Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

6 agosto 2010 5 06 /08 /agosto /2010 23:04

PARROQUIA SEÑOR DE LOS MILAGROS

Administrador Padre Francisco Colonna 

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenas días (noches) hermanos y hermanas en Cristo Jesús. Sean todos bienvenidos a nuestra Parroquia Señor de los Milagros. La iglesia nos llama hoy a estar vigilantes en todo momento. Nuestra fe nos enseña a descubrir al Señor en los signos de los tiempos. Necesitamos crecer en la fe; en la búsqueda de las cosas del Señor. La vida de fe impone trascender las ocupaciones mismas en que debemos empeñarnos. Exige caminar vigilantes. Los que creen se verán mutuamente apoyados en una misma fe y esperanza al sentirse solidarios en los peligros y en los bienes. Puestos de pie recibimos al Presidente de la Asamblea el Padre…………………………………………………………

 

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

      Frente a la desesperanza, el Señor, nos llama a poner nuestra confianza en El.  

                                                                                                       SEÑOR TEN PIEDAD

      Frente al desánimo, el Señor, nos llama a poner nuestro valor en El

                                                                                           CRISTO TEN PIEDAD

       Frente a la falta de vigilancia y manos caídas, el Señor, nos llama a redoblar nuestro esfuerzo por El.                                                                SEÑOR TEN PIEDAD

GLORIA

 

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LA  PRIMERA  LECTURA                                         Sabiduría 18, 6-9
Aunque el libro de la Sabiduría fue escrito un siglo antes de Cristo, tiene enseñanzas muy actuales. Esta primera lectura es una llamada constante a la vigilancia y la fidelidad al Señor y a que tengamos esperanza. Escuchemos con atención.

 

SALMO RESPONSORIAL                                                                                     Salmo 32

 

MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA              Hebreos 11, 1-2.8-19
El autor de la carta a los Hebreos nos habla de la fe de Abrahám. La promesa se cumplió porque Abrahám confío totalmente en Dios. La fe es respuesta a Dios. Escuchemos con atención.

 

MONICIÓN AL EVANGELIO                                 Lucas 12, 32-48
En el Evangelio de hoy, se lee un capítulo expresivo sobre la vigilancia cristiana; la parábola de los siervos esperando a su señor. El servidor, el cristiano, no busca la recompensa, sino que se empeña en la obra del Señor para que cuando llegue le encuentre fiel, dispuesto a recibirle. Nos ponemos de pie para escuchar el Santo Evangelio.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL  (Anexo 01)

 

 

LITURGIA  DE  LA   EUCARISTÍA

MONICIÓN COLECTA

Con amor y desprendimiento colaboremos en nuestra colecta que servirá para el sostenimiento de la parroquia y para ayudar a los más necesitados de nuestra comunidad. Aportemos generosamente.

 

MONICIÓN DE OFRENDAS

Pan y Vino

Te presentamos Señor ante tu altar, los dones del Pan y Vino, que por acción de tu espíritu se convertirán en Tu Cuerpo y en Tu Sangre alimento espiritual que nos anima y fortalece, para afrontar con esperanza nuestra lucha diaria.

Víveres

Te presentamos Señor estos víveres, fruto de nuestro trabajo y que con amor deseamos compartir con los mas necesitados de nuestra comunidad.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Hermanos , el Señor nos invita a su mesa, a participar del Banquete Eucarístico, donde el mismo, hecho Pan de Vida, se ofrece como alimento que reconforta el espíritu y nos pone en comunión con Él, los que estemos debidamente reconciliados, acerquémonos a recibirlo.

MONICIÓN DE DESPEDIDA

Salgamos hoy de la eucaristía ligeros de equipaje, como Jesús nos pide. Busquemos más el amor y la alegría que las riquezas. Y tengamos en cuenta que son muchos los hermanos que necesitan de nuestra ayuda material y afectiva.

 

PLEGARIA UNIVERSAL

Con la confianza que el Buen Dios  escucha cada una de nuestras suplicas y conoce las necesidades de los que lo invocan. Presentemos nuestras plegarias a Dios, nuestro Padre, diciendo:

 

“¡ESCUCHA A TU PUEBLO SEÑOR!”

 

1.     POR LA IGLESIA

Para que nunca deje de anunciar y servir a Cristo con sus palabras y sus obras

        ROGUEMOS AL SEÑOR                                   

2.     POR EL PAPA, LOS OBISPOS Y SACERDOTES

       Para que sigan siendo fieles al servicio de la Iglesia y conduzcan con amor al pueblo de Dios.                                                                                                                                                 

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

3.     POR LOS ENFERMOS.

Para  que encuentren en esa enfermedad el camino que les acerca a Cristo, salud y vida; y pronto se vean librados del mal que les aqueja.

                                                                                                       ROGUEMOS AL SEÑOR                               

4.     POR LOS HOGARES CRISTIANOS

Para que viviendo unidos en torno a Cristo vayan amasando un tesoro en el cielo.

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

5.     POR TODOS LOS PUEBLOS QUE PASAN HAMBRE

Para que con los panes y peces que nosotros aportemos, puedan, con la ayuda de Cristo, salir adelante y prosperar

                                                                                                       ROGUEMOS AL SEÑOR

6.     POR TODOS NOSOTROS AQUÍ REUNIDOS

Para  que  nunca perdamos nuestra fe en Dios, sino que la acrecentemos cada día más.

                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

 

ACCIÓN DE GRACIAS

Es justo bendecirte, Padre nuestro del cielo,
porque Jesús nos mostró el camino de la felicidad verdadera,
el auténtico tesoro que solamente en ti podemos alcanzar.
No permitas, Señor, que prefiramos tener cosas a ser personas;
pues, más que bienes, necesitamos razones para vivir, amar
y compartir con los hermanos lo que tenemos, poco o mucho

Enséñanos por tu Espíritu la sabiduría de la vida,
y ayúdanos, Señor, a elegir alegremente ser pobres con Cristo,
sin amontonar bienes perecederos que defraudan nuestro corazón.
Así, cuando tú vengas, nos encontrarás con las manos ocupadas
en la tarea de amarte a ti y a nuestros hermanos.
Amén.

 

 

Compartir este post
Repost0

Comentarios