Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  •  Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Envangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

17 enero 2010 7 17 /01 /enero /2010 14:55
  • Primera Lectura: Isaías 62, 1-5
    "La alegría que encuentra el esposo con su esposa,"

 

Por amor de Sión no callaré, por amor de Jerusalén no descansaré,

hasta que rompa la aurora de su justicia, y su salvación llamee como antorcha.

Los pueblos verán tu justicia, y los reyes tu gloria;

te pondrán un nombre nuevo, pronunciado por la boca del Señor.

Serás corona fúlgida en la mano del Señor y diadema real en la palma de tu Dios.

Ya no te llamarán "Abandonada", ni a tu tierra "Devastada";

a ti te llamarán "Mi favorita", y a tu tierra "Desposada",

porque el Señor te prefiere a ti, y tu tierra tendrá marido.

Como un joven se casa con su novia, así te desposa el que te construyó;

la alegría que encuentra el marido con su esposa, la encontrará tu Dios contigo.

  • Salmo Responsorial: 95
    "Contad las maravillas del Señor a todas las naciones."

 

Cantad al Señor un cántico nuevo, cantad al Señor, toda la tierra; cantad al Señor, bendecid su nombre. R.

Proclamad día tras día su victoria, contad a los pueblos su gloria, sus maravillas a todas las naciones. R.

Familias de los pueblos, aclamad al Señor, aclamad la gloria y el poder del Señor, aclamad la gloria del nombre del Señor. R.

Postraos ante el Señor en el atrio sagrado, tiemble en su presencia la tierra toda. Decid a los pueblos: "El Señor es rey, él gobierna a los pueblos rectamente." R.

  • Segunda Lectura: I Corintios 12, 4-11
    "El mismo y único Espíritu reparte a cada uno como a él le parece"

 

Hermanos: Hay diversidad de dones, pero un mismo Espíritu; hay diversidad de ministerios, pero un mismo Señor; y hay diversidad de funciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos.

En cada uno se manifiesta el Espíritu para el bien común.

Y así uno recibe del Espíritu el hablar con sabiduría; otro, el hablar con inteligencia, según el mismo Espíritu.

Hay quien, por el mismo Espíritu, recibe el don de la fe; y otro, por el mismo Espíritu, don de curar. A éste le han concedido hacer milagros; a aquél, profetizar. A otro, distinguir los buenos y malos espíritus. A uno, la diversidad de lenguas; a otro, el don de interpretarlas.

El mismo y único Espíritu obra todo esto, repartiendo a cada uno en particular como a él le parece.

  • Evangelio: Juan 2, 1-11
    "En Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos"

 

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda.

Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo: "No les queda vino."

Jesús le contestó: "Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora."

Su madre dijo a los sirvientes: "Haced lo que él diga."

Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una.

Jesús les dijo: "Llenad las tinajas de agua."

Y las llenaron hasta arriba.

Entonces les mandó: "Sacad ahora y llevádselo al mayordomo."

Ellos se lo llevaron.

El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al novio y le dijo: "Todo el mundo pone primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora."

Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria, y creció la fe de sus discípulos en él.

Homilía para hoy
Juan 2,1-11


El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gloriosos

                                 Sabías que...
Otro patrono de los peregrinos, además de Santiago el Mayor, es San Alejo, hijo de un noble romano que vivió como mendigo compartiendo sus limosnas con los demás. Se le conocía como "el hombre de Dios", y su fiesta se celebra el 17 de julio.


Pensamientos

La alegría y el amor son las dos alas para las grandes acciones.

Johann Wolfang von Goethe




"Vestirse de Cristo, conlleva ponerle en el centro de la vida personal y comunitaria; en el centro de las actividades didácticas y de toda otra forma de apostolado"
                                                                                         Juan Pablo II
¿Cuáles son mis verdaderos intereses?


1) Para saber

Posiblemente muchos se habrán hecho muy buenos propósitos al inicio del año. Habrá de varias clases: hacer más ejercicio, bajar de peso, etc. Esos propósitos muestran nuestros intereses. Si bien, es importante mantener el cuerpo en forma, lo es más aún tener el alma. Por ello, es conveniente pensar en cómo crecer espiritualmente, cómo crecer en el amor a Dios.

2) Para pensar

¿Cuáles son nuestros intereses? Un relato nos ilustra al respecto.

