Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

29 septiembre 2009 2 29 /09 /septiembre /2009 08:36
Lecturas de la liturgia
  • Primera Lectura: Daniel 7,9-10.13-14
    "Miles y miles le servían"

     

     

    Durante la visión, vi que colocaban unos tronos, y un anciano se sentó; su vestido era blanco como nieve, su cabellera como lana limpísima; su trono, llamas de fuego; sus ruedas, llamaradas. Un río impetuoso de fuego brotaba delante de él. Miles y miles le servían, millones estaban a sus órdenes. Comenzó la sesión y se abrieron los libros. Mientras miraba, en la visión nocturna vi venir en las nubes del cielo como un hijo de hombre, que se acercó al anciano y se presentó ante él. Le dieron poder real y dominio; todos los pueblos, naciones y lenguas lo respetarán. Su dominio es eterno y no pasa, su reino no tendrá fin.

     

  • Salmo Responsorial: 137
    "Delante de los ángeles tañeré para ti, Señor"

     

     

    Te doy gracias, Señor, de todo corazón; / delante de los ángeles tañeré para ti, / me postraré hacia tu santuario. R.

    Daré gracias a tu nombre: / por tu misericordia y tu lealtad, / porque tu promesa supera a tu fama; / cuando te invoqué, me escuchaste, / acreciste el valor en mi alma. R.

    Que te den gracias, Señor, los reyes de la tierra, / al escuchar el oráculo de tu boca; / canten los caminos del Señor, / porque la gloria del Señor es grande. R.

     

     

  • Evangelio: Juan 1,47-51
    "Veréis a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre"

     

     

    En aquel tiempo, vio Jesús que se acercaba Natanael y dijo de él: "Ahí tenéis a un israelita de verdad, en quien no hay engaño." Natanael le contesta: "¿De qué me conoces?" Jesús le responde: "Antes de que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi." Natanael respondió: "Rabí, tú eres el Hijo de Dios, tú eres el Rey de Israel." Jesús le contestó: "¿Por haberte dicho que te vi debajo de la higuera, crees? Has de ver cosas mayores." Y añadió: "Yo os aseguro: veréis el cielo abierto y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre."


    Verdadera fuente del amor es presencia de Dios en el alma, dice Benedicto XVI
    16/09/2009 - 09:42 am
                                            Pensamiento


                                                                 "El hombre que es capaz de levantarse
                                                          es aún más grande que el que no ha caído


                                  Primavera interior


Más que una estación del año la Primavera debe asociarse con un estado de ánimo... con una filosofía de vida...

Primavera es saber reiniciar un proyecto después de fracasar.
Primavera es tener frescura de mente y pureza de corazón.
Primavera es colorido, es alegría, es compartir un amor sincero.
Primavera es ver nuestra sonrisa reflejada en el rostro de otro.
Primavera es montarse en grandes ideales y volar bien alto.

No debemos pensar que la Primavera es algo transitorio y pasajero sino que debemos buscarla todos los días bien dentro de nosotros.

El entorno que nos rodea a veces puede resultar frío y agresivo, puede lastimarnos en la superficie y causarnos profundo dolor, pero nunca debe ser capaz de atravesar esa coraza protectora que evita alguien dañe a nuestros valores y a nuestro corazón.

Nuestro jardín interior ¡debe vivir en una eterna Primavera!

Preocupémonos de que siempre haya muchas flores en ese jardín y cada tanto abramos las puertas de par en par para recibir visitas con quienes poder compartir nuestros tesoros más profundos.

Hoy meto la mano dentro de mi corazón y saco una rosa para regalártela como una muestra de mi afecto y de amistad.

Te invito a que me imites animándote a regalar flores virtuales al enviar este mismo mensaje a cada uno de tus amigos...

Claudio Valerio

Cantidad de agua que necesitamos


- Entrevistado: Dr. Juan José Rufilanchas Sánchez (JJ:) Cirujano cardiovascular del Hospital Ruber Internacional de Madrid.
- Entrevistador: Julio César Iglesias (JC:), periodista.

JC : Ahora mismo tenemos la moda del consumo extraordinario de agua, 2 ó 3 litros de agua al día. ¿Es objetivamente bueno el consumo de agua y en qué proporción?

JJ : El 60% - 70% de nuestro peso es agua. Hay una moda que consiste en estar tomando continuamente agua, y eso que, para una persona normal, no tiene mucha trascendencia, pero para los enfermos cardiópatas, sobre todo, es una barbaridad, porque al final lo que hacen es acabar con insuficiencia cardiaca o con líquido en los pies o en la tripa, lo que llamamos edemas, y no tiene sentido que esos pacientes estén tomando diuréticos para extraer agua y sal, que es lo que no saben manejar bien y, sin embargo, estén tomando 2 ó 3 litros de agua diarios, como les hacen creer los medios: periódicos, televisión, etc...

JC : ¿En qué medida debemos consumir el agua?

JJ : Si uno tiene los riñones bien, el corazón bien y el hipotálamo -que es donde está el centro de la sed- también bien, pues debe de beber agua cuando tiene sed; ni una gota más ni una gota menos . ¿Qué es lo que ha pasado? Pues, primero, que hay una campaña de marketing muy importante para que todos bebamos agua, y seguramente llenemos los bolsillos de empresarios que no conocemos; y, segundo, el fenómeno del estar bien. Las esteticistas son nuestras grandes enemigas, son las que han convencido a mujeres, y a hombres también, de que bebiendo mucha agua se quitan las arrugas, y no es verdad, ya que no se quita ni una sola arruga bebiendo agua. Yo invito a nuestros lectores a que hagan una prueba: Que se pesen ahora mismo y, a continuación, se beban 2 litros de agua, se vuelvan a pesar y pesarán 2 Kg. más, ya que cada litro de agua pesa un kilo. Esa agua va a los riñones, los cuales la van a filtrar enviándola a la vejiga. Cuando empiecen a orinar, en 1 ó 2 horas orinarán dicha agua. Se vuelven a pesar y pesarán lo mismo que al principio. ¿Qué han hecho? Han intercambiado el agua de su cuerpo. Al cabo de esas 2 horas, el número de moléculas de agua que hay en su cuerpo es exactamente el mismo que había 2 horas antes.
Lo peligroso no es la deshidratación sino la intoxicación por agua. Los atletas que en los maratones se mueren o se colapsan, sabemos desde el año 2002, que es por intoxicación por agua. En la maratón de Boston, el año 2002, a 488 corredores se les sacó sangre antes y después de correr la maratón, y se vio que la mayor parte de los corredores tenían el sodio bajo, es decir, habían bebido demasiada agua; y que los que colapsaban y los que llegaban a la meta y perdían el conocimiento o estaban confusos, no sabían lo que hacían, pues todos ellos tenían intoxicación por agua. Ninguno de los que tenían cierta deshidratación, tenían ningún problema de confusión ni de síncope, es decir, que lo que mata es la intoxicación por agua y no la deshidratación.

JC : ¿Cuáles son los efectos de la bajada de los índices de sodio?

JJ : A partir de un sodio bajo, de menos de 125 partes por 1.000, se empieza a tener temblores, confusión, pérdida de memoria y, al final, uno se puede colapsar y hasta morirse. Tengo aquí la foto de una chica inglesa que había tomado drogas, se encontró mal y pensó que estaba deshidratada, y se bebió 3 ó 4 litros de agua inmediatamente. Y, ¿qué es lo que pasa? Que hasta que los riñones empiezan a filtrar esa agua, las células se hinchan transitoriamente y también se hinchan las células del cerebro, que están metidas en un cofre, que es el cráneo, que no se puede dilatar. Por lo tanto, las células del cerebro se encuentran aprisionadas, pudiendo llegar a un trastorno nervioso que lleva al coma y a la muerte. Debido a este mecanismo es por lo que se muere la gente que corre en los maratones: porque entran en edema cerebral y al final se puede uno morir por intoxicación de agua.

JC : ¿Los síncopes son accidentes siempre graves?

JJ : No necesariamente. Hay síncopes vasovagales que apenas tienen trascendencia. Los síncopes son un signo de alarma que hay que estudiar. Hay muchos tipos de síncopes, por ejemplo, la lipotimia es un síncope y nadie se alarma por una lipotimia sin más.

JC : ¿Cuál sería el consumo natural, aceptable, plausible de agua?

JJ : Hay dos puntos. La persona que está haciendo una vida normal, y el atleta o persona que entrena mucho. La persona que no hace ningún tipo de ejercicio físico importante, tiene que beber lo que tenga sed, ni una gota más ni una gota menos. Tenemos el centro de la sed y si, por ejemplo, usted se come ahora una anchoa (anchoveta salada en conserva) que contiene mucha sal, a los cinco minutos necesita usted beber, y lo que le pide su cuerpo beber es la cantidad de agua exacta que usted necesita para disolver la sal que contiene esa anchoa... Es un mecanismo tan fino que no lo puede duplicar nadie, y, sobre todo, no lo puede duplicar la televisión, donde se ve un anuncio que invita a tomar 2 ó 3 litros de agua al día. Eso es publicidad engañosa y alguien deberá meter mano en esta historia, porque eso no induce más que a que gane mucho dinero gente que nos está engañando. Los atletas es otro problema. Siempre se ha dicho a los atletas 'bebe por delante' y eso además se ha trasmitido también al público. Bien, pues está claro que el atleta bueno, el que gana el maratón, ha bebido mucha menos agua que el que llega de último. El último es el que ha estado bebiendo todo el tiempo y al final tiene intoxicación por agua. Bueno, igual bebe porque no es bueno, y su carrera en vez de 2 horas dura 6 horas Los atletas buenos beben poco y, en todo caso, están un poco deshidratados, no sobrehidratados. Estar sobrehidratado no es nada bueno.

JC : ¿A usted le parece que beber 3 litros de agua diarios es una barbaridad?

JJ : Sí, me parece una barbaridad, ya que lo único que está haciendo es intercambiar su agua. Si de verdad el agua le hubiese servido para algo, a la mañana siguiente pesaría 3 kilos más.

JC : ¿Ni siquiera ha mejorado algo el riñón, no se ha producido ninguna limpieza celular? Le hablo de tópicos que escuchamos.

JJ : En absoluto se produce ninguna limpieza celular. En todo caso, lo que hacemos es hacer trabajar al riñón de más o sin necesidad


Compartir este post
Repost0
28 septiembre 2009 1 28 /09 /septiembre /2009 08:53
Lecturas de la liturgia
  • Primera Lectura: Zacarías 8,1-8
    "Yo libertaré a mi pueblo del país de oriente y de occidente"

     

     

    En aquellos días, vino la palabra del Señor de los ejércitos: "Así dice el Señor de los ejércitos: Siento gran celo por Sión, gran cólera en favor de ella. Así dice el Señor: Volveré a Sión y habitaré en medio de Jerusalén. Jerusalén se llamará Ciudad Fiel, y el monte del Señor de los ejércitos, Monte Santo. Así dice el Señor de los ejércitos: De nuevo se sentarán en las calles de Jerusalén ancianos y ancianas, hombres que, de viejos, se apoyan en bastones. Las calles de Jerusalén se llenarán de muchachos y muchachas que jugarán en la calle. Así dice el Señor de los ejércitos: Si el resto del pueblo lo encuentra imposible aquel día, ¿será también imposible a mis ojos? -oráculo del Señor de los ejércitos-. Así dice el Señor de los ejércitos: Yo libertaré a mi pueblo del país de oriente y del país de occidente, y los traeré para que habiten en medio de Jerusalén. Ellos serán mi pueblo, y yo seré su Dios con verdad y con justicia."

     

     

  • Salmo Responsorial: 101
    "El Señor reconstruyó Sión, y apareció en su gloria"

     

     

    Los gentiles temerán tu nombre, / los reyes del mundo, tu gloria. / Cuando el Señor reconstruya Sión, / y aparezca en su gloria, / y se vuelva a las súplicas de los indefensos, / y no desprecie sus peticiones. R.

    Quede esto escrito para la generación futura, / y el pueblo que será creado alabará al Señor. / Que el Señor ha mirado desde su excelso santuario, / desde el cielo se ha fijado en la tierra, / para escuchar los gemidos de los cautivos / y librar a los condenados a muerte. R.

    Los hijos de tus siervos vivirán seguros, / su linaje durará en tu presencia, / para anunciar en Sión el nombre del Señor, / y su alabanza en Jerusalén, / cuando se reúnan unánimes los pueblos / y los reyes para dar culto al Señor. R.

     

     

  • Evangelio: Lucas 9,46-50
    "El más pequeño de vosotros es el más importante"

     

     

    En aquel tiempo, los discípulos se pusieron a discutir quién era el más importante. Jesús, adivinando lo que pensaban, cogió de la mano a un niño, lo puso a su lado y les dijo: "El que acoge a este niño en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí acoge al que me ha enviado. El más pequeño de vosotros es el más importante."

    Juan tomó la palabra y dijo: "Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre y, como no es de los nuestros, se lo hemos querido impedir." Jesús le respondió: "No se lo impidáis; el que no está contra vosotros, está a favor vuestro."

Homilía para hoy, escucha:
Lucas 9,46-50
El Santo Rosario, oremos juntos:

Sabías que...

En 1956, Sor María Susana, de las misioneras de María descubrió la vacuna contra la lepra.
Punto de Vista:
La Vida de un Sacerdote

Nuestros amigos invisibles


1) Para saber

Hay dos fiestas litúrgicas cercanas que tienen algo en común: se refieren a los ángeles. Una es el 29 de septiembre en que celebramos a tres arcángeles: San Miguel, San Gabriel y San Rafael. Y la otra es el 2 de octubre, día dedicado a los Santos Ángeles Custodios. Estas fechas nos pueden llevar a considerar nuestra relación con ellos.

Las Sagradas Escrituras nos hablan constantemente de los ángeles y nos revelan que han estado presentes en momentos muy importantes en la Historia de la Salvación. Por ejemplo, el Arcángel San Gabriel fue encargado de ir con la Virgen María para anunciarle la feliz noticia de haber sido escogida para ser Madre de Dios. Es un ángel quien le había hablado en sueños a San José para que recibiera a la Virgen María como esposa. Una vez que nace Jesús, son los ángeles quienes dan la trascendental y alegre noticia a los pastores. Un ángel le previene a San José para que huya a Egipto ante el peligro que corría el niño Jesús por culpa de Herodes. Al final de la vida de Jesús, encontramos a un ángel consolándolo antes de su Pasión. Son también unos ángeles quienes anuncian la feliz noticia de la resurrección de Cristo a las mujeres que visitan su tumba.

Pero así como están presentes en esos acontecimientos importantes, también nos acompañan en todos los momentos de nuestra vida ordinaria.

2) Para pensar

En el Perú hay una zona muy montañosa con profundos barrancos llamada Yauyos. Hace años unos sacerdotes la atendían, pero se les dificultaba el acceso a las diversas comunidades, pues entre una y otra había que sortear esas montañas por angostas veredas. Sólo se podía llegar montando lentamente a caballo y siempre con el peligro de que la lluvia cortara los caminos con deslaves.

Uno de los sacerdotes que atendía esa región, el padre Alfonso, solía encomendarse a su ángel custodio en esos viajes que solían durar más de un día. En una ocasión se dirigía a un pueblo colgado de la ladera de los Andes. Era época de lluvias. Después de varias horas de cabalgar y estando en lo alto de una montaña por un estrecho camino, de repente se le ocurrió bajarse para ajustar la silla y las alforjas. Iba a volverse a subir, pero mejor decidió caminar un rato para “estirar las piernas”. Le dio una palmada en las ancas al animal para que fuera por delante. Pero en cuanto continuó el caballo, éste pisó un tramo que se desmoronó y se vino abajo. El caballo cayó rodando cientos de metros hasta el fondo de la quebrada entre el estruendo de las piedras.

El padre Alfonso quedó mirando desde arriba cómo el caballo perdía la vida quedando inmóvil al fondo del barranco. Inmediatamente pensó cómo el podía estar también tirado en ese lugar, si no fuera por esa “inspiración” de caminar que de seguro se la debía a su ángel de la guarda.

3) Para vivir

Dios ha querido darnos una ayuda en nuestro caminar, y dispuso que cada persona cuente con la ayuda de un ángel. Dado que pueden aconsejarnos, suscitar imágenes o recuerdos, podemos acudir con frecuencia a ellos, por ejemplo, a no distraernos en nuestras oraciones, o incluso en cuestiones humanas. Sin coaccionarnos, nos persuaden sobre lo que hay que hacer o no hacer.

Cabría preguntarnos si los tratamos como a unos buenos amigos, y si les tenemos la reverencia debida.

Pbro. José Martínez Colín

Una historia en el parque


Había una vez un niño pequeño que quería conocer a Dios. Como sabía que el viaje hasta Su casa sería largo, puso en la valija varios paquetes de galletitas y seis latas de gaseosa. Así inició la marcha.

Después de recorrer dos o tres cuadras, vio a una anciana que estaba sentada en el parque, contemplando algunas palomas blancas. El niño se sentó junto a ella y abrió la valija. Cuando iba a tomar un sorbo de gaseosa, se dio cuenta de que ella tenía cara de hambre, por lo que le ofreció una galletita. Ella se la aceptó con gratitud, sonriente. Su sonrisa era tan... bella, que por verla otra vez, el niño le ofreció una de las latas de gaseosa. La anciana volvió a sonreír. El chico estaba encantado. Toda la tarde estuvieron allí, comiendo, sonrientes, sin decir palabra.

Al oscurecer, el niño sintiéndose muy cansado, se levantó para irse, pero apenas hubo andado unos pasos giró en redondo y corrió hacia la anciana para darle un abrazo. Ella le dedicó la mejor de sus sonrisas.

Poco después, cuando abrió la puerta de su casa, la madre se mostró sorprendida ante su expresión de felicidad.

"¿Qué hiciste hoy que te sientes tan feliz?", le preguntó.

"Almorcé con Dios". Antes de que su madre pudiera replicar, el niño agregó: "¿Sabes una cosa? Tiene la sonrisa más bella que te puedas imaginar".

Entretanto, la anciana también había regresado a su casa, radiante de alegría. Asombrado por la expresión de paz que irradiaba, el hijo le preguntó: "Mamá, ¿qué hiciste hoy que pareces tan feliz?"

"Comí galletitas con Dios en el parque". Y antes de que su hijo le respondiera, agregó: "Es mucho más joven de lo que yo esperaba".

                                                                     
                                                                                El Canal del Vaticano


Compartir este post
Repost0
27 septiembre 2009 7 27 /09 /septiembre /2009 09:06
  • Primera Lectura: Números 11, 25-29
    "¿Estás celoso de mí? ¡Ojalá todo el pueblo fuera profeta!"

     

     

    En aquellos días, el Señor bajó en la nube, habló con Moisés y, apartando algo del espíritu que poseía, se lo pasó a los setenta ancianos. Al posarse sobre ellos el espíritu, se pusieron a profetizar enseguida. Habían quedado en el campamento dos del grupo, llamados Eldad y Medad. Aunque estaban en la lista, no habían acudido a la tienda. Pero el espíritu se posó sobre ellos, y se pusieron a profetizar en el campamento. Un muchacho corrió a contárselo a Moisés: "Eldad y Medad están profetizando en el campamento." Josué, hijo de Nun, ayudante de Moisés desde joven, intervino: "Señor mío, Moisés, prohíbeselo." Moisés le respondió: "¿Estás celoso de mí?"?¡Ojalá todo el pueblo del Señor fuera profeta y recibiera el espíritu del Señor!".

     

  • Salmo Responsorial: 18
    "Los mandatos del Señor son rectos y alegran el corazón"

     

     

    La ley del Señor es perfecta / y es descanso del alma; / el precepto del Señor es fiel / e instruye al ignorante. R.

    La voluntad del Señor es pura / y eternamente estable; / los mandamientos del Señor son verdaderos / y enteramente justos. R.

    Aunque tu siervo vigila / para guardarlos con cuidado, / ¿quien conoce sus faltas? / Absuélveme de lo que se me oculta. R.

    Preserva a tu siervo de la arrogancia, / para que no me domine: / así quedaré libre e inocente / del gran pecado. R

     

     

  • Segunda Lectura: Santiago 5, 1-6
    "Vuestra riqueza está corrompida"

     

     

    Ahora, vosotros, los ricos, llorad y lamentaos por las desgracias que os han tocado. Vuestra riqueza está corrompida y vuestros vestidos están apolillados. Vuestro oro y vuestra plata están herrumbrados, y esa herrumbre será un testimonio contra vosotros y devorará vuestra carne como el fuego. ¡Habéis amontonado riqueza, precisamente ahora, en el tiempo final! El jornal defraudado a los obreros que han cosechado vuestros campos está clamando contra vosotros; y los gritos de los segadores han llegado hasta el oído del Señor de los ejércitos. Habéis vivido en este mundo con lujo y entregados al placer. Os habéis cebado para el día de la matanza. Condenasteis y matasteis al justo; él no os resiste.

     

     

     

  • Evangelio: Marcos 9, 38-43. 45. 47-48
    "El que no está contra nosotros está a favor nuestro. Si tu mano te hace caer, córtatela"

     

     

    En aquel tiempo, dijo Juan a Jesús: "Maestro, hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre, y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros." Jesús respondió: "No se lo impidáis, porque uno que hace milagros en mi nombre no puede luego hablar mal de mí. El que no está contra nosotros está a favor nuestro. Y, además, el que os dé a beber un vaso de agua, porque seguís al Mesías, os aseguro que no se quedará sin recompensa. El que escandalice a uno de estos pequeñuelos que creen, más le valdría que le encajasen en el cuello una piedra de molino y lo echasen al mar. Si tu mano te hace caer, córtatela: más te vale entrar manco en la vida, que ir con las dos manos al infierno, al fuego que no se apaga. Y, si tu pie te hace caer, córtatelo: más te vale entrar cojo en la vida, que ser echado con los dos pies al infierno. Y, si tu ojo te hace caer, sácatelo: más te vale entrar tuerto en el reino de Dios, que ser echado con los dos ojos la infierno, donde el gusano no muere y el fuego no se apaga."

    Homilía para hoy, escucha:
    El Santo Rosario, oremos juntos:
    El Santo Rosario - Misterios Gloriosos


                                             Soltar no es abandonar
    Soltar no es abandonar ni olvidar; es simplemente dejar en libertad, ser y dejar ser, sin presionar ni ahogar, ni obligar o imponer, mucho menos apegarse a algo que se dice tener o se cree poseer.

    Soltar no implica tampoco ignorar ni dejar que la rutina y el olvido se apoderen de aquello que es de mucho valor porque va de corazón a corazón.

    Es necesario saber conservar y valorar, sin atar, así como tampoco olvidarnos de alimentar y darle el cuidado que merece; porque desatenderlo y dejarlo de lado podría ocasionar darnos cuenta demasiado tarde de lo que significaba en nuestra vida, querer verlo cuando ya se ha ido, anhelar tocarlo cuando ya no lo tenemos, en otras palabras perderlo y ya jamás poder recuperarlo.

    Nos confiamos demasiado con aquello que sentimos nuestro, sabemos que en el jardín existe una rosa llamada amistad, en la distancia hay un amigo, en nuestro corazón hay un lugarcito muy especial que lo ocupa un amor y a nuestro lado camina un ser querido; nos es muchas veces suficiente saberlo y hasta decirlo; ¿Acaso sólo basta experimentar esa plena seguridad de sentirnos poseedores y creer que no es necesario nada más?

    Quizás cuando queramos ir al jardín, la rosa se encuentre marchita, se murió porque no se alimentó; y ese amigo que estaba en la distancia, anhelando alguna vez saber de ti, se sintió abandonado y todo cambió; de pronto ese ser querido que a tu lado caminaba muchas veces casi sin sentirlo, se fue, su vida terminó; y ese amor que tanto te llenaba, entregó todo lo que tenía y al no sentirse correspondido, se acabó, la rutina lo mató.

    Porque aunque el amor y la amistad son incondicionales, nacen, crecen y se producen dentro de corazones humanos, que necesitan sentir para vivir, retroalimentarse para seguir; no es suficiente saberlo, hay que experimentarlo para realmente creerlo; por eso es que no podemos acomodarnos con el decir todo aquello que tenemos, hay que por sobre todas las cosas cuidarlo, valorarlo, cultivarlo, sin ahogarlo ni abandonarlo; sin saturarlo ni olvidarlo; no es responsabilidad de uno solo, hace parte de aquellos que le dan vida a esos sentimientos.

    Suelta pero no abandones, libera pero no ignores, confía en lo que tienes, pero no pienses que sobrevive solo y así tal cual se mantiene; en el valorar, cuidar y conservar el equilibrio está el secreto para que permanezcan siempre renovados y vivos esos sentimientos, que son los que dan al vivir y existir su sentido.

                   Santuario del Padre Pío en vivo

                                                                                 Santuario del Padre Pío en vivo
Haciendo click sobre la imagen reicibirás transmisión de TV en vivo desde el Santuario del Padre Pío en San Giovanni Rotondo (Italia)


Compartir este post
Repost0
26 septiembre 2009 6 26 /09 /septiembre /2009 11:44
Lecturas de la liturgia
  • Primera Lectura: Zacarías 2,5-9.14-15a
    "Yo vengo a habitar dentro de ti"

     

     

    Alcé la vista y vi a un hombre con un cordel de medir. Pregunté: "¿Adónde vas?" Me contestó: "A medir Jerusalén, para comprobar su anchura y longitud." Entonces se adelantó el ángel que hablaba conmigo, y otro ángel le salió al encuentro, diciéndole: "Corre a decirle a aquel muchacho: "Por la multitud de hombres y ganados que habrá, Jerusalén será ciudad abierta; yo la rodearé como muralla de fuego y mi gloria estará en medio de ella -oráculo del Señor-."" "Alégrate y goza, hija de Sión, que yo vengo a habitar dentro de ti -oráculo del Señor-. Aquel día se unirán al Señor muchos pueblos, y serán pueblo mío, y habitaré en medio de ti."

     

     

  • Interleccional: El Señor nos guardará como pastor a su rebaño.
    Jeremías 31,10-13

    Escuchad, pueblos, la palabra del Señor, / anunciadla en las islas remotas: / "El que dispersó a Israel lo reunirá, / lo guardará como un pastor a su rebaño." R.

    "Porque el Señor redimió a Jacob, / lo rescató de una mano más fuerte." / Vendrán con aclamaciones a la altura de Sión, / afluirán hacia los bienes del Señor. R.

    Entonces se alegrará la doncella en la danza, / gozarán los jóvenes y los viejos; / convertiré su tristeza en gozo, / los alegraré y aliviaré sus penas. R.

     

     

  • Evangelio: Lucas 9,43b-45
    "Al Hijo del hombre lo van a entregar. Les daba miedo preguntarle sobre el asunto"

     

     

    En aquel tiempo, entre la admiración general por lo que hacía, Jesús dijo a sus discípulos: "Meteos bien esto en la cabeza: al Hijo del hombre lo van a entregar en manos de los hombres." Pero ellos no entendían este lenguaje; les resultaba tan oscuro que no cogían el sentido. Y les daba miedo preguntarle sobre el asunto.

     

    Homilía para hoy, escucha:
    Lucas 9,43b-45
    El Santo Rosario, oremos juntos:
    El Santo Rosario - Misterios Gozosos
     Pensamientos

    ¿Oh Señor que eres tan adorable y me has mandado a amarte, por qué me diste tan solo un corazón y este tan pequeño?

    San Felipe Neri


    "La manera más fácil de tener lo que quieres  es ayudar a otros a tener lo que quieren"
                                                                                                                                                                                Deepak Chopra

    Sabías que...
    Las Cenizas que se imponen Miércoles de Ceniza es un Material que se prepara quemando palmas y olivos benditos el Domingo de Ramos del año anterior. Simboliza la muerte, la fragilidad de la vida y también la humildad y la penitencia.
                                                                      El origen del perro
El origen del perro se remonta a hace 16.000 años al sur del río Yangtsé, en China, según un estudio realizado por científicos del Real Instituto de Tecnología de Suecia en colaboración con investigadores chinos.

El estudio, basado en el análisis genético de ADN mitocondrial de 1.500 perros de todo el mundo, revela que el nacimiento del perro, a partir de la domesticación de cientos de lobos, es anterior a lo que se creía hasta ahora, informó esta institución.

"Por primera vez en la historia es posible ofrecer una imagen detallada del perro, incluyendo lugar de nacimiento, punto en el tiempo y el número de lobos que fueron domesticados", señaló en un comunicado Peter Savolainen, investigador del instituto y responsable del estudio.

La investigación, publicada recientemente en la revista científica "Molecular Biology and Evolution", indica que el perro tiene un solo origen geográfico, pero que desciende de un número mayor de animales, "al menos varios cientos de lobos domesticados, probablemente incluso más".

"Considerando que involucró a tantos lobos, esto indica que este acontecimiento constituyó una parte importante de la cultura", afirmó Savolainen.

El origen del perro se corresponde con el momento en que la población de esta parte del globo dejó de ser cazadora para hacerse ganadera y agricultora, según el estudio.

La investigación revela que, a diferencia de sus descendientes europeos, que fueron usados como pastores, los primeros perros asiáticos acabaron sirviendo probablemente de alimento a sus dueños.

Fuente: Agencia EFE - Set 2009

Poesía
Optimismo
Si soy la consecuencia de lo vivido,
me quedo en paz con el origen
y miro esperanzado la próxima encrucijada.
Si mi vida me ha traído hasta este punto del camino,
me tomo un descanso a su vera
para observar los tres puntos de convergencia:
el largo pasado de peregrino,
el futuro que me espera,
y este exacto lugar del presente que bendigo.
Y en la dicha solariega que hoy me regala mi camino,
encuentro la fuerza que antes no tenía.
Y en ese buscar de todos los días,
he hallado algunas flaquezas y mezquindades.
Mas no las reniego; si están aquí es porque las
necesito para continuar en el sendero.
Y así... me hago cargo de logros
y puntos no resueltos hasta ahora.
En paz con la convergencia del Tiempo en esta hora,
disfrutando de los extremos
y del presente con convicciones
y algunas certidumbres que se cuelan
con los hilos de luz entre las hojas.

Juan José Mestre


Mensaje de María Reina de la Paz

Mensaje de María Reina de la Paz del 25 de Setiembre de 2009

¡Queridos hijos!
Trabajen con alegría y arduamente en su conversión. Ofrezcan todas sus alegrías y tristezas a mi Corazón Inmaculado para que los pueda conducir a todos a mi Hijo bien amado, de modo que en Su Corazón encuentren la alegría. Estoy con ustedes para enseñarles y conducirlos a la eternidad. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!
Compartir este post
Repost0
25 septiembre 2009 5 25 /09 /septiembre /2009 10:23
Lecturas de la liturgia
  • Primera Lectura: Ageo 2,15b-2,9
    "Todavía un poco más, y llenaré de gloria este templo"

     

     

    El año segundo del reinado de Darío, el día veintiuno del séptimo mes, vino la palabra del Señor por medio del profeta Ageo: "Di a Zorobabel, hijo de Salatiel, gobernador de Judea, y a Josué, hijo de Josadak, sumo sacerdote, y al resto del pueblo: "¿Quién entre vosotros vive todavía, de los que vieron este templo en su esplendor primitivo? ¿Y qué veis vosotros ahora? ¿No es como si no existiese ante vuestros ojos? ¡Ánimo!, Zorobabel -oráculo del Señor-; ¡Ánimo!, Josué, hijo de Josadak, sumo sacerdote; ¡Ánimo!, pueblo entero -oráculo del Señor-, a la obra, que yo estoy con vosotros -oráculo del Señor de los ejércitos-. La palabra pactada con vosotros cuando salíais de Egipto, y mi espíritu habitan con vosotros: no temáis. Así dice el Señor de los ejércitos: Todavía un poco más, y agitaré cielo y tierra, mar y continentes. Pondré en movimiento los pueblos; vendrán las riquezas de todo el mundo, y llenaré de gloria este templo -dice el Señor de los ejércitos-. Mía es la plata y mío es el oro -dice el Señor de los ejércitos-. La gloria de este segundo templo será mayor que la del primero -dice le Señor de los ejércitos-; y en este sitio daré la paz -oráculo del Señor de los ejércitos-.""

     

     

  • Salmo Responsorial: 42
    "Espera en Dios, que volverás a alabarlo:"

     

     

    Hazme justicia, oh Dios, defiende mi causa / contra gente sin piedad, / sálvame del hombre traidor y malvado. R.

    Tú eres mi Dios y protector, / ¿por qué me rechazas?, / ¿por qué voy andando sombrío, / hostigado por mi enemigo? R.

    Envía tu luz y tu verdad: / que ellas me guíen / y me conduzcan hasta tu monte santo, / hasta tu morada. R.

    Que yo me acerque al altar de Dios, / al Dios de mi alegría; / que te dé gracias al son de la cítara, / Dios, Dios mío. R.

     

     

  • Evangelio: Lucas 9,18-22
    "Tú eres el Mesías de Dios. El Hijo del hombre tiene que padecer mucho"

     

     

    Una vez que Jesús estaba orando solo, en presencia de sus discípulos, les preguntó: "¿Quién dice la gente que soy yo?" Ellos contestaron: "Unos que Juan el Bautista, otros que Elías, otros dicen que ha vuelto a la vida uno de los antiguos profetas." Él les preguntó: "Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?" Pedro tomó la palabra y dijo: "El Mesías de Dios." Él les prohibió terminantemente decírselo a nadie. Y añadió: "El Hijo del hombre tiene que padecer mucho, ser desechado por los ancianos, sumos sacerdotes y escribas, ser ejecutado y resucitar al tercer día."

     

    Homilía para hoy, escuha:
    El Santo Rosario, oremos juntos:

    Sabías que...

    El Miércoles de Ceniza es el miércoles anterior al primer domingo de Cuaresma. Este día, con la imposición de las cenizas, comienzan las prácticas penitenciales del tiempo que prepara a la Pascua.

                                          Pensamiento
                                                        "Baila hoy como si hoy fuera tu último día.
                                                              Baila por los que no pueden bailar.
                                                   Baila para recordar a los que ya no podrán bailar"
                                                                                                                                                                                                                                      José A Sologuren

                                           Centro de paz
    En lo profundo de tu ser hay un lugar de una calma infinita al cual te puedes retirar de las preocupaciones del mundo, donde encuentras la seguridad de la presencia de Dios en tu vida y del poder de Dios para bendecirte.

    Toma tiempo para encontrar este lugar. Haz tiempo, si es preciso, pero encuéntralo. El centro de paz yace en tu ser interior, aguardando el reconocimiento e invitándote a entrar a su calidez y amor.

    Cuánto debía apreciar el Salmista este centro de paz. “Junto a aguas de reposo me pastoreará” (S. 23:2). “Meditad en vuestro corazón… y callad” (S. 23:2). “En paz me acostaré y asimismo dormiré” (S. 4:8). Estas palabras permanecen como un testimonio eterno de la calma en la cual todos nosotros estamos centrados.

    En este lugar de quietud la falta de armonía cesa, la tristeza es eliminada y el odio es convertido en amor. Aquí, en este quieto lugar interno, Dios nos asegura: “Paz, hijo mío. Estoy contigo siempre”.

    ¿Cómo entramos a este centro de paz? ¿Cómo encontramos las aguas tranquilas internas?

    Jesús dijo que “El reino de Dios está entre vosotros” (Lucas 17:21). No encontramos la paz en las cosas del mundo a nuestro alrededor. La encontramos solamente en nuestro interior, en lo más íntimo de nuestro ser. Buscarnos en lo externo es buscar en vano. Sólo en nuestro interior hay paz, o la esperanza de paz.

    Cuando encontramos el centro de paz en nuestro interior, encontramos poder... Encontramos fortaleza para las actividades del día. Encontramos renovación de nuestros cuerpos y mentes. Encontramos sustancia para nuestro pan de cada día. Allí, en la quietud, comienzan las bendiciones de Dios, porque allí en la quietud está Dios, el dador de todos los regalos.

    ¿Dónde está la fuente de poder que ilumina tu luz eléctrica? ¿Está en el filamento que brilla cuando pasas el interruptor? No, la fuente no es el bombillo. Ni tampoco está en el interruptor ni en el cable.

    Sigue el cable. ¿Encuentras la fuente de poder en los transformadores? No, no está allí. ¿La encuentras en las turbinas enormes en la base de la represa? No, tampoco está allí.

    ¿Está en el agua que cae, corre por las aberturas de la represa y hace funcionar las turbinas? No, ni siquiera en el agua que corre.

    El agua que corre, las turbinas, los transformadores, los cables, el interruptor y el bombillo todos dan evidencia de poder. Pero, ¿dónde está el poder? ¿Qué causa toda la actividad eléctrica, desde la represa hasta tu bombillo, el cual ilumina tu habitación en la noche como que si fuera el mediodía?

    Detrás de la represa hay un gran lago de aguas tranquilas. Aquí, en la quietud de las profundidades de este lago, está el poder. Sólo en la quietud hay poder.

    En la paz y la calma de tu ser interno hay poder. A medida que entras a la quietud de tu alma por un rato cada día, encuentras todo el poder que necesitas para renovarte para las actividades que tienes por delante. Sigue esa línea de poder hasta su fuente. Entra a tu conciencia, a la quietud en el centro de tu ser.

    Pasa el interruptor que apaga tu atención a las cosas de tu mundo externo. Entra, pasa por sobre los cables de preocupación por las situaciones cotidianas y déjalas atrás. Pasa a través del transformador de tu mente pensante que convierte las ideas divinas en proyectos humanos y déjala atrás. Pasa la gran represa y las turbinas de tu naturaleza emocional, donde las aguas comienzan a correr a la conciencia como pensamiento y sentimiento. Allí encuentras las aguas de reposo del Salmista.

    Has encontrado la calma infinita, el centro de paz.

    Aquí comulgas con tu Señor. Aquí eres renovado por las tareas del vivir que tienes por delante. Aquí encuentras tu sustancia y sustento diario. Aquí eres repuesto en el poder de Dios. Aquí recibes la seguridad de que toda necesidad es satisfecha.

    Una vez que has encontrado este lugar de calma infinita en ti, confía, como la oveja confía en el pastor. Tu necesidad es la seguridad de Dios de satisfacción. Cuando hayas comulgado con Dios junto a aguas de reposo, continúa con tu vida, confiando en las promesas eternas de Dios.

    Eres una creación de Dios y Dios es tu Creador. Confía en el amor de Dios por ti.

    Visita a menudo el centro de paz interna.

    Confía. Está en paz.

                                                                                                                                     Por Russell E. Smith
Compartir este post
Repost0
24 septiembre 2009 4 24 /09 /septiembre /2009 08:48
Lecturas de la liturgia
  • Primera Lectura: Ageo 1,1-8
    "Construid el Templo, para que pueda complacerme"

     

     

    El año segundo del rey Darío, el mes sexto, el día primero, vino la palabra del Señor, por medio del profeta Ageo, a Zorobabel, hijo de Salatiel, gobernador de Judea, y a Josué, hijo de Josadak, sumo sacerdote: "Así dice el Señor de los ejércitos: Este pueblo anda diciendo: "Todavía no es tiempo de reconstruir el templo."" La palabra del Señor vino por medio del profeta Ageo: "¿De modo que es tiempo de vivir en casas revestidas de madera, mientras el templo está en ruinas? Pues ahora -dice el Señor de los ejércitos- meditad vuestra situación: sembrasteis mucho, y cosechasteis poco, comisteis sin saciaros, bebisteis sin apagar la sed, os vestisteis sin abrigaros, y el que trabaja a sueldo recibe la paga en bolsa rota. Así dice el Señor: Meditad en vuestra situación: subid al monte, traed maderos, construid el templo, para que pueda complacerme y mostrar mi gloria -dice el Señor-."

     

     

  • Salmo Responsorial: 149
    "El Señor ama a su pueblo"

     

     

    Cantad al Señor un cántico nuevo, / resuene su alabanza en la asamblea de los fieles; / que se alegre Israel por su Creador, / los hijos de Sión por su Rey. R.

    Alabad su nombre con danzas, / cantadle con tambores y cítaras; / porque el Señor ama a su pueblo / y adorna con la victoria a los humildes. R.

    Que los fieles festejen su gloria / y canten jubilosos en filas: / con vítores a Dios en la boca; / es un honor para todos sus fieles. R.

     

     

  • Evangelio: Lucas 9,7-9
    "A Juan lo mandé decapitar yo. ¿Quién es éste de quien oigo semejantes cosas?"

     

     

    En aquel tiempo, el virrey Herodes se enteró de lo que pasaba y no sabía a qué atenerse, porque unos decían que Juan había resucitado, otros que había aparecido Elías, y otros que había vuelto a la vida uno de los antiguos profetas. Herodes se decía: "A Juan lo mandé decapitar yo. ¿Quién es éste de quien oigo semejantes cosas?" Y tenía ganas de ver a Jesús.

    Homilía para hoy, escucha:
    Lucas 9,7-9
    El Santo Rosario, oremos juntos:

     

    Pensamientos

    Una prueba de que amamos a Dios verdaderamente es que lo amamos de igual forma en todas las ocasiones.

    San Francisco de Sales


                 "¿Has caído derrotado por el suelo? Bien...bien... y ¿qué? Levántate con un rostro sonriente. ¿Qué importa   que   hayas caído cuan largo eres? La desgracia está en quedarse allí"

Sabías que...

Candelaria es el nombre que popularmente se da a la fiesta de la Presentación del Señor el 2 de febrero 40 días después de Navidad. La Misa comienza con una procesión con velas (de ahí su nombre) en recuerdo del ingreso del niño Jesús en el Templo
                                                                                                                                                                                Edmund Vance


                                                                      Nuestra Señora de la Merced
En castellano se le ha llamado en plural, Virgen de las Mercedes, que no corresponde con el sentido originario de la advocación. El significado del título "Merced" es ante todo "misericordia". La Virgen es misericordiosa y también lo deben ser sus hijos. Esto significa que recurrimos a ella ante todo con el deseo de asemejarnos a Jesús misericordioso.

El título mariano "la Merced" se remonta a la fundación de la Orden religiosa de los mercedarios el 10 de agosto de 1218, en Barcelona, España. En esa época muchos eran cautivos de los moros y en su desesperación y abandono estaban en peligro de perder lo más preciado: la fe católica. Nuestra bendita Madre del Cielo, dándose a conocer como La Merced, quiso manifestar su misericordia hacia ellos por medio de dicha orden dedicada a atenderlos y liberarlos.

Desde el siglo XIII es patrona de Barcelona y el 25 de septiembre de 1687 se proclamo oficialmente patrona de la ciudad. Es además patrona de los cautivos (presos) y de muchos países de Latinoamérica (Perú, República Dominicana y otros)

La talla de la imagen de la Merced que se venera en la basílica de la Merced de Barcelona es del siglo XIV, de estilo sedente, como las románicas. En catalán "Mare de Deu de la Mercé", Madre de Dios de la Merced.

En el año 1696, el papa Inocencio XII extendió la fiesta de la Virgen de la Merced a toda la Iglesia, y fijó su fecha el 24 de septiembre.

Más información en :
webcatolicodejavier.org/VirgenDeLasMercedes.html

                                        Nuestra Señora de la Merced en Peru
La devoción a la Virgen de las Mercedes en el Perú se remonta a los tiempos de la fundación de Lima.  Consta que los Padres Mercedarios, que llegaron al Perú junto con los conquistadores, habían edificado ya su  primitiva iglesia conventual hacia 1535, templo que sirvió como la primera parroquia de Lima hasta la construcción de la Iglesia Mayor en el 1540.

Los Mercedarios no sólo evangelizaron a la región sino que fueron gestores del desarrollo de la ciudad al edificar los hermosos templos que hoy se conservan como valioso patrimonio histórico, cultural y religioso.

Junto con estos frailes llegó su celestial patrona, la Virgen de la Merced, advocación mariana del siglo XIII.  Hacia el 1218, San Pedro Nolasco y Jaime I, rey de Aragón y Cataluña tuvieron por separado la misma visión de la Santísima Virgen que les pedía la fundación de una orden religiosa dedicada a rescatar pacíficamente a los numerosos cautivos cristianos que estaban en poder de los musulmanes. Se entregaban ellos mismos como cautivos de los musulmanes como intercambio de los infelices que sufrían esa desdicha.

Esta Orden de la Merced, aprobada en 1235 como orden militar por el Papa Gregorio IX, logró liberar a miles de cristianos prisioneros, convirtiéndose posteriormente en una dedicada a las misiones, la enseñanza y a las labores en el campo social. Los frailes mercedarios tomaron su hábito de las vestiduras que llevaba la Virgen en la aparición al fundador de la orden.

La imagen de la Virgen de la Merced viste totalmente de blanco; sobre su larga túnica lleva un escapulario en el que está impreso, a la altura del pecho, el escudo de la orden.  Un manto blanco cubre sus hombros y su larga cabellera aparece velada por una fina mantilla de encajes.  En unas imágenes se la representa de pie y en otras sentada; unas veces se muestra con el Niño en los brazos y otras los tiene extendidos mostrando un cetro real en la mano derecha y en la otra unas cadenas abiertas, símbolo de liberación.  Esta es la apariencia de la hermosa imagen que se venera en la Basílica de la Merced, en la capital limeña, que fue entronizada a comienzos del siglo XVII y que ha sido considerada como patrona de la capital.

Fue proclamada en 1730 "Patrona de los Campos del Perú"; "Patrona de las Armas de la República" en 1823; y al cumplirse el primer centenario de la independencia de la nación, la imagen fue solemnemente coronada y recibió el título de "Gran Mariscala del Perú" el día 24 de septiembre de 1921, solemnidad de Nuestra Señora de la Merced, desde entonces declarado fiesta nacional, ocasión en que cada año el ejército le rinde honores a su alta jerarquía militar de "Mariscala".  La imagen porta numerosas condecoraciones otorgadas por la república de Perú y sus gobernantes e instituciones nacionales.  En 1970 el cabildo de Lima le otorgó las "Llaves de la ciudad" y en 1971 el presidente de la República le impuso la Gran Cruz Peruana al Mérito Naval, gestos que demuestran el cariño y la devoción del Perú a esta advocación considerada por muchos como su Patrona Nacional.


                         Los cinco pasos de la oración
La oración es vincularnos con Dios. En oración, creas un espacio sagrado en el cual comulgas con Dios. Utiliza el proceso de cinco pasos que te presentamos a continuación para que profundices tu vínculo con Dios, para que eleves tu conciencia de Dios en ti. Siente el poder de la oración.

Aquiétate

Aparta un momento para orar cada día. Comienza tu rato de quietud aquietando tu cuerpo y abriendo tu mente a una conciencia de Dios. Respira profundamente, consciente que estás en la presencia de Dios y de que esta Presencia está en ti. Deja ir tus inquietudes y ten fe en que todo está bien.

Concéntrate

Cierra los ojos y deja ir cualquier pensamiento del mundo a tu alrededor, comienza a pensar en Dios… acerca de Su presencia en tu vida. Centra tu mente en un pensamiento, una idea o un versículo bíblico que resuene contigo. Repite esta idea una y otra vez, bien sea en silencio o en voz alta, hasta que se convierta en tu único pensamiento.

Medita

Permite que este estado mental de concentración te lleve a una conciencia más profunda de Dios. “Estad quietos y conoced que yo soy Dios.” Permanece quieto a medida que comulgas con esta presencia divina en ti.

Date cuenta

Reconoce, desde lo más profundo de tu ser, de que eres uno con Dios. Permanece en este conocimiento, en esta comprensión a medida que sientes Su presencia sagrada, es una “comunión silenciosa del alma.” En este estado receptivo de mente y corazón, está atento a la inspiración de Dios, a las respuestas a tus oraciones.

Da gracias

Permite que la gratitud sea tu respuesta gozosa a esta experiencia de comunión con Dios y con Su bondad infinita. Da gracias por las bendiciones en tu vida, y muéstrate dispuesto a recibir tu bien.

Enviado por Mari Tere Rodriguez

                           Y vendrá sanidad sobre ti
Para que llegue la sanidad a un cuerpo, o al alma, debe haber previamente una enfermedad o herida. Existen varias clases de enfermedades: físicas, mentales y emocionales. Cada una tiene su origen en algo diferente pero gracias a Dios para todas ellas existe la misma sanidad: la que provee nuestro Señor Jesucristo. La medicina ha logrado grandes avances y los medicamentos ayudan a muchas personas a recibir alivio, pero el Sanador por excelencia es el Señor Jesucristo.

En realidad toda sanidad es milagrosa, inclusive la que viene por medio de los médicos, pues si su cuerpo no asimila el medicamento que le han recetado la sanidad nunca llegará a su vida. A veces Dios sana directamente pero otras veces utiliza la ciencia médica que Él ha creado para el beneficio de la humanidad.

La medicina humana tiene su límite y es allí donde interviene el Señor con poder para hacer lo que nadie puede hacer. Una persona humanamente hablando puede estar al borde de la muerte o ya muerta, pero aún Dios tiene todo poder para levantarlo y/o resucitarlo. La vida trae muchas veces diferentes enfermedades a nuestras vidas, pero qué bueno es saber que tenemos al Gran Médico Jesucristo, que está dispuesto a que le pidamos para que Él opere su obra sanadora. ¡No existe mejor Sanador que El Señor!

Ánimo, Ven a Cristo y sigue clamando porque Dios escucha tu oración. Hay personas que han sido enseñadas que llorar es para los débiles y que es vergonzoso hacerlo. Pareciera que alguien hubiera escrito un código que dice que las lágrimas son para los niños, las mujeres y los débiles. ¡Esta no es la perspectiva de Dios! Para un Padre amoroso como es Él, no hay cosa que más toque su corazón que ver a uno de sus hijos e hijas llorar ante su presencia. Las lágrimas pueden estar originadas por muchos factores, pero cuando uno va en oración a buscar al Señor y empiezan a correr por las mejillas las lágrimas, algo sucede en el mundo espiritual: Dios ve el clamor desesperado, la angustia y comienza a sanar lo que está enfermo.

Puede ser un cuerpo dolorido o una relación rota; puede ser una amistad o un matrimonio desecho. No te canses ni tengas vergüenza de llorar ante el Señor, pues tus lágrimas son para Él como una joya cristalina de mucho valor. "Jesús le dijo: ¿No te dije que si crees, verás la gloria de Dios?" (Juan 11,40).


                                                                                                 Oración
Gracias Señor porque en tu presencia no hay vergüenza alguna, y tengo la libertad de tu Espíritu para llorar y derramarme ante Tí. Gracias porque sé que tú no te deleitas en el dolor de tus hijos, sino que te enterneces de tal manera que mueves tu mano para sanar. Recorre en este momento mi cuerpo con tu poder, oh Dios, y sana aún aquellas enfermedades ocultas que pueda tener incubando en mi ser y el de las personas que más amo. Recibo en éste momento tu sanidad divina.
                                                                                                                                                              Gracias Señor Jesús.         Amén.
Compartir este post
Repost0
23 septiembre 2009 3 23 /09 /septiembre /2009 09:04
Lecturas de la liturgia
  • Primera Lectura: Esdras 9,5-9
    "Dios no nos abandonó en nuestra esclavitud"

     

     

    Yo, Esdras, al llegar la hora de la oblación de la tarde, acabé mi penitencia y, con el vestido y el manto rasgados, me arrodillé y alcé mis manos al Señor, mi Dios, diciendo: "Dios mío, de pura vergüenza no me atrevo a levantar el rostro hacia ti, porque nuestros delitos sobrepasan nuestra cabeza, y nuestra culpa llega al cielo. Desde los tiempos de nuestros padres hasta hoy hemos sido reos de grandes culpas y, por nuestros delitos, nosotros con nuestros reyes y sacerdotes hemos sido entregados a reyes extranjeros, a la espada, al destierro, al saqueo y a la ignominia, que es la situación actual. Pero ahora, el Señor, nuestro Dios, nos ha concedido un momento de gracia, dejándonos un resto y una estaca en su lugar santo, dando luz a nuestros ojos y concediéndonos respiro en nuestra esclavitud. Porque éramos esclavos, pero nuestro Dios no nos abandonó en nuestra esclavitud; nos granjeó el favor de los reyes de Persia, nos dio respiro para levantar el templo de nuestro Dios y restaurar sus ruinas y nos dio una tapia en Judá y Jerusalén."

     

     

  • Interleccional: Bendito sea Dios, que vive eternamente.
    Tobías 13,2-8

    Bendito sea Dios, que vive eternamente.

    Él azota y se compadece, / hunde hasta el abismo y saca de él, / y no hay quien escape de su mano. R.

    Dadle gracias, israelitas, ante los gentiles, / porque él nos dispersó entre ellos. / Proclamad allí su grandeza, / ensalzadlo ante todos los vivientes: / que él es nuestro Dios y Señor, / nuestro padre por todos los siglos. R.

    Veréis lo que hará con vosotros, / le daréis gracias a boca llena, / bendeciréis al Señor de la justicia / y ensalzaréis al rey de los siglos. R.

    Yo le doy gracias en mi cautiverio, / anuncio su grandeza y su poder / a un pueblo pecador. R.

    Convertíos pecadores, / obrad rectamente en su presencia: / quizás os mostrará benevolencia / y tendrá compasión. R.

     

  • Evangelio: Lucas 9,1-6
    "Los envió a proclamar el reino de Dios y a curar a los enfermos"

     

     

    En aquel tiempo, Jesús reunió a los Doce y les dio poder y autoridad sobre toda clase de demonios y para curar enfermedades. Luego los envió a proclamar el reino de Dios y a curar a los enfermos, diciéndoles: "No llevéis nada para el camino: ni bastón ni alforja, ni pan ni dinero; tampoco llevéis túnica de repuesto. Quedaos en la casa donde entréis, hasta que os vayáis de aquel sitio. Y si alguien no os recibe, al salir de aquel pueblo sacudíos el polvo de los pies, para probar su culpa." Ellos se pusieron en camino y fueron de aldea en aldea, anunciando el Evangelio y curando en todas partes.

    Escucha:
    Homilía para hoy
    Un pensamiento

    a).- La complacencia es el despertar del corazón; el amor es la acción.

    San Francisco de Sales

    b).-
    Padre Pío:
    Enséñanos, te rogamos, la humildad de corazón para estar entre los pequeños del Evangelio a quienes el Padre prometió revelar los misterios de Su Reino.
    Danos una mirada de fe capaz de reconocer inmediatamente en los pobres y en los que sufren el mismo rostro de Jesús.
    Sostennos en la hora del combate y de la prueba y, si caemos, haznos experimentar la alegría del sacramento del perdón.
    Transmítenos la tierna devoción hacia María, madre de Jesús y nuestra.
    Acompáñanos en la peregrinación terrenal hacia la Patria beata, a donde esperamos llegar también nosotros para contemplar por toda la eternidad la Gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
    Juan Pablo II
                             La Santa Misa explicada por San Pío de Pietrelcina
                                                                                                     Testimonio del P. Derobert, hijo espiritual del Padre Pío
    Él me había explicado poco después de mi ordenación sacerdotal que celebrando la Eucaristía había que poner en paralelo la cronología de la Misa y la de la Pasión. Se trataba de comprender y de darse cuenta, en primer lugar, de que el sacerdote en el Altar es Jesucristo. Desde ese momento Jesús en su Sacerdote, revive indefinidamente la Pasión.

    Desde la señal de la cruz inicial hasta el ofertorio es necesario reunirse con Jesús en Getsemaní, hay que seguir a Jesús en su agonía, sufriendo ante esta "marea negra" de pecado. Hay que unirse a Él en el dolor de ver que la Palabra del Padre, que Él había venido a traernos, no sería recibida o sería recibida muy mal por los hombres. Y desde esta óptica había que escuchar las lecturas de la misa como estando dirigidas personalmente a nosotros.

    El Ofertorio, es el arresto. La Hora ha llegado...

    El Prefacio, es el canto de alabanza y de agradecimiento que Jesús dirige al Padre que le ha permitido llegar por fin a esta "Hora".

    Desde el comienzo de la Plegaria Eucarística hasta la Consagración nos encontramos rápidamente con Jesús en la prisión, en su atroz flagelación, su coronación de espinas y su camino de la cruz por las callejuelas de Jerusalén teniendo presento en el "momento" a todos los que están allí y a todos aquellos por los que pedimos especialmente.

    La Consagración nos da el Cuerpo entregado ahora, la Sangre derramada ahora. Es místicamente, la crucifixión del Señor. Y por eso el San Pío de Pietrelcina sufría atrozmente en este momento de la Misa.

    Nos reunimos enseguida con Jesús en la Cruz y ofrecemos desde este instante, al Padre, el Sacrificio Redentor. Es el sentido de la oración litúrgica que sigue inmediatamente a la Consagración.

    El "Por Él, con Él y en Él" corresponde al grito de Jesús: "Padre, a tus manos encomiendo mi espíritu". Desde ese momento el Sacrificio es consumado y aceptado por el Padre. Los hombres en adelante ya no están separados de Dios y se vuelven a encontrar unidos. Es la razón por la que, en este momento, se recita la oración de todos los hijos: "Padre Nuestro....."

    La fracción del Pan marca la muerte de Jesús.....

    La intinción, el instante en el que el Padre, habiendo quebrado la Hostia (símbolo de la muerte...) deja caer una partícula del Cuerpo de Cristo en el Cáliz de la preciosa Sangre, marca el momento de la Resurrección, pues el Cuerpo y la Sangre se reúnen de nuevo y es a Cristo vivo a quien vamos a recibir en la comunión.

    La bendición del Sacerdote marca a los fieles con la cruz, como signo distintivo y a la vez como escudo protector contra las astucias del Maligno.

    Se comprenderá que después de haber oído de la boca del Padre Pío tal explicación, sabiendo bien que él vivía dolorosamente esto, me haya pedido seguirle por este camino...lo que hago cada día...¡y con cuánta alegría!

    Fuente:webcatolicodejavier.org/PadrePioMisa.html
                             Oración por los enfermos
    Santo padre Pío, ya que durante tu vida terrena mostraste un gran amor por los enfermos y afligidos, escucha nuestros ruegos e intercede ante el Padre misericordiosos por los que sufren. Asiste desde el cielo a todos los enfermos del mundo; sostiene a quienes han perdido toda esperanza de curación; consuela a quienes gritan o lloran por sus tremendos dolores; protege a quienes no pueden atenderse o medicarse por falta de recursos materiales o ignorancia; alienta a quienes no pueden reposar porque deben trabajar; vigila a quienes buscan en la cama una posición menos dolorosa; acompaña a quienes pasan las noches insomnes; visita a quienes ven que la enfermedad frustra sus proyectos; alumbra a quienes pasan una "noche oscura" y desesperan; toca los miembros y músculos que han perdido movilidad; ilumina a quienes ven tambalear su fe y se sienten atacados por dudas que los atormentan; apacigua a quienes se impacientan viendo que no mejoran; calma a quienes se estremecen por dolores y calambres; concede paciencia, humildad y constancia a quienes se rehabilitan; devuelve la paz y la alegría a quienes se llenaron de angustia; disminuye los padecimientos de los más débiles y ancianos; vela junto al lecho de los que perdieron el conocimiento; guía a los moribundos al gozo eterno; conduce a los que más lo necesitan al encuentro con Dios; y bendice abundantemente a quienes los asisten en su dolor, los consuelan en su angustia y los protegen con caridad. Amén.

    Fuente:webcatolicodejavier.org/PadrePioOraciones.html
Compartir este post
Repost0
22 septiembre 2009 2 22 /09 /septiembre /2009 07:53
Lecturas de la liturgia
  • Primera Lectura: Esdras 6,7-8.12b.14-20
    "Terminaron la construcción del templo y celebraron la Pascua"

     

     

    En aquellos días, el rey Darío escribió a los gobernantes de Transeufratina: "Permitid al gobernador y al senado de Judá que trabajen reconstruyendo el templo de Dios en su antiguo sitio. En cuanto al senado de Judá y a la construcción del templo de Dios, os ordeno que se paguen a esos hombres todos los gastos puntualmente y sin interrupción, utilizando los fondos reales de los impuestos de Transeufratina. La orden es mía, y quiero que se cumpla a la letra. Darío."

    De este modo, el senado de Judá adelantó mucho la construcción, cumpliendo las instrucciones de los profetas Ageo y Zacarías, hijo de Idó, hasta que por fin la terminaron, conforme a lo mandado por el Dios de Israel y por Ciro, Darío y Artajerjes, reyes de Persia. El templo se terminó el dia tres del mes de Adar, el año sexto del reinado de Darío. Los israelitas, sacerdotes, levitas y resto de los deportados, celebraron con júbilo la dedicación del templo, ofreciendo con este motivo cien toros, doscientos carneros, cuatrocientos corderos y doce machos cabríos, uno por tribu, como sacrificio expiatorio por todo Israel. El culto del templo de Jerusalén se lo encomendaron a los sacerdotes, por grupos, y a los levitas, por clases, como manda la ley de Moisés. Los deportados celebraron la Pascua el día catorce del mes primero; como los levitas se habían purificado, junto con los sacerdotes, estaban puros e inmolaron la víctima pascual para todos los deportados, para los sacerdotes, sus hermanos, y para ellos mismos.

     

     

  • Salmo Responsorial: 121
    "Vamos alegres a la casa del Señor"

     

     

    ¡Qué alegría cuando me dijeron: / "Vamos a la casa del Señor"! / Ya están pisando nuestros pies / tus umbrales, Jerusalén. R.

    Jerusalén está fundada / como ciudad bien compacta. / Allá suben las tribus, / las tribus del Señor, R.

    según la costumbre de Israel, / a celebrar el nombre del Señor; / en ella están los tribunales de justicia, / en el palacio de David. R.

     

     

  • Evangelio: Lucas 8,19-21
    "Mi madre y mis hermanos son éstos: los que escuchan la palabra de Dios y la ponen por obra"

     

     

    En aquel tiempo, vinieron a ver a Jesús su madre y sus hermanos, pero con el gentío no lograban llergar hasta él. Entoces lo avisaron: "Tu madre y tus hermanos están fuera y quieren verte." Él les contestó: "Mi madre y mis hermanos son éstos: los que escuchan la palabra de Dios y la ponen por obra."

     

    Un pensamiento

    Quería amar y no conocía lo que había de amar. ¡He encontrado al que buscaba mi alma!

    San Francisco de Sales

          "Nunca hagas apuestas: si sabes que has de ganar al otro, eres un tramposo… y si no lo sabes, eres un tonto"
                                                                                                                                                                              Confucio

Sabías que...
El aceite de los Santos e el aceite que fluye milagrosamente del cuerpo o de las reliquias de algunos santos, utilizado para orar por enfermos ocasionándose muchos milagros.


Saber dar con caridad


1) Para saber

Es un sentir común la necesidad que hay de ser justos y de vivir la caridad. Pero, ¿de dónde proviene la caridad? ¿Cómo conseguirla? El Papa Benedicto XVI nos da la respuesta: “La caridad es amor recibido y ofrecido. Es «gracia» (cháris). Su origen es el amor que brota del Padre por el Hijo, en el Espíritu Santo. Es amor que desde el Hijo desciende sobre nosotros” (Caridad en la Verdad, n.5).

El origen de la caridad es, pues, Dios mismo. Resulta coherente pues todo bien proviene de Dios. Pero además, nos damos cuenta que viniendo de Dios, habrá que acudir a Él para que nos la conceda. Dios la otorga gratuitamente, y es conveniente pedírsela, como Él mismo nos lo aconseja “Pedid y se os dará”.

El Papa nos señala en su carta que al haber recibido la caridad, nos hacemos a la vez “instrumentos de la gracia para difundir la caridad de Dios y para tejer redes de caridad”. Hemos de ser portadores del amor hacia los demás. Este ideal ha movido a muchos hombres para solucionar sus necesidades. Un ejemplo a continuación.

2) Para pensar

Como bien apuntaba un comentarista, fue triste saber que murió recientemente un gran hombre que hizo mucho bien a la humanidad, pero más triste fue que haya pasado virtualmente inadvertida en México y que fuera casi un desconocido para la mayoría.

Se trata de Norman Ernest Borlaug, de familia noruega que nació en Iowa, Estados Unidos en 1914. Trabajó desde muy joven para pagarse los estudios universitarios. En 1944 se unió a un proyecto para combatir el hambre en México, donde vivió 63 de sus 95 años.

En México produjo variedades enanas de trigo más resistentes y productivas que las tradicionales. Con ellas las cosechas mexicanas de trigo aumentaron seis veces en volumen. En los años sesenta introdujo las semillas mexicanas en la India y Paquistán haciendo frente a una grave crisis alimenticia. China también copió las técnicas del doctor Borlaug y así pudo vencer la gran hambre que estaban padeciendo millones.

Se le atribuye al doctor Borlaug haber evitado la muerte de la increíble cantidad de… ¡mil millones de personas!, la mayoría niños. Por eso se le otorgó el Premio Nobel de la Paz, pues como dijo un comunicado del Comité del Nobel: “Hemos tomado esta decisión con la esperanza de que dar pan también traerá la paz al mundo”.

Un ejemplo de cómo la caridad es más que ser amable, es un esfuerzo en trabajar para ayudar en sus necesidades a nuestro prójimo creando un mundo más justo.

3) Para vivir

Esa caridad que es recibida, a la vez hemos de ofrecerla a los demás. Este es el fin que intenta la Iglesia y que el Papa nos propone: “La doctrina social de la Iglesia responde a esta dinámica de caridad recibida y ofrecida. Es «caritas in veritate in re sociali», anuncio de la verdad del amor de Cristo en la sociedad”.

No todos tendremos las posibilidades del doctor Norman para ayudar a tantísimas personas, pero cada uno, según sus posibilidades, habrá de plantearse si hace lo que está en su mano para dar esa caridad de Dios. Podemos empezar por pedirle al Señor nos llene de su Amor para poderlo dar.

Por eso decía San Josemaría Escrivá que el apostolado, el afán de atraer a las almas a Dios, es una sobreabundancia de la vida interior, es el amor de Dios que se “desborda” hacia los demás.

Pbro. José Martínez Colín


Historia del dulce de leche


Los argentinos somos conocidos en el mundo por muchas cosas. Fangio, Gardel, Maradona, el tango... pero también por el mate y por el dulce de leche. Es argentino... y tiene exactamente 174 años.

En el museo histórico de la nación, y en un manuscrito de puño y letra de Juan Manuel de Rosas se cuenta el origen de nuestro famosísimo dulce de leche.

En 1829, en Cañuelas que es una localidad que está a 65 kilómetros de la Capital Federal, se reunieron en la estancia de Rosas éste y su archienemigo el unitario Juan Lavalle. Lavalle no sólo era enemigo político de Rosas, sino que eran primos lejanos. Como Lavalle llegó antes de lo pactado, se recostó en una cama, y se quedó dormido, rendido por el extenuante viaje. Una criada que preparaba al fuego la "lechada" (leche con azúcar) matutina, para cebarle mate de leche a su patrón, al ver la actitud del enemigo del "Restaurador", alborotada fue a dar aviso a los guardias. Al llegar Rosas, dejó que Lavalle descansara un buen tiempo más, y cuando éste despertó, pidió que les cebaran el mate de leche.

En ese momento la criada tomó conciencia que no había prestado más atención de la leche azucarada que continuaba hirviendo desde temprano. Cuando fue a buscarla encontró que se había convertido en una sustancia espesa y marrón oscura.

Llorosa fue a plantearle a Rosas lo sucedido, y don Juan Manuel probó lo que había en el recipiente aún humeante, le agradó el gusto, lo convidó a su enemigo político y de ahí en más se conoció este fruto de la casualidad como Dulce Criollo... que fue el nombre con que lo bautizó el Restaurador de las Leyes y que más adelante iba a ser conocido como Dulce de Leche, pilar de la industria láctea argentina.

Su espaldarazo y presentación al mundo ocurrió casi 100 años después, en 1921, cuando se celebró en Washington la "Primera Exposición Regional de Lechería"

El resto es historia conocida ya que rápidamente nuestro Dulce de Leche conquistó un lugar predominante en los paladares exigentes de todo el mundo.

                                                                                                                                                         Por Mariana








Compartir este post
Repost0
21 septiembre 2009 1 21 /09 /septiembre /2009 11:41
Lecturas de la liturgia
  • Primera Lectura: Efesios 4,1-7.11-13
    ""

     

     

    Hermanos: Yo, el prisionero por el Señor, os ruego que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados. Sed siempre humildes y amables, sed comprensivos, sobrellevaos mutuamente con amor; esforzaos en mantener la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz. Un solo cuerpo y un solo Espíritu, como una sola es la esperanza de la vocación a la que habéis sido convocados. Un Señor, una fe, un bautismo. Un Dios, Padre de todo, que lo trasciende todo, y lo penetra todo, y lo invade todo. A cada uno de nosotros se le ha dado la gracia según la medida del don de Cristo.

    Y él ha constituido a unos, apóstoles, a otros, profetas, a otros, evangelizadores, a otros, pastores y maestros, para el perfeccionamiento de los santos, en función de su ministerio, y para la edificación del cuerpo de Cristo; hasta que lleguemos todos a la unidad en la fe y en el conocimiento del Hijo de Dios, al hombre perfecto, a la medida de Cristo en su plenitud.

     

     

  • Salmo Responsorial: 18
    "A toda la tierra alcanza su pregón"

     

     

    El cielo proclama la gloria de Dios, / el firmamento pregona la obra de sus manos: / el día al día le pasa el mensaje, / la noche a la noche se lo susurra. R.

    Sin que hablen, sin que pronuncien, / sin que resuene su voz, / a toda la tierra alcanza su pregón / y hasta los límites del orbe su lenguaje. R.

     

     

  • Evangelio: Mateo 9,9-13
    "Sígueme. Él se levantó y lo siguió"

     

     

    En aquel tiempo, vio Jesús al pasar a un hombre llamado Mateo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: "Sígueme." Él se levantó y lo siguió. Y, estando en la mesa en casa de Mateo, muchos publicanos y pecadores, que habían acudido, se sentaron con Jesús y sus discípulos. Los fariseos, al verlo, preguntaron a los discípulos: "¿Cómo es que vuestro maestro come con publicanos y pecadores?" Jesús lo oyó y dijo: "No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. Andad, aprended lo que significa "misericordia quiero y no sacrificios": que no he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores."


                                                                           San Mateo, apóstol y evangelista


    Dos de los cuatro evangelistas dan a San Mateo el nombre de Leví, mientras que San Marcos lo llama, "hijo de Alfeo". Posiblemente Leví era su nombre original y adoptó el mismo el nombre de Mateo cuando se convirtió en seguidor de Jesús.

    San Mateo era galileo por nacimiento y se sabe con certeza que su profesión era la de publicano, o recolector de impuestos para los romanos, oficio considerado infame para los judíos. El llamado a San Mateo ocurrió en el segundo año del ministerio público de Jesucristo, y éste le adoptó enseguida en la santa familia de los Apóstoles; desde el momento del llamado, el evangelista siguió al Señor hasta el término de su vida terrena y sin duda escribió su Evangelio a pedido de los judíos convertidos en lengua aramea.

    San Mateo, tras haber recogido una abundante cosecha de almas en Judea, se fue a predicar la doctrina de Cristo en las naciones de oriente, pero nada cierto se sabe de ese periodo de su existencia. La Iglesia también lo venera como mártir, no obstante que hasta la fecha, se desconoce las causas y el lugar de su muerte.


                                                                           PENSAMIENTO
      
     "La oración es el encuentro de la sed de Dios y de la sed del hombre"
    San Agustín

             
                                                       El poder de la oración

    Hay un verdadero dinamismo del deseo que sostiene toda la vida de oración y que se expresa en primer lugar con el grito y la invocación. Para orar en verdad y con todo nuestro ser, no podemos evitar pasar allí donde nos espera la única fuente de la oración: es decir, nuestra herida en el costado o nuestro aguijón en la carne. El que ha descubierto su angustia más secreta y su debilidad más oculta, como una perla preciosa digna de todas las búsquedas, ha descubierto al mismo tiempo la fuente de la verdadera oración.

    Este camino llega necesariamente a nuestra pobreza radical, a ese lugar donde resuena en nosotros "el grito primordial de nuestros orígenes carnales" (dom A. Louf, abad cisterciense). En este sentido, la oración no se encuentra al final de una reflexión o de un sentimiento, sino que brota de lo más profundo de nuestro ser, como un grito.

    Un místico musulmán dice que la vida del hombre comienza con el grito visceral del niño que grita su angustia al salir del seno materno, y conquista la vida acariciando la muerte. Y agrega que en el otro extremo de su existencia, acaba su recorrido terrestre con un último grito, que exhala su último soplo de vida.

    En los momentos de los grandes dolores o de las grandes alegrías, en el corazón de las crisis más dolorosas, las vibraciones de ese grito repercuten en su cuerpo y en su corazón. Lamentablemente vivimos en una civilización que nos ha enseñado a ahogar nuestras lágrimas, en la que uno no se atreve a gritar, y, tal vez, por eso hay tanta violencia en la actualidad. Dichoso el hombre que se atreve a gritar su sufrimiento a sus hermanos y que se atreve a aullar, como Job, ante Dios. El vivirá mucho tiempo gritando, y orará también gritando.

    Para liberar ese grito basta -sigue diciendo André Louf- estar un poco a la escucha de sí mismo para detectar alguna cosa de ese grito primordial del cual ciertas vibraciones repercuten en el campo de nuestra conciencia. No hace falta ir a buscar ese grito muy lejos, porque aflora un poco por todas partes en las circunstancias más humildes de nuestra vida.

    Esos gritos y suspiros son ecos muy débiles de un malestar más profundo. ¿Quién sospecha que el aflorar de la tristeza, derramada en el inconciente, puede traicionar al exterior la aspiración más profunda de ese corazón?

    Es preciso reconocer que no hemos sido formados para acoger esos movimientos. Más bien nos han enseñado a reprimirlos o a rechazarlos, y eso provoca, sin duda alguna el desaliento y la inquietud. ¿Acaso no es más prudente aceptarse con dulzura y humor, aceptar esos movimientos bruscos en su trivialidad y en su mezquindad, y contarlos a nosotros mismos? Si sabemos expresarlos en el plan del lenguaje, ellos sacrificarán la tensión interior y nosotros nos relajaremos. Entonces podremos desahogar este dolor humilde, muy dulcemente, delante del Señor.

    Lo mismo acontece con los sufrimientos más fuertes, las pruebas más dolorosas y las grandes tentaciones que nos revelan heridas más radicales. Nos afectan ellas en tal profundidad que arrancan de nuestras entrañas unos gritos que se parecen a las blasfemias de Job. En ciertos momentos, el grito es tan doloroso que oscurece la imagen de Dios, ante el cual se expresa...

    En los salmos, Dios como que ha inventado esos gritos y los ha colocado a nuestra disposición para permitirnos que le gritemos el escándalo de nuestro sufrimiento. Pero es necesario fortalecer sin cesar el grito de nuestras oraciones, y pasarlas por la criba de la Palabra de Dios, para que Él las purifique y distinga en ellas el grito profundo en medio de los ruidos superficiales que lo rodean.

    Sálvame, oh Dios, porque las aguas me han llegado hasta el cuello (Salmo 68,2)

    Autor: Lafrance, Jean


                                          Acerca de la Oración


    El Santo Cura de Ars es el autor de las siguientes reflexiones acerca de la oración:

    1. “La oración es la elevación de nuestro corazón a Dios, una dulce conversación entre la criatura y su Criador” (Sermón sobre la oración)

    2. “Con la oración todo lo podéis, sois dueños, por decirlo así, del querer de Dios” (Sermón sobre la perseverancia)

    3. “La oración abre los ojos del alma, le hace sentir la magnitud de su miseria, la necesidad de recurrir a Dios y de temer su propia debilidad” (Sermón sobre la oración)

    4. “Todos los males que nos agobian en la tierra vienen precisamente de que no oramos o lo hacemos mal” (Sermón sobre la oración)

    5. “Todos los santos comenzaron su conversión por la oración y por ella perseveraron; y todos los condenados se perdieron por su negligencia en la oración. Digo, pues, que la oración nos es absolutamente necesaria para perseverar” (Sermón sobre la perseverancia)

    6. “¡Cuántas veces venimos a la iglesia sin saber a qué venimos ni qué queremos pedir! Sin embargo, cuando se va a casa de cualquiera, se sabe muy bien por qué uno se dirige a ella. Los hay que parecen decirle a Dios: «Vengo a decirte dos palabras para cumplir contigo…». Con frecuencia pienso que, cuando venimos a adorar a nuestro Señor, conseguiríamos todo lo que quisiéramos, con tal de pedirle con fe viva y un corazón puro” (Sobre la oración)

    7. “Nuestras oraciones han de ser hechas con confianza, y con una esperanza firme de que Dios puede y quiere concedernos lo que le pedimos, mientras se lo supliquemos debidamente” (Sermón sobre la oración)

    8. “Hemos de orar con frecuencia, pero debemos redoblar nuestras oraciones en las horas de prueba, en los momentos en que sentimos el ataque de la tentación” (Sermón sobre la oración)

    9. Por muchas que sean las penas que experimentemos, si oramos, tendremos la dicha de soportarlas enteramente resignados a la voluntad de Dios; y por violentas que sean las tentaciones, si recurrimos a la oración, las dominaremos “ (Sermón sobre la oración)

    10. “La tercera condición que debe reunir la oración para ser agradable a Dios, es la perseverancia. Vemos muchas veces que el Señor no nos concede enseguida lo que pedimos; esto lo hace para que lo deseemos con más ardor, o para que apreciemos mejor lo que vale. Tal retraso no es una negativa, sino una prueba que nos dispone a recibir más abundantemente lo que pedimos” (Sermón sobre la oración)


                                                                   Meditación
    La verdadera naturaleza del hombre es oración, como la verdadera naturaleza de las cosas. Por eso los monjes construyen sus santuarios en el monte, para que su oración sea sostenida por la del cosmos. El cosmos entero se alimenta por la oración; sólo se necesita que pueda brotar. Hacen falta seres humanos para manifestarla, pues ellos son los que dan sentido al mundo al liberar la oración del cosmos. El hombre vuelve a encontrar su verdadera naturaleza.
    La oración metódica tiene por objeto ponernos en estado de oración, es decir, hacer que volvamos a ser nosotros mismos.
    Por eso dice el monje de Oriente: El nombre de Jesús se convierte en una especie de llave que abre el mundo, un instrumento de secreta ofrenda, una aposición del sello divino sobre todo lo que existe. La invocación del nombre de Jesús es un método de transfiguración del universo.
                                                                                              Lafrance, Jean

Compartir este post
Repost0
19 septiembre 2009 6 19 /09 /septiembre /2009 18:19
Lecturas de la liturgia
  • Primera Lectura: Sabiduría 2, 12. 17-20
    "Lo condenaremos a muerte ignominiosa"

     

     

    Se dijeron los impíos: "Acechemos al justo, que nos resulta incómodo: se opone a nuestras acciones, nos echa en cara nuestros pecados, nos reprende nuestra educación errada; veamos si sus palabras son verdaderas, comprobando el desenlace de su vida. Si es el justo hijo de Dios, lo auxiliará y lo librará del poder de sus enemigos; lo someteremos a la prueba de la afrenta y la tortura, para comprobar su moderación y apreciar su paciencia; lo condenaremos a muerte ignominiosa, pues dice que hay quien se ocupa de él."

     

  • Salmo Responsorial: 53
    "El Señor sostiene mi vida"

     

     

    Oh Dios, sálvame por tu nombre, / sal por mí con tu poder. / Oh Dios, escucha mi súplica, / atiende mis palabras. R.

    Porque unos insolentes se alzan contra mí, / y hombres violentos me persiguen a muerte, / sin tener presente a Dios. R.

    Pero Dios es mi auxilio, / el Señor sostiene mi vida. / Te ofreceré un sacrificio voluntario, / dando gracias a tu nombre, que es bueno. R.

     

     

  • Segunda Lectura: Santiago 3, 16-4, 3
    "Los que procuran la paz están sembrando paz, y su fruto es la justicia"

     

     

    Queridos hermanos: Donde hay envidias y rivalidades, hay desorden y toda clase de males. La sabiduría que viene de arriba ante todo es pura y, además, es amante de la paz, comprensiva, dócil, llena de misericordia y buenas obras, constante y sincera. Los que procuran la paz están sembrando la paz, y su fruto es la justicia. ¿De dónde proceden las guerras y las contiendas entre vosotros?¿No es de vuestras pasiones, que luchan en vuestros miembros? Codiciáis y no tenéis; matáis, ardéis en envidia y no alcanzáis nada; os combatís y os hacéis la guerra. No tenéis, porque no pedís. Pedís y no recibís, porque pedís mal, para dar satisfacción a vuestras pasiones.

     

  • Evangelio: Marcos 9, 30-37
    "El Hijo del hombre va a ser entregado. Quien quiera ser el primero, que sea el servidor de todos"

     

     

    En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos se marcharon de la montaña y atravesaron Galilea; no quería que nadie se enterase, porque iba instruyendo a sus discípulos. Les decía: "El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres, y lo matarán; y, después de muerto, a los tres días resucitará." Pero no entendían aquello, y les daba miedo preguntarle. Llegaron a Cafarnaún, y, una vez en casa, les preguntó: "¿De qué discutíais por el camino?" Ellos no contestaron, pues por el camino habían discutido quién era el más importante. Jesús se sentó llamó a los Doce y les dijo: "Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos." Y, acercando a un niño, lo puso en medio de ellos, lo abrazó y les dijo: "El que acoge a un niño como éste en mi nombre me acoge a mí; y el que me acoge a mí no me acoge a mí, sino al que me ha enviado."


    "Si amásemos lo suficiente, sabríamos dos cosas: que todo amor es, a la corta ó a la larga, invencible ... y que, en todo caso, el que ama de veras no se pregunta nunca por el fruto que va a conseguir amando. El verdadero amante, ama porque ama, no porque espere algo cambio"

    José Luis Martín Descalzo


    Las manos de Dios


    Cuando observo el campo sin arar, cuando los aperos de labranza están olvidados, cuando la tierra esta quebrada y abandonada me pregunto: - ¿Dónde están las manos de Dios?

    Cuando observo la injusticia, la corrupción, el que explota al débil. Cuando veo al prepotente y pedante, enriquecerse del ignorante y del pobre, del obrero y del campesino carente de recursos para defender sus derechos, me pregunto: - ¿Dónde están las manos de Dios?

    Cuando contemplo a esa anciana olvidada, cuando su mirada es nostálgica y balbucea aún palabras de amor por el hijo que la abandonó, me pregunto: - ¿Dónde están las manos de Dios?

    Cuando miro a ese joven, antes fuerte y decidido, ahora embrutecido por la droga y el alcohol. Cuando veo titubeante lo que antes era una inteligencia brillante y ahora con harapos, sin rumbo, sin destino; me pregunto: - ¿Dónde están las manos de Dios?

    Cuando esa chiquilla que debería soñar en fantasías, la veo arrastrar la existencia y en su rostro se refleja ya el hastío de vivir, y buscando sobrevivir se pinta la boca y se ciñe el vestido y sale a vender su cuerpo; me pregunto: - ¿Dónde están las manos de Dios?

    Cuando aquél pequeño a las tres de la madrugada me ofrece su periódico o su miserable cajita de dulces sin vender. Cuando lo veo dormir en la puerta de un zaguán o debajo de algún puente titiritando de frío, con unos cuantos periódicos que cubren su frágil cuerpecito. Cuando su mirada me reclama una caricia, cuando lo veo sin esperanza vagar con la única compañía de un perro callejero, me pregunto: - ¿Dónde están las manos de Dios?

    Y me enfrento a Él y le pregunto: - ¿Dónde están tus manos Señor?, para luchar por la justicia, para dar una caricia, un consuelo al abandonado, rescatar a la juventud de las drogas, dar amor y ternura a los olvidados.

    Después de un largo silencio, escuché Su voz que me reclamó:

    - ¿No te has dado cuenta que tú eres mis manos? ¡Atrévete a usarlas para lo que fueron hechas, para dar amor y alcanzar las estrellas!

    Y entonces comprendí que las manos de Dios somos tú y yo. Nosotros somos los que tenemos la voluntad, el conocimiento y el coraje para luchar por un mundo más humano y más justo, aquellos cuyos ideales sean más altos que no puedan acudir a la llamada del destino, aquellos que desafiando el dolor, la crítica, la blasfemia, se reten a sí mismos para ser las manos de Dios.

    Señor, ahora me doy cuenta que mis manos están sin llenar, que no han dado lo que deberían dar. Te pido perdón por el amor que me diste y que no he sabido compartir. Sé que las debo usar para amar y conquistar la grandeza de la creación. El mundo necesita esas manos llenas de ideales y estrellas, cuya obra magna sea contribuir día a día a forjar una civilización.

    Unas manos que busquen valores superiores, que compartan generosamente lo que Dios nos ha dado y puedan al final llegar vacías al cielo porque entregaron todo el amor para el que fueron creadas.

    Y entonces Dios seguramente dirá: - Estas, ¡son mis manos!

    Micro-Reflexión : "Debemos obrar como hombres de pensamiento; debemos pensar como hombres de acción".

                              Identificador de llamadas
    Hace unas cuantas semanas atrás, un sábado en la noche, se encontraba un Ministro (Reverendo) de una iglesia trabajando hasta tarde cuando decidió llamar a su casa para avisar a su esposa que estaría en la Oficina y luego partiría rumbo a su hogar. Eran como las 10:00 de la noche, y a pesar de su insistencia, la esposa no contestó el teléfono. Aún así el Reverendo dejó que sonara varias veces.

    Le pareció extraño que ella no contestara, pero decidió recoger algunas cosas más de su escritorio y esperar algunos minutos. Cuando lo intentó de nuevo, ella contestó enseguida. El le preguntó por qué no había contestado anteriormente y ella le dijo que era porque el teléfono no había sonado. Así que quedaron en encontrarse y se despidieron.

    El lunes siguiente, el Reverendo recibió una llamada a su oficina en la iglesia donde él había estado el sábado en la noche y se trataba de un hombre que quería saber por qué lo habían llamado a su casa un sábado en la noche, pero el reverendo no podía entender de qué le estaban hablando.

    El hombre luego le dijo: "es que mi teléfono sonó y sonó, pero no lo contesté". Fue entonces cuando el reverendo recordó y le pidió disculpas a aquella persona por haber marcado el número equivocado y haberlo molestado pues la intención era llamar a su esposa. El hombre le dijo: "No se preocupe. Permítame contarle mi historia...

    El sábado en la noche yo estaba planificando suicidarme, pero antes de hacerlo hice una oración diciendo: 'Señor, si estás aquí y no quieres que haga esto, dame una señal ahora'... Y fue en ese momento en que mi teléfono comenzó a sonar. Me fijé en el identificador de llamadas que leía: 'Dios Todopoderoso' y me dio miedo contestar...".

    La razón por la cual el Identificador de llamadas decía 'Dios Todopoderoso', es porque la Iglesia que preside el Reverendo se llama: "El Tabernáculo de Dios Todopoderoso" (Almighty God Tabernacle).

    Es una historia verdadera.
Compartir este post
Repost0