Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

23 diciembre 2009 3 23 /12 /diciembre /2009 09:14
  • Primera Lectura: Malaquías 3,1-4.23-24
    "Os enviaré al profeta Elías antes de que llegue el día del Señor"

 

Así dice el Señor: "Mirad, yo envío a mi mensajero, para que prepare el camino ante mí. De pronto entrará en el santuario el Señor a quien vosotros buscáis, el mensajero de la alianza que vosotros deseáis. Miradlo entrar -dice el Señor de los ejércitos-. ¿Quién podrá resistir el día de su venida?, ¿quién quedará en pie cuando aparezca? Será un fuego de fundidor, una lejía de lavandero: se sentará como un fundidor que refina la plata, como a plata y a oro refinará a los hijos de Leví, y presentarán al Señor la ofrenda como es debido. Entonces agradará al Señor la ofrenda de Judá y de Jerusalén, como en los días pasados, como en los años antiguos. Mirad: os enviaré al profeta Elías antes de que llegue el día del Señor, grande y terrible. Convertirá el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, para que no tenga que venir yo a destruir la tierra."

 

  • Salmo Responsorial: 24
    "Levantaos, alzad la cabeza: se acerca vuestra liberación."

 

Señor, enséñame tus caminos,
instrúyeme en tus sendas:
haz que camine con lealtad;
enséñame, porque tú eres mi Dios y Salvador. R.

El Señor es bueno y es recto,
y enseña el camino a los pecadores;
hace caminar a los humildes con rectitud,
enseña su camino a los humildes. R.

Las sendas del Señor son misericordia y lealtad
para los que guardan su alianza y sus mandatos.
El Señor se confía con sus fieles
y les da a conocer su alianza. R.

 

  • Evangelio: Lucas 1,57-66
    "El nacimiento de Juan Bautista"

 

A Isabel se le cumplió el tiempo del parto y dio a luz un hijo. Se enteraron sus vecinos y parientes de que el Señor le había hecho una gran misericordia, y la felicitaban.

A los ocho días fueron a circuncidar al niño, y lo llamaban Zacarías, como a su padre. La madre intervino diciendo: "¡No! Se va a llamar Juan." Le replicaron: "Ninguno de tus parientes se llama así." Entonces preguntaban por señas al padre cómo quería que se llamase. Él pidió una tablilla y escribió: "Juan es su nombre." Todos se quedaron extrañados.

Inmediatamente se le soltó la boca y la lengua, y empezó a hablar bendiciendo a Dios. Los vecinos quedaron sobrecogidos, y corrió la noticia por toda la montaña de Judea. Y todos los que lo oían reflexionaban diciendo: "¿Qué va a ser este niño?" Porque la mano del Señor estaba con él.

Homilía para hoy
Lucas 1,57-66

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gloriosos
                                 


                                                   Sabías que...
El primer Concilio fue el de Jerusalén en el año 51, cuando los apóstoles se reunieron presididos por San Pedro para establecer asuntos relacionados a los convertidos al cristianismo. Allí se estableció que las distintas prescripciones de la Ley Mosaica no eran obligatorias para los gentiles conversos.

Punto de Vista
Pensamientos

De cuantos bienes Dios nos envía, el más estimable es la alegría.

Royo Marín


"La Navidad, misterio de alegría. Alegría, incluso estando lejos de casa, la pobreza del pesebre, la indiferencia del pueblo, la hostilidad del poder. Misterio de alegría a pesar de todo. De este mismo gozo participa la Iglesia, inundada hoy por la luz del Hijo de Dios: las tinieblas jamás podrán apagarla".
                                                                                     Juan Pablo II

El mejor presente
Si estás preocupado porque no sabes lo que vas a ofrecer como presente, porque no tienes condiciones, estás desempleado, o porque los amigos son tantos y tú no tienes medios de ofrecerles alguna cosa a cada uno...
Te voy a decir una cosa:
Las flores se marchitan, las tarjetas se pierden, ni todos los presentes agradan, las cartas se amarillean con el tiempo.
Piensa en ofrecer algo que quede para siempre, que tú posees y que muchas personas riquísimas ya no poseen más:
¡Un poco de tu tiempo!
Sé, por una hora, una mañana, una tarde o mismo un día, ¡el mejor amigo que alguien pueda tener!
Date enteramente en la amistad, en la escucha.
¡Los momentos quedan para siempre! Hacer alguien feliz es el mayor presente que podemos ofrecer. Y eso nosotros no lo compramos, lo producimos, con el cariño en los ojos y amor en el corazón.
Haz con que de aquí hasta diez años alguien pueda decir: el mejor presente de Navidad que yo recibí fueron algunos momentos que me ofreciste en aquel año.
Somos nosotros, personas muy ricas de posibilidades. Podemos dar a los demás sin tener que adquirir. Podemos hacer a alguien sonreír.
Da un ratito de tu tiempo como presente. Sin grandes sorpresas, pero de todo corazón.
¡Tú eres el mejor presente que existe!
Recuerda que Jesús nos ha dado el mejor regalo: "Se dio a si mismo, por amor a nosotros"

Consignas
La humildad es más fácil para aquel que ha hecho alguna cosa, que para el que nunca ha hecho nada. Cuanto más hagas por el Señor más humilde te irás sintiendo. ¿Sabes por qué? Porque irás viendo cuánto te queda aún por hacer.

Curiosidades acerca de la Navidad

El término Navidad proviene del latín "Nativitas" y significa Nacimiento

Las tarjetas navideñas fueron inventadas por sir Henry Cole, quien en el año 1843 encargó a un amigo pintor que le dibujara y pintara una escena navideña, que luego mandaría a reproducir en una imprenta, para después escribirle unos breves deseos de felicidad y firmarlas y enviarlas a los amigos y familiares.

La tradición de poner el Belén en el mundo se remonta al año 1223, en una Navidad de la villa italiana de Greccio. En esta localidad, San Francisco de Asís reunió a los vecinos de Greccio para celebrar la misa de medianoche. En derredor de un pesebre, con la figura del Niño Jesús, moldeado por las manos de San Francisco, se cantaron alabanzas al Misterio del Nacimiento; en el momento más solemne de la misa, aquella figura inmóvil adquirió vida, sonrió y extendió sus brazos hacia el Santo de Asís. El milagro se había producido ante la vista de todos, y desde entonces la fama de los "Nacimientos" y su costumbre se extendió por todo el mundo. El Papa Juan Pablo II, en 1.986, a petición de las asociaciones belenistas de todo el mundo, proclamó a San Francisco de Asís Patrón Universal del Belenismo.

El árbol de Navidad decorado, se cree que apareció a principios del siglo XVII, en Alemania. En 1605, un árbol fue decorado para ambientar el frío de la Navidad, costumbre que se difundió rápidamente por todo el mundo. El árbol de Navidad llegó a Finlandia en el año de 1800, donde se extendió por el resto de países nórdicos. Llegó a Inglaterra en 1829, y fue el príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria, quien ordenó adornar el castillo de Windsor con un árbol navideño en 1841. En Suecia, mantienen el árbol adornado y con sus luces hasta 20 días después de la Navidad.

Desde el siglo XIII se realiza en Italia una competición de villancicos llamada "pastorelle".

El roscón de Reyes con haba de la suerte incluida se comenzó a elaborar en la Edad Media.

El primer sorteo de la Lotería de Navidad se celebró en Cádiz (España) en 1812.

Los cotillones de Nochevieja empezaron a organizarse en restaurantes franceses a principios del siglo XX

Las doce uvas de la suerte es una costumbre reciente, nacida en el primer tercio del siglo XX.

El primer árbol de Navidad iluminado con lámparas eléctricas se instaló en casa de Edward Johnson.

La existencia de tres Reyes Magos data del siglo VI d.C. Melchor, que representa a los europeos, ofreció al Niño Dios un presente de oro que atestigua su realeza. Gaspar, representante de los semitas de Asia, cuyo bien más preciado es el incienso, lo ofreció al Niño como símbolo de su divinidad. Y por último, Baltasar, negro y con barba, se identifica con los hijos de Cam, los africanos, que entregan la mirra, en alusión a su futura pasión y resurrección.

El muérdago representa en navidad una demanda de prosperidad a la divinidad.

El primer pan dulce se hizo en Milán, por encargo del duque Sforza, quien pidió a sus cocineros una comida especial para Navidad que contenía en su interior frutas secas y pasas de uva, y que decidió bautizar como "panettone"

En Suecia se mantiene el arbolito adornado y con luces hasta 20 días después de la celebración de Navidad.

En Finlandia, las familias decoran sus casas para Navidad, con velas que realiza cada familia.

El primer cava español data de 1872.

En la Quebrada de Humahuaca, en Jujuy, Argentina, el primer pesebre lo levantó el misionero Gaspar de Monroy, en 1594, en el Vallecito del Cerro.

Los villancicos son cantos que se entonan en Navidad para celebrar el nacimiento del Niño Jesús. Esta costumbre tiene su origen en la edad media y se mantiene en recuerdo de los muchos profetas que anunciaban el nacimiento del Salvador. La gente de la villa, los villanos, fueron los que adaptaron los antiguos himnos y cantos en latín con los que la Iglesia recordaba la llegada de Jesús, transformándolos en canciones muy dulces. Son esas las canciones que -en honor de sus autores- hoy se conocen con el nombre de villancicos. Los primeros se originaron, según se cree, en Inglaterra, en la época de Enrique I, los cantos eran en latín y amenizaban las fiestas de la Corte. "El Canto del Jabalí", era llamado canto del villano, y una especie de diminutivo se transformó en villancico para designar estos coros o estribillos.

¿Por qué se llama «Misa del Gallo» la misa que se celebra el 24 de diciembre como término de la vigilia de Navidad? Porque esa misa solía caer «ad galli cantus» al canto del gallo, de donde le quedó su sugestivo nombre que nada tiene que ver con el hecho de que en algunos países acostumbraran comer gallo al horno en la cena de Nochebuena.

La palabra pesebre se deriva del latín praesepem. Su significado original era "cajón para la comida de los animales".

El buey, símbolo de San Lucas Evangelista, es símbolo de la paciencia y el trabajo. El asno, animal que acompaña a la Virgen en el nacimiento, es símbolo de humildad.

En mitad del Océano Pacífico, existe una isla llamada Navidad que pertenece a Kiribati. La venta de sellos de correos es su principal actividad económica.

El día de Navidad fue oficialmente reconocido en el año 345, cuando por influencia de San Juan Crisóstomo y San Gregorio Nacianzeno se proclamó el 25 de diciembre como fecha de la Natividad de Cristo. Pero algunas de las costumbres tradicionales de la Navidad llegaron más tarde, como la de cantar villancicos que no se agregó hasta la Edad Media. Por Navidad, los cristianos africanos se reúnen y leen pasajes de la Biblia. Posteriormente realizan bailes y cantos al aire libre. En Etiopía realizan una ceremonia bañándose en los ríos.

Según las crónicas, el pavo de Nochebuena tuvo su origen en México en el S. XVI. Los aztecas se lo hicieron probar a Hernán Cortés, a quien le agradó y lo llevó a España.

El turrón fue incorporado a la mesa en el siglo XVI.

Hacia el siglo II un sacerdote cristiano llamado Nicolás abandonó Italia, para difundir en Asia la palabra de Dios. Siendo misionero, fue trasladado a Myra, para ser nombrado obispo. Murió un 6 de diciembre, fue proclamado santo e inspiró la figura de Papá Noel. La figura de Santa Claus, con la estética que ahora conocemos, es una invención estadounidense del siglo XX, si bien se basó en la vida y la leyenda de San Nicolás. Actualmente, se designa al mismo personaje en los distintos países, como Santa Claus, Papá Noel o San Nicolás. Aunque en ciertos lugares el día de San Nicolás se celebra el 6 de diciembre. El nombre Santa Claus es una contracción de Sanctus Nicolaus, y se refiere específicamente a San Nicolás de Bari, quien fuera Obispo de Mira en el S. IV, personaje de una enorme bondad y protector sobretodo de los niños.

Los restos de los Reyes Magos estuvieron durante trescientos años en Constantinopla, en lo que antes era Bizancio y ahora Estambul, en Turquía. Luego fueron trasladados a Milán hasta 1162, en que el emperador Barbarroja saqueó Milán y entregó los restos de los Reyes Magos al arzobispo Reinaldo de Dassel, quien decidió que dichos restos fueran trasladados a Colonia, Alemania. Los restos de los tres Reyes Magos descansan en un cofre de oro y plata que pesa unos 350 Kg., y se halla en una capilla que hizo construir a tal efecto el emperador Carlomagno en Colonia, Alemania.

Según cuenta la historia, el 25 de diciembre de 1492 se celebró la primera Navidad en tierras americanas. Colón realizaba un reconocimiento de los archipiélagos de la zona, cuando una mala maniobra dañó irreparablemente a la carabela "Santa María". Los indígenas le ayudaron a rescatar la carga y a construir un fortín donde quedaría parte de la tripulación. Se utilizaron las maderas del barco para levantar dicho fuerte, y se terminó de construir el 25 de diciembre. Por esa razón se llamó al fuerte "Fuerte de Navidad" (Natividad). Allí celebraron con gran emoción la Navidad de 1492.

La costumbre de la celebración de la Misa de Gallo proviene de los ritos de los templos de Jerusalén. Allí los católicos celebraban tres misas el día del nacimiento de Jesús: una en la noche en la cueva de la natividad, santificando el nacimiento, otra al amanecer como signo de la resurrección y una tercera en el templo, siendo ésta el oficio solemne del día.

La estrella de Navidad es originaria de Filipinas, allí se hacen antorchas en forma de estrellas de 5 puntas, que iluminan la entrada de las casas. Entre nosotros suele colocarse en la parte superior del árbol de Navidad.

Cada 24 de diciembre, miles de turistas se trasladan a Oberndorf, cerca de Salzburgo (Austria), donde hace 185 años fue compuesta la canción “Noche de Paz”, quizá el villancico más conocido del mundo.

“Noche de Paz” fue traducida a 330 idiomas; la canción de Navidad austríaca fue creada casi por casualidad, porque se había estropeado el órgano de la iglesia. En 1818, dos días antes de Navidad, el viejo órgano de la iglesia de San Nicolás, la parroquia del padre Joseph Mohr, pasó a mejor vida. Para no decepcionar a sus feligreses, el sacerdote pidió a su amigo Franz Xaver Gruber, maestro y organista del vecino pueblo de Arnsdorf, que compusiera una melodía para un texto de Navidad.

En la misa del gallo de ese 24 de diciembre, Joseph Mohr, cura con voz de tenor y que tocaba la guitarra, y Gruber, que poseía una bella voz de bajo, interpretaron por vez primera en alemán “Noche de Paz”. El hecho era totalmente inhabitual en la época, cuando los textos religiosos se redactaban todavía en latín. Pero Mohr consideraba que una letra simple y comprensiva era lo más adecuado para sus feligreses.

En 1831, un coro que se dedicaba a cantar aires populares tiroleses incorporó el villancico del padre Mohr a su repertorio durante una gira por Prusia. De allí, la canción viajó a Nueva York, donde fue interpretada por un coro tirolés en 1839 pero donde sus autores y su origen permanecieron desconocidos.

Treinta y seis años más tarde, la corte real de Prusia, que buscaba el original de la partitura, consultó al párroco de San Pedro de Salzburgo, quien, para sorpresa general, respondió que Mohr y Gruber, muertos en el anonimato respectivamente en 1848 y 1863, eran los autores del villancico que se había atribuido al compositor austríaco Michael Haydn.
                
Compartir este post
Repost0
22 diciembre 2009 2 22 /12 /diciembre /2009 16:56
  • Primera Lectura: I Samuel 1,24-28
    "Ana da gracias por el nacimiento de Samuel"

 En aquellos días, cuando Ana hubo destetado a Samuel, subió con él al templo del Señor, de Siló, llevando un novillo de tres años, una fanega de harina y un odre de vino. El niño era aún muy pequeño. Cuando mataron el novillo, Ana presentó el niño a Elí, diciendo: "Señor, por tu vida, yo soy la mujer que estuvo aquí junto a ti, rezando al Señor. Este niño es lo que yo pedía; el Señor me ha concedido mi petición. Por eso se lo cedo al Señor de por vida, para que sea suyo." Después se postraron ante el Señor.

  • Interleccional: Mi corazón se regocija por el Señor, mi Salvador
    1Sam 2,1.4-8

    Mi corazón se regocija por el Señor,
    mi poder se exalta por Dios;
    mi boca se ríe de mis enemigos,
    porque gozo con tu salvación. R.
    Se rompen los arcos de los valientes,
    mientras los cobardes se ciñen de valor;
    los hartos se contratan por el pan,
    mientras los hambrientos engordan;
    la mujer estéril da a luz siete hijos,
    mientras la madre de muchos queda baldía. R.
    El Señor da la muerte y la vida,
    hunde en el abismo y levanta;
    da la pobreza y la riqueza,
    humilla y enaltece. R.
    Él levanta del polvo al desvalido,
    alza de la basura al pobre,
    para hacer que se siente entre príncipes
    y que herede un trono de gloria. R.
  • Evangelio: Lucas 1,46-56
    "El Poderoso ha hecho obras grandes por mí"
    En aquel tiempo, María dijo: "Proclama mi alma la grandeza del Señor, se alegra mi espíritu en Dios, mi salvador; porque ha mirado la humillación de su esclava. Desde ahora me felicitarán todas las generaciones, porque el Poderoso ha hecho obras grandes por mí: su nombre es santo, y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación. Él hace proezas con su brazo: dispersa a los soberbios de corazón, derriba del trono a los poderosos y enaltece a los humildes, a los hambrientos los colma de bienes y a los ricos los despide vacíos. Auxilia a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia -como lo había prometido a nuestros padres- en favor de Abrahán y su descendencia por siempre." María se quedó con Isabel unos tres meses y después volvió a su casa
Homilía para hoy
Lucas 1,46-56

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Dolorosos


                                     Sabías que...
El primero de los apóstoles que sufrió el martirio fue Santiago el Mayor en el año 44, cuando fue decapitado durante la primera persecución contra los cristianos iniciada por Herodes Agripa en el año 42. En ese año se inició la dispersión de los cristianos por toda Palestina y Antioquía.

Punto de Vista
Las técnicas y métodos de oración
Pensamientos

Caras largas..., modales bruscos..., facha ridícula..., aire antipático: ¿Así esperas animar a los demás a seguir a Cristo?.

San Josemaría Escrivá de Balaguer

"La Navidad, no se trata sólo de conmemorar el acontecimiento histórico, que hace más de dos mil años tuvo lugar en una pequeña aldea de Judea. Es necesario comprender más bien que toda nuestra vida debe ser un adviento, una espera vigilante de la venida definitiva de Cristo".
                                                                          Juan Pablo II
                                                          Contestación de Jesús
Mis buenos amigos: ¿Recuerdan la carta que escribí al recién nacido Jesús de Nazaret? ¿Qué me contestó? Pues sencillamente... esa carta me la devolvió el correo, poniendo en el sobre: "al remitente".

Sí, fíjense que en el sobre, parece que el mismo Jesús puso esa notita que decía: "no soy yo, sino ustedes los cristianos los que deben procurar que nadie sienta frío, ni ausencia de hogar; vuélvase al remitente, para que tome nota".

Por eso, porque Jesús de Nazaret me devolvió la carta que le escribí, me tomé la libertad de enviárselas a ustedes ayer, cerca del nuevo aniversario de su nacimiento, para que todos tomemos conciencia de nuestra responsabilidad: que todos lleguemos de una vez a comprender que Jesús sigue naciendo en cada niño que llora, y sigue naciendo en cada niño que viene a este mundo, y sigue llorando en cada niño que llora, y sigue teniendo frío en cada niño desprovisto de ropa y sigue teniendo hambre en cada uno de los hambrientos.

Es Jesús de Nazaret el que vive hoy en la carne de cada uno de los pobres, y es en esos necesitados en los que nosotros, los cristianos, porque creemos en Jesús, debemos demostrar nuestro amor a Él.

Luego, en el Evangelio nos lo dejará escrito Él mismo cuando diga: "lo que hagan con cada uno de estos mis pequeños hermanos, lo hacen conmigo".

Así que los dejo por hoy, mis buenos amigos cristianos. ¿Quieren escribirle al Niño Jesús? ¿Quieren ayudarlo? Manden la ayuda a cualquier lugar de beneficencia, para que la hagan llegar a los nuevos Niños Jesús, que son los niños pobres, los niños que sufren, los niños que lloran, los niños que tienen hambre.

En nombre de esos niños: GRACIAS.

¡Ah! Me olvidaba: y sobre todo, en nombre del Niño Jesús: ¡MUCHAS GRACIAS!

                                                                                                     Alfonso Milagro

                                                            Consignas
No te explicas el que haya hombres que no puedan llegar a Dios. Es que a Dios se va de rodillas y muchos no saben doblarlas. Sobre todo el hombre científico y técnico de nuestra época. Yo se que tú sabes doblar las rodillas y por éso estás cerca de Dios.

                      


Navidad, tiempo de Amor
Comprados con la Sangre de Cristo

1) Para saber
Recibí un relato de un amigo, llamado Juan Carlos, y me permito transcribirlo, pues me parece muy ilustrativo para comprender lo que sucedió con la venida de Cristo. Así nos lo escribe.
Hace muchos años, cuando trabajaba como voluntario en un hospital de Stanford conocí a una niñita llamada Liz, quien sufría de una extraña enfermedad. Su única oportunidad de recuperarse aparentemente era una transfusión de sangre de su hermano de cinco años, quien había sobrevivido milagrosamente a la misma enfermedad y había desarrollado los anticuerpos necesarios para combatirla.
El doctor explicó la situación al hermano de la niña, y le preguntó si estaría dispuesto a una transfusión, a dar de su sangre a su hermana. Yo lo vi dudar pero sólo un momento antes de tomar un gran suspiro y decir: “Sí, lo haré, si eso salva a Liz”.
Mientras la transfusión continuaba, él estaba acostado en una cama al lado de la de su hermana, viendo retornar el color a las mejillas de la niña. Entonces la cara del niño se puso pálida y su sonrisa desapareció. Miró al doctor y le preguntó con voz temblorosa: “¿A qué hora empezaré a morirme?”
Siendo solo un niño, no había comprendido al doctor: él pensaba que le daría toda su sangre a su hermana y que él se quedaría sin sangre para vivir. Y aún así estaba dispuesto a darle toda su sangre.

2) Para pensar

El relato nos muestra el gran amor que puede llegar a tener un niño por su hermana. Sin embargo, esa historia que leímos, ya aconteció realmente con cada uno de nosotros: nuestro Señor Jesucristo vino al mundo para derramar toda su sangre por nosotros a fin de darnos la vida, la verdadera vida divina. San Pablo nos lo recuerda: “Habéis sido comprados mediante un gran precio”. (I Cor 6,20).
Por ello, en estos días de Navidad no podemos olvidarnos que Jesús ha nacido para que nosotros tengamos vida y, como dice San Pablo, tengamos vida en abundancia. Tenemos una deuda de agradecimiento con nuestro señor Jesucristo que hemos de saldarla con nuestro amor.
Con el bautismo recibimos por primera vez esa vida de la gracia. Pero como se puede perder con el pecado mortal, nuestro Señor instituyó el Sacramento de la Penitencia para otorgarnos la oportunidad de recuperarla.
Pensemos cómo cuidamos esa vida divina y si acudimos a la Confesión para recuperarla si la hemos perdido.

3) Para vivir

Siendo de tan gran valor esa vida divina, hemos de procurar agradecerla y hacer lo posible por conservarla. Las ofensas graves a Dios son las que pueden hacer que muramos y perdamos la vida de la gracia
San Josemaría Escrivá nos recuerda que esa vida tan valiosa que Jesús nos trajo y que tanto le costó, debemos cuidarla frente a las diversas amenazas que la acechan: “El mundo, el demonio y la carne son unos aventureros que, aprovechándose de la debilidad del salvaje que llevas dentro, quieren que, a cambio del pobre espejuelo de un placer –que nada vale–, les entregues el oro fino y las perlas y los brillantes y rubíes empapados en la sangre viva y redentora de tu Dios, que son el precio y el tesoro de tu eternidad (Camino 708).

                                                          Pbro. José Martínez Colín



Poesía

Ya viene


Lleva por nombre Jesús.
Quiere decir Salvador.

Jesús, Salvador ya vino,
vino ya y sigue viniendo...
Viene en cada hermano pobre
sin cobijo, sin abrigo.
Pero si lo recibimos,
nos salva y nos da poder
de ser los hijos de Dios.

Viene en cada campesino,
en cada niño que nace,
en cada obrero que lucha,
en cada hermano que sufre.

Viene en el pueblo que gime
bajo el peso de la angustia
y en la voz que se levanta
en demanda de justicia.

Viene en las madres que lloran
hijos desaparecidos.

¡Viene!... y si lo recibimos
nos salva y nos da poder
de ser los hijos de Dios.


Mons. Leonidas Proaño
(Ecuador)




                                          Caminando hacia la Nochebuena
Hacía cincuenta años que Sandra vivía en la misma casa. Sus hijos se habían casado y mudado a otro barrio. Ella se había quedado sola y ya no podía mantener ese caserón en buen estado.

-Mamá, mudate más cerca nuestro, le decía una de sus hijas. Vendé la casa y comprate un departamento que puedas calentar en invierno para no morirte de frío. Buscamos uno que tenga patio, para que lleves las plantas.

Sandra se convenció de que era lo mejor y con alegría comenzó a seleccionar las pocas cosas que se llevaría consigo. Las otras, las repartió entre sus hijos y los vecinos. Ya no quedaba nada en la casa. El camión de mudanzas estaba lleno y Sandra entró a dar un último vistazo antes de entregar las llaves a los nuevos dueños.

Al salir de una habitación, vio en el fondo de un placard que había quedado abierto, algo parecido a un palo de escoba envuelto en papel de diario. Se estiró y lo sacó. ¿Qué sería? Comenzó a abrirlo. Salió una nube de polvo y por un momento se mareó.
Luego, se encontró en medio de la sala, cuando sus hijos eran pequeños y todos juntos sacaban el árbol de Navidad, abrían sus ramas y comenzaban a colgarle con mucho cuidado, (porque en esa época eran de vidrio y se rompían), bolitas de todos los colores.
Ubicaban el árbol en el centro de la habitación y uno por uno iban pasando, elegían una bolita y la colocaban. Algunos familiares decían que ese árbol era un mamarracho, pero para ella era el más lindo de todos.
A Sandra le parecía estar escuchando las risas y el gran aplauso que daban cuando colocaban la estrella en la punta del árbol.

-Señora, señora, ¿le pasa algo? ¿Quiere que lleve eso al camión o es para tirar?, interrumpió el muchacho de la empresa de mudanzas.
Sandra se sobresaltó. Volvía a estar en la casa vacía.
-No, esto lo llevo yo personalmente, dijo agarrándolo con fuerza entre sus brazos.

Al salir, entregó la llave a los nuevos habitantes y sonrió. Sabía que aunque nunca volvería, se llevaba algo que le permitiría sentir que estaba allí cuando quisiera.

                                         María Inés Casalá y Juan Carlos Pisano
Compartir este post
Repost0
21 diciembre 2009 1 21 /12 /diciembre /2009 12:31
  • Primera Lectura: El Cantar de los Cantares 2,8-14
    "Llega mi amado, saltando sobre los montes"

Oíd, que llega mi amado, saltando sobre los montes, brincando por los collados! Es mi amado como un gamo, es mi amado un cervatillo. Mirad: se ha parado detrás de la tapia, atisba por las ventanas, mira por las celosías.

Habla mi amado y me dice: "¡Levántate, amada mía, hermosa mía, ven a mí! Porque ha pasado el invierno, las lluvias han cesado y se han ido, brotan flores en la vega, llega el tiempo de la poda, el arrullo de la tórtola se deja oír en los campos; apuntan los frutos en la higuera, la viña en flor difunde perfume. ¡Levántate, amada mía, hermosa mía, ven a mí! Paloma mía, que anidas en los huecos de la peña, en las grietas del barranco, déjame ver tu figura, déjame escuchar tu voz, porque es muy dulce tu voz, y es hermosa tu figura."

 

  • Salmo Responsorial: 32
    "Aclamad, justos, al Señor, cantadle un cántico nuevo."

 Dad gracias al Señor con la cítara,
tocad en su honor el arpa de diez cuerdas;
cantadle un cántico nuevo,
acompañando los vítores con bordones. R.

El plan del Señor subsiste por siempre,
los proyectos de su corazón, de edad en edad.
Dichosa la nación cuyo Dios es el Señor,
el pueblo que él se escogió como heredad. R.

Nosotros aguardamos al Señor:
él es nuestro auxilio y escudo;
con él se alegra nuestro corazón,
en su santo nombre confiamos. R.

  • Evangelio: Lucas 1,39-45
    "¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?"

 Unos días después, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: "¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá."

Homilía para hoy
Lucas 1,39-45

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gozosos

                                    Sabías que...
El palio arzobispal es una banda delgada blanca con aplicaciones negras y tres pequeños clavos que simbolizan los clavos de Cristo. El palio representa la responsabilidad del pastoreo de los arzobispos y su unidad con el Papa. Está hecho con lana de ovejas esquiladas por primera vez en la fiesta de Santa Inés.

                            
Punto de Vista
Sectas pseudo católicas


Pensamientos

Son menester amigos fuertes de Dios para sustentar los flacos.

Santa Teresa de Jesús



"La Navidad no es un momento ni una estación, sino un estado de la mente. Valorar la paz y la generosidad y tener merced es comprender el verdadero significado de Navidad".
                                                                                            Calvin Coolidge

Carta al Niño Jesús
Querido Niño Dios:

¿Cómo están por allá arriba en el cielo? Por aquí, tú sabes cómo estamos. Creo que no hace falta contarte los desastres, las injusticias, la violencia y todas las tragedias que dejan su huella en este mundo que es tu mundo.

Además, Navidad no es ocasión de hacer lista de desgracias sino lista de ilusiones.

Por eso te escribo esta carta. Como las que escribía la niña y como las que escriben los niños cuando no se ha ensombrecido su mirada.

Ya no pido juguetes. Pero no creas que he dejado de ser pedigüeña. Quiero pedirte muchas, muchísimas cosas.

Quiero pedirte una tregua a la violencia que desangra a nuestra patria y al mundo: tú puedes cambiar los corazones de los violentos para que no empuñen las armas de la muerte.

Y una tregua a la injusticia que nos está destruyendo: tú puedes cambiar los corazones de los hombres y las mujeres para que sientan como propias las necesidades de los hermanos.

También sería buenísima una tregua a la irresponsabilidad y a la inconciencia: tú puedes cambiar los corazones de los irresponsables para que caigan en cuenta de los disparates que cometen, del daño que se hacen ellos y le hacen a otros.

Otra cosa que quiero pedirte es una tregua a las caras largas: tú puedes cambiar los corazones de jóvenes y viejos para que puedan sonreír.

Por favor, tráenos en esta Navidad una tregua a la agresividad que hace insoportables las calles: tú puedes cambiar los corazones de los agresivos para que se acerquen unos a otros sin miedo, para que se respeten, para que se ayuden.

También nos está haciendo falta una tregua al silencio y las palabras duras en los hogares: tú puedes cambiar los corazones de los esposos, de los padres y de los hijos, para que descubran, los unos, lo que los otros quieren decir con su silencio, para que las palabras expresen el amor y la necesidad de amor.

No se te olvide una tregua a la intolerancia: tú puedes cambiar los corazones de los intolerantes para que sean capaces de comprender y perdonar y olvidar.

Y una tregua al egoísmo: tú puedes cambiar los corazones de los egoístas para que sean capaces de amar y de acercarse a la necesidad del amigo, del vecino, del familiar, del desconocido e incluso del que les cae mal.

No sobraría una tregua a la desesperanza y al escepticismo que nos están carcomiendo: tú puedes cambiar los corazones de los aplanchados y los pesimistas para que miren la vida con optimismo

También te pido que pongas a los pies de las camas de los niños y en el árbol de Navidad de todos: sueños y esperanzas que podamos realizar; fe en nosotros mismos y en los que nos rodean; fe en la vida y, sobre todo, fe en Ti; amor que construya la armonía en los hogares y la paz en nuestra patria; tu amor para poder amar.

Ese es, tal vez, el verdadero regalo de Navidad, el que nos hace seguir siendo niños a pesar de todos.

                                                                     Recibido de Graciela Baquerizo

Consignas
Con Dios jugamos a las escondidas: si el hombre se esconde, aparece Dios; si el hombre aparece, Dios se esconde. Si te fijas con detenimiento, a veces, incluso en el ejercicio de la acción apostólica, tratas de aparecer tú; por eso los demás no ven a Dios, porque tú lo tapas.

El deseo de Navidad
Era la noche de Navidad y Dios miró a la tierra para contemplar a todos sus hijos. Había transcurrido 2000 años desde que Dios se encarnó en el seno de la Santísima Virgen María y vino al mundo para redimir a los hombres. Entonces Dios se dirigió a uno de sus ángeles más jóvenes y le dijo: "Baja a la tierra y tráeme una sola cosa, la que mejor represente todo lo bueno que se ha hecho hoy en mi nombre".

El ángel hizo una reverencia a Dios y descendió al mundo de los humanos, buscando aquello que encierre lo que Dios le había pedido.
Su misión resultó algo difícil pues muchas cosas se habían hecho para homenajear el nacimiento del Niño Jesús. Para el día de Navidad, las guerras habían cesado temporalmente, las catedrales había sido construidas y grandes novelas habían sido escritas. ¿Cómo sería posible encontrar entonces algo que representase todo esto?

Mientras estaba sobrevolando la tierra, el ángel escuchó el sonido de las campanas de una iglesia. La melodía que se desprendía del campanario era tan hermosa que al ángel le recordó la voz de Dios. Mirando hacia abajo, vio la pequeña iglesia de donde provenía la hermosa melodía, pero también pudo escuchar el canto de un coro que entonaba "Noche de Paz".

Al ingresar al templo, el ángel comprobó que había una sola voz que cantaba la canción. Pero inmediatamente una segunda voz continuó a la primera en perfecta armonía, y luego otra y otra hasta que el coro de voces alumbró el recinto durante toda la noche.
Encantado por el mágico sonido, el ángel permaneció en el templo hasta que la canción terminó. Luego, se elevó de nuevo por los aires escuchando en todo lugar los maravillosos sonidos que se desprendían de los villancicos.

En todas las ciudades, sean estas pequeñas o grandes, el ángel escuchó canciones, ya sean interpretadas por grandes orquestas o por las voces de los soldados que se encontraban solos en un campamento militar, alusivas al Nacimiento de Cristo en la tierra. Y en todos los lugares que el ángel escuchó las voces y sonidos, encontró paz en los corazones de esos hombres, mujeres y niños. Cogiendo con sus manos uno de los sonidos emitidos por una de las canciones que flotaba en el aire, (los ángeles pueden hacer esto) pensó que quizás estas canciones podrían representar lo mejor que hay en la tierra en esta Navidad.

La voz de los hombres era utilizada para entonar bellas melodías a través de las cuales era llevada la esperanza y el aliento a aquellos que creían haberlo perdido todo. Sin embargo, a pesar de haber encontrado la respuesta a lo que él estaba buscando, su corazón le decía que esta música por sí sola no era suficiente. Debería haber algo más.

De esa forma, continuó su viaje a través de la espesura de la noche hasta que de repente sintió la oración elevada por un padre en su camino al cielo. Nuevamente miró hacia abajo y vio a un hombre rezando por su hija de quien no sabía hace mucho tiempo y que no estaría en casa para esa Navidad.

El ángel siguiendo la intención de la oración encontró a la hija de aquel hombre. Ella estaba parada en la esquina de una ciudad muy grande. Al frente, había un viejo bar, donde fácilmente uno podía darse cuenta que los que estaban sentados ahí rara vez levantaban su vista para mirar por encima de sus bebidas por lo que no notaron la presencia de la niña.

El que atendía el bar era un hombre que no creía en nada excepto en su barra y su caja registradora. Nunca se había casado, nunca tomó vacaciones y nunca nadie lo había visto lejos de la barra, ni tampoco sabían desde cuando se inició en aquel oficio. Él siempre estaba ahí cuando los clientes llegaban y se iban. No daba crédito a nadie y de vez en cuando por 75 centavos de dólar servía vasos de whiskey con hielo a las personas que pasaban la mayor parte del tiempo sentados en el bar.

De repente, la puerta se abrió y entró un pequeño niño. El barman no podía recordar la última vez que vio a un niño en aquel lugar, pero antes que tuviera tiempo de preguntarle qué quería, el niño le dijo si él sabía que había una niña afuera en la puerta que no podía regresar a casa en la noche de Navidad. Dando un vistazo por la ventana, vio a la niña frente a la acera. Volteándose hacia el niño, le preguntó como sabía eso.

El chico replicó: "Hoy que es Navidad, si ella pudiese estar en casa con los suyos, en verdad te digo que lo estaría". El barman miró de nuevo a la niña pensando en lo que el niño había dicho. Luego de algunos segundos, fue a la caja registradora y sacó todo el dinero que había ahí. Salió del bar, cruzó la pista y siguió a la niña que había avanzado unos cuantos metros.

Todos los que estaban en el bar pudieron ver cuando él hablaba con la niña. Luego, llamó a un taxi, la hizo subir a él y le dijo al chofer: "Al aeropuerto Kennedy". Mientras que el taxi se perdía en medio de los demás autos, volteó para buscar al niño, pero él ya se había ido. Regresó al bar y preguntó a todos si alguien había visto a donde se había ido el chico, pero como él, todos estaban viendo como se perdía el taxi en las calles.

Y luego alguien comentó entre risas que el milagro más increíble del mundo sucedió, pues durante el resto de la noche, nadie pagó por un trago.

El ángel voló de nuevo. Subió al cielo y puso en las manos de Dios lo que finalmente había encontrado para Él: el deseo de un alma por la felicidad de otro. Y Dios Padre sonrió

Desconozco su autor

Meditación breve

La mayor fuerza de la humanidad no consiste en armas de fuego, puños, ni en un poderío militar, sino en la capacidad de tolerancia.
La tolerancia es la capacidad de conceder la misma importancia a la forma de ser, de pensar y de vivir de los demás que a nuestra propia manera de ser, de pensar y de vivir.
Si comprendemos que nuestras creencias y costumbres no son ni mejores ni peores que las de otras personas, sino simplemente distintas, estaremos respetando a los demás.
No es preciso compartir una opinión para ser capaz de considerarla tan válida como cualquier otra.
Lo que hace falta es tratar de ponerse en el lugar de los demás.
Desde cada perspectiva, las cosas se perciben de una manera distinta.
Por eso, analizar en grupo una situación, escuchando la opinión de cada miembro del mismo, nos permite valorarla mejor. La práctica del diálogo y de la comunicación facilita la actitud tolerante, por ello compartir las diferencias nos enriquece, como seres humanos, nos enriquece como personas.
Compartir este post
Repost0
19 diciembre 2009 6 19 /12 /diciembre /2009 07:18
  • Primera Lectura: Jueces 13,2-7.24-25a
    "El ángel anuncia el nacimiento de Sansón"

 

En aquellos días, había en Sorá un hombre de la tribu de Dan, llamado Manoj. Su mujer era estéril y no había tenido hijos. El ángel del Señor se apareció a la mujer y le dijo: "Eres estéril y no has tenido hijos. Pero concebirás y darás a luz un hijo; ten cuidado de no beber vino ni licor, ni comer nada impuro, porque concebirás y darás a luz un hijo. No pasará la navaja por su cabeza, porque el niño estará consagrado a Dios desde antes de nacer. Él empezará a salvar a Israel de los filisteos."

La mujer fue a decirle a su marido: "Me ha visitado un hombre de Dios que, por su aspecto terrible, parecía un mensajero divino; pero no le pregunté de dónde era, ni él me dijo su nombre. Sólo me dijo: "Concebirás y darás a luz un hijo: ten cuidado de no beber vino ni licor, ni comer nada impuro; porque el niño estará consagrado a Dios desde antes de nacer hasta el día de su muerte."" La mujer de Manoj dio a luz un hijo y le puso de nombre Sansón. El niño creció y el Señor lo bendijo. Y el espíritu del Señor comenzó a agitarlo.

  • Salmo Responsorial: 70
    "Que mi boca esté llena de tu alabanza y cante tu gloria."

 

Sé tú mi roca de refugio,
el alcázar donde me salve,
porque mi peña y mi alcázar eres tú.
Dios mío, líbrame de la mano perversa. R.

Porque tú, Dios mío, fuiste mi esperanza
y mi confianza, Señor, desde mi juventud.
En el vientre materno ya me apoyaba en ti,
en el seno tú me sostenías. R.

Contaré tus proezas, Señor mío,
narraré tu victoria, tuya entera.
Dios mío, me instruiste desde mi juventud,
y hasta hoy relato tus maravillas. R.

  • Evangelio: Lucas 1,5-25
    "El ángel Gabriel anuncia el nacimiento de Juan Bautista"

 

En tiempos de Herodes, rey de Judea, había un sacerdote llamado Zacarías, del turno de Abías, casado con una descendiente de Aarón llamada Isabel. Los dos eran justos ante Dios, y caminaban sin falta según los mandamientos y leyes del Señor. No tenían hijos, porque Isabel era estéril, y los dos eran de edad avanzada.

Una vez que oficiaba delante de Dios con el grupo de su turno, según el ritual de los sacerdotes, le tocó a él entrar en el santuario del Señor a ofrecer el incienso; la muchedumbre del pueblo estaba fuera rezando durante la ofrenda del incienso. Y se le apareció el ángel del Señor, de pie a la derecha del altar del incienso. Al verlo, Zacarías se sobresaltó y quedó sobrecogido de temor. Pero el ángel le dijo: "No temas, Zacarías, porque tu ruego ha sido escuchado: tu mujer Isabel te dará un hijo, y le pondrás por nombre Juan. Te llenarás de alegría, y muchos se alegrarán de su nacimiento. Pues será grande a los ojos del Señor: no beberá vino ni licor; se llenará de Espíritu Santo ya en el vientre materno, y convertirá muchos israelitas al Señor, su Dios. Irá delante del Señor, con el espíritu y poder de Elías, para convertir los corazones de los padres hacia los hijos, y a los desobedientes, a la sensatez de los justos, preparando para el Señor un pueblo bien dispuesto."

Zacarías replicó al ángel: "¿Cómo estaré seguro de eso? Porque yo soy viejo, y mi mujer es de edad avanzada." El ángel le contestó: "Yo soy Gabriel, que sirvo en presencia de Dios; he sido enviado a hablarte para darte esta buena noticia. Pero mira: te quedarás mudo, sin poder hablar, hasta el día en que esto suceda, porque no has dado fe a mis palabras, que se cumplirán en su momento."

El pueblo estaba aguardando a Zacarías, sorprendido de que tardase tanto en el santuario. Al salir no podía hablarles, y ellos comprendieron que había tenido una visión en el santuario. Él les hablaba por señas, porque seguía mudo. Al cumplirse los días de su servicio en el templo volvió a casa. Días después concibió Isabel, su mujer, y estuvo sin salir cinco meses, diciendo: "Así me ha tratado el Señor cuando se ha dignado quitar mi afrenta ante los hombres."
                                    
Homilía para hoy

Lucas 1,5-25

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gozosos

                                             Sabías que...
De los papas del siglo XX, el pontificado más largo es actualmente el del Papa León XIII, quien gobernó a la Iglesia por casi 26 años (1878-1903). El pontificado más corto ha sido el del Papa Juan Pablo I, quien fue pontífice sólo durante 32 días, desde agosto hasta septiembre de 1978.

 Pensamientos

Al verdadero amor no se le conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece.

Jacinto Benavente


"Navidad debe ser un tiempo de fuego duradero, del aroma de flores y vino, una charla cordial, gratos recuerdos y amistades fortalecidas.... Pero, si todo falta, bastará con el amor".
                                                                            Jesse O'Neill

El verdadero espíritu de Navidad
Navidad: Fiesta tradicional compartida por la mayoría de los habitantes de la tierra, se celebra con regalos, reuniones y comidas familiares.

Pero... ¿está en sus corazones el espíritu navideño?.

Has leido las cartas que dirigen a Papá Noel los niños y también los mayores.

En la mayoría de ellas se enumeran los regalos que cada uno quiere recibir en esas fechas.

En cambio muy pocas o casi ninguna recuerda el verdadero espíritu de la Navidad.

El Nacimiento del Niño Dios para redimir al mundo, y la obra de San Nicolás de ayudar a los niños pobres, fueron el origen de los obsequios que se reciben en la Nochebuena.

¿Cuál es el verdadero significado de esos regalos?

¿Hemos ayudado al prójimo?

¿Hemos donado algo nuestro, realizado un pequeño sacrificio para dar una alegría a los que menos tienen?

¿Nos hemos puesto a reflexionar que en medio de tantos problemas de la vida actual, siempre hay muchos que tienen muy poco, mucho menos que nosotros?

¿Hemos recordado a los niños que yacen enfermos en hospitales y que quizás nunca tuvieron un juguete o una golosina navideña?

Aún estás a tiempo de ayudar a los demás, pues en cualquier fecha podemos revivir el espíritu de la Navidad, el sentido de solidaridad hacia los demás.

Abre tu corazón a quien necesita tu ayuda; y no esperes a que te la pida para ofrecerla.

Haz un sacrificio para compartir con otros tus cosas, y notarás que aunque no te traigan el regalo anhelado en Navidad te sentirás satisfecho, con el corazón repleto de gozo, por haber realizado una obra buena.

Consignas
La vida de Jesús fue vida de humildad. Fue Dios en la aldea. En la aldea hay humildes y pudientes. Él nos dijo que nos daba ejemplos para que nosotros los imitáramos.

La palabra Navidad
Un profesor de psicología les dio a sus estudiantes un examen de asociación de palabras. Les dijo que escribieran lo primero que les viniera a la mente tan pronto como él dijera cada palabra. Por ejemplo, si decía «conversación», podían escribir «teléfono» o «diálogo». Una de las palabras de ese día causó diversas reacciones y asociaciones sumamente interesantes. La palabra era «Navidad».

Estas fueron algunas de las palabras que asociaron con la Navidad: cohetes, fiesta, lechón asado, baile, licor, regalos, árbol y luces. Entre todas las asociaciones no hubo ninguna referencia a Jesucristo, ni siquiera a su nacimiento.
La verdad es que muy poco de lo que hacemos hoy día se asocia con lo espiritual. Muy pocas de nuestras actividades tienen alguna relación con lo divino. Muy pocos de nuestros pensamientos abordan lo religioso. Hablamos con vehemencia en contra del materialismo.
Nos sorprendemos cuando alguien afirma que es ateo. Nos enojamos cuando alguna persona ridiculiza las cosas religiosas. Sin embargo, guardamos muy poca relación con lo espiritual. Claro que de cuando en cuando vamos a la iglesia, quizás una vez al mes o hasta una vez a la semana. Pero muchas veces lo hacemos para salir de una exigencia social.

Desde luego que buscamos a Dios en los momentos de tragedia, pero esto también viene a ser un acto de último recurso, cuando no nos queda otra esperanza en la vida. Mientras tenemos buena salud y disfrutamos de popularidad, mientras nuestros amigos nos acogen y todo nos va bien, no buscamos seriamente a Dios.

Así que aquellas asociaciones con la palabra «Navidad» revelan algo que se expresa en todas las facetas de nuestra vida.

Si aquel profesor les hubiera dicho la palabra que pusimos como ejemplo, «conversación», habría escogido una de las palabras que más debiéramos asociar con la Navidad. Porque a los ojos de Dios, lejos de representar cohetes, fiestas, lechón asado, baile, licor, regalos, árbol y luces, la Navidad fue el principio de un nuevo diálogo que entabló Él con nosotros.

Esa primera Nochebuena, Dios el Padre, mediante el nacimiento de su Hijo Jesucristo, reparó la línea de comunicación con nosotros que se había cortado a fin de que pudiéramos restablecer con Él la comunión que habíamos perdido. De modo que ahora todos podemos tener comunión íntima y constante con Dios.

Él está esperando que respondamos a la llamada celestial que nos hizo por medio de su Hijo. Pues es mediante esa conversación que restablecemos la conexión y mostramos que comprendemos el verdadero sentido de la Navidad.

Este día es una oportunidad para reflexionar sobre el más grande amor demostrado hacia la humanidad. El amor eterno de Dios.
"De tal manera amó Dios a este mundo, que envió a su único Hijo, Jesucristo, para que todo aquel que en él crea no se pierda, más tenga vida eterna" Juan 3:16.

                                                                                                                Carlos Rey.

Poesía

Navidad
Dios creó el firmamento
El mundo...la inmensidad
Y viendo nuestro sufrimiento
¡Nos dio a su Hijo en Navidad!

El hombre vivía en tormento
Andaba lejos de la verdad
Pero desde ese momento
Empieza a ver la claridad.

Navidad es el tesoro
Del cristiano espiritual
Donde aviva sus promesas.

Navidad es el coro
De trompetas de cristal
Con que alaban las almas ilesas.
                                                                                Luis Bárcena Giménez

Meditación breve
El egoísmo es injusto, ventajoso y exigente; es indiferente ante las necesidades ajenas; y considera que todos deben rendirle pleitesía y servirle como esclavos.
Tú rechazas el egoísmo ajeno. Pero ¿cómo reaccionarías ante tu propio egoísmo?
Sólo un corazón bondadoso y lleno de generosidad podrá derrotar al tirano ya identificado que es el egoísmo personal, origen y causa del individualismo colectivo, que prefiere el interés por el bien comunitario.
El egoísmo es una barrera que impide la intercomunicación humanizada y las relaciones humanas auténticas.
Compartir este post
Repost0
18 diciembre 2009 5 18 /12 /diciembre /2009 07:04
  • Primera Lectura: Jeremías 23,5-8
    "Suscitaré a David un vástago legítimo"

 

"Mirad que llegan días -oráculo del Señor- en que suscitaré a David un vástago legítimo: reinará como rey prudente, hará justicia y derecho en la tierra. En sus días se salvará Judá, Israel habitará seguro. Y lo llamarán con este nombre: "El-Señor-nuestra-justicia". Por eso, mirad que llegan días -oráculo del Señor- en que no se dirá: "Vive el Señor, que sacó a los israelitas de Egipto", sino que se dirá: "Vive el Señor, que sacó a la raza de Israel del país del Norte y de los países adonde los expulsó, y los trajo para que habitaran en sus campos.""

 

  • Salmo Responsorial: 71
    "Que en sus días florezca la justicia, y la paz abunde eternamente."

 

Dios mío, confía tu juicio al rey,
tu justicia al hijo de reyes,
para que rija a tu pueblo con justicia,
a tus humildes con rectitud. R.

Él librará al pobre que clamaba,
al afligido que no tenía protector;
él se apiadará del pobre y del indigente,
y salvará la vida de los pobres. R.

Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
el único que hace maravillas;
bendito por siempre su nombre glorioso;
que su gloria llene la tierra. / ¡Amén, amén! R.

 

  • Evangelio: Mateo 1,18-24
    "Jesús nacerá de María, desposada con José, hijo de David"

 

El nacimiento de Jesucristo fue de esta manera: María, su madre, estaba desposada con José y, antes de vivir juntos, resultó que ella esperaba un hijo por obra del Espíritu Santo. José, su esposo, que era justo y no quería denunciarla, decidió repudiarla en secreto. Pero, apenas había tomado esta resolución, se le apareció en sueños un ángel del Señor que le dijo: "José, hijo de David, no tengas reparo en llevarte a María, tu mujer, porque la criatura que hay en ella viene del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de los pecados."

Todo esto sucedió para que se cumpliese lo que había dicho el Señor por el Profeta: "Mirad: la Virgen concebirá y dará a luz un hijo y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa "Dios-con-nosotros"." Cuando José se despertó, hizo lo que le había mandado el ángel del Señor y se llevó a casa a su mujer.

Homilía para hoy
Mateo 1,18-24

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Dolorosos

                                       Sabías que...
Son nueve los papas que han gobernado la Iglesia en el siglo XX, comenzando por León XIII quien fue pontífice desde 1878 hasta 1903. De ellos, la elección del Papa Pío XII -desde 1939 hasta 1958- es la más rápida de la historia del papado, siendo elegido Pontífice en una sola sesión del cónclave, después de tres votaciones.

Punto de Vista
La convivencia y el matrimonio

Pensamientos

A veces se dice "Dios castiga a los que ama". Pero no es verdad, porque para quienes Dios ama, las pruebas no son castigos, sino gracias.

Cura de Ars


"Navidad debe ser un tiempo de fuego duradero, del aroma de flores y vino, una charla cordial, gratos recuerdos y amistades fortalecidas.... Pero, si todo falta, bastará con el amor".
                                                                                     Jesse O'Neill

El verdadero espíritu de Navidad
Navidad: Fiesta tradicional compartida por la mayoría de los habitantes de la tierra, se celebra con regalos, reuniones y comidas familiares.

Pero... ¿está en sus corazones el espíritu navideño?.

Has leido las cartas que dirigen a Papá Noel los niños y también los mayores.

En la mayoría de ellas se enumeran los regalos que cada uno quiere recibir en esas fechas.

En cambio muy pocas o casi ninguna recuerda el verdadero espíritu de la Navidad.

El Nacimiento del Niño Dios para redimir al mundo, y la obra de San Nicolás de ayudar a los niños pobres, fueron el origen de los obsequios que se reciben en la Nochebuena.

¿Cuál es el verdadero significado de esos regalos?

¿Hemos ayudado al prójimo?

¿Hemos donado algo nuestro, realizado un pequeño sacrificio para dar una alegría a los que menos tienen?

¿Nos hemos puesto a reflexionar que en medio de tantos problemas de la vida actual, siempre hay muchos que tienen muy poco, mucho menos que nosotros?

¿Hemos recordado a los niños que yacen enfermos en hospitales y que quizás nunca tuvieron un juguete o una golosina navideña?

Aún estás a tiempo de ayudar a los demás, pues en cualquier fecha podemos revivir el espíritu de la Navidad, el sentido de solidaridad hacia los demás.

Abre tu corazón a quien necesita tu ayuda; y no esperes a que te la pida para ofrecerla.

Haz un sacrificio para compartir con otros tus cosas, y notarás que aunque no te traigan el regalo anhelado en Navidad te sentirás satisfecho, con el corazón repleto de gozo, por haber realizado una obra buena.

Consignas
La vida de Jesús fue vida de humildad. Fue Dios en la aldea. En la aldea hay humildes y pudientes. Él nos dijo que nos daba ejemplos para que nosotros los imitáramos.

La palabra Navidad
Un profesor de psicología les dio a sus estudiantes un examen de asociación de palabras. Les dijo que escribieran lo primero que les viniera a la mente tan pronto como él dijera cada palabra. Por ejemplo, si decía «conversación», podían escribir «teléfono» o «diálogo». Una de las palabras de ese día causó diversas reacciones y asociaciones sumamente interesantes. La palabra era «Navidad».

Estas fueron algunas de las palabras que asociaron con la Navidad: cohetes, fiesta, lechón asado, baile, licor, regalos, árbol y luces. Entre todas las asociaciones no hubo ninguna referencia a Jesucristo, ni siquiera a su nacimiento.
La verdad es que muy poco de lo que hacemos hoy día se asocia con lo espiritual. Muy pocas de nuestras actividades tienen alguna relación con lo divino. Muy pocos de nuestros pensamientos abordan lo religioso. Hablamos con vehemencia en contra del materialismo.
Nos sorprendemos cuando alguien afirma que es ateo. Nos enojamos cuando alguna persona ridiculiza las cosas religiosas. Sin embargo, guardamos muy poca relación con lo espiritual. Claro que de cuando en cuando vamos a la iglesia, quizás una vez al mes o hasta una vez a la semana. Pero muchas veces lo hacemos para salir de una exigencia social.

Desde luego que buscamos a Dios en los momentos de tragedia, pero esto también viene a ser un acto de último recurso, cuando no nos queda otra esperanza en la vida. Mientras tenemos buena salud y disfrutamos de popularidad, mientras nuestros amigos nos acogen y todo nos va bien, no buscamos seriamente a Dios.

Así que aquellas asociaciones con la palabra «Navidad» revelan algo que se expresa en todas las facetas de nuestra vida.

Si aquel profesor les hubiera dicho la palabra que pusimos como ejemplo, «conversación», habría escogido una de las palabras que más debiéramos asociar con la Navidad. Porque a los ojos de Dios, lejos de representar cohetes, fiestas, lechón asado, baile, licor, regalos, árbol y luces, la Navidad fue el principio de un nuevo diálogo que entabló Él con nosotros.

Esa primera Nochebuena, Dios el Padre, mediante el nacimiento de su Hijo Jesucristo, reparó la línea de comunicación con nosotros que se había cortado a fin de que pudiéramos restablecer con Él la comunión que habíamos perdido. De modo que ahora todos podemos tener comunión íntima y constante con Dios.

Él está esperando que respondamos a la llamada celestial que nos hizo por medio de su Hijo. Pues es mediante esa conversación que restablecemos la conexión y mostramos que comprendemos el verdadero sentido de la Navidad.

Este día es una oportunidad para reflexionar sobre el más grande amor demostrado hacia la humanidad. El amor eterno de Dios.
"De tal manera amó Dios a este mundo, que envió a su único Hijo, Jesucristo, para que todo aquel que en él crea no se pierda, más tenga vida eterna" Juan 3:16.
                                                                                                Carlos Rey.

Poesía

Navidad
Dios creó el firmamento
El mundo...la inmensidad
Y viendo nuestro sufrimiento
¡Nos dio a su Hijo en Navidad!

El hombre vivía en tormento
Andaba lejos de la verdad
Pero desde ese momento
Empieza a ver la claridad.

Navidad es el tesoro
Del cristiano espiritual
Donde aviva sus promesas.

Navidad es el coro
De trompetas de cristal
Con que alaban las almas ilesas.

                                                                           Luis Bárcena Giménez

Meditación breve
El egoísmo es injusto, ventajoso y exigente; es indiferente ante las necesidades ajenas; y considera que todos deben rendirle pleitesía y servirle como esclavos.
Tú rechazas el egoísmo ajeno. Pero ¿cómo reaccionarías ante tu propio egoísmo?
Sólo un corazón bondadoso y lleno de generosidad podrá derrotar al tirano ya identificado que es el egoísmo personal, origen y causa del individualismo colectivo, que prefiere el interés por el bien comunitario.
El egoísmo es una barrera que impide la intercomunicación humanizada y las relaciones humanas auténticas.
Compartir este post
Repost0
17 diciembre 2009 4 17 /12 /diciembre /2009 18:24
  • Primera Lectura: Génesis 49,2.8-10
    "No se apartará de Judá el cetro"

 

En aquellos días, Jacob llamó a sus hijos y les dijo: "Reuníos, que os voy a contar lo que os va a suceder en el futuro; agrupaos y escuchadme, hijos de Jacob, oíd a vuestro padre Israel: A ti, Judá, te alabarán tus hermanos, pondrás la mano sobre la cerviz de tus enemigos, se postrarán ante ti los hijos de tu padre. Judá es un león agazapado, has vuelto de hacer presa, hijo mío; se agacha y se tumba como león o como leona, ¿quién se atreve a desafiarlo? No se apartará de Judá el cetro, ni el bastón de mando de entre sus rodillas, hasta que venga aquel a quien está reservado, y le rindan homenaje los pueblos."

  • Salmo Responsorial: 71
    "Que en sus días florezca la justicia, y la paz abunde eternamente"

 

Dios mío, confía tu juicio al rey,
tu justicia al hijo de reyes,
para que rija a tu pueblo con justicia,
a tus humildes con rectitud. R.

Que los montes traigan paz,
y los collados justicia;
que él defienda a los humildes del pueblo,
socorra a los hijos del pobre. R.

Que en sus días florezca la justicia
y la paz hasta que falte la luna;
que domine de mar a mar,
del Gran Río al confín de la tierra. R.

Que su nombre sea eterno,
y su fama dure como el sol;
que él sea la bendición de todos los pueblos,
y lo proclamen dichoso todas las razas de la tierra. R.

  • Evangelio: Mateo 1,1-17
    "Genealogía de Jesucristo, hijo de David"

 

Genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abrahán. Abrahán engendró a Isaac, Isaac a Jacob, Jacob a Judá y a sus hermanos. Judá engendró, de Tamar, a Farés y a Zará, Farés a Esrón, Esrón a Aram, Aram a Aminadab, Aminadab a Naasón, Naasón a Salmón, Salmón engendró, de Rahab, a Booz; Booz engendró, de Rut, a Obed; Obed a Jesé, Jesé engendró a David, el rey.

David, de la mujer de Urías, engendró a Salomón, Salomón a Roboam, Roboam a Abías, Abías a Asaf, Asaf a Josafat, Josafat a Joram, Joram a Ozías, Ozías a Joatán, Joatán a Acaz, Acaz a Ezequías, Ezequías engendró a Manasés, Manasés a Amós, Amós a Josías; Josías engendró a Jeconías y a sus hermanos, cuando el destierro de Babilonia.

Después del destierro de Babilonia, Jeconías engendró a Salatiel, Salatiel a Zorobabel, Zorobabel a Abiud, Abiud a Eliaquín, Eliaquín a Azor, Azor a Sadoc, Sadoc a Aquim, Aquim a Eliud, Eliud a Eleazar, Eleazar a Matán, Matán a Jacob; y Jacob engendró a José, el esposo de María, de la cual nació Jesús, llamado Cristo.

Así, las generaciones desde Abrahán a David fueron en total catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta el Mesías, catorce.

Homilía para hoy
Mateo 1,1-17
El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Luminosos


                                                          Sabías que...
El primer Congreso Eucarístico Internacional se realizó en 1881 tras una iniciativa de Marie Marthe Tamisier, y fue aprobado por el Papa León XIII. Se llevó a cabo en la Universidad de Lille, Francia, y congregó a unas 800 personas provenientes de diversos países -además de Francia- como Bélgica, Holanda, Inglaterra, España y Suiza.
pensamiento

Acércate a Cristo como adorador y no como crítico.

San Efrén

¿Qué es la Navidad? Es la ternura del pasado, el valor del presente y la esperanza del futuro. Es el deseo más sincero de que cada taza se rebose con bendiciones ricas y eternas, y de que cada camino nos lleve a la paz.
                                                                                                Agnes M. Pharo

El Papa vuelve a escribirnos
¿Sabemos dar razón de nuestra esperanza?
1) Para saber
“«SPE SALVI facti sumus» – en esperanza fuimos salvados” Así comienza la nueva Encíclica del Papa Benedicto XVI que presentó justo por comenzar el Adviento. Y es que nuestra vida es como un adviento en donde caminamos siempre con la esperanza de un futuro mejor.
En esta carta, rica en contenido, el Papa nos envía un mensaje optimista. Aunque antes de la venida de Cristo muchos vivían en un mundo oscuro y ante un futuro sombrío, con la Redención “se nos ofrece la salvación en el sentido de que se nos ha dado la esperanza, una esperanza fiable, gracias a la cual podemos afrontar nuestro presente: el presente, aunque sea un presente fatigoso, se puede vivir y aceptar si lleva hacia una meta, si podemos estar seguros de esta meta y si esta meta es tan grande que justifique el esfuerzo del camino”.
Y la meta del cristiano cumple esas condiciones: estamos seguros de ella y es la más grande que justifica cualquier esfuerzo. La meta es la unidad con Dios, de una felicidad eterna, sin fin. Sin embargo, es difícil comprender ampliamente en qué consistirá concretamente esa meta. Por ello el Papa con esta carta nos ayuda a profundizar sobre ese futuro, dada su importancia radical para cada persona.

2) Para pensar

Se cuenta que había una vez un mono que andaba saltando de árbol en árbol. Mientras saltaba vio un bello nogal. Cogió una nuez y la mordió. Como la cáscara estaba amarga, el mono la tiró rápidamente y se quedó sin probar el rico bocado que tenía dentro.
En la vida sucede lo mismo. A veces se comienza una actividad: aprender un oficio, leer un libro, hacer ejercicio, etc. Y cuando llegan las primeras dificultades, abandonan la tarea iniciada y, quedándose sin saborear las satisfacciones que les hubiera traído acabarlo. En la vida espiritual suele suceder lo mismo. Después de un inicio entusiasta para luchar y ser mejores, debido a las dificultades, se abandona la lucha.
Pensemos si vivimos con esa seguridad de un futuro que Dios nos asegura si somos fieles a Cristo.

3) Para vivir

El optimismo del cristiano tiene un fundamento: tiene un futuro cierto. Y como dice el Papa en su carta, no es que conozcamos sus detalles, pero sabemos que nuestra vida no acaba en el vacío. Y sólo cuando el futuro es cierto, se hace llevadero también el presente.
Hemos de responder a la exhortación que hace San Pedro a estar siempre prontos para dar razón de nuestra esperanza. Muchas personas han sabido encontrar a Dios, después de presenciar el testimonio de cristianos que vivían llenos de paz ante diversas dificultades. Un ejemplo fue Santa Teresa Benedicta de la Cruz, Edith Stein, en quien el ejemplo de una amiga contribuyó a su conversión del judaísmo a la Iglesia Católica. Sucedió que a su amiga se le murió su esposo. Edith fue a visitarla y la encontró con mucho dolor, pero a la vez, con una gran serenidad y con la esperanza de que el marido ya gozaba de la vida eterna y que en un futuro se volverían a encontrar. Eso la impresionó tanto que ayudó a su conversión.
Por ello el Papa nos recuerda: «No os aflijáis como los hombres sin esperanza» (1 Ts 4,13). En nuestra vida también hemos de saber dar el ejemplo de personas que esperan siempre en Dios

                                                     Pbro. José Martínez Colín

Consignas
Jesús nos dio ejemplo de humildad; tú haces cuanto está a tu alcance, para aparentar lo que no eres, o lo que piensas que eres. ¿No será mejor seguir el ejemplo de Jesús?

Milagros de Navidad
Había una vez, en un pequeño pueblo, un viejo cura párroco famoso y respetado por su sabiduría y su bondad.

Su parroquia, bastante alejada de la plaza central del pueblo, se mantenía casi ignorada y oscura durante todo el año. Sin embargo cada diciembre, cuando se acercaba la Navidad la calle entera de la iglesia parecía adquirir luz propia. Es verdad que el desproporcionado árbol de Navidad que el anciano armaba en el ciprés de la vereda, frente a la iglesia, irradiaba un brillo incomparable, pero no era sólo eso. Cada ladrillo del frente del viejo edificio parecía iluminarse desde adentro y alumbrar la que hasta unas horas antes era una de las calles más oscuras del barrio. Desde la otra punta del pueblo se veía la luminosidad que parecía expandirse desde la vieja parroquia elevándose en el cielo.

Quizá por eso, quizá por la nobleza del viejo cura, hombre puro de alma y espíritu y sacerdote de fe inquebrantable, quizá por la suma de todas las cosas, la Navidad traía al pueblo un hecho que para muchos representaba su milagro navideño.

Cada año, para estas fechas, todos lo que tenían un deseo insatisfecho, una herida en el alma o la imperiosa necesidad de algo importante que no habían podido lograr iban a ver al viejo cura. El se reunía con ellos, los escuchaba, y los convocaba para que prepararan su corazón para un milagro antes de las doce de la noche del veinticuatro de diciembre.

Cuando el día esperado llegaba y todos estaban reunidos frente a la parroquia, el cura encendía todavía algunas velas más alrededor del árbol, y luego recitaba una oración en voz muy baja... como si fuera para él mismo. Dicen... que cada Navidad Dios escuchaba las palabras del párroco cuando hablaba.

Dicen que a Dios le gustaban tanto las palabras que decía, dicen que se fascinaba tanto con aquel árbol de Navidad iluminado de esa manera, dicen que disfrutaba tanto de esa reunión cada Nochebuena... Que no podía resistir el pedido del cura y concedía los deseos de las personas que ahí estaban, aliviaba sus heridas y satisfacía sus necesidades.

Cuando el anciano murió, y se acercaron las navidades, la gente se dio cuenta que nadie podría reemplazar a su querido párroco. Cuando llegó diciembre, sin embargo, decidieron de todas maneras armar el árbol de Navidad frente a la parroquia e iluminarla como lo hacía en vida el sacerdote.

Y esa Nochebuena, siguiendo la tradición que el cura había instituido, todos los que tenían necesidades y deseos insatisfechos se reunieron en la vereda y encendieron velas como habían aprendido del viejo párroco...

Se hizo un silencio. Nadie sabía lo que el viejo párroco decía cuando el árbol se iluminaba por completo... Como no conocían las palabras, empezaron a cantar una canción, recitaron unos salmos, y al final se miraron a los ojos compartiendo en voz alta sus dolores, alegrías y temores en ese mismo lugar, alrededor del árbol. Y dicen... que Dios disfrutó tanto de esa gente reunida alrededor del ciprés, frente a la vieja parroquia, hermanados en sus deseos... que aunque nadie dijo las palabras adecuadas, igual sintió el deseo de satisfacer a todos los que ahí estaban. Y lo hizo.

Desde entonces cada Nochebuena en aquella parroquia, alrededor de ese árbol tan especial, algunos milagros ocurrían, posiblemente en honor o quizá (¿por qué no?) por influencia del cura párroco. El tiempo ha pasado y de generación en generación la sabiduría se ha ido perdiendo...

Y aquí estamos nosotros. Nosotros no sabemos cuál es el pueblo donde está la parroquia. Nunca conocimos al bondadoso anciano y mucho menos sabemos cuáles eran sus ‘mágicas’ palabras... Nosotros ni siquiera sabemos cómo armar nuestro árbol de la manera en que él lo hacía...

Sin embargo, hay dos cosas que sí sabemos: sabemos esta historia, y sabemos que se acerca la Navidad. Y dicen... que Dios adora tanto este cuento... que disfruta tanto de las historias navideñas, que basta que alguien cuente esta leyenda y que alguien la escuche... para que Él, complacido, satisfaga cualquier necesidad, alivie cualquier dolor y conceda cualquier deseo a todos los que todavía, aunque sea un poco, creen en la magia de la Navidad. ¡Ojalá sea cierto!

                       Adaptación de un cuento Jasídico realizada por Jorge Bucay

                                                          Meditación breve
Navidad es:
Historia y misterio
Contemplación y silencio.
Dios hecho hombre y el hombre divinizado.
Dios que se hace tocar con nuestras manos.
Dios que siendo el primero, se hace como el último.
Dios que nos mira con los ojos de un niño.
Dios que anuncia la paz para todos los que se dejan amar.
Proyecto de salvación eternamente pensado y por fin realizado.
Mano poderosa de Dios que se hace tierna mano de niño.
Este es el día que ha hecho el Señor Dios, quien nos llama, como a María, a estar dispuestos a dar a luz a Jesús que está dentro de nosotros, para depositarlo en el corazón del mundo, que desde siempre lo espera e invoca.
Compartir este post
Repost0
13 diciembre 2009 7 13 /12 /diciembre /2009 11:34
  • Primera Lectura: Sofonías 3, 14-18a
    "El Señor se alegra con júbilo en ti"

 

Regocíjate, hija de Sión, grita de jÚbilo, Israel; alégrate y gózate de todo corazón, Jerusalén.

El Señor ha cancelado tu condena, ha expulsado a tus enemigos.

El Señor será el rey de Israel, en medio de ti, y ya no temerás.

Aquel día dirán a Jerusalén: "No temas, Sión, no desfallezcan tus manos.

El Señor, tu Dios, en medio de ti, es un guerrero que salva.

Él se goza y se complace en ti, te ama y se alegra con júbilo como en día de fiesta."

  • Interleccional: Gritad jubilosos: "Qué grande es en medio de ti el Santo de Israel."
    Is 12.2-6

El Señor es mi Dios y salvador: confiaré y no temeré, porque mi fuerza y mi poder es el Señor, él fue mi salvación. Y sacaréis aguas con gozo de las fuentes de la salvación. R.

Dad gracias al Señor, invocad su nombre, contad a los pueblos sus hazañas, proclamad que su nombre es excelso. R.

Tañed para el Señor, que hizo proezas, anunciadlas a toda la tierra; gritad jubilosos, habitantes de Sión: "Qué grande es en medio de ti el Santo de Israel." R.

  • Segunda Lectura: Filipenses 4, 4-7
    "El Señor está cerca"

 

Hermanos: Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres.

Que vuestra mesura la conozca todo el mundo.

El Señor está cerca.

Nada os preocupe; sino que, en toda ocasión, en la oración y súplica con acción de gracias, vuestras peticiones sean presentadas a Dios.

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo juicio, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

  • Evangelio: Lucas 3, 10-18
    "¿Qué hacemos nosotros?"

 

En aquel tiempo, la gente preguntaba a Juan: "¿Entonces, qué hacemos?"

Él contestó: "El que tenga dos túnicas, que se las reparta con el que no tiene; y el que tenga comida, haga lo mismo."

Vinieron también a bautizarse unos publicanos y le preguntaron: "Maestro, ¿qué hacemos nosotros?"

Él les contestó: "No exijáis más de lo establecido."

Unos militares le preguntaron: "¿Qué hacemos nosotros?"

Él les contestó: "No hagáis extorsión ni os aprovechéis de nadie, sino contentaos con la paga."

El pueblo estaba en expectación, y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías; él tomó la palabra y dijo a todos: "Yo os bautizo con agua; pero viene el que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizara con Espíritu Santo y fuego; tiene en la mano el bieldo para aventar su parva y reunir su trigo en el granero y quemar la paja en una hoguera que no se apaga."

Añadiendo otras muchas cosas, exhortaba al pueblo y le anunciaba el Evangelio

Homilía para hoy
Lucas 3,10-18

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gloriosos


Sabías que...
La Eucaristía tiene también otros nombres como Asamblea eucarística o synaxis, pues es celebrada en la asamblea de los fieles, expresión visible de la Iglesia; y Santo Sacrificio pues actualiza el único sacrificio de Cristo Salvador e incluye la ofrenda de la Iglesia.

Carta de Jesús antes de la Navidad
Queridos amigos:

Les agradezco su carta, la hemos leído con José y María y la hemos comentado todos en el cielo.

Me han escrito "No vale la pena que vuelvas....." Aquí se equivocan porque ya estoy entre ustedes y más aun, dentro de ustedes. Búsquenme y me encontrarán.

Ahora ya en vísperas de 25 de Diciembre, quiero recordarles algunas maneras de celebrar la Navidad. Muchos cristianos, más de lo que imaginan, la celebran y muy bien.

= Cada vez que piensan en los otros, entienden la NAVIDAD.
= Cada vez que rezan y ayudan a rezar, descubren la NAVIDAD.
= Cada vez que admiran y quieren la belleza, la vida, la justicia, la bondad, quieren y admiran la NAVIDAD.
= Cada vez que se deciden a perdonar, consolar, comprender, crear alegría, anticipan la NAVIDAD.
= Cada vez que descubren sus miserias y las aceptan y cuentan conmigo, desean la NAVIDAD.
= Cada vez que se preparan o son ya un buen profesional honrado y capaz, aseguran una vida de NAVIDAD.
= Cada vez que buscan a los pobres, a los que no tienen nombre, a los necesitados, celebran y hacen celebrar la NAVIDAD.
= Cada vez que los mayores ven a los pequeños semejantes a mi: cada vez que los pequeños saben ver en los mayores a mi Padre, hacen venir la NAVIDAD.

Estoy con ustedes y con cada uno de ustedes siempre.

Jesús
Punto de Vista
Las prioridades matrimoniales

                                                           Hacerle un sitio
Una de las escenas más tiernas del Evangelio es la de María embarazada, montada en un burrito, y a su lado José, en silencio, golpeando las puertas del pueblito de Belén, buscando un sitio digno para que nazca el Niño. Tierna y dramática. Dios, hecho carne, buscando sitio entre los hombres. Y no lo encuentra. Pensar que un niño, ocupa tan poquito lugar, y para él no lo hubo, sino en una cueva de animales, en suma pobreza.

Esto que imaginamos del relato histórico, también se repite, espiritualmente hoy, en esta Navidad, en mi propio corazón. Adviento es este tiempo en que Dios anda pasando, buscando sitio para nacer, para manifestarse, y esta vez, así como entonces lo buscaba en la posada y en las casas de Belén, lo anda buscando en mi propio corazón. Yo tengo que hacerle sitio en mi alma, en mi vida, en este momento de mi historia, sea el mejor o el peor, con mis gracias y mis pecados. ¿Por qué nos resistimos?, ¿por qué esta sordera cada vez que nos tocan la puerta?, ¿por qué este hacernos los zonzos para que pase de largo?

Y es que "hacerle sitio" al Niño, significa que tengo que disponer la "casa", y tirar todo el cachivacherío que le está robando el sitio al Niño. El cachivacherío de mi orgullo, mi soberbia, mi sensualidad, mi pereza, mi falta de caridad, mi apego desmedido a las seguridades o a la angustia por falta de ella, mis frivolidades, mis ansiedades y urgencias que han conseguido que haga ya mucho tiempo que no recemos como debemos, o simplemente no recemos.

Pero tampoco podemos pretender de mi corazón el Pesebre ideal. Ni Dios lo pretende. Lo que pretende es un "lugarcito", es la buena intención, es el anhelo de que su presencia nos cure, es el deseo renovado de ser buenos. Nosotros quitaremos algunas cosas, y el resto lo va a hacer Él. Si justamente para eso viene, para eso se encarna, para eso anda buscando mi corazón, porque sabe que no podemos con todo, porque sabe que somos débiles y perezosos.

No pide una casa donde todo esté perfectamente en orden y prolijo. Pide un rinconcito para nacer y así ayudarnos con nuestros desórdenes e improlijidades: viene a devolvernos, con su mirada, ese brillo en los ojos que el tiempo opacó, o que nos hemos dejado robar. Viene con sus manitas, a poner calor en las zonas del alma que se nos han entumecido de frío y que necesitan ser abrazadas. Viene a abrir espacios empecinadamente cerrados por nosotros a tantos hermanos nuestros a los que le seguimos diciendo: "sigan adelante, no hay sitio en esta posada", para quedarnos encastillados y estancados en la ciudadela de nuestras mezquinas seguridades.

¡Viene! ¡Está viniendo! Eso significa "Adviento". "estoy a la puerta y llamo -dice el Apocalipsis-. Si me abres, entraré en tu casa y cenaremos juntos".

Extraído del Libro: Tres desafíos para esta Navidad, del Padre Angel Rossi s.j.

Consignas

Dicen que el Libertador General José de San Martín dijo: "mi mejor amigo es el que corrige mis errores o desaprueba mis desaciertos". Aplica ésto a tus amigos, a los que te quieren bien y así no tomarás a mal sus llamados de atención o no los interpretarás como expresión de su mal genio.

Temas Médicos : Receta médica imprescindible
Nombre del Paciente: Género Humano

Cuadro Patológico: Poco deseo de convivencia con sus semejantes. Pérdida progresiva y acelerada de los valores morales, tendencia a la destrucción.

Fórmula de Curación: Amor y Amistad.

Dosis: La que sus necesidades señalen.

Vía de Administración: Centros de trabajo, escuelas, hogares, medios de transporte, etc. Y en todos los sentidos busque oportunidades.

Inidicaciones: El paciente debe aceptar primero que necesita Dar y Recibir el Amor y la Amistad.

Modo de Administración:

- Saludar cortésmente a sus semejantes.
- Ser paciente para con los débiles.
- Desahogar tensiones nerviosas por medio del deporte, el baile y otras actividades físicas sanas.
- Practicar algún juego con la familia.
- Saludar por teléfono o correo a sus familiares y amigos que estén lejos.
-Tratar a todas las mujeres con el respeto que se merecen, su propia esposa, madre y hermanas, amigas.
- Respetar y querer a los niños, en fin: Respetar los Valores Morales y ser más Humano.

Administrar a partir de: Hoy mismo, y por toda la vida.

                                                          Desafío motriz

¿Qué tan inteligente es tu pie derecho?

Esto es tan chistoso que te reirás de ti mismo y volverás a intentarlo por lo menos 50 veces más, para asegurarte de que eres más inteligente que tu pie derecho y... ¡nunca lo lograrás!

1. Sentado ahí, en tu escritorio, levanta tu pie derecho y marca círculos en el aire hacia al lado derecho, tal como gira el reloj.

2. Ahora, mientras estás haciendo ésto, traza el número 6 en el aire con tu mano derecha. Y... ¿qué crees..? ¡Tu pie cambiará de dirección de manera automática!

¡No, nunca podrás evitarlo!

Y no hay nada que puedas hacer al respecto. Asi es que... si aceptaste el reto y no fuiste capaz de vencer a tu pie derecho, manda este mensaje para que otros vean que contra el pie derecho, nadie puede...
                                                                Enviado por José Luis Nores

Meditación breve
Mira tu cara en el espejo de tu corazón.
Haz el esfuerzo de mirarte internamente y ver la belleza interior que posees.
Eres grandioso, porque estás vivo y es esta vida que hace con que miles de personas te estén esperando.
Sí, hay mucha gente esperando a que cambies, a que te transformes.
Hay muchas personas que quieren admirar tu belleza, los valores que tienes.
Así que, hoy haz este esfuerzo de mirarse internamente de forma muy profunda y verás que el cambio es más fácil que imaginabas.

-------------

Compartir este post
Repost0
12 diciembre 2009 6 12 /12 /diciembre /2009 07:29
  • Primera Lectura: Zacarías 2,14-17
    "Canto de la Hija de Sión."

 

Festeja y aclama, joven Sión, que yo vengo a habitar en ti -oráculo del Señor-.

Aquel día se incorporarán al Señor muchos pueblos y serán pueblo mío; habitaré en medio de ti, y sabrás que el Señor de los ejércitos me ha enviado a ti.

El Señor tomará a Judá como lote suyo en la tierra santa y volverá a escoger a Jerusalén.

¡Silencio todos ante el Señor, que se levanta en su santa morada!

 

  • Salmo Responsorial: 95
    "Contad las maravillas del Señor a todas las naciones"

 

Cantad al Señor un cántico nuevo,
cantad al Señor, toda la tierra;
cantad al Señor,
bendecid su nombre. R.

Proclamad día tras día su victoria.
Contad a los pueblos su gloria,
sus maravillas a todas las naciones. R.

Familias de los pueblos, aclamad al Señor,
aclamad la gloria y el poder del Señor,
aclamad la gloria del nombre del Señor. R.

Decid a los pueblos: " El Señor es rey,
el afianzó el orbe, y no se moverá;
él gobierna a los pueblos rectamente." R. 

 

  • Evangelio: Lucas 1,39-45
    "¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor?"

 

Unos días después, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: "¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá."

Homilía para hoy
Lucas 1,39-47
El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gozosos

Sabías que...
El Sacramento de la Eucaristía tiene varios nombres según su significado: el primero es Banquete del Señor, pues se trata de la Cena que el Señor celebró con sus discípulos la víspera de su Pasión y de la anticipación del Banquete de bodas del Cordero en la Jerusalén celestial.

Pensamientos

Todo pasará, sólo quedará el asombro, y sobre todo el asombro ante las cosas cotidianas.

G.K.Chesterton

"Un banquero es alguien que te deja su paraguas cuando hace buen tiempo, pero en cuanto empieza a llover te exige que se lo devuelvas".
                                                                                                               Mark Twain

Reflexión navideña
En esta época se celebra el nacimiento del más grande maestro que ha vivido sobre este planeta: “Jesús de Nazaret”. Este gran maestro cuya misión fue tan trascendente que dividió la historia en antes y después de Su permanencia en esta esfera celeste.

Se dedicó siempre a servir a Dios a través del prójimo, a exaltar los valores humanos y a fomentar la hermandad de la humanidad basándose en la paternidad de Dios. La vida y enseñanzas de este gran maestro están llenas de anécdotas sobre cómo y con cuanta sencillez se puede vivir una espiritualidad práctica al alcance de cualquier ser sensible dispuesto a hacer un pequeño esfuerzo por el bien global de la humanidad.

El momento es propicio para recordar la ejemplar vida de este singular maestro, vida llena de entrega a Dios en todos sus actos y de sacrificios personales en pro del bienestar común.

Jesús de Nazaret se enfrentó a las mayores adversidades que se pueda imaginar el ser humano, y con esto solo se entregó cada vez más a su propósito, con renovada confianza en el triunfo de la rectitud y el cumplimiento de “La Voluntad de Dios”. Dondequiera que Su peregrinación le llevase entregaba un mensaje de esperanza y de vida a todos aquellos que estaban dispuestos a escucharle. Consolaba al que sufría, levantaba al caído, alimentaba al hambriento, sanaba al enfermo, orientaba al confundido, alentaba a todos a ser puros de corazón como niños y sobre todo dirigía a multitudes por el camino correcto que conduce de vuelta a lo que El solía llamar “La casa de mi Padre”.

Al pedirle sus apóstoles orientación que les guiase, solo añadió a los leyes existentes: “Amaos los unos a los otros como Yo os he amado”. Esto reviste singular importancia por el beneficio que se puede obtener al ponerlo en práctica en nuestra vida diaria. El mundo está ávido de personas que como Jesús de Nazaret enseñen con su ejemplo el camino a seguir para hacer realidad el “Reino de los cielos aquí en la Tierra” como El solía llamarlo.

Para lograrlo solo es necesario que suficientes seres sensibles tomen la determinación de hacer algo al respecto y lo pongan en práctica. La inspiración para lograrlo solo puede encontrase dentro de nosotros mismos, en nuestro interior, allí donde residen todos los atributos nobles del ser humano. Una vez que logramos contacto con nuestro ser interno es entonces que podremos comprender el verdadero significado de la Navidad, la cual se celebra con el renacimiento del Cristo interior en cada uno de nosotros.

Una vez logrado el contacto con nuestro ser interno, nuestras vidas se transforman y al mismo tiempo transformamos nuestro medio ambiente, poniendo cada uno un granito de arena para construir un mundo mejor ajustado a los ideales que predicara Jesús El Cristo.

Vale la pena recordar la famosa frase tan sabia que dice “Aquel que quiera cambiar al mundo que comience por cambiarse a si mismo”, pues es de esta manera que comienza una transformación que se hace más evidente a medida que más y más personas se van sumando a un propósito común mejorando así el subconsciente colectivo.

Que en estas fechas auspiciosas de la Natividad de Jesús El Cristo se haga realidad el ideal universal de “Paz en la tierra a los hombres de buena voluntad”.

Desconozco el autor

Consignas
El poeta José María Pemán, tiene estos dos versos llenos de sabiduría: "que a la gloria, aún siendo gloria por Cristo, le tengo miedo". Debes ser humilde, especialmente en tus exitos apostólicos.

Historias : Una historia de Navidad
Era la noche de Navidad. Un ángel se apareció a una familia rica y le dijo a la dueña de la casa:

- Te traigo una buena noticia: esta noche el Señor Jesús vendrá a visitar tu casa.

La señora quedó entusiasmada: Nunca había creído posible que en su casa sucediese este milagro. Trató de preparar una cena excelente para recibir a Jesús. Encargó pollos, conservas y vino importados. De repente sonó el timbre. Era una mujer mal vestida, de rostro sufrido, con el vientre hinchado por un embarazo muy adelantado.

- Señora, ¿no tendría algún trabajo para darme? Estoy embarazada y tengo mucha necesidad del trabajo.

- ¿Pero esta es hora de molestar? Vuelva otro día, respondió la dueña de la casa. Ahora estoy ocupada con la cena para una importante visita. Poco después, un hombre, sucio de grasa, llamó a la puerta.

- Señora, mi camión se ha arruinado aquí en la esquina. ¿Por casualidad no tendría usted una caja de herramientas que me pueda prestar?

La señora, ocupada como estaba limpiando los vasos de cristal y los platos de porcelana, se irritó mucho:

- ¿Usted piensa que mi casa es un taller mecánico? ¿Dónde se ha visto importunar a la gente así? Por favor, no ensucie mi entrada con esos pies inmundos.

La anfitriona siguió preparando la cena: abrió latas de caviar, puso champaña en el refrigerador, escogió de la bodega los mejores vinos, preparó unos coctelitos. Mientras tanto alguien afuera batió las palmas. Será que ahora llega Jesús, pensó ella emocionada y con el corazón acelerado fue a abrir la puerta. Pero no era Jesús. Era un niño harapiento de la calle.

- Señora, deme un plato de comida.

- ¿Cómo te voy a dar comida si todavía no hemos cenado? Vuelve mañana, porque esta noche estoy muy atareada. Al final, la cena estaba ya lista. Toda la familia emocionada esperaba la ilustre visita. Sin embargo, pasaban las horas y Jesús no parecía. Cansados de esperar empezaron a tomar los coctelitos, que al poco tiempo comenzaron a hacer efecto en los estómagos vacíos y el sueño hizo olvidar los pollos y los platos preparados.

A la mañana siguiente, al despertar, la señora se encontró , con gran espanto frente a un ángel.

- ¿Un ángel puede mentir? Gritó ella. Lo preparé todo con esmero, aguardé toda la noche y Jesús no apareció. ¿Por qué me hizo esta broma?

- No fui yo quien mentí, fue usted la que no tuvo ojos para ver, dijo el ángel.

Jesús estuvo aquí tres veces, en la persona de la mujer embarazada, en la persona del camionero y en el niño hambriento.
Pero usted no fue capaz de reconocerlo y de acogerlo.

Desconozco su autor

                                                          Meditación breve
Después de la noche, la aurora anuncia el amanecer. Después de la tempestad, viene el sosiego de la naturaleza.
Reemprende tus tareas esperando resultados positivos, cuando las cosas no han salido bien.
Espera lo mejor y trabaja animoso por lograr los objetivos, después del fracaso.
Sé optimista y vive alegremente para que tus pensamientos positivos estimulen tu decisión de superar todas las barreras.
Todavía tienes capacidades y la esperanza activa de ir adelante y lograr lo mejor.
                                                                              Gra Baq


                       
                              

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones sacerdortales de Nuestra Parroquia Señor de los Milagros
Compartir este post
Repost0
11 diciembre 2009 5 11 /12 /diciembre /2009 10:40
  • Primera Lectura: Isaías 48,17-19
    "Si hubieras atendido a mis mandatos"

 

Así dice el Señor, tu redentor, el Santo de Israel: "Yo, el Señor, tu Dios, te enseño para tu bien, te guío por el camino que sigues. Si hubieras atendido a mis mandatos, sería tu paz como un río, tu justicia como las olas del mar; tu progenie sería como arena, como sus granos, los vástagos de tus entrañas; tu nombre no sería aniquilado ni destruido ante mí."

  • Salmo Responsorial: 1
    "El que te sigue, Señor, tendrá la luz de la vida."

 

Dichoso el hombre
que no sigue el consejo de los impíos,
ni entra por la senda de los pecadores,
ni se sienta en la reunión de los cínicos;
sino que su gozo es la ley del Señor,
y medita su ley día y noche. R.

Será como un árbol plantado al borde de la acequia:
da fruto en su sazón
y no se marchitan sus hojas;
y cuanto emprende tiene buen fin. R.

No así los impíos, no así;
serán paja que arrebata el viento.
Porque el Señor protege el camino de los justos,
pero el camino de los impíos acaba mal. R.

  • Evangelio: Mateo 11,16-19
    "No escuchan ni a Juan ni al Hijo del hombre"

 

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: "¿A quién se parece esta generación? Se parece a los niños sentados en la plaza, que gritan a otros: "Hemos tocado la flauta, y no habéis bailado; hemos cantado lamentaciones, y no habéis llorado." Porque vino Juan, que ni comía ni bebía, y dicen: "Tiene un demonio." Vino el Hijo del hombre, que come y bebe, y dicen: "Ahí tenéis a un comilón y borracho, amigo de publicanos y pecadores." Pero los hechos dan razón a la sabiduría de Dios."

Homilía para hoy
Mateo 11,16-19

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Dolorosos

                                                  Sabías que...
El nombre Eucaristía significa acción de gracias a Dios, y viene de las palabras "eucharistein" (Lc 22, 19) y "eulogein" (Mt 26, 26), que recuerdan las bendiciones judías que proclaman -sobre todo durante la comida- las obras de Dios: la creación, la redención y la santificación.

Pensamientos

A la tarde te examinarán en el amor; aprende a amar como Dios quiere ser amado y deja tu condición.

San Juan de la Cruz

"Así como las olas brotan del mar y regresan al mar, así nosotros venimos de Dios y regresamos a Dios"
Anónimo

Punto de Vista
Las prioridades matrimoniales



Carta a Santa Claus de un niño del tercer mundo

Querido Santa Claus:
Le escribo esta carta porque ya empieza diciembre y se oye hablar mucho de usted y de la Navidad por todos lados. La televisión muestra los centros comerciales y las calles céntricas de la capital llenándose de guirnaldas y luces. Los altoparlantes difunden música en las esquinas. No quisiera ofenderlo, pero tengo que compartir con usted que para mí y para centenares de millones de niños en América Latina, África y muchos otros países de Oriente, éste es el peor momento del año. Y eso que el resto del año ya es un calvario.

Pero no se asuste, no le escribo para pedirle muchas cosas. Sobre todo, no le pido objetos. Yo sólo quiero que me regale el tiempo necesario de leer esta cartita. De todos modos, sé que tiene un trineo bastante pequeño y seguramente es por eso que nunca pasa por estas zonas rurales. De hecho, ¿cómo podría pasar, si aquí jamás hubo nieve? En el continente donde nací, para mi desgracia o no, más de la mitad de las personas estamos padeciendo hambre. No quisiera molestarlo con estas cosas en pleno diciembre, pero tengo que decirle que morimos diariamente (en estas condiciones no tendría mucho sentido decir que vivimos) con el equivalente de un dólar. Ojo, no lo digo yo, lo dice gente muy seria que pasará unas excelentes Navidades. Lo primero que yo quisiera que me regalara es una explicación de lo siguiente.

Por un lado, me dicen que nuestros países, como los africanos, son productores de insumos básicos, materias primas y alimentos. Por otro lado, los organismos internacionales dicen que sobran los alimentos para que todo el mundo coma lo suficiente. Entonces: ¿Por qué nosotros nos estamos muriendo de inanición? Es por eso que yo no le escribo para pedirle juguetes, porque tenemos otras urgencias. Mucha gente dice que hay que regalarles juguetes a los niños en Navidad, por eso de la fantasía, de la emoción. Cada año -y una sola vez por año- se organizan grandes entregas públicas de regalitos de plástico, peluches, muñequitas rubias y de ojos celestes, pero nosotros tenemos el color de la tierra y el estómago vacío.

Lamentablemente, no podemos comernos los juguetes. Lo que hacemos es tratar de venderlos y comprar comida. Por las cadenas de televisión de mi país están pasando todo el tiempo anuncios para que los padres compren regalos de Navidad a sus hijos. Cada año es igual. Son juguetes fabulosos, de colores brillantes, funcionan con pilas, tienen luces y emiten sonidos....¿Quién los puede comprar? Yo sospecho que hay quien los compra, porque sino no habría publicidad. Por eso, me parece que todo esto tiene poco de fantasía y mucho de comercio.

Usted, que según cuentan comenzó siendo un obispo de Asia Menor que tenía por misión principal defender a los niños, ¿No se siente ultrajado ahora? Tengo algunos indicios sobre quién puede comprar juguetes tan caros.

Parece que cuanta más gente pobre hay, más dinero se reparten los ricos.

Es decir, cada vez hay menos manos para más dinero. Pero Santa Claus, fíjese qué peligroso, porque al mismo tiempo cada vez hay más manos pobres que sólo pueden agarrar garrotes. ¿Usted que sabe leer, lee los periódicos? Se está hablando mucho de corrupción últimamente en mi país. ¡Es impresionante ver lo que ganan políticos y dirigentes gubernamentales! Yo ni si quiera he ido lo suficiente a la escuela como para poder contar tanta plata. Sólo sé que son muchos números. Es extraordinario que ellos mismos decidan los aumentos de sus propios salarios. Lo más bochornoso de todo, es ver cómo encuentran maneras de justificar estos aumentos. Y en mi país tienen la extrema delicadeza de anunciarlo cuando está por llegar Navidad. A la vista de todo el mundo. Trato de entender: ¿Será que no les alcanza para comprar los regalos que aparecen en los anuncios de la televisión? Seguramente sus hijos les estarán reclamando y ellos, pobres, sin poder satisfacerlos. Qué triste, ¿verdad? Sincerémonos un momento, pongámonos en su lugar, con tantas obligaciones y encima tener que andar justificando sus descomunales salarios. ¡Los periodistas los molestan con tantas averiguaciones y preguntas! Después hasta culpa del pueblo va a ser cuando no hagan lo que anunciaron que iban a hacer, reducir la pobreza. Van a decir "no nos dejaron gobernar", o "me entregaron el país en bancarrota". ¿No resulta extraño que a pesar de estar en quiebra el país, como dicen, todos se peleen tanto por gobernarlo?

Como a ellos, a mi mamá tampoco le alcanza el dinero, pero no para los regalos, sino para la comida. Nosotros le pedimos, pero nos dice "no tengo". Ella, sin embargo, no puede aumentarse el salario. Por eso en mi país tenemos que trabajar desde los cinco años. Hacemos todos las tareas que se puedan imaginar, y también aquellas que cuesta imaginar. No vea usted Santa Claus lo que uno pasa. Si por lo menos alguien pudiera regalarme una buena máscara, porque a veces hasta me toca manipular insumos tóxicos, o estoy en las plantaciones cuando pasa la avioneta desparramando insecticidas. No quiero detallarle otras cosas que tenemos que hacer para poder medio comer, me dirían terrorista por estar arruinándole la Navidad.

Santa Claus, tengo una idea: ¿usted no podría regalarme un mundo donde no haya políticos corruptos y empresarios insensibles? Y no me refiero sólo a los que están en nuestros países, sino a los de los países ricos también. Porque todos están de la mano. Y la mano del más rico abre y cierra las puertas por donde pasan los políticos y empresarios de mi continente. O quizá, si repartiéramos entre todos un poco de lo que ellos ganan, tendríamos el estómago menos vacío y podríamos pensar en jugar, hacer deportes, y seguramente no estaríamos tan enfermos. Así, la calle dejaría de ser una escuela de secuelas. Me doy cuenta que, en otras palabras, le estoy pidiendo que me regale eso que llaman otro orden económico, político y social internacional. Como quien diría, otro mundo. ¿Otro mundo es posible?

Eso sería como decir, empecemos de vuelta, pero empecemos bien. Es demasiado pedir, ¿verdad? Además, si usted quisiera hacerle un regalo como ése a los pueblos empobrecidos, ¿quién financiaría? No sería fácil convencer a los gobernantes de países ricos. Dije que no le iba a aguar la fiesta, pero no puedo, estoy desesperado. Escuche esto: en la década pasada, la mitad de los civiles muertos por guerras eran niños. O esto: cada día mueren 30 mil niños de hambre y de enfermedades curables. Y esto otro: cerca de mil millones de niños trabajan para subsistir. Se me está escapando la mano. Podría darle los índices de mortalidad infantil, de ausentismo escolar, de esperanza de vida, de inequidad de ingresos, de falta de oportunidades...

Mire Santa Claus, el panorama es por demás triste. Usted que viene en su trineo repartiendo regalos, me parece que, definitivamente, no lee los periódicos.

O quizá llega de otro planeta. Eso es posible. O si no, como tantos políticos y empresarios, aunque usted vive en el mismo mundo que yo, piensa como si viviera en otro. No sé, me digo todas estas cosas porque no alcanzo a entender. ¡Me queda tanto por decirle! Pero estaría abusando de su tiempo.

Espero que no se sienta ofendido y se dé su vueltecita en trineo. Aunque, sé que tiene un argumento imparable: ¡Usted es fuente de empleo! Dicen que a los que crean empleo no hay que molestarlos. ¿Cree que si yo hubiera podido ir a la escuela, entendería todas estas cosas y no estaría molestándolo a usted ahora? Quién sabe, porque he oído por ahí que a veces entiende mejor el corazón que la mente...

Atentamente, uno niño entre centenares de millones

Carlos Powell, Periodista e investigador comprometido.Nació en Tucumán

Consignas
Alguna vez te oí decir que tú no servías para nada o al menos que servías para muy poca cosa. No importa; no te voy a desdecir, pero sí deseo que pienses que Dios necesitó del asno para entrar triunfante en Jerusalén. También necesita tu pequeñez, para entrar en las almas de tu prójimo.

Historias : Un cuento de Adviento
Hace tiempo que un viajero en una de sus vueltas por el mundo, llegó a una tierra, le llamó la atención la belleza de sus arroyos que cruzaban los campos, los sembrados. Habiendo caminado ya un rato, se encontró con la casas del pueblo, sencillas coloridas y con puertas abiertas de para en par. No podía creerlo... él venía de un lugar muy distinto...

Se fue acercando pero su sorpresa fue mayor cuando tres niños, hermanitos, salieron a recibirlo y lo invitaron a pasar. Los padres de los niños invitaron al viajero a quedarse con ellos unos días.

El viajero aprendió muchas cosas, por ejemplo a hornear el pan, trabajar la tierra, ordeñar las vacas. Pero había una de la cual no podía descubrir el significado. Cada día, y algunos días en varias ocasiones, el papá la mamá y los hermanos se acercaban a una mesita donde habían colocado las figuras de María y José, un burrito marrón y una vaca.

Despacito dejaban una pajita entre María y José.

Con el correr de los días el colchoncito de pajitas iba aumentando y se hacía más mullido.

Cuando le llegó al viajero el momento de partir, la familia le entregó un pan calentito y frutas para el camino, lo abrazaron y lo despidieron. Ya se iba cuando dándose vuelta les dijo:

-Una cosa quisiera llevarme de este hermoso momento.

Por supuesto le contestaron:

-¿Qué más podemos darte para el camino?

Y el viajero entonces preguntó:

- ¿Por qué iban dejando esas pajitas a los pies de María y José?

Ellos sonrieron y el niño más pequeño respondió:

Cada vez que hacemos algo con amor, buscamos una pajita y la llevamos al pesebre. Y así vamos preparando para que cuando llegue el niño Jesús, María tenga un lugar para recostarlo. Si amamos poco, el colchón va a ser un colchón delgado y por lo mismo frío. Pero si amamos mucho, Jesús va a estar más cómodo y calentito.

El viajero parecía comprenderlo todo. Sintió ganas de quedarse con esa familia hasta la Nochebuena, pero una voz adentro suyo lo invitó a llevar por otros pueblos lo que había conocido, tanto de nuevas labores como de los corazones sencillos, tan llenos de amor, como los de esa familia…

Desconozco su autor


         
        
Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones sacerdortales de
Nuestra Parroquia Señor de los Milagros
Compartir este post
Repost0
10 diciembre 2009 4 10 /12 /diciembre /2009 09:19

  • Primera Lectura: Isaías 41,13-20
    "Yo soy tu redentor, el Santo de Israel"

 

Yo, el Señor, tu Dios, te agarro de la diestra y te digo: "No temas, yo mismo te auxilio." No temas, gusanito de Jacob, oruga de Israel, yo mismo te auxilio -oráculo del Señor-, tu redentor es el Santo de Israel. Mira, te convierto en trillo aguzado, nuevo, dentado: trillarás los montes y los triturarás; harás paja de las colinas; los aventarás, y el viento los arrebatará, el vendaval los dispersará; y tú te alegrarás con el Señor, te gloriarás del Santo de Israel.

Los pobres y los indigentes buscan agua, y no la hay; su lengua está reseca de sed. Yo, el Señor, les responderé; yo, el Dios de Israel, no los abandonaré. Alumbraré ríos en cumbres peladas; en medio de las vaguadas, manantiales; transformaré el desierto en estanque y el yermo en fuentes de agua; pondré en el desierto cedros, y acacias, y mirtos, y olivos; plantaré en la estepa cipreses, y olmos y alerces, juntos. Para que vean y conozcan, reflexionen y aprendan de una vez, que la mano del Señor lo ha hecho, que el Santo de Israel lo ha creado.

  • Salmo Responsorial: 144
    "El Señor es clemente y misericordioso, lento a la cólera y rico en piedad."

 

Te ensalzaré, Dios mío, mi rey;
bendeciré tu nombre por siempre jamás.
El Señor es bueno con todos,
es cariñoso con todas sus criaturas. R.

Que todas tus criaturas te den gracias, Señor,
que te bendigan tus fieles;
que proclamen la gloria de tu reinado,
que hablen de tus hazañas; R.

explicando tus hazañas a los hombres,
la gloria y majestad de tu reinado.
Tu reinado es un reinado perpetuo,
tu gobierno va de edad en edad. R.

  • Evangelio: Mateo 11,11-15
    "No ha nacido uno más grande que Juan, el Bautista"

 

En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: "Os aseguro que no ha nacido de mujer uno más grande que Juan, el Bautista; aunque el más pequeño en el reino de los cielos es más grande que él. Desde los días de Juan, el Bautista, hasta ahora se hace violencia contra el reino de Dios, y gente violenta quiere arrebatárselo. Los profetas y la Ley han profetizado hasta que vino Juan; él es Elías, el que tenía que venir, con tal que queráis admitirlo. El que tenga oídos que escuche

Homilía para hoy
Mateo 11,11-15
El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Luminosos

                                                                       Sabías que...
Fue con el Papa San Pío X con quien se celebró el primer Congreso Eucarístico Internacional en Roma, en 1905. Con este congreso se hizo también una moción sobre la comunión frecuente de los niños, y recién a partir de 1960, los congresos se abrieron particularmente a los problemas del mundo.
Pensamientos

Vamos hacia Dios, no caminando, sino amando.

San Agustín

                                                                     
"La Navidad es mucho más que una fecha límite o un día en el calendario. Es un itinerario del espíritu desde las tinieblas a la luz, desde el caos a la paz, desde el aislamiento a la unión del amor".
                                                                                                Karen Katafiasz

                  ¿Qué clase de ser humano soy? - ¿Soy vaso, canal o fuente?
1) Para saber
Es difícil contestar qué tipo de persona somos, e incluso a veces nos conocen mejor los demás que nosotros mismos.
Una persona hizo una clasificación en tres tipos de personas que nos puede ayudar a ubicarnos. Decía que podían ser como un vaso, que es el que retiene y no da nada; como un canal que da, pero no retiene. O como la fuente que, además de dar, retiene.

# Para los seres humanos-vaso, su única ocupación es almacenar conocimientos, “perfecciones”, cosas y dinero. Son aquellos que creen saberlo todo y tenerlo todo. No comparten su alegría, ni ponen al servicio de los demás sus talentos o cosas. Son extraordinariamente estériles; servidores de su egoísmo; carceleros de su propio potencial humano. Algunos niños suelen caer en este tipo, son los que siempre están pidiendo, pero difícilmente dan. Aunque hay muchos adultos que también se quedan aquí.

# Por otro lado existen los seres humanos-canal. Son aquellas que se pasan la vida haciendo y haciendo cosas. Su lema es: "producir, producir y producir". No están felices si no realizan muchas muchísimas actividades y todas de prisa, sin perder un minuto. Pueden hacer las cosas bien, pero no las comparten. Incluso atropellan a las personas con tal de producir. Al hacer pretenden colmar sus carencias; hacen; pero no retienen. Siguen dando y se sienten vacíos. Si hacen cosas, pero no pensando en los demás. Es un hacer por hacer. Por ejemplo, hay profesionales que exageran el tiempo de su trabajo e incluso descuidan a su familia por dedicarle mucho tiempo a trabajar. O si alguien les pide ayuda, se excusan en que están haciendo algo.

# Pero también podemos encontrar seres humanos-fuente, que son verdaderos manantiales de vida. Capaces de dar sin vaciarse, de regar sin decrecer, de ofrecer su agua sin quedarse secos. Son aquellos que nos salpican "gotitas" de amor, confianza y optimismo, iluminando con su reflejo nuestra propia vida. Están siempre pensando en cómo servir mejor y están dispuestos a sacrificarse dando sus cosas y su tiempo. Y es que cuando se da amor, uno se llena más de él.

2) Para pensar
Esta clasificación nos sirve para saber si lo que hacemos lo dirigimos al servicio de los demás o solo es para una satisfacción personal.
Seguramente todos querríamos ser fuente, donde diéramos a los demás sin quedarnos vacíos. Para ello es preciso darnos cuenta que la fuente no crea su agua, sino que la recibe. Lo principal en nuestra vida es dar amor en todas diversas maneras: al servir, al trabajar, al hablar, etc. Por ello hemos de estar unidos a la fuente del amor. Y esa fuente es Dios. Como nos recuerda el Papa Benedicto XVI, Dios es Amor.

3) Para vivir
En nuestro vivir diario se presentan muchas oportunidades de ser generosas y pensar antes en los demás que en uno mismo. Si practicamos este deseo, viviremos e impregnaremos de espíritu cristiano el ambiente donde vivimos, pues estaremos imitando al Señor que no vino a ser servido, sino a servir.
San Josemaría nos recuerda que hemos de dar sin medida, sabiendo siempre habrá un fruto grande: “¿Hay locura más grande que echar a voleo el trigo dorado en la tierra para que se pudra? –Sin esa generosa locura no habría cosecha. Hijo: ¿cómo andamos de generosidad?” (Camino 834)
                                                                                      Pbro. José Martínez Colín

                                                                           Consignas
Busca si, siempre, la armonía; pero resignándote al menos, ya que no puedes lograr aceptarlo con alegría, a que otro lleve el compás. No pretendas dirigir siempre tú la orquesta. No siempre debes ser tú el superior que mande y los demás los súbditos que obedezcan.

Manos sudorosas o hiperhidrosis palmar
Manos sudorosas o hiperhidrosis palmar es un problema que sufren muchas personas, aunque pueden mejorar mucho con los remedios o terapias naturales. Los nervios son el peor enemigo de las personas con manos sudorosas o hiperhidrosis palmar.

Tener las manos excesivamente sudorosas se conoce también como 'hiperhidrosis palmar'. Tener las manos sudadas en momentos de miedo o máxima tensión es natural, pero cuando esto se produce de forma continua es una fuente de frustración y sensación de vergüenza personal. Algo tan habitual como dar la mano como saludo es un problema ya que la otra persona siente como le dejas la mano mojada. Esto puede afectarnos tanto en el ámbito laboral (músicos, carpinteros, etc.) como a la hora de relacionarnos con los demás.

Causas o etiología de las manos sudorosas o hiperhidrosis palmar

En general podemos decir que habría dos causas o dos grupos de pacientes con hiperhidrosis palmar:

# Los pacientes de categoría primaria son aquellos en los que no hay una causa aparente sino que son personas con una gran tendencia a la ansiedad y al nerviosismo y que suelen empeorar en épocas de mayor estrés, alteraciones emocionales (ira, miedo, etc.), cuando hace más calor, si comen excesivamente picante, etc.

# En la categoría secundaria suele haber, como causa principal, alguna enfermedad: Parkinson, alteraciones de la tiroides, problemas de la glándula adrenal, cáncer, diabetes, consumo de algunos medicamentos concretos como la insulina, otros que inducen al vómito o para bajar la fiebre, etc. Por supuesto esto no ocurre en todos los pacientes y además normalmente siempre son personas ansiosas o que toleran mal el estrés.

Consejos y terapias naturales para las manos sudorosas

El sistema nervioso suele ser la causa principal de las manos sudorosas o hiperhidrosis palmar así que buscaremos diferentes estrategias para fortalecerlo

Dieta: evitar café, tabaco, alcohol y cualquier excitante.

Ejercicio físico: aunque ayuda a sudar realmente nos ayudará a equilibrar nuestro sistema nervioso ya que descargamos el estrés.

Relajación: intentar aprender alguna técnica de relajación para reducir la ansiedad (meditación, Método Silva, etc.).

Visualización: aprender o practicar la visualización nos puede ayudar a "ver" como enfocamos situaciones estresantes sin que nos suden las palmas de las manos.

Fitoterapia: hay plantas medicinales como la Salvia que tienden a regular la transpiración. Tomar dos veces al día un poco de Salvia junto a alguna planta relajante como el Azahar, la Melisa, la Manzanilla o la Tila.

Oligoterapia: una combinación de la Diátesis Manganeso-Cobalto y del oligoelemento Litio pueden ayudarnos a cambiar o mejorar esa "tendencia" a somatizar las emociones a través del sudor.

Remedios naturales a nivel externo para las manos sudorosas

Los remedios naturales a nivel externo aplicados sobre las manos no dejan de ser sintomáticos ya que la causa es, como hemos dicho, el sistema nervioso pero puede ayudar a ir un poco más rápido o solucionarnos una crisis puntual de manos sudorosas.

Aplicar un poco de arcilla en polvo sobre las palmas de las manos ayuda a absorber la humedad cuando aún no es excesiva.

Poner las manos unos 10 minutos en agua templada con un chorro de vinagre suele ser casi siempre muy eficaz. Podemos hacerlo un
par de veces al día.

¿Sabías que...?

Aunque muchos especialistas recomiendan la operación (extirpan las glándulas sudoríparas de la palma de la mano) es una alternativa que debe reflexionarse a fondo. Vale la pena informarnos primero y preguntar al médico especialista las posibles contraindicaciones (manos excesivamente secas, sudor compensatorio en otras zonas del cuerpo, etc...).

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Autor: Josep Vicent Arnau
Naturópata y Acupuntor


                                                    Meditación breve
Como dice el dicho, si la vida te trae limones, prepara limonada.
Es sencillo y verdadero. Sin importar cuáles son las circunstancias de nuestra vida, podemos maximizar los sucesos positivos. Y, lo que es más importante, podemos aprender de los negativos. Al reflexionar acerca del pasado, frecuentemente descubrimos con sorpresa que el limón hizo posible la delicia de la experiencia presente.
Todos los hechos de nuestra vida son hilos que tejen un patrón que se desarrolla con un propósito. Cada experiencia es igual a todas las demás. No debemos aferrarnos ni echarnos atrás ante ninguna. La suma de todas ellas es lo que nos hace ser lo que somos. Cada uno de nosotros es, por sí mismo, un mosaico. Y a pesar de ello, nuestros patrones y nuestras rutas se cruzan con un propósito.
La esperanza de que cierta experiencia sea un elemento necesario para nuestro proyecto propicia la gratitud, incluso en el momento en que debemos beber el trago amargo.
Hoy me enfrentaré a algunos limones. ¿Podré prepara limonada?
                                                                                      Gra Baq
Punto de Vista
Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones sacerdortales de Nuestra Parroquia Señor de los Milagros
Compartir este post
Repost0