Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  •  Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

18 noviembre 2016 5 18 /11 /noviembre /2016 22:53

MONICIÓN DE ENTRADA

¡Muy buenos días (noches) a todos los hermanos y hermanas! Bienvenidos a esta solemne celebración eucarística.

Hoy —último domingo del Año Litúrgico— nuestros ojos se fijan en Jesucristo, Rey del Universo. Rey de vida nueva que quiere reinar en el corazón de cada ser humano y de cada familia.

Hoy concluye también el Año de la Misericordia. Bendigamos al Señor por este tiempo de gracia que nos ha concedido, para que aprendamos a ver en Cristo, el rostro de la misericordia del Padre.

Celebremos y aclamemos juntos y gozosos a nuestro Rey cantando. De pie.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

GLORIA

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

En el Segundo libro de Samuel se narra el momento en que David es ungido Rey. Las Tribus de Israel lo reconocen como el elegido por Dios para pastorear a su pueblo.

Pablo, en la segunda lectura nos presenta un bello himno de alabanza a Dios por la victoria de Jesucristo, que venciendo a la muerte, nos hace herederos y destinatarios del Reino de Dios.

San Lucas en el evangelio nos transmite una hermosa lección sobre la misericordia y la conversión. Que también nosotros, nos sepamos conducir con la fe y confianza del buen ladrón.

Escuchemos.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Llenos de confianza, dirijamos nuestras súplicas a Cristo, Rey del Universo y Señor de nuestras vidas.A cada petición diremos: 

“MANTENNOS EN TU SERCICIO, SEÑOR”

1. Por la Iglesia, para que seamos fieles en medio de nuestra sociedad, a los valores del Reino que Jesús nos enseñó.

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

2. Por el Papa, obispos y sacerdotes, para que sean en el mundo el rostro de la misericordia del Padre.

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

3. Por aquellos que tienen poder económico o tecnológico, por los científicos de todo el mundo: para que siempre pongan al hombre y sus derechos en el centro de sus preocupaciones.                                                           

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

4. Por los cristianos, para que, renovados por la vivencia de este Jubileo de la Misericordia, continuemos con una auténtica actitud de conversión y como instrumentos de perdón.

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por nosotros, para que el Jubileo que hoy clausuramos se continúe con nuestra vida mediante las obras de misericordia corporales y espirituales. 

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

Padre, que tu Reino que proclamó Jesucristo, crezca en esta tierra para que todos, un día disfrutemos de tu presencia en el Cielo. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

LITURGIA  EUCARISTICA

 

MONICIÓN DE OFRENDAS

FRUTAS

Mira, Señor, te traemos esta bella y suculenta cesta de frutos. Tú nos los regalas a través de la naturaleza para nuestro alimento y el gusto de nuestro paladar. Hoy te la ofrecemos en reconocimiento de que eres el Señor y Rey de todo lo que Tú mismo has creado. Te agradecemos también el que nos hayas dado la responsabilidad de cuidarlo, conservarlo y multiplicarlo.

CRUZ Y CORONA

Cristo es Rey. Su trono fue una cruz y su corona era de espinas. Al presentarlas te entregamos nuestros sufrimientos y asumimos que el amor debe pasar por la entrega y la renuncia a uno mismo para llegar –como Él- a la feliz Resurrección.

PAN Y VINO

Muchas veces los productos de la tierra son fruto del trabajo en un mundo injusto. Muchas veces también son fruto de las manos que trabajan por la justicia y la paz.

Nuestros dones serán el pan de vida, la bebida de salvación, el Cuerpo y la Sangre del Señor  que nos llama a su reino de verdad y de amor.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Estamos participando en la Celebración de la Fiesta de Cristo Rey  entre nosotros. Las fiestas se completan con la comida de amigos. Jesús nos invita ahora a su Mesa a participar en su Banquete.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

Jesús mi Rey,

que Tu pan de vida nos sustente

y Tu copa sea nuestra alegría y esperanza
para llevar a cabo la misión que se nos ha encomendado
la de establecer definitivamente Tu reino.

Jesús mi Rey

que, frente a otros dioses que intentan colocarse en mi vida,

Tú mi Rey, seas mi centro.

Me consagro a Ti,

como vasallo de tu Reino:

ayúdame a trabajar por él y a construirlo con tu Espíritu.

Enséñame a escuchar y valorar las Escrituras,

inspírame acierto en mis decisiones y proyectos.

Que cuando regreses, oh –mi gran Rey-

puedas decir:

¡He aquí a un siervo bien dispuesto!

Amén

 

DESPEDIDA

 

MISA CON NIÑOS. 11’30 AM

MONICIÓN DE ENTRADA

¡Muy buenos días a todos los hermanos y hermanas! Bienvenidos a esta solemne celebración eucarística.

Hoy —último domingo del Año Litúrgico— nuestros ojos se fijan en Jesucristo, Rey del Universo. Hoy concluye también el Año de la Misericordia. Bendigamos al Señor por este tiempo de gracia que nos ha concedido, para que aprendamos a ver en Cristo, el rostro de la misericordia del Padre.

Celebremos y aclamemos juntos y gozosos a nuestro Rey cantando. De pie.

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Escuchemos la Palabra de vida que Dios nos ofrece hoy.

 

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

FRUTAS

Mira, Señor, te traemos esta bella y suculenta cesta de frutos. Tú nos los regalas a través de la naturaleza para nuestro alimento y el gusto de nuestro paladar. Hoy te la ofrecemos en reconocimiento de que eres el Señor y Rey de todo lo que Tú mismo has creado. Te agradecemos también el que nos hayas dado la responsabilidad de cuidarlo, conservarlo y multiplicarlo.

CRUZ Y CORONA

Cristo es Rey. Su trono fue una cruz y su corona era de espinas. Al presentarlas te entregamos nuestros sufrimientos y asumimos que el amor debe pasar por la entrega y la renuncia a uno mismo para llegar –como Él- a la feliz Resurrección.

PAN Y VINO

Muchas veces los productos de la tierra son fruto del trabajo en un mundo injusto.

Muchas veces también son fruto de las manos que trabajan por la justicia y la paz.

Nuestros dones serán el pan de vida, la bebida de salvación, el Cuerpo y la Sangre del Señor  que nos llama a su reino de verdad y de amor.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Estamos participando en la Celebración de la Fiesta de Cristo Rey  entre nosotros. Las fiestas se completan con la comida de amigos. Jesús nos invita ahora a su Mesa a participar en su Banquete.

PLEGARIA UNIVERSAL

Llenos de confianza, dirijamos nuestras súplicas a Cristo, Rey del Universo y Señor de nuestras vidas.

A cada petición diremos: 

“MANTENNOS EN TU SERCICIO, SEÑOR”

1. Por la Iglesia, para que seamos fieles en medio de nuestra sociedad, a los valores del Reino que Jesús nos enseñó.

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

2. Por el Papa, obispos y sacerdotes, para que sean en el mundo el rostro de la misericordia del Padre.

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

3. Por aquellos que tienen poder económico o tecnológico, por los científicos de todo el mundo: para que siempre pongan al hombre y sus derechos en el centro de sus preocupaciones.                                                          

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

4. Por los cristianos, para que, renovados por la vivencia de este Jubileo de la Misericordia, continuemos con una auténtica actitud de conversión y como instrumentos de perdón.

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

Padre, que tu Reino que proclamó Jesucristo, crezca en esta tierra para que todos, un día disfrutemos de tu presencia en el Cielo. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

 

(ACCIÓN DE GRACIAS)

Jesús mi Rey,

que Tu pan de vida nos sustente

y Tu copa sea nuestra alegría y esperanza
para llevar a cabo la misión que se nos ha encomendado
la de establecer definitivamente Tu reino.

Jesús mi Rey

que, frente a otros dioses que intentan colocarse en mi vida,

Tú mi Rey, seas mi centro.

Amén

Compartir este post

Repost 0
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo

Comentarios