Se cuenta que un newyorkino enseñaba la ciudad a un amigo japonés, mientras hablaban de varios temas, incluyendo el de la fe. Paseaban por el centro de Manhattan, a la hora del almuerzo. En medio del infernal ruido producido simultáneamente por bocinas, sirenas, altoparlantes, música a todo volumen y miles de personas hablando al mismo tiempo, el oriental le dijo a su amigo: "Estoy oyendo un grillo".

“¿Qué? ¡Debes estar loco! -replicó el americano- ¡No es posible que puedas escuchar un grillo en medio de todo este ruido!”

Sin decir nada, el japonés caminó hacia un tarro de flores que había en la acera y, tras una ligera búsqueda, extrajo de allí un pequeño grillo. El amigo, sorprendido, dijo: "Esto es extraordinario, debes tener los oídos de Superman".

“No -respondió el nipón-, mis oídos son iguales a los tuyos. Solo que todo depende de lo que a uno le interese escuchar”.
Para demostrar lo que decía, sacó de su bolsillo varias monedas y discretamente las dejó caer al piso. El sonido producido por las monedas al tocar el suelo provocó que todos los transeúntes voltearan inmediatamente la cara, curiosos por saber dónde había caído el dinero.

“¿Ves lo que te digo? -insistió su amigo oriental-, el sonido del dinero lo escucharon todos, pero el del grillo no. Todo depende de lo que es importante para ti. Tú mismo pregúntate, ¿Qué es importante para mí? Pues de la respuesta que des, dependerán tus acciones. Algunos dicen que no pueden oír a Dios, que Él nunca les habla. Pero quizás no lo pueden escuchar porque ese no es el sonido que quieren oír. Pueden escuchar la moneda que cae al piso, pero son incapaces de captar el chirrido del grillo”.

Y terminó diciendo el japonés: “Dice una canción «no busques a Cristo en lo alto, ni lo busques en la oscuridad, mucho menos entre la multitud, pues muy dentro de ti, en tu corazón, puedes adorar a tu Señor». Dios es esa musiquita dentro de nuestro ser, que no debemos acallar por escuchar otros atractivos sonidos”.

3) Para vivir

En la mayoría de los casos la conversión que nos pide Dios no será cambiar de actividades, sino de actitud. Es decir, cambiar nuestro modo de estar en esas mismas actividades: Si antes me enojaba ver a mi cuñada, o mi suegra, mi conversión consistirá en tratar de vivir la caridad y no criticar más; si me impaciento demasiado con los hijos, habré de tener más paciencia y no dejarme llevar por la ira; si no obedezco rápido y de buena manera a mis padres, mi conversión podrá consistir en obedecerlos ‘a la primera y con buena cara’.

En pocas palabras, la conversión consistirá en hacer lo que ya hacemos, pero como más le agraden a Dios. Haciendo un examen de conciencia sabremos qué nos pide Dios. Y si no hallamos en qué, preguntémosle a quienes conviven con nosotros, ellos sí lo saben.

                                                                    Pbro. José Martínez Colín


Meditación breve


María participa en la fiesta de quienes gozan, bailan, disfrutan del vino, ríen, cantan, sin dejar de observar todo lo que sucede en ella. Su observación, activa y comprometida, le permite ver lo que nadie ve. Vive con atención afectuosa a lo que falta, pendiente de quien necesita ayuda, vive en actitud de interés y amistad hacia los demás, dispuesta a solucionar situaciones difíciles y momentos de apuro.
No dice: “ya no queda vino” de forma impersonal, sino: “no les queda vino”. Primero las personas, después las cosas. Pide para los demás.
Son las últimas palabras de María en el Evangelio. No nos podía haber dicho nada más profundo y mejor. Haced lo que Él os dice. Practicad el Evangelio, que es el camino para introducir el amor en el mundo. Amor que ama primero, que ama sin exigir recompensa, amor de Evangelio.
Estas palabras son el testamento de María. No volvió a decirnos nada más. Tampoco necesita venir a visitarnos para darnos nuevos mensajes, a veces terroríficos. Su último y definitivo mensaje es: Haced lo que Él os diga.


Padre Felipe de Urca

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
16 enero 2010 6 16 /01 /enero /2010 13:33


          0000172003                      
"Dios de toda la creación, como lloramos con nuestra familia en Haití, nos consuela. En este tiempo de crisis, abre nuestros ojos para mirar más allá del desastre de ver a Cristo en nuestros hermanos y hermanas de Haití, como Cristo nos ve. Estar con nosotros estamos en solidaridad con quienes viven y trabajan en Haití. estar con nosotros en nuestro duelo y orientar nuestros esfuerzos para alimentar al hambriento, abrigo a los sin techo, la comodidad y el soporte de duelo por la justicia. Con su misericordia, nos sostenga en este momento a medida que continuamos trabajando por la paz y la justicia.                                             Amén. 


Primera Lectura: I Samuel 9, 1-19
"Ese es el hombre de quien habló el Señor; Saúl regirá a su pueblo"

 

Había un hombre de Loma de Benjamín, llamado Quis, hijo de Abiel, de Seror, de Becorá, de Afiaj, benjaminita, de buena posición. Tenía un hijo que se llamaba Saúl, un mozo bien plantado; era el israelita más alto: sobresalía por encima de todos, de los hombros arriba. A su padre, Quis, se le habían extraviado unas burras, y dijo a su hijo Saúl: "Llévate a uno de los criados y vete a buscar las burras".

Cruzaron la serranía de Efraím y atravesaron la comarca de Salisá, pero no las encontraron. Atravesaron la comarca de Saalín, y nada. Atravesaron la comarca de Benjamín, y tampoco. Cuando Samuel vio a Saúl, el Señor le avisó: "Ese es el hombre de quien te hablé; ése regirá a mi pueblo. Saúl se acercó a Samuel en medio de la entrada y le dijo: "Haga el favor de decirme dónde está la casa del vidente". Samuel respondió: "Yo soy el vidente. Sube delante de mí al altozano; hoy coméis conmigo, y mañana te dejaré marchar y te diré todo lo que piensas". Tomó la aceitera, derramó aceite sobre la cabeza de Saúl y lo besó, diciendo: "¡El Señor te unge como jefe de su heredad! Tú regirás al pueblo del Señor y le librarás de la mano de los enemigos que lo rodean".

 

  • Salmo Responsorial: 20
    "Señor, el rey se alegra / por tu fuerza."

Señor, el rey se alegra por tu fuerza, y cuánto goza con tu victoria! Le has concedido el deseo de su corazón, no le has negado lo que pedían sus labios. R.

Te adelantaste a bendecirlo con el éxito, y has puesto en su cabeza una corona de oro fino. Te pidió vida y se la has concedido, años que se prolongan sin término. R.

 

  • Evangelio: Marcos 2, 13-17
    "No he venido a llamar justos, sino pecadores"

 

En aquel tiempo, Jesús salió de nuevo a la orilla del lago; la gente acudía a él y les enseñaba. Al pasar vio a Leví, el de Alfeo, sentado al mostrador de los impuestos, y le dijo: "Sígueme". Se levantó y lo siguió. Estando Jesús a la mesa en su casa, de entre los muchos que lo seguían, un grupo de recaudadores y otra gente de mala fama se sentaron con Jesús y sus discípulos. Algunos letrados fariseos, al ver que comía con recaudadores y otra gente de mala fama, les dijeron a los discípulos: "¡De modo que come con recaudadores y pecadores!"

Jesús lo oyó y les dijo: "No necesitan médico los sanos, sino los enfermos. No he venido a llamar justos, sino pecadores".

Homilía para hoy
Marcos 2,13-17

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gozosos


                                        Sabías que...
El Dogma de la Asunción de la Virgen María fue proclamado públicamente por el Papa Pio XII en la bula Munificentissimus Deus el 1 de noviembre de 1950 en la Plaza de San Pedro, estableciendo la fiesta para el 15 de agosto.

Punto de Vista
Abusos en la liturgia

Pensamientos

El alma no puede vivir sin amar, y cuando no ama a Dios se ama desordenadamente a sí misma.

Santa Catalina de Siena


"La sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos"
                                                                                            Tertuliano

Saber descubrir a Dios
1) Para saber
Sucedió hace muchos años un hecho aleccionador. Le ocurrió en 1892 a un hombre ilustre.
Sucedió que un señor de unos 70 años viajaba en el tren, teniendo a su lado un joven universitario que leía su libro de Ciencias. El señor leía un libro de portada negra. Fue cuando el joven percibió que se trataba de la Biblia y que estaba abierta en el Evangelio de Marcos.
Sin mucha ceremonia, el muchacho interrumpió la lectura del señor y le preguntó:
- Señor, ