Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  •  Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

2 marzo 2010 2 02 /03 /marzo /2010 11:53
  • Primera Lectura: Isaías 1,10.16-20
    "Aprended a obrar bien, buscad el derecho"

 

Oíd la palabra del Señor, príncipes de Sodoma, escucha la enseñanza de nuestro Dios, pueblo de Gomorra: "Lavaos, purificaos, apartad de mi vista vuestras malas acciones. Cesad de obrar mal, aprended a obrar bien; buscad el derecho, enderezad al oprimido; defended al huérfano, proteged a la viuda. Entonces, venid y litigaremos -dice el Señor-. Aunque vuestros pecados sean como púrpura, blanquearán como nieve; aunque sean rojos como escarlata, quedarán como lana. Si sabéis obedecer, lo sabroso de la tierra comeréis; si rehusáis y os rebeláis, la espada os comerá. Lo ha dicho el Señor."

  • Salmo Responsorial: 49
    "Al que sigue buen camino le haré ver la salvación de Dios."

No te reprocho tus sacrificios,
pues siempre están tus holocaustos ante mí.
Pero no aceptaré un becerro de tu casa,
ni un cabrito de tus rebaños. R.

¿Por qué recitas mis preceptos
y tienes siempre en la boca mi alianza,
tú que detestas mi enseñanza
y te echas a la espalda mis mandatos? R.

Esto haces, ¿y me voy a callar? 
¿Crees que soy como tú?
El que me ofrece acción de gracias,
ése me honra;
al que sigue buen camino
le haré ver la salvación de Dios." R.

  • Evangelio: Mateo 23,1-12
    "No hacen lo que dicen"

 

En aquel tiempo, Jesús habló a la gente y a sus discípulos, diciendo: "En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos: haced y cumplid lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen. Ellos lían fardos pesados e insoportables y se los cargan a la gente en los hombros, pero ellos no están dispuestos a mover un dedo para empujar. Todo lo que hacen es para que los vea la gente: alargan las filacterias y ensanchan las franjas del manto; les gustan los primeros puestos en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas; que les hagan reverencias por la calle y que la gente los llame maestros.

Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar maestro, porque uno solo es vuestro maestro, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre, el del cielo. No os dejéis llamar consejeros, porque uno solo es vuestro consejero, Cristo. El primero entre vosotros será vuestro servidor. El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido."

Evangelio
Mateo 23,1-12


Homilía para hoy
Mateo 23,1-12

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Dolorosos


                                                 Sabías que...
La Patrona de las misiones es Santa Teresita del Niño Jesús, pues aunque ella nunca salió del convento, es conocida por su celo incomparable por las misiones y por la constante oración por ellas.


Punto de Vista
La música juvenil


Pensamientos

Dios no encuentra sitio en nosotros para derramar Su amor, porque estamos llenos de nosotros mismos.

San Agustín



¿Acaso yo soy libre si mi hermano se encuentra todavía encadenado a la pobreza?
                                                                                                                            Bárbara Word


Oración por nuestros hermanos chilenos


Señor:

Que los ecos de mi oración lleguen a Ti por los que sufren, por los que han perdido seres queridos, por los que se han quedado sin hogar, por los desesperanzados...

Que sientan, Señor, que no están solos, que tienen quien los acoja, quien los contenga, quien los ama.

Que estás vos, Señor, a su lado, guiando las manos de los profesionales de la medicina que auxilian a los heridos, acompañando a los rescatistas, y secando las lágrimas de aquellos que han perdido seres amados.

Te pido, Señor, contención y ayuda para nuestros hermanos chilenos que están pasando esta dura contingencia.

Que Tu Paz les acompañe y la compartan con los que la hayan perdido
Que Tu Amor les guíe y la solidaridad sea su tarea en estos momentos
Que Tu Misericordia se evidencie y puedan reconstruirse con prontitud

Amén


Cuaresma día por día


Día 14º. Martes Segundo - 2 de Marzo.

Callar.

Después de ser condenado, Pilatos ordena que azoten a Jesús. Dos soldados brutales descargan toda su fuerza sobre la espalda de Jesús. Noventa golpes pueden contarse en la sábana santa. Cada látigo tenía varias cuerdas y la punta de las cuerdas poseía pequeños trozos de plomo sin pulir, con puntas y salientes que hirieron todo el cuerpo de nuestro Dios. Jesús lo sufrió por ti y por mí. Era tan doloroso que muchos de los condenados morían en la flagelación. María, nuestra madre, lo ve todo y sufre, pero se calla, porque quiere que Jesús nos salve y para ello debe morir.

Madre, haz que sepa callar; no contestar a mis padres, no protestar, no decir siempre la última palabra. Aunque sea injusto, o tenga motivos para protestar... que me calle. También Tú podrías haber dicho muchas cosas, y te callaste. Me cuesta pero ayúdame: que sepa callar.

Continúa hablándole a Dios con tus palabras

P. José Pedro Manglano Castellary
http://webcatolicodejavier.org




Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
28 febrero 2010 7 28 /02 /febrero /2010 10:55
  • Primera Lectura: Génesis 15, 5-12. 17-18
    "Dios hace alianza con Abrahán, el creyente"

 

En aquellos días, Dios sacó afuera a Abrán y le dijo: "Mira al cielo; cuenta las estrellas, si puedes."

Y añadió: "Así será tu descendencia."

Abrán creyó al Señor, y se le contó en su haber.

El Señor le dijo: "Yo soy el Señor, que te sacó de Ur de los Caldeos, para darte en posesión esta tierra."

Él replicó: "Señor Dios, ¿cómo sabré yo que voy a poseerla?"

Respondió el Señor: "Tráeme una ternera de tres años, una cabra de tres años, un carnero de tres años, una tórtola y un pichón."

Abrán los trajo y los cortó por el medio, colocando cada mitad frente a la otra, pero no descuartizó las aves. Los buitres bajaban a los cadáveres, y Abrán los espantaba.

Cuando iba a ponerse el sol, un sueño profundo invadió a Abrán, y un terror intenso y oscuro cayó sobre él.

El sol se puso, y vino la oscuridad; una humareda de horno y una antorcha ardiendo pasaban entre los miembros descuartizados.

Aquel día el Señor hizo alianza con Abrán en estos términos: "A tus descendientes les daré esta tierra, desde el río de Egipto al Gran Río Éufrates."

  • Salmo Responsorial: 26
    "El Señor es mi luz y mi salvación."

 

El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré?

El Señor es la defensa de mi vida, ¿quién me hará temblar? R.

Escúchame, Señor, que te llamo; ten piedad, respóndeme. Oigo en mi corazón: "Buscad mi rostro." R.

Tu rostro buscaré, Señor, no me escondas tu rostro. No rechaces con ira a tu siervo, que tú eres mi auxilio. R.

Espero gozar de la dicha del Señor en el país de la vida. Espera en el Señor, sé valiente, ten ánimo, espera en el Señor. R.

  • Segunda Lectura: Filipenses 3, 20-4, 1
    "Cristo nos transformará, según el modelo de su cuerpo glorioso"

 

Hermanos: Nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde aguardamos un Salvador: el Señor Jesucristo.

Él transformará nuestro cuerpo humilde, según el modelo de su cuerpo glorioso, con esa energía que posee para sometérselo todo.

Así, pues, hermanos míos queridos y añorados, mi alegría y mi corona, manteneos así, en el Señor, queridos.

  • Evangelio: Lucas 9, 28b-36
    "Mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió"

 

En aquel tiempo, Jesús cogió a Pedro, a Juan y a Santiago y subió a lo alto de la montaña, para orar. Y, mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió, sus vestidos brillaban de blancos.

De repente, dos hombres conversaban con él: eran Moisés y Elías, que, apareciendo con gloria, hablaban de su muerte, que iba a consumar en Jerusalén.

Pedro y sus compañeros se caían de sueño; y, espabilándose, vieron su gloria y a los dos hombres que estaban con él. Mientras éstos se alejaban, dijo Pedro a Jesús: "Maestro, qué bien se está aquí. Haremos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías."

No sabía lo que decía.

Todavía estaba hablando, cuando llegó una nube que los cubrió. Se asustaron al entrar en la nube. Una voz desde la nube decía: "Éste es mi Hijo, el escogido, escuchadle."

Cuando sonó la voz, se encontró Jesús solo. Ellos guardaron silencio y, por el momento, no contaron a nadie nada de lo que habían visto.

El Santo Rosario
Evangelio
Lucas 9,28-36

Homilía para hoy
Lucas 9,28-36


                                                       Sabías que...
El Segundo Concilio de Nicea, que se realizó en el año 787, es el séptimo de los veintiún concilios ecuménicos que la Iglesia ha celebrado. Fue convocado por el Papa Adriano I y contó con la presencia de 300 obispos.


 Pensamientos

Cuanto más amo, me siento todavía más deudor.

San Agustín de Hipona


"Las dificultades que presenta el panorama mundial en este comienzo del nuevo milenio nos inducen a pensar que sólo una intervención de lo alto puede hacer esperar un futuro menos oscuro"
Punto de Vista
Los divorciados en nueva unión 2


Propósitos de Cuaresma


1) Para saber

En su mensaje de Cuaresma el Papa Benedicto XVI nos invita a ser conscientes de dos cosas: primero, de nuestra condición de criaturas que no siempre correspondemos a Dios como debemos creyéndonos autosuficientes. La segunda, y muy relacionada con la primera, del gran amor de Dios por nosotros que fue capaz de enviarnos a su Hijo quien murió para que fuéramos perdonados.

Si esta Cuaresma somos más conscientes de ese amor de Dios, una consecuencia consistirá en alejarnos de todo aquello que pudiera ofenderlo.

2) Para pensar

A veces los seres de la naturaleza nos dan lecciones. Tal es el caso del armiño. Es uno de los carnívoros más pequeños del mundo, tiene el cuerpo alargado y extraordinariamente flexible. Habita bosques y estepas. Suele establecer su madriguera bajo un montón de piedras o disimulada en el interior de una mata espinosa. Antiguamente se cazaba al armiño por su suave piel, de una gran calidad, y de la que se confeccionaban abrigos. Su piel es muy cotizada gracias a su color muy blanco, atractivo y suave.

Se dice que el armiño es el animal más celoso en cuanto a mantenerse limpio. Al ser muy ágil, cuando los cazadores quieren atraparlo, sabiendo de su aversión a ensuciarse, utilizan una estrategia: optan por ensuciar la cueva donde el armiño vive. Y así, cuando lo van siguiendo los perros, el armiño se niega a entrar a su guarida al ver la suciedad, no importando caer en el peligro, incluso aunque lo atrapen o muera.

La historia nos recuerda a personas que han preferido cuidar su alma a costa de grandes sacrificios. Algunos han dejado su puesto de trabajo, por no ser cómplices de la corrupción. Incluso hay mártires que han preferido perder la vida antes que ofender a Dios.

Un ejemplo edificante fue el de la niña Santa María Goretti. Ella era una niña de gran fe que ayudaba a su madre viuda con su arduo trabajo al sostenimiento de su casa. A pesar de ser analfabeta, María soñaba con poder instruirse, y poseía una notable inteligencia que se demostró cuando se aprendió el Catecismo con sólo oírlo, y así pudo hacer su Primera Comunión.

Había un joven que pretendía a María llamado Alessandro, pero no era correspondido. Un día la sorprendió sola e intentó abusar por la fuerza de ella, pero María opuso resistencia y trató de hacerlo razonar, mencionando que lo que quería hacer era un grave pecado y que ella no quería que Alessandro se condenase.

Alessandro se descontroló por completo, y la apuñaló. En su lecho de muerte, María perdonó a su asesino; y añadió que quería que Alessandro estuviera con ella en el Paraíso. María murió, a la edad de doce años.

El asesino de María, cumplió su condena en la cárcel y tuvo un cambio de vida gracias al ejemplo de María, incluso ingresó a un convento capuchino.

María fue beatificada en 1947, en presencia de su propia madre y de su asesino, ambos reconciliados; y fue canonizada por el Papa Pío XII en 1950.

3) Para vivir

La tentación a pecar está a la vuelta de la esquina. Puede resultar difícil no ceder, pero no es imposible. Este tiempo de Cuaresma ha de servir para examinarnos y evitar aquellas situaciones que nos llevan a pecar.

San Josemaría Escrivá nos aconseja. “A la hora de la tentación piensa en el Amor que en el cielo te aguarda: fomenta la virtud de la esperanza, que no es falta de generosidad” (Camino 139).

Pbro. José Martínez Colín


Cuaresma día por día


Día 12º. Domingo Segundo - 28 de Febrero.

Tendremos una eternidad para descansar.

"Cualquier persona -ha dicho Joaquín Navarro Valls, portavoz oficial de la Santa Sede hablando de Juan Pablo II- con mucha menos responsabilidad que la que él soporta, tiene su sistema de descanso, su fin de semana intocable, su deporte, cosas todas ellas que probablemente son necesarias. En el caso del Papa, nada de eso existe. Su único descanso es la posibilidad de caminar por una terraza que hay encima de su apartamento. En diez años de pontificado, en total serán cuatro las veces que ha podido salir un día a la montaña. Cuando alguna vez le han dicho: "Santo Padre, está cansado... ", la respuesta que ha dado en tono humorístico ha sido: "Tendremos una eternidad para descansar".

Como ha dicho, también con humor, André Frossard, "hasta ahora, el único medio que se ha descubierto para obligarle a dejar el trabajo es la anestesia total".

Y decía en Uruguay: "Jesucristo, nuestro Señor, es también nuestro guía y modelo".

"Todo lo hizo bien" decían de Él las gentes. Cada uno de nosotros -asumida por la fe nuestra condición de hijos de Dios en Cristo- hemos de esforzarnos por seguir sus huellas en el trabajo de cada día. Como leemos en el Antiguo Testamento, no se le deben hacer a Dios ofrendas defectuosas. Los cristianos serán verdaderamente "sal de la tierra" y "luz del mundo", si saben dar a su trabajo la calidad humana de una obra bien hecha, con amor de Dios y con espíritu de servicio al prójimo".

Señor, quiero trabajar en serio. Y cuando esté cansado, también. A partir de ahora, cuando empiece a trabajar te lo ofreceré, te lo regalaré. Por eso intentaré que no sea defectuoso, sino algo bien hecho. Y ya, sólo porque es mi regalo para Ti, mi trabajo es importante. Este es mi propósito: en Cuaresma trabajar bien por Ti. Y cansarme trabajando.

Continúa hablándole a Dios con tus palabras

P. José Pedro Manglano Castellary
http://webcatolicodejavier.org



Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
16 febrero 2010 2 16 /02 /febrero /2010 13:42
  • Primera Lectura: Santiago 1,12-18
    "Dios no tienta a nadie"

 

Queridos hermanos: Dichoso el hombre que soporta la prueba, porque, una vez aquilatado, recibirá la corona de la vida que el Señor ha prometido a los que lo aman. Cuando alguien se ve tentado, no diga que Dios lo tienta; Dios no conoce la tentación al mal y él no tienta a nadie. A cada uno le viene la tentación cuando su propio deseo lo arrastra y seduce; el deseo concibe y da a luz el pecado, y el pecado, cuando se comete, engendra muerte. Mis queridos hermanos, no os engañéis.

Todo beneficio y todo don perfecto viene de arriba, del Padre de los astros, en el cual no hay fases ni períodos de sombra. Por propia iniciativa, con la palabra de la verdad, nos engendró, para que seamos como la primicia de sus criaturas.

  • Salmo Responsorial: 93
    "Dichoso el hombre a quien tú educas, Señor."

 

Dichoso el hombre a quien tú educas,
al que enseñas tu ley,
dándole descanso tras los años duros. R.

Porque el Señor no rechaza a su pueblo,
ni abandona su heredad:
el justo obtendrá su derecho,
y un porvenir los rectos de corazón. R.

Cuando me parece que voy a tropezar,
tu misericordia, Señor, me sostiene;
cuando se multiplican mis preocupaciones,
tus consuelos son mi delicia. R.

  • Evangelio: Marcos 8,14-21
    "Tened cuidado con la levadura de los fariseos y con la de Herodes"

 

En aquel tiempo, a los discípulos se les olvidó llevar pan, y no tenían más que un pan en la barca. Jesús les recomendó: "Tened cuidado con la levadura de los fariseos y con la de Herodes." Ellos comentaban: "Lo dice porque no tenemos pan." Dándose cuenta, les dijo Jesús: "¿Por qué comentáis que no tenéis pan? ¿No acabáis de entender? ¿Tan torpes sois? ¿Para qué os sirven los ojos si no veis, y los oídos si no oís? A ver, ¿cuántos cestos de sobras recogisteis cuando repartí cinco panes entre cinco mil? ¿Os acordáis?" Ellos contestaron: "Doce." "¿Y cuántas canastas de sobras recogisteis cuando repartí siete entre cuatro mil?" Le respondieron: "Siete." Él les dijo: "¿Y no acabáis de entender?"


Evangelio
Marcos 8,14-21


Homilía para hoy
Marcos 8,14-21

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Dolorosos



                                                  Sabías que...
La oración del Rosario se remonta a devociones populares del siglo XII, mientras que la versión actual proviene del siglo XV. Los grandes promotores de la devoción fueron los padres dominicos.


Punto de Vista
La convivencia y el matrimonio

 
 Pensamientos

Una flor sobre su tumba se marchita, una lágrima sobre su recuerdo se evapora. Una oración por su alma, la recibe Dios.

San Agustín de Hipona



"¿Qué he de hacer para perdonar a otros? Si no condenaras a nadie, nunca tendrías necesidad de perdonar"

                                            Anthony de Mello

Momentos difíciles

 

Los ciclos de la vida nos hacen pasar por momentos buenos y malos.

 

Por lo mismo, hay períodos en que parece que todo se viene abajo. Las cosas empiezan a salir mal y se pierde la motivación para seguir adelante. En esos instantes de oscuridad, ni las palabras de los sabios, ni los consejos de los amigos parecen surtir efecto. Es un proceso para vivir, dejando que pase por encima de uno y rogar a Dios que este no termine por aplastarnos y destruirnos.

Pensar que es un túnel del que se va a salir, hace que el túnel sea más largo, sentir que es una noche que llegará a su fin, la convierte en una noche de desvelos. Pensar que otros lo pasan peor, sólo aumenta la sensibilidad al dolor.

¿Que hacer entonces cuando llegan esos tristes momentos?

Al parecer no hay receta, pero una alternativa es la evasión, lo que muchas veces sólo hace caer en un pozo más profundo. Otra alternativa es la introspección, para lo cual no siempre estamos preparados. Sin embargo estos momentos son de gran fuerza para aprender las lecciones de la vida.

Es aquí donde se producen las transformaciones. Nadie puede salir sin heridas, ni nada será igual después, pero de aquí sale la fuerza para seguir adelante. Quizás sea esa la clave para superar esas etapas difíciles, saber que como todo cambia, no se podrá volver nunca a la situación original y quizás no salgamos nunca del túnel.

Entonces hay que ensanchar ese túnel, hasta que sus paredes se confundan nuevamente con el infinito, a modo de resurrección.

                                                                  Ricardo Nanjari Román.

La rueda incompleta

Había una vez una rueda a la que le faltaba un pedazo. La rueda quería estar completa, sin que le faltara nada, así que fue a buscar el pedazo que le faltaba, pero como estaba incompleta y solo podía rodar muy despacio tuvo tiempo para ver las flores, los árboles y disfrutar los rayos del sol, encontró muchos pedazos en el camino, pero ninguno le quedaba, así que siguió su camino. Un día encontró un pedazo que le quedaba perfectamente, entonces se puso muy contenta pues ya estaba completa, ya no le faltaba nada y empezó a rodar con mucha rapidez. Tan rápidamente que no veía las flores ni los árboles ni disfrutaba los rayos del sol.

Cuando se dio cuenta de lo diferente que era el mundo al rodar tan deprisa se detuvo, dejo en la orilla del camino el pedazo que había encontrado y se fue rodando lentamente.

Cuando aceptamos que la imperfección es parte de nosotros mismos y sigamos rodando por la vida sin renunciar a disfrutarla, habremos alcanzado una integridad a la que otros solo aspiran. El Señor no nos pide que seamos perfectos, ni que nunca cometamos errores, sino que seamos íntegros.

Si tenemos suficiente valor para amar, compasión para perdonar, generosidad para alegrarnos con la felicidad de los demás y sabiduría para reconocer que hay amor de sobra para todo el mundo, entonces estaremos completos, aunque nos falte un pedazo.

Autor desconocido

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
13 febrero 2010 6 13 /02 /febrero /2010 10:31
  • Primera Lectura: I Reyes 12,26-32;13,33-34
    "Jeroboán hizo dos becerros de oro"

 

En aquellos días, Jeroboán pensó para sus adentros: "Todavía puede volver el reino a la casa de David. Si la gente sigue yendo a Jerusalén para hacer sacrificios en el templo del Señor, terminarán poniéndose de parte de su señor, Roboán, rey de Judá; me matarán y volverán a unirse a Roboán, rey de Judá." Después de aconsejarse, el rey hizo dos becerros de oro y dijo a la gente: "¡Ya está bien de subir a Jerusalén! ¡Éste es tu Dios, Israel, el que te sacó de Egipto!"

Luego colocó un becerro en Betel y el otro en Dan. Esto incitó a pecar a Israel, porque unos iban a Betel y otros a Dan. También edificó ermitas en los altozanos; puso de sacerdotes a gente de la plebe, que no pertenecía a la tribu de Leví. Instituyó también una fiesta el día quince del mes octavo, como la fiesta que se celebraba en Judá, y subió al altar que había levantado en Betel, a ofrecer sacrificios al becerro que había hecho. En Betel estableció a los sacerdotes de las ermitas que había construido.

Jeroboán no se convirtió de su mala conducta y volvió a nombrar sacerdotes de los altozanos a gente de la plebe; al que lo deseaba lo consagraba sacerdote de los altozanos. Este proceder llevó al pecado a la dinastía de Jeroboán y motivó su destrucción y exterminio de la tierra.

 

  • Salmo Responsorial: 105
    "Acuérdate de mí, Señor, por amor a tu pueblo."

 

Hemos pecado con nuestros padres,
hemos cometido maldades e iniquidades.
Nuestros padres en Egipto
no comprendieron tus maravillas. R.

En Horeb se hicieron un becerro,
adoraron un ídolo de fundición;
cambiaron su gloria por la imagen
de un toro que come hierba. R.

Se olvidaron de Dios, su salvador,
que había hecho prodigios en Egipto,
maravillas en el país de Cam,
portentos junto al mar Rojo. R.

 

  • Evangelio: Marcos 8,1-10
    "La gente comió hasta quedar satisfecha"

 

Uno de aquellos días, como había mucha gente y no tenían qué comer, Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: "Me da lástima de esta gente; llevan ya tres días conmigo y no tienen qué comer, y, si los despido a sus casas en ayunas, se van a desmayar por el camino. Además, algunos han venido desde lejos." Le replicaron sus discípulos: "¿Y de dónde se puede sacar pan, aquí, en despoblado, para que se queden satisfechos?" Él les preguntó: "¿Cuántos panes tenéis?" Ellos contestaron: "Siete." Mandó que la gente se sentara en el suelo, tomó los siete panes, pronunció la acción de gracias, los partió y los fue dando a sus discípulos para que los sirvieran. Ellos los sirvieron a la gente. Tenían también unos cuantos peces; Jesús los bendijo, y mandó que los sirvieran también. La gente comió hasta quedar satisfecha, y de los trozos que sobraron llenaron siete canastas; eran unos cuatro mil. Jesús los despidió, luego se embarcó con sus discípulos y se fue a la región de Dalmanuta.


Homilía para hoy
Marcos 8,1-10


El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gozosos


                              Sabías que...
El canon de la Biblia hebrea fue fijado por los judíos de Palestina hacia la era cristiana y es conservado por los judíos modernos. Sólo contiene los libros hebreos, con exclusión de los libros escritos en griego y de los suplementos de Ester y Daniel


Punto de Vista
San Antonio de Padua y la oración

Pensamiento

Ten por cierto que si a Dios un alma le es grata, más la pondrá a prueba. Por tanto, ¡Coraje! y adelante siempre.

San Pío de Pietrelcina



Había mucha gente que no tenían que comer..
1Rey. 12, 26-32; 13, 33-34; Sal. 105; Mc. 8, 1-10

Como había mucha gente y no tenían qué comer, Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: me da lástima de esta gente: llevan ya tres días conmigo y no tienen qué comer…’

Jesús es nuestro alimento. Ha venido para que tengamos vida y vida en abundancia. ¿Qué hace Jesús para alimentar nuestra vida? Está el alimento de su Palabra, que ilumina y enriquece nuestra vida. Palabra de salvación, palabra de vida. Pero es que El mismo se ha hecho vida nuestra.
Como nos narra san Juan a continuación del milagro de la multiplicación de los panes, allá en la sinagoga de Cafarnaún nos dice que busquemos el alimento que da vida para siempre. El pan bajado del cielo que da vida y que el que lo coma no morirá. Terminará diciéndonos que El es ese Pan bajado del cielo, que su Carne es verdadera comida y su Sangre verdadera bebida, y que el que le coma vivirá por El. Es un anuncio de su entrega, de su muerte salvadora. Pero es un anuncio de cómo El se hace comida para nosotros, por eso es un anuncio de la Eucaristía.
Pero creo que al reflexionar sobre este milagro de la multiplicación de los panes que nos narra hoy el evangelista Marcos podemos aprender muchas más cosas. Muchas veces ya hemos reflexionado sobre este milagro ya nos lo cuenten los sinópticos o ya nos lo narre san Juan. Como ya hemos reflexionado los milagros que hace Jesús son signos excepcionales de la cercanía del Reino de Dios.
Me atrevo a decir. Cristo quiere alimentar nuestra vida, pero Cristo no es ajeno a la necesidad de pan material que tienen muchos hombres y mujeres hoy en día a través de todo el mundo. Nos habla el evangelista de una muchedumbre hambrienta a la que Jesús quiere dar de comer. Pienso también en esas muchedumbres hambrientas de nuestro mundo, hambrientas de alimento pues mueren de hambre, pero hambrientas también de muchas más cosas, hambrientas de vida, de cultura, de paz, de desarrollo, de justicia. Y Cristo nos dice a nosotros, como dijo entonces a los discípulos que tenemos que darles de comer.
No podemos ser insensibles ante las necesidades de todo tipo de los hombres y mujeres, nuestros hermanos y hermanas, que viven en un mismo mundo que nosotros. Unas veces bien cercanos a nosotros, porque somos conscientes de los problemas de tantos en nuestra cercanía, en nuestra misma sociedad, sobre todo pensando en la grave crisis que padecemos hoy. Aumenta el umbral de la pobreza. Creo que todos somos conscientes. Oímos hablar continuamente de los llamamientos que hace Cáritas para poder atender a tantos que acuden pidiendo ayuda. Y desde la pobreza de nuestros pocos panes tenemos que ser solidarios.
Claro que pensamos también en la problemática que en este sentido hay a nivel global en nuestro mundo. Precisamente estamos en estos días en la Campaña de Manos Unidas contra el Hambre en el Mundo. no vamos a entrar en estos momentos de nuestra reflexión en listados de cifras y de carencias, que de ello podemos tener noticia por otros medios. Pero sí tenemos que escuchar la voz del Señor que nos está pidiendo también que tenemos que darles de comer. No nos podemos despedir, como sucedía entonces en el evangelio. Serán pocos los panes que tengamos, porque pocos sean nuestros medios pero si todos ponemos un pedazo de pan, la bandeja se podrá llenar para repartir y compartir.
Que tengamos la sensibilidad del amor.

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
11 febrero 2010 4 11 /02 /febrero /2010 09:28
  • Primera Lectura: I Reyes 11,4-13
    "Por haber sido infiel al pacto, de voy a arrancar el reino de las manos; pero dejaré a tu hijo una tribu, en consideración a David"

 

Cuando el rey Salomón llegó a viejo, sus mujeres desviaron su corazón tras dioses extranjeros; su corazón ya no perteneció por entero al Señor como el corazón de David, su padre. Salomón siguió a Astarté, diosa de los fenicios, y a Malcón, ídolo de los amonitas. Hizo lo que el Señor reprueba; no siguió plenamente al Señor como su padre David. Entonces construyó una ermita a Camós, ídolo de Moab, en el monte que se alza frente a Jerusalén, y a Malcón, ídolo de los amonitas. Hizo otro tanto para sus mujeres extranjeras, que quemaban incienso y sacrificaban en honor de sus dioses.

El Señor se encolerizó contra Salomón, porque había desviado su corazón del Señor Dios de Israel, que se le había aparecido dos veces, y que precisamente le había prohibido seguir a dioses extranjeros; pero Salomón no cumplió esta orden. Entonces el Señor le dijo: "Por haberte portado así conmigo, siendo infiel al pacto y a los mandatos que te di, te voy a arrancar el reino de las manos para dárselo a un siervo tuyo. No lo haré mientras vivas, en consideración a tu padre David; se lo arrancaré de la mano a tu hijo. Y ni siquiera le arrancaré todo el reino; dejaré a tu hijo una tribu, en consideración a mi siervo David y a Jerusalén, mi ciudad elegida."

  • Salmo Responsorial: 105
    "Acuérdate de mí, Señor, por amor a tu pueblo."

 

Dichosos los que respetan el derecho
y practican siempre la justicia.
Acuérdate de mí por amor a tu pueblo,
visítame con tu salvación. R.

Emparentaron con los gentiles,
imitaron sus costumbres;
adoraron sus ídolos
y cayeron en sus lazos. R.

Inmolaron a los demonios
sus hijos y sus hijas.
La ira del Señor se encendió contra su pueblo,
y aborreció su heredad. R.

  • Evangelio: Marcos 7,24-30
    "Los perros, debajo de la mesa, comen las migajas que tiran los niños"

 

En aquel tiempo, Jesús fue a la región de Tiro. Se alojó en una casa, procurando pasar desapercibido, pero no lo consiguió; una mujer que tenía una hija poseída por un espíritu impuro se enteró en seguida, fue a buscarlo y se le echó a los pies. La mujer era griega, una fenicia de Siria, y le rogaba que echase el demonio de su hija. Él le dijo: "Deja que coman primero los hijos. No está bien echarles a los perros el pan de los hijos." Pero ella replicó: "Tienes razón, Señor; pero también los perros, debajo de la mesa, comen las migajas que tiran los niños." Él le contestó: "Anda, vete, que, por eso que has dicho, el demonio ha salido de tu hija." Al llegar a su casa, se encontró a la niña echada en la cama; el demonio se había marchado.


Homilía para hoy
Marcos 7,24-30

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Luminosos


                             Sabías que...
En los tiempos del Nuevo Testamento, la medida básica era el codo, conocido en hebreo como "ammá", y medía aproximadamente 45 cm. También estaban las medidas del palmo (22.5 cm), el coto (7,5 cm) y el estadio (185 m).


Punto de Vista
El divorcio


Pensamientos

El Señor sabe quien soy. Esto me basta.

Beato Juan XXIII



"Yo soy la Inmaculada Concepción"
                                                                                                María de Lourdes

Nuestra Señora de Lourdes


El 11 de febrero de 1858, tres niñas, Bernadette Soubirous, de 14 años, su hermana Marie Toinete, de 11 y su amiga Jeanne Abadie, de 12 salieron de su casa en Lourdes para recoger leña. Camino al río Gave, pasaron por una gruta natural donde Bernadette escuchó un murmullo y divisó la figura de una joven vestida de túnica blanca, muy hermosa, ceñida por una banda azul y con un rosario colgado del brazo. Se acercó y comenzaron a rezar juntas, para luego desaparecer.

Por un período de cinco meses, la Virgen se le apareció a la niña, en medio de multitudes que se acercaban para rezar y poder observar a la hermosa señora, pero la Virgen sólo se le aparecía a la niña. En reiteradas ocasiones, Bernadette fue víctima de desprecios y burlas por parte de las autoridades eclesiales y civiles de pueblo, pero la niña se mantuvo firme en su fe mariana sobre todo en el especial pedido que la Virgen le había encargado: la construcción de una capilla sobre la gruta y la realización de una procesión.

Luego de la última aparición ocurrida el 16 de julio, fiesta de Nuestra Señora del Carmen, Bernadette ingresó a la orden religiosa de las hermanas enfermeras, a la edad de 22 años, y permaneció allí hasta su muerte a los 34 años de edad.


Más información en:
http://es.catholic.net/santoral/articulo.php?id=589
http://www.ewtn.com/spanish/Maria/lourdes.htm
http://www.corazones.org/maria/lourdes_bernardita.htm#LAS%20APARICIONES

Palabras de Juan Pablo II


"Nos has dado a tu Madre como nuestra para que nos enseñe a medidtar y adorar en el corazón. Ella, recibiendo la Palabra y poniéndola en práctica, se hizo la más perfecta Madre. Que la Virgen, co-participante íntima en el designio de salvación, nos acompañe en el camino de la pasión y de la cruz hasta el sepulcro vacío para encontrar a su Hijo divino resucitado"


Jornada Mundial del Enfermo


Coincidiendo con la festividad de la Virgen de Lourdes, se celebra la 18 Jornada Mundial del Enfermo, instituida por S.S. Juan Pablo II en el año 1992.

La enfermedad no es un obstáculo para practicar la fe, sino un estímulo para sentirnos queridos por Dios. Gran parte de su ministerio aquí en la tierra lo dedicó a curar a los enfermos y consolar a los afligidos. “Era sensible a todo sufrimiento humano, tanto del cuerpo como del alma” (Juan Pablo II).

Por eso, los cristianos tenemos que ser testigos de la ternura de Dios y demostrarlo de manera muy especial con los enfermos, que son los más pobres entre los pobres. Es tarea urgente imprimir un rostro más humano en la asistencia y cuidado de los enfermos. Dedicación generosa, encuentro caluroso, delicadeza tierna, presencia humilde y gratuita.

Las mejores páginas de la historia de la Iglesia las han escrito y las siguen escribiendo aquellos hombres y mujeres, que movidos por el amor de Dios, han dedicado toda su vida y energías a servir con cariño y delicadeza a los más necesitados.

Es cierto, que nuestra sociedad está pasando por unos momentos graves de crisis económica, pero también hay que reconocer que no sabemos cuales serán mayores, si los económicos o los valores, principios y virtudes, morales y humanos.

Cometemos una gran torpeza cuando limitamos la atención a los enfermos a sus carencias materiales o psicológicas, olvidando que una enfermedad puede constituir un momento privilegiado de encuentro con Dios.

                                                           Elena Baeza




Oración para pedir por la salud de los enfermos


¡Oh amabilísima Virgen de Lourdes, Madre de Dios y Madre nuestra! Llenos de aflicción y con lágrimas fluyendo de los ojos, acudimos en las horas amargas de la enfermedad a vuestro maternal corazón, para pediros que derraméis a manos llenas el tesoro de vuestras misericordias sobre nosotros.
Indignos somos por nuestros pecados de que nos escuchéis: pero acordaos, os diré como vuestro siervo San Bernardo, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a Vos haya sido abandonado de Vos. ¡Madre tierna! ¡Madre bondadosa! ¡Madre dulcísima! Ya que Dios obra por vuestra mano curaciones innumerables en la Gruta prodigiosa de Lourdes, sanando tantas víctimas del dolor, guardad también una mirada de bendición para nuestro pobre enfermo… (dígase el nombre del enfermo/a). Alcanzadle de vuestro Divino Hijo Jesucristo la deseada salud, si ha de ser para mayor gloria de Dios. Pero mucho más, alcanzadnos a todos el perdón de nuestros pecados, paciencia y resignación en los sufrimientos y sobre todo un amor grande y eterno a nuestro Dios, prisionero por nosotros en los Sagrarios. Amén.

                                                            Padre Felipe de Urca

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
10 febrero 2010 3 10 /02 /febrero /2010 09:07
  • Primera Lectura: I Reyes 10,1-10
    "La reina de Sabá vio la sabiduría de Salomón"

     

    En aquellos días, la reina de Sabá oyó la fama de Salomón y fue a desafiarle con enigmas. Llegó a Jerusalén con una gran caravana de camellos cargados de perfumes y oro en gran cantidad y piedras preciosas. Entró en el palacio de Salomón y le propuso todo lo que pensaba. Salomón resolvió todas sus consultas; no hubo una cuestión tan oscura que el rey no pudiera resolver.

    Cuando la reina de Sabá vio la sabiduría de Salomón, la casa que había construido, los manjares de su mesa, toda la corte sentada a la mesa, los camareros con sus uniformes sirviendo, las bebidas, los holocaustos que ofrecía en el templo del Señor, se quedó asombrada y dijo al rey: "¡Es verdad lo que me contaron en mi país de ti y tu sabiduría! Yo no quería creerlo; pero ahora que he venido y lo veo con mis propios ojos, resulta que no me habían dicho ni la mitad. En sabiduría y riquezas superas todo lo que yo había oído. ¡Dichosa tu gente, dichosos los cortesanos que están siempre en tu presencia, aprendiendo de tu sabiduría! ¡Bendito sea el Señor, tu Dios, que, por el amor eterno que tiene a Israel, te ha elegido para colocarte en el trono de Israel y te ha nombrado rey para que gobiernes con justicia!"

    La reina regaló al rey cuatro mil quilos de oro, gran cantidad de perfumes y piedras preciosas; nunca llegaron tantos perfumes como los que la reina de Sabá regaló al rey Salomón.

  •  

  • Salmo Responsorial: 36
    "La boca del justo expone la sabiduría."

     

    Encomienda tu camino al Señor,
    confía en él, y él actuará:
    hará tu justicia como el amanecer,
    tu derecho como el mediodía. R.

    La boca del justo expone la sabiduría,
    su lengua explica el derecho;
    porque lleva en el corazón la ley de su Dios,
    y sus pasos no vacilan. R.

    El Señor es quien salva a los justos,
    él es su alcázar en el peligro; 
    el Señor los protege y los libra, 
    los libra de los malvados y los salva 
    porque se acogen a él. R.

  •  

  • Evangelio: Marcos 7,14-23
    "Lo que sale de dentro es lo que hace impuro el hombre"

     

    En aquel tiempo, llamó Jesús de nuevo a la gente y les dijo: "Escuchad y entended todos: Nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre. El que tenga oídos para oír, que oiga."

    Cuando dejó a la gente y entró en casa, le pidieron sus discípulos que les explicara la parábola. El les dijo: "¿Tan torpes sois también vosotros? ¿No comprendéis? Nada que entre de fuera puede hacer impuro al hombre, porque no entra en el corazón, sino en el vientre, y se echa en la letrina." Con esto declaraba puros todos los alimentos. Y siguió: "Lo que sale de dentro, eso sí mancha al hombre. Porque de dentro, del corazón del hombre, salen los malos propósitos, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicias, injusticias, fraudes, desenfreno, envidia, difamación, orgullo, frivolidad. Todas esas maldades salen de dentro y hacen al hombre impuro."



    Santo o Fiesta
    Santa Escolástica, Virgen


    El Santo Rosario
    El Santo Rosario - Misterios Gloriosos



                                                 Sabías que...
    Los Libros Proféticos del Antiguo Testamento son 17, que incluyen a los cuatro profetas mayores (Isaías, Jeremías, Ezequiel y Daniel) y a los doce menores. El primer libro es el de Isaías y el último es del profeta Malaquías.



    Punto de Vista


     Pensamientos

    Cuando se deja de creer en Dios, enseguida se cree en cualquier cosa.

    G. K. Chesterton


    "La respuesta suave, calma la ira, así como el aceite, calma las olas. Esta respuesta suave, casi en voz baja, lenta y buena, es una de las empresas más difíciles de este mundo"
       Noel Clarasó


    La edad que tengo


    Frecuentemente me preguntan que cuántos años tengo... ¡Qué importa éso!

    Tengo la edad que quiero y siento. La edad en que puedo gritar sin miedo lo que pienso. Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso, o lo desconocido. Tengo la experiencia de los años vividos y la fuerza de la convicción de mis deseos.

    ¡Qué importa cuántos años tengo! No quiero pensar en ello. Unos dicen que ya soy viejo y otros que estoy en el apogeo.

    Pero no es la edad que tengo, ni lo que la gente dice, sino lo que mi corazón siente y mi cerebro dicte.

    Tengo los años necesarios para gritar lo que pienso, para hacer lo que quiero, para reconocer yerros viejos, rectificar caminos y atesorar éxitos. Ahora no tienen por qué decir: Eres muy joven... no lo lograrás.

    Tengo la edad en que las cosas se miran con más calma, pero con el interés de seguir creciendo. Tengo los años en que los sueños se empiezan a acariciar con los dedos, y las ilusiones se convierten en esperanza.

    Tengo los años en que el amor, a veces es una loca llamarada, ansiosa de consumirse en el fuego de una pasión deseada. Y otras un remanso de paz, como el atardecer en la playa.

    ¿Qué cuántos años tengo? No necesito con un número marcar, pues mis anhelos alcanzados, mis triunfos obtenidos, las lágrimas que por el camino derramé al ver mis ilusiones rotas... Valen mucho más que eso.

    ¡Qué importa si cumplo veinte, cuarenta, o sesenta! Lo que importa es la edad que siento.

    Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos. Para seguir sin temor por el sendero, pues llevo conmigo la experiencia adquirida y la fuerza de mis anhelos.

    ¿Qué cuantos años tengo? ¡Eso a quién le importa!

    Tengo los años necesarios para perder el miedo y hacer lo que quiero y siento.

    José Saramago
    Premio Nobel Litaratura 1998

                   

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
9 febrero 2010 2 09 /02 /febrero /2010 16:51


  • Primera Lectura: I Reyes 8,22-23.27-30
    "Sobre este templo quisiste que residiera tu nombre. Escucha la súplica de tu pueblo, Israel"

     

    En aquellos días, Salomón, en pie ante el altar del Señor, en presencia de toda la asamblea de Israel, extendió las manos al cielo y dijo: "¡Señor, Dios de Israel! Ni arriba en el cielo ni abajo en la tierra hay un Dios como tú, fiel a la alianza con tus vasallos, si caminan de todo corazón en tu presencia. Aunque ¿es posible que Dios habite en la tierra? Si no cabes en el cielo y en lo más alto del cielo, ¡cuánto menos en este templo que he construido! Vuelve tu rostro a la oración y súplica de tu siervo, Señor, Dios mío, escucha el clamor y la oración que te dirige hoy tu siervo. Día y noche estén tus ojos abiertos sobre este templo, sobre el sitio donde quisiste que residiera tu nombre. ¡Escucha la oración que tu siervo te dirige en este sitio! Escucha la súplica de tu siervo y de tu pueblo, Israel, cuando recen en este sitio; escucha tú, desde tu morada del cielo, y perdona."

  •  

  • Salmo Responsorial: 83
    "¡Qué deseables son tus moradas, Señor de los ejércitos!"

     

    Mi alma se consume y anhela
    los atrios del Señor,
    mi corazón y mi carne
    retozan por el Dios vivo. R.

    Hasta el gorrión ha encontrado una casa;
    la golondrina, un nido
    donde colocar sus polluelos:
    tus altares, Señor de los ejércitos,
    Rey mío y Dios mío. R.

    Dichosos los que viven en tu casa,
    alabándote siempre.
    Fíjate, oh Dios, en nuestro Escudo,
    mira el rostro de tu Ungido. R.

    Vale más un día en tus atrios
    que mil en mi casa,
    y prefiero el umbral de la casa de Dios
    a vivir con los malvados.

  •  

  • Evangelio: Marcos 7,1-13
    "Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres"

     

    En aquel tiempo, se acercó a Jesús un grupo de fariseos con algunos escribas de Jerusalén, y vieron que algunos discípulos comían con las manos impuras, es decir, sin lavarse las manos. (Los fariseos, como los demás judíos, no comen sin lavarse antes las manos, restregando bien, aferrándose a la tradición de sus mayores, y, al volver de la plaza, no comen sin lavarse antes, y se aferran a otras muchas tradiciones, de lavar vasos, jarras y ollas.)

    Según eso, los fariseos y los escribas preguntaron a Jesús: "¿Por qué comen tus discípulos con manos impuras y no siguen la tradición de los mayores?" Él les contestó: "Bien profetizó Isaías de vosotros, hipócritas, como está escrito: "Este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí. El culto que me dan está vacío, porque la doctrina que enseñan son preceptos humanos." Dejáis a un lado el mandamiento de Dios para aferraros a la tradición de los hombres."

    Y añadió: "Anuláis el mandamiento de Dios por mantener vuestra tradición. Moisés dijo: "Honra a tu padre y a tu madre" y "el que maldiga a su padre o a su madre tiene pena de muerte"; en cambio, vosotros decís: Si uno le dice a su padre o a su madre: "Los bienes con que podría ayudarte los ofrezco al templo", ya no le permitís hacer nada por su padre o por su madre, invalidando la palabra de Dios con esa tradición que os trasmitís; y como éstas hacéis muchas.


    Homilía para hoy

    Marcos 7,1-13

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Dolorosos

Sabías que...
El libro de Ester, en el Antiguo Testamento, narra en un género literario la manera como los judíos de Persia fueron salvados de la aniquilación por el papel determinante de Ester, la esposa del rey Asuero.

Punto de Vista
Los casinos y juegos de azar

Pensamientos

Ante todo debéis guardaros de las sospechas, porque éste es el veneno de la amistad.

San Agustín de Hipona



"El que tiene la verdad en el corazón no debe temer jamás que a su lengua le falte fuerza de persuasión"
                                                     John RDesde la concepción hasta la manifestación


Hay muchos ingredientes involucrados en traer una idea a expresión. Concentrémonos en cuatro de ellos: imaginación, fe, acción y descanso.

• La base para la demostración de cualquier tipo se basa en que la imaginación produzca una idea, una imagen mental clara. Si no tienes una idea de lo que deseas, será difícil que lo logres.

• El segundo ingrediente es la fe. Debes creer que es posible lograr tu idea antes de que se manifieste. La fe es para una idea lo que el agua y la tierra son para una semilla. Las Escrituras nos dicen que la fe es “La fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve” (Hebreos 11:1).

• El tercer ingrediente es la acción. Cuando combinas la fe y la acción con una idea, siempre lograrás resultados. Desarrolla un plan concreto y organizado para traer tu idea a la manifestación. Trabaja fielmente en ese plan y obtendrás resultados.

• Cuando hayas hecho todo lo que sabes, es tiempo de cesar en tu trabajo y descansar en el conocimiento de que Dios obra por medio de ti para establecer el bien que deseas manifestado. Este estado de descanso es un dejar ir interno de cualquier lucha o esfuerzo que puedas estar experimentando a causa de la falta de confianza en Dios.

Asegúrate de que estos cuatro ingredientes estén presentes cuando trates de demostrar una idea. Encontrarás que puedes traer a manifestación casi cualquier cosa en la que creas.

                                                                                Douglas Bottorff


Meditación breve


Cuando pienso en las personas y los acontecimientos que me han bendecido, mi corazón canta de alegría. Soy una notable creación de un Dios amante, rodeado de vida y abundancia. ¡Me alegro tanto de estar vivo!
Cada una de las personas que conozco cumple en mi vida un papel especial. El amor y la felicidad que siento al estar con ellos me hace recordar la profunda fuente de alegría interior. Sé que esta alegría proviene de Dios, pues Dios es la fuente de todo el júbilo del universo.
Al reconocer y agradecer todas las bendiciones de mi vida, me siento sobrecogido por la maravilla que es Dios. Sé que soy una parte importante en el plan general de Dios; dejo surgir libremente mi gozo y mi aprecio.
¡Mi corazón canta de alegría!

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
6 febrero 2010 6 06 /02 /febrero /2010 09:22
  • Primera Lectura: I Reyes 3,4-13
    "Da a tu siervo un corazón dócil para gobernar a tu pueblo"

 

En aquellos días, Salomón fue a Gabaón a ofrecer allí sacrificios, pues allí estaba la ermita principal. En aquel altar ofreció Salomón mil holocaustos. En Gabaón el Señor se apareció en sueños a Salomón y le dijo: "Pídeme lo que quieras." Respondió Salomón: "Tú le hiciste una gran promesa a tu siervo, mi padre David, porque caminó en tu presencia con lealtad, justicia y rectitud de corazón; y le has cumplido esa gran promesa, dándole un hijo que se siente en su trono: es lo que sucede hoy. Pues bien, Señor, Dios mío, tú has hecho que tu siervo suceda a David, mi padre, en el trono, aunque yo soy un muchacho y no sé desenvolverme. Tu siervo se encuentra en medio de tu pueblo, un pueblo inmenso, incontable, innumerable. Da a tu siervo un corazón dócil para gobernar a tu pueblo, para discernir el mal del bien, pues, ¿quién sería capaz de gobernar a este pueblo tan numeroso?"

Al Señor le agradó que Salomón hubiera pedido aquello, y Dios le dijo: "Por haber pedido esto y no haber pedido para ti vida larga ni riquezas ni la vida de tus enemigos, sino que pediste discernimiento para escuchar y gobernar, te cumplo tu petición: te doy un corazón sabio e inteligente, como no lo ha habido antes ni lo habrá después de ti. Y te daré también lo que no has pedido: riquezas y fama, mayores que las de rey alguno."

 

  • Salmo Responsorial: 118
    "Enséñame, Señor, tus leyes."

 

¿Cómo podrá un joven andar honestamente?
Cumpliendo tus palabras. R.

Te busco de todo corazón,
no consientas que me desvíe de tus mandamientos. R.

En mi corazón escondo tus consignas,
así no pecaré contra ti. R.

Bendito eres, Señor,
enséñame tus leyes. R.

Mis labios van enumerando
los mandamientos de tu boca. R.

Mi alegría es el camino de tus preceptos,
más que todas las riquezas. R.

 

  • Evangelio: Marcos 6,30-34
    "Andaban como ovejas sin pastor"

 

En aquel tiempo, los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo: "Venid vosotros solos a un sitio tranquilo a descansar un poco." Porque eran tantos los que iban y venían que no encontraban tiempo ni para comer. Se fueron en barca a un sitio tranquilo y apartado. Muchos los vieron marcharse y los reconocieron; entonces de todas las aldeas fueron corriendo por tierra a aquel sitio y se les adelantaron. Al desembarcar, Jesús vio una multitud y le dio lástima de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor; y se puso a enseñarles con calma.


Homilía para hoy
Marcos 6,30-34

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gozosos

                                        Sabías que...
Son cinco los libros de la Sabiduría, cuyo objetivo es formular los frutos de la experiencia del hombre a la luz de la reflexión de la Sagrada Escritura a fin de convertirse en una ayuda para entender los problemas cotidianos de la vida.


Punto de Vista
Santo Domingo de Guzmán




"El éxito no es la clave para la felicidad. La felicidad es la clave del éxito. Si le gusta lo que está haciendo, usted será un éxito"
                                               Albert Schweitzer


Para qué sirve el dinero


Hubo una entrevista de una hora en CNBC con Warren Buffett, la segunda persona más rica del mundo, quien donó 31 mil millones de dólares para caridad. He aquí algunos aspectos muy interesantes de su vida:

1.- Compró su primera acción a los 11años ¡y se lamenta de haber empezado ¡demasiado tarde!

2.- Compró una pequeña granja a los 14 años con sus ahorros provenientes de repartir periódicos.

3.- Todavía vive en la misma pequeña casa de 3 cuartos en Omaha que compró luego de casarse hace 50 años. Él dice que tiene todo lo que necesita en esa casa. Su casa no tiene ningún muro o reja.

4.- Él maneja su propio auto a todas partes y no anda con chofer o guardaespaldas.

5.- Nunca viaja en jet privado, a pesar de ser el dueño de la compañía de jets privados más grande del mundo.

6.- Su compañía, Berkshire Hathaway, es dueña de 63 compañías. Él le escribe sólo una carta cada año a los gerentes de estas compañías, dándole las metas para el año. Nunca convoca a reuniones o los llama regularmente. Él le ha dado dos reglas a sus gerentes:
* Regla número 1: No perder nada del dinero de sus accionistas.
* Regla número 2: No olvidar la regla número 1.

7.- Él no socializa con la gente de la alta sociedad. Su pasatiempo cuando llega a casa es prepararse palomitas de maíz y ver televisión.

8.- Bill Gates, el hombre más rico del mundo, lo conoció apenas hace 5 años. Bill Gates pensó que no tenía nada en común con Warren Buffett. Por esto, programó la reunión para que durara únicamente media hora. Pero cuando Gates lo conoció, la reunión duró diez horas y Bill Gates se volvió un devoto de Warren Buffett.

9.- Warren Buffet no anda con celular ni tiene una computadora en su escritorio.

10.- Su consejo para la gente joven: Aléjese de las tarjetas de crédito e invierta en usted.


Humor en los exámenes


Era el último examen para un curso preliminar de inglés. Como muchos de los exámenes en el colegio, lo habían diseñado para eliminar a nuevos estudiantes ya que habría más de 800 estudiantes en la clase. El examen duraba 2 horas y cada estudiante recibió una libreta azul. El profesor era muy recto y le dijo a toda la clase que si el examen no estaba sobre su pupitre después de dos horas exactamente, que no se aceptaría y el estudiante se suspendería.
Media hora después de empezar el examen, un estudiante entró en el examen y le pidió un cuestionario al profesor.
"No va a tener tiempo para terminarlo," dijo el profesor al darle el cuestionario al estudiante.
"Sí que lo terminaré," contestó el estudiante. Se sentó y empezó a escribir.
Después de dos horas, el profesor pidió las hojas, y los estudiantes, en fila, las entregaron. Todos menos el estudiante que había llegado tarde, que continuó escribiendo.
Después de media hora, el último estudiante se acercó al frente de la clase donde el profesor estaba sentado en su pupitre leyendo un libro. Intentó poner sus hijas encima de las que ya estaban ahí.
"Ni lo intente, no puedo aceptar eso. Ha terminado tarde," el profesor dijo, pasando la hoja de su libro.
El estudiante lo miró, furioso e incrédulo.
"¿Sabe quién soy?"
"No, no tengo ni idea," contestó el profesor en un tono de voz sarcástico.
"¿Sabe quién soy?" preguntó de nuevo el estudiante, apuntándose a su propio pecho con su dedo y asomándose hacia el profesor de manera intimidante.
"No, y no me importa." contestó el profesor con un aire de superioridad.
El estudiante luego tomó su hoja y la metió en medio de las demás.
"¡Que bien!" dijo y se marchó de la clase.

                                                               Padre Felpie de Urca

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
3 febrero 2010 3 03 /02 /febrero /2010 12:02
  • Primera Lectura: II Samuel 24,2.9-17
    "Soy yo el que ha pecado, haciendo el censo de la población. ¿Qué han hecho estas ovejas?"

 

En aquellos días, el rey David ordenó a Joab y a los jefes del ejército que estaban con él: "Id por todas las tribus de Israel, desde Dan hasta Berseba, a hacer el censo de la población, para que yo sepa cuánta gente tengo." Joab entregó al rey los resultados del censo: en Israel había ochocientos mil hombres aptos para el servicio militar, y en Judá quinientos mil. Pero, después de haber hecho el censo del pueblo, a David le remordió la conciencia y dijo al Señor: "He cometido un grave error. Ahora, Señor, perdona la culpa de tu siervo, porque ha hecho una locura."

Antes que David se levantase por la mañana, el profeta Gad, vidente de David, recibió la palabra del Señor: "Vete a decir a David: "Así dice el Señor: Te propongo tres castigos; elige uno, y yo lo ejecutaré."" Gad se presentó a David y le notificó: "¿Qué castigo escoges? Tres años de hambre en tu territorio, tres meses huyendo perseguido por tu enemigo, o tres días de peste en tu territorio. ¿Qué le respondo al Señor, que me ha enviado?" David contestó: "¡Estoy en un gran apuro! Mejor es caer en manos de Dios, que es compasivo, que caer en manos de hombres."

Y David escogió la peste. Eran los días de la recolección del trigo. El Señor mandó entonces la peste a Israel, desde la mañana hasta el tiempo señalado. Y desde Dan hasta Berseba, murieron setenta mil hombres del pueblo. El ángel extendió su mano hacia Jerusalén para asolarla. Entonces David, al ver al ángel que estaba hiriendo a la población, dijo al Señor: "¡Soy yo el que ha pecado! ¡Soy yo el culpable! ¿Qué han hecho estas ovejas? Carga la mano sobre mí y sobre mi familia." El Señor se arrepintió del castigo, y dijo al ángel, que estaba asolando a la población: "¡Basta! ¡Detén tu mano!"

 

  • Salmo Responsorial: 31
    "Perdona, Señor, mi culpa y mi pecado"

 

Dichoso el que está absuelto de su culpa, / a quien le han sepultado su pecado; / dichoso el hombre a quien el Señor / no le apunta el delito. R.

Había pecado, lo reconocí,
no te encubrí mi delito;
propuse: "Confesaré al Señor mi culpa",
y tú perdonaste mi culpa y mi pecado. R.

Por eso, que todo fiel te suplique
en el momento de la desgracia:
la crecida de las aguas caudalosas
no lo alcanzará. R.

Tú eres mi refugio, me libras del peligro,
me rodeas de cantos de liberación. R.

 

  • Evangelio: Marcos 6,1-6
    "No desprecian a un profeta más que en su tierra"

 

En aquel tiempo, fue Jesús a su pueblo en compañía de sus discípulos. Cuando llegó el sábado, empezó a enseñar en la sinagoga; la multitud que lo oía se preguntaba asombrada: "¿De dónde saca todo eso? ¿Qué sabiduría es ésa que le han enseñado? ¿Y esos milagros de sus manos? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago y José y Judas y Simón? Y sus hermanas ¿no viven con nosotros aquí?" Y esto les resultaba escandaloso.

Jesús les decía: "No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa." No pudo hacer allí ningún milagro, sólo curó algunos enfermos imponiéndoles las manos. Y se extrañó de su falta de fe. Y recorría los pueblos de alrededor enseñando.

Homilía para hoy
Marcos 6,1-6


El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gloriosos


                            Sabías que...
El Levítico es el tercer libro de la Biblia y presenta un conjunto de normas para el cumplimiento de todos los aspectos de la religión, además de las maneras como los israelitas debían actuar frente a Dios y frente a los demás.


Punto de Vista
Las relaciones interpersonales


Pensamientos

Perdemos la alegría verdadera por el deleite de las cosas temporales.

San Gregorio Magno


"Si tú llamas experiencias a tus dificultades y recuerdas que cada experiencia te ayuda a madurar, vas a crecer vigoroso y feliz, no importa cuán adversas parezcan las circunstancias"
Henry Miller

 



Diez mandamientos contra la vejez

1.-Cuidarás tu presentación todos los días. Vístete bien, arréglate como si fueras a una fiesta. Qué más fiesta que la vida.

2.- No te encerrarás en tu casa ni en tu habitación. Nada de jugar al enclaustrado o al preso voluntario. Saldrás a la calle y al campo de paseo. El agua estancada se pudre y la máquina inmóvil se enmohece.

3.- Amarás al ejercicio físico como a ti mismo. Un rato de gimnasio, una caminata razonable dentro o fuera de casa. Contra inercia, diligencia.

4.- Evitarás actividades y gestos de viejo derrumbado. La cabeza gacha, la espalda encorvada, los pies arrastrándose. ¡No! Que la gente diga un piropo cuando pasas.

5.- No hablarás de tu vejez ni te quejarás de tus achaques. Con ello, acabarás por creerte más viejo y más enfermo de lo que en realidad estás. Y te harán el vacío. Nadie quiere estar oyendo historias de hospital. Deja de autollamarte viejo y considerarte enfermo.

6.- Cultivarás el optimismo sobre todas las cosas. Al mal tiempo buena cara. Sé positivo en los juicios, de buen humor en las palabras, alegre de rostro, amable en los ademanes. Se tiene la edad que se ejerce. La vejez no es cuestión de años sino un estado de ánimo.

7.- Serás útil a ti mismo y a los demás. No eres un parásito ni una rama desgajada voluntariamente del árbol de la vida. Bástate hasta donde sea posible y ayuda. Ayuda con una sonrisa, con un consejo, un servicio.

8.- Trabajarás con tus manos y tu mente. El trabajo es la terapia infalible. Cualquier actitud laboral, intelectual, artística… son medicinas para todos los males, la bendición del trabajo.

9.- Mantendrás vivas y cordiales las relaciones humanas. Desde luego que las que anudan dentro del hogar, integrándose a todos los miembros de la familia. Ahí tienes la oportunidad de convivir con todas las edades, niños, jóvenes y adultos, el perfecto muestrario de la vida. Luego ensancharás el corazón a los amigos, con tal que los amigos no sean exclusivamente viejos como tú. Huye del bazar de antigüedades.

10.- No pensarás que todo tiempo pasado fue mejor. Deja de estar condenando a tu mundo y maldiciendo tu momento. Alégrate de que entre las espinas florecen las rosas.

Enviado por Mariana

Poesía

 

Camino del Calvario

Subió como una sombra que busca el sol luciente;
Su cana cabellera y su andar vacilante,
Denotan las angustias que dolorosamente,
Su espíritu laceran, con su dardo punzante.

Era la Virgen madre que al Gólgota subía
Para ver a su hijo que, cordero inocente,
Angustiado y muriendo, en su Padre aun confía,
Y a su madre vislumbra entre la ruda gente.

Llorando silenciosa, con el rostro celado,
Procura que su hijo tan cerca no la vea,
Para no acrecentar el dolor, que el sagrado
Redentor padecía de la humana ralea.

Es la espada predicha desde el mismo momento
En que el ángel de Dios le anunció tal prodigio,
Y ella dio sin más dudas su fiel consentimiento
A la recia llamada de Dios a su servicio.

Y en la cruz infamante donde expira su hijo,
Del madero colgado, envuelto en la neblina
De sangre y carne amorfa, en atroz amasijo,
Contempla muda al Cristo en su misión divina.

Y hoy seguimos nosotros, los que tanto debemos
Al lúgubre tormento que sufrió aquella madre,
Recordando admirados, los momentos supremos
Del calvario del hijo y el amor de su Padre.



Padre Felipe de Urca

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
2 febrero 2010 2 02 /02 /febrero /2010 09:22
  • Primera Lectura: Malaquías 3,1-4
    "Entrará en el santuario el Señor a quien vosotros buscáis"

 

Así dice el Señor: "Mirad, yo envío a mi mensajero, para que prepare el camino ante mí. De pronto entrará en el santuario el Señor a quien vosotros buscáis, el mensajero de la alianza que vosotros deseáis. Miradlo entrar -dice el Señor de los ejércitos-. ¿Quién podrá resistir el día de su venida?, ¿quién quedará en pie cuando aparezca? Será un fuego de fundidor, una lejía de lavandero: se sentará como un fundidor que refina la plata, como a plata y a oro refinará a los hijos de Leví, y presentarán al Señor la ofrenda como es debido. Entonces agradará al Señor la ofrenda de Judá y de Jerusalén, como en los días pasados, como en los años antiguos."

  • Salmo Responsorial: 23
    "El Señor, Dios de los ejércitos, es el Rey de la gloria."

 

¡Portones!, alzad los dinteles,
que se alcen las antiguas compuertas:
va a entrar el Rey de la gloria. R.

-¿Quién es ese Rey de la gloria?
-El Señor, héroe valeroso;
el Señor, héroe de la guerra. R.

¡Portones!, alzad los dinteles,
que se alcen las antiguas compuertas:
va a entrar el Rey de la gloria. R.

-¿Quién es ese Rey de la gloria?
-El Señor, Dios de los ejércitos.
Él es el Rey de la gloria. R.

  • Segunda Lectura: Hebreos 2,14-18
    "Tenía que parecerse en todo a sus hermanos"

 

Los hijos de una familia son todos de la misma carne y sangre, y de nuestra carne y sangre participó también Jesús; así, muriendo, aniquiló al que tenía el poder de la muerte, es decir, al diablo, y liberó a todos los que por miedo a la muerte pasaba la vida entera como esclavos. Notad que tiende una mano a los hijos de Abrahán, no a los ángeles. Por eso tenía que parecerse en todo a sus hermanos, para ser sumo sacerdote compasivo y fiel en lo que a Dios se refiere, y expiar así los pecados del pueblo. Como él ha pasado por la prueba del dolor, puede auxiliar a los que ahora pasan por ella.

  • Evangelio: Lucas 2,22-40
    "Mis ojos han visto a tu Salvador"

 

Cuando llegó el tiempo de la purificación, según la ley de Moisés, los padres de Jesús lo llevaron a Jerusalén, para presentarlo al Señor, de acuerdo con lo escrito en la ley del Señor: "Todo primogénito varón será consagrado al Señor", y para entregar la oblación, como dice la ley del Señor: "un par de tórtolas o dos pichones."

Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, hombre justo y piadoso, que aguardaba el consuelo de Israel; y el Espíritu Santo moraba en él. Había recibido un oráculo del Espíritu Santo: que no vería la muerte antes de ver al Mesías del Señor. Impulsado por el Espíritu, fue al templo. Cuando entraban con el niño Jesús sus padres para cumplir con él lo previsto por la ley, Simeón lo tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: "Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz. Porque mis ojos han visto a tu Salvador, a quien has presentado ante todos los pueblos: luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel." Su padre y su madre estaban admirados por lo que se decía del niño. Simeón los bendijo, diciendo a María, su madre: "Mira, éste está puesto para que muchos en Israel caigan y se levanten; será como una bandera discutida: así quedará clara la actitud de muchos corazones. Y a ti, una espada te traspasará el alma."

Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser. Era una mujer muy anciana; de jovencita había vivido siete años casada, y luego viuda hasta los ochenta y cuatro; no se apartaba del templo día y noche, sirviendo a Dios con ayunos y oraciones. Acercándose en aquel momento, daba gracias a Dios y hablaba del niño a todos los que aguardaban la liberación de Jerusalén.

Y, cuando cumplieron todo lo que prescribía la ley del Señor, se volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño iba creciendo y robusteciéndose, y se llenaba de sabiduría; y la gracia de Dios lo acompañaba.


Homilía para hoy
Lucas 2,22-40

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Dolorosos


                                     Sabías que...
El Éxodo, nombrado así por su significado griego: "deportación", es el segundo libro de la Biblia y narra la opresión que sufrieron las 12 tribus de Israel, desde su destierro hasta su liberación liderada por Moisés.

Punto de Vista
La nulidad matrimonial

Pensamiento

En muchas amistades profundas son precisamente las diferencias las que alientan la creatividad y establecen lazos.

Juan Pablo II


Santoral Católico
Presentación del Señor en el Templo
y Purificación de María Santísima
Día de la Candelaria


En esta fecha, no sólo se conmemora la purificación de nuestra Madre sino también, un segundo gran misterio: la presentación de Nuestro Redentor en el templo. Además de la ley que obligaba a purificarse, había otra que ordenaba ofrecer a Dios al primogénito, aunque posteriormente podía ser rescatado por cierta suma de dinero. María cumplió estrictamente con todas esas ordenanzas.

Permaneció 40 días en su casa sin dejarse ver, absteniéndose de entrar al templo y de participar en las ceremonias de culto. Luego se dirigió a Jerusalén con su hijo en brazos, hizo sus ofrendas como acción de gracias y para su expiación, presentó a su Hijo, por manos del sacerdote a su Padre Celestial y luego lo rescató por cinco shekels recibiéndolo de nuevo en sus brazos hasta que el Padre volviera a reclamarlo.

Sin duda alguna, Cristo nos dio un ejemplo de humildad, obediencia y devoción al renovar públicamente la propia oblación al Padre como El lo había hecho en su Encarnación.

El nombre de Candelaria, viene de la tradición de bendecir velas que eran repartidas entre los adoradores el día 2 de febrero. Su fin, recalcar la entrada de Cristo, Luz del Mundo, en el Templo de Jerusalén.

En muchos lugares del mundo este día marcaba el principio del año. Por lo tanto en varios pueblos indígenas, se tiene la costumbre de bendecir las semillas para la siembra.


Más información en:
http://webcatolicodejavier.org/PresentacionJesus.html
http://www.corazones.org:80/biblia_y_liturgia/textos_bib_liturgia/fiestas/feb2_presentacion.htm
http://www.ewtn.com/spanish/Saints/Presentación_de_Jesús.htm

Pensamiento


"Cree a aquellos que buscan la verdad, duda de los que la han encontrado"
André Gide


Terremoto en Haití... ¿Dónde estaba Dios?


Siempre que ocurre una gran desgracia natural, algunos ateos sueltan con tono de desafío esa pregunta: -Ahí ¿dónde estaba Dios? Bien les contesta un amigo mío argentino: “Resulta llamativo que aquéllos que no creen en Dios le dediquen tanto esfuerzo y tiempo a emprenderla contra Él. Esto sería como si yo culpara de mis tragedias a Santa. El esfuerzo de los ateos es, como poco, contradictorio, ya que niegan la existencia de Dios, pero lo culpan de todo lo malo que nos pasa. A ponerse de acuerdo, muchachos ¿existe o no Dios?”

Creo que muchos de este tipo de ateos son creyentes renegados; todavía creen en Dios aunque se niegan a reconocerlo; están en guerra con su conciencia. Hay otro tipo de ateos más rotundamente ateos que dicen: “¿Para qué quieren buscarle sentido a las desgracias y tragedias humanas? -No tienen ningún sentido.” Están en la línea de algunos escritores existencialistas –Jean Paul Sartre, Albert Camus y otros- y deberían escribir, a la cabecera de sus escritos y en relieve, esa tremenda sentencia declamada en el Matbeth de Shakespeare: “Life is a tale/ Told by an idiot, / full of sound and fury/ signifying nothing”. Y es que, si Dios no existiera, nada tendría sentido definitivo; tampoco el luchar contra los males de cualquier tipo. Sólo encerrarse en el egoísmo placentero, desesperado, desembocando en el agujero negro de la muerte. Pero... ¿es esa la realidad? Volvamos a la pregunta: ¿Donde estaba Dios en Haití?

Escandalícense los que quieran; pero Dios claro que estaba allí: en los que sufrieron la catástrofe en su cuerpo, en sus seres queridos, en sus bienes, en todo. Porque Jesucristo ha asumido toda nuestra vida, también el fracaso y el sufrimiento humano. Es parte del misterio de su Pasión y su Cruz. Bien lo señala San Mateo sobre el Juicio Final: “Entonces dirá el Rey a los que estén a su derecha: Venid, benditos de mi Padre, tomad posesión del Reino preparado para vosotros desde la creación del mundo: porque tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; era peregrino y me acogisteis; estaba desnudo y me vestisteis; enfermo y me visitasteis; en la cárcel y vinisteis a verme.” (Mateo 25, 34-36). Dios está allí, en todos los que sufren.

Pero Dios estuvo, y sigue estando en Haití, también en todos los que acudieron a rescatar a los atrapados en los escombros, a socorrer a los heridos, a los hambrientos, a los moribundos... Todos los que se compadecieron; todos los que siguen restando horas al sueño, venciendo la fatiga de días sin descanso para seguir haciendo casi lo imposible, todos esos heroicos médicos, enfermeras, personal de instituciones humanitarias, voluntarios espontáneos... Todos esos de buen corazón expresado en obras. Son esos que dirán con sorpresa en el Juicio Final: “Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, o sediento y te dimos de beber?; ¿cuando te vimos peregrino y te acogimos o desnudo y te vestimos? o ¿cuando te vimos enfermo o en la cárcel y vinimos a verte? Y el Rey en respuesta les dirá: En verdad os digo que cuanto hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mi me lo hicisteis.” (Mateo 25, 37-39). Muchos de esos no creen en Dios pero cumplieron -¿sin saberlo?- el segundo mandamiento, cuando amaron a su prójimo socorriéndole. Y donde hay amor, allí está Dios. Ellos fueron las manos, las palabras y las acciones de Dios, socorriendo a Dios en sus hermanos sufrientes.

Es un misterio esa identificación de Dios con los hombres. Además es la piedra de toque para descubrir si el amor a Dios es oro puro, o metal falso, fariseísmo, aunque mucho brille y presuma de religioso, porque “Si alguno dice 'amo a Dios' y odia a su hermano, es un mentiroso; porque quien no ama a su hermano a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve.” (1, Juan 4,20).

Y también es un misterio conmovedor la fe de mucha gente pobre o enferma que no reniega de Dios. Jeanne Orelis, una haitiana de 26 años, con el brazo quebrado envuelto en harapos dice con calma, esperando que la atiendan: “Dependemos de Dios. No se puede estar enojada con Dios.”

Carl Anderson en su artículo sobre Haití recuerda lo visto en leprosos de Molokai mutilados por su enfermedad, y además ciegos, que siguen rezando a Dios y agradeciéndole “por todas las cosas buenas que me has dado”. Eso es algo que, para la soberbia de muchos, es sólo mentalidad mágica primitiva o simple estupidez. Pero esa mujer haitiana o esos ciegos leprosos tienen un luz que otros no ven y que a ellos les conduce hacia la luz eterna de la Felicidad.

Luis Fernández Cuervo 
El Salvador

Padre Felipe de Urca

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo