierto con harapos me vino a visitar en mis recuerdos cargando su silencio resignado. En su mano tendida había tristeza, en su mirada mucho de cansancio, caminando las calles de la vida
¡Cuántas veces sin verlo lo he cruzado!

"¡AQUÍ ESTOY!" repetiste con voz firme.
Y recordé aquel niño abandonado que acurrucado en el banco de una plaza encontré esta mañana tiritando. Aunque era niño descubrí en sus ojos la dolida mirada de un anciano cansado ya de haber visto todo aunque había vivido pocos años.

"¡AQUÍ ESTOY!"
Y recordé de pronto el andar vacilante del borracho que con paso inseguro por las calles andaba su bochorno y su cansancio.

"¡AQUÍ ESTOY!"
Y vino a mi memoria la mirada perdida del muchacho que buscaba en el mundo de las drogas las sensaciones que aún no había encontrado.

"¡AQUÍ!" dijiste, y yo cerré mis ojos recordando los ojos de cansancio de aquella prostituta que en las noches traficaba su cuerpo manoseado.

"¡AQUÍ!" agregaste, y recordé al hambriento revolviendo los tachos del mercado buscando mitigar su hambre de siglos en los restos que otros hombres despreciaron.

"¡AQUÍ!" gritaste, y vino a mi memoria la cama del enfermo abandonado, el jadeante respirar del perseguido, el llanto sordo del desheredado. La vergüenza de los hijos naturales el estéril clamor del condenado que fueron de los vientres arrancados.

"¿DÓNDE ESTOY?", has venido a preguntarme

"¡AQUÍ ESTOY!" en el dolor de tus hermanos.
¡Deja de contentarte reviviendo en los artísticos cuadros mi calvario! Yo cargo con dolor todos los días la dura cruz de los desheredados, continúo sufriendo en los que sufren y en su sangre me sigo desangrando. ..

¡Quita mi imagen de la cruz que llevas, de las imágenes sin vida estoy cansado!
¡Cansado estoy del arte de los hombres que al mundo siempre me ha mostrado!
Yo acepté libremente mi designio y a la cruz fui a morir enamorado.
¡Pero he resucitado al tercer día y entre mi gente sigo caminando!

¡Yo no soy un pedazo de madera ni una estatua de yeso coloreado!
¡Yo vivo en el dolor y el sufrimiento de aquellos que los hombres marginaron! Andando los caminos de esta vida revivo día a día mi calvario. ¡Mil veces me torturan y me matan en el diario sufrir de tus hermanos!

También estoy aquí, dentro del templo en donde esta mañana me has buscado, pero es hora que aprendas a encontrarme en los que viven su Vía Crucis, a tu lado. Cuando me hayas encontrado en cada uno, y en ellos viéndome, me hayas amado... puedes buscarme aquí, ten bien seguro, que en el Sagrario te estaré siempre ESPERANDO.

Autor desconocido


Nuevo artículo


Hay nuevo material publicado en el blog "Juan Pablo II inolvidable"
Puedes acceder en la dirección:
http://juanpabloinolvidable.blogspot.com/



Cuaresma día por día


Día 19º. Domingo Tercero - 7 de Marzo.

Tres formas de hacer daño a Dios.

Hay tres formas de hacer sufrir y llorar a una madre. Además de la más elemental, que sería atacarle a ella directamente: golpeándola o insultándola, hay otras dos en las que le podemos hacer sufrir igualmente. Una de ellas es hacer algo malo a mi hermano. Si yo le doy una paliza a un hermano mío, y mi madre se entera, le dolerá incluso más que si le maltrato a ella.

Otra forma de hacerle sufrir es hacer algo que sea malo para mí, algo que me empeore. Como mi madre me quiere eso le dolerá. Imagínate que ve cómo te cortas un brazo: no lo aguantaría.

Dios te ve siempre -no como un espía sino como alguien que te quiere mucho- y sufre cada vez que te ve hacer algo que hace daño a otra persona, porque esa otra persona es hija de Él y cada vez que te ve hacerte daño a ti mismo, y cada vez que te ve hacer algo qie le hace daño a Él. Por eso es bueno que todas las noches, cuando te acuestes, hagas un repaso del día, un examen de conciencia, y pidas perdón a Dios por esas cosas que Él ha visto y no le han gustado.

El examen de conciencia lo puedes hacer así: ¿Cómo me he portado con Dios? ¿Cómo me he portado con los demás? ¿Cómo me he portado conmigo mismo? Dios mío, a partir de ahora haré el examen todas las noches. Y te pediré perdón por el daño que haya hecho cada día de alguna de estas tres formas. Y también te agradeceré tu compañía. ¡Recuérdamelo!, y gracias.

Coméntale a Dios con tus palabras algo de lo que has leído. Después termina con una oración final.

P. José Pedro Manglano Castellary
http://webcatolicodejavier.org


                                                                    Autor: Padre Felipe de Urca
Compartir este post
Repost0

Comentarios

J

Muchas gracias por el post, me ha ayudado mucho.

Bendiciones


Responder