Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  •  Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

25 noviembre 2016 5 25 /11 /noviembre /2016 11:26

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenos días a todos hermanos. Bienvenidos a esta Eucaristía en el primer domingo de Adviento con el que iniciamos un nuevo año litúrgico.

¡Bienvenido sea el Adviento!  Tiempo de gracia y esperanza; de días que nos conducirán a la Navidad. En este tiempo santo, hemos de preparar nuestras vidas y nuestros corazones, nuestra parroquia y nuestras familias, para la llegada del Señor a nuestras vidas.

Hoy Dios, con su Palabra, nos anima a permanecer atentos, despiertos…

De pie, cantamos.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

CORONA DE ADVIENTO

Al comenzar el nuevo Año Litúrgico, vamos a bendecir esta corona, con la que inauguramos también el Tiempo de Adviento. Encender, semana tras semana, los cuatro cirios de esta corona debe ser un reflejo de nuestra gradual preparación para recibir al Señor Jesús en la Navidad. Las luces de las velas nos recuerdan que Él es la Luz del mundo que ha venido a disipar las tinieblas. El color verde de la corona simboliza la vida y la esperanza que Él nos ha venido a traer.

 (Una persona encenderá la primera vela, al mismo tiempo que se lee esta oración o se canta algo apropiado a la corona).

ORACION DEL ENCENDIDO DE LA PRIMERA VELA

Encendemos, Señor, esta luz,

como aquel que enciende su lámpara

para salir en la noche, al encuentro del amigo que ya viene.

En esta primera semana del Adviento

queremos levantarnos para esperarte preparados,

para recibirte con alegría.

Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen.

Queremos estar despiertos y vigilantes,

porque tú nos traes la luz más clara,

la paz más profunda, y la alegría más verdadera.

¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven, Señor Jesús!

Amén.

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

ENTRONIZACION DEL LIBRO DEL CICLO “A”

Hemos concluido hermanos, un año litúrgico correspondiente al ciclo “C” con el Evangelio de San Lucas.

Hoy comenzamos un NUEVO AÑO LITÚRGICO, ciclo “A”  y es SAN MATEO quien con su EVANGELIO nos irá iluminando domingo tras domingo para que podamos vivir según la voluntad de Dios.

Recibamos solemnemente el nuevo Leccionario con el que este Año Litúrgico vamos a escuchar la Palabra de Dios.

Cantamos.

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

En la primera lectura, el profeta Isaías, nos relata cómo muchos irán a la presencia del Señor y nos invita a cambiar la guerra por la paz.

Pablo nos dice en la segunda lectura, que está cerca el momento del encuentro con Dios y nos invita a un cambio positivo en nuestra vida, donde no tiene cabida el mal.

En el evangelio, Jesús nos invita a estar vigilantes ante su llegada. No desaprovechemos este tiempo de Adviento para una profunda conversión.

Escuchemos.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Llegó el Adviento y comenzamos a prepararnos para recibir la Navidad. Roguemos al Señor que este tiempo produzca en cada uno frutos de paz y la alegría.

A cada oración respondamos:

! VEN SEÑOR QUE TE ESPERAMOS!

1. Por la Iglesia, para que llenos de gozo por este tiempo de espera, sepamos estar despiertos y descubrir en cada persona el rostro de Dios.                                                                                      

                                                                                      ROGUEMOS AL SEÑOR

2. Por el Papa, Obispos, sacerdotes y laicos comprometidos, para que manifiesten, con sus obras, la fe y la esperanza en la venida de Cristo. 

                                                                                      ROGUEMOS AL SEÑOR

3. Por todos los pueblos de la tierra y de un modo especial por los que sufren los horrores del hambre, la guerra o el terrorismo. Para que encuentren el consuelo en Dios y la solidaridad de todos nosotros.

 

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

4. Por aquellos en quienes la dureza de la vida ha apagado toda ilusión: para que nuestra oración y fraternidad hagan florecer en ellos la esperanza y la voluntad de comprometerse por un mundo mejor.

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

5. Por quienes formamos parte de esta comunidad Parroquial. Para que, abiertos al Adviento, sigamos creciendo en renovación, en coherencia y en fidelidad al Evangelio. 

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR                                                                

Padre nuestro, escucha la plegaria de tu pueblo y no permitas que nos desviemos de tu camino, para que vivamos siempre en vela, aguardando la venida de tu Hijo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

Preparemos juntos nuestro pesebre.

BUEY Y ASNO

            El buey nos evoca las tareas de labranza, representa el duro trabajo humano, el pesado yugo del trabajo que el Mesías viene a compartir con los hombres.

            El asno, con su mansedumbre, nos invita a pensar que este niño, arropado entre pajas y heno, al calor de los animales, no es un monarca terreno, Cristo es un Rey manso, portador y el creador de la paz.

PAN Y VINO

Presentamos sobre la mesa del altar, el pan y el vino; junto con ellos presentemos también una sincera disposición a vivir en la gozosa y atenta espera del Hijo de Dios, que viene a nuestro encuentro en cada momento de nuestra vida.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Jesús vino al mundo por María, vendrá glorioso al final de los tiempos, pero también viene diariamente a nosotros en la presencia de cada hermano necesitado y en este Pan con que ahora quiere alimentarnos.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR.
Pese a los acontecimientos que, en el mundo,
son presagio de destrucción y desolación.
Me pregunto si, tu venida, ya nunca ocurrirá.
Miro al mundo, y me asusto de lo que acontece en él.

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR
Necesito un soplo de tu presencia, la esperanza de tu Palabra.
La seguridad de tus promesas.
La justicia, frente a tanta mediocridad.
Tu verdad, ante tanta mentira.
Tu nacimiento, ante tanta muerte.
QUE TE VEA VENIR, SEÑOR
Porque, a veces siento, que mis ojos buscan lo efímero,
que mis manos acarician el gusto por las cosas,
que mis pies, prefieren los caminos fáciles.
Siento el cansancio de la espera.
QUE TE VEA VENIR, SEÑOR
Amén

DESPEDIDA

 

MISA CON NIÑOS. 11’30AM

 

 

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenos días a todos hermanos. Bienvenidos a esta Eucaristía en el primer domingo de Adviento.

Es tiempo de gracia y esperanza; de días que nos conducirán a la Navidad. Hemos de preparar nuestras vidas y nuestros corazones, nuestra parroquia y nuestras familias, para la llegada del Señor a nuestras vidas.

Permanezcamos atentos, despiertos…

De pie, cantamos.

CORONA DE ADVIENTO

Al comenzar el nuevo Año Litúrgico, vamos a bendecir esta corona, con la que inauguramos también el Tiempo de Adviento. Encender, semana tras semana, los cuatro cirios de esta corona debe ser un reflejo de nuestra gradual preparación para recibir al Señor Jesús en la Navidad. Las luces de las velas nos recuerdan que Él es la Luz del mundo que ha venido a disipar las tinieblas. El color verde de la corona simboliza la vida y la esperanza que Él nos ha venido a traer.

 (Una persona encenderá la primera vela, al mismo tiempo que se lee esta oración o se canta algo apropiado a la corona).

ORACION DEL ENCENDIDO DE LA PRIMERA VELA

Encendemos, Señor, esta luz,

como aquel que enciende su lámpara

para salir en la noche, al encuentro del amigo que ya viene.

En esta primera semana del Adviento

queremos levantarnos para esperarte preparados,

para recibirte con alegría.

Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen.

Queremos estar despiertos y vigilantes,

porque tú nos traes la luz más clara,

la paz más profunda, y la alegría más verdadera.

¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven, Señor Jesús!

Amén.

LITURGIA DE LA PALABRA

 

ENTRONIZACION DEL LIBRO DEL CICLO “A”

Hemos concluido hermanos, un año litúrgico correspondiente al ciclo “C” con el Evangelio de San Lucas.

Hoy comenzamos un NUEVO AÑO LITÚRGICO.

Recibamos solemnemente el nuevo Leccionario con el que este Año Litúrgico vamos a escuchar la Palabra de Dios.

Cantamos.

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Escuchemos, bien despierto, el mensaje que Dios nos dirige hoy.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

Preparemos juntos nuestro pesebre.

BUEY Y ASNO

            El buey nos evoca las tareas de labranza, representa el duro trabajo humano, el pesado yugo del trabajo que el Mesías viene a compartir con los hombres.

            El asno, con su mansedumbre, nos invita a pensar que este niño, arropado entre pajas y heno, al calor de los animales, no es un monarca terreno, Cristo es un Rey manso, portador y el creador de la paz.

PAN Y VINO

Presentamos sobre la mesa del altar, el pan y el vino; junto con ellos presentemos también una sincera disposición a vivir en la gozosa y atenta espera del Hijo de Dios, que viene a nuestro encuentro en cada momento de nuestra vida.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Jesús vino al mundo por María, vendrá glorioso al final de los tiempos, pero también viene diariamente a nosotros en la presencia de cada hermano necesitado y en este Pan con que ahora quiere alimentarnos.

PLEGARIA UNIVERSAL

Llegó el Adviento y comenzamos a prepararnos para recibir la Navidad. Roguemos al Señor que este tiempo produzca en cada uno frutos de paz y la alegría.  A cada oración respondamos:

! VEN SEÑOR QUE TE ESPERAMOS!

1. Por la Iglesia, para que llenos de gozo por este tiempo de espera, sepamos estar despiertos y descubrir en cada persona el rostro de Dios.                                                                                       

                                                                                      ROGUEMOS AL SEÑOR

2. Por el Papa, Obispos, sacerdotes y laicos comprometidos, para que manifiesten, con sus obras, la fe y la esperanza en la venida de Cristo. 

                                                                                      ROGUEMOS AL SEÑOR

3. Por todos los pueblos de la tierra y de un modo especial por los que sufren los horrores del hambre, la guerra o el terrorismo. Para que encuentren el consuelo en Dios y la solidaridad de todos nosotros.

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

4. Por aquellos en quienes la dureza de la vida ha apagado toda ilusión: para que nuestra oración y fraternidad hagan florecer en ellos la esperanza y la voluntad de comprometerse por un mundo mejor.

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

Padre nuestro, escucha la plegaria de tu pueblo y no permitas que nos desviemos de tu camino, para que vivamos siempre en vela, aguardando la venida de tu Hijo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

(ACCIÓN DE GRACIAS)

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR.
Pese a los acontecimientos que, en el mundo,
son presagio de destrucción y desolación.
Me pregunto si, tu venida, ya nunca ocurrirá.
Miro al mundo, y me asusto de lo que acontece en él.

 

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR
Necesito un soplo de tu presencia, la esperanza de tu Palabra.
La seguridad de tus promesas.
La justicia, frente a tanta mediocridad.
Tu verdad, ante tanta mentira.
Tu nacimiento, ante tanta muerte.


QUE TE VEA VENIR, SEÑOR
Amé
n

Compartir este post

Repost 0
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo

Comentarios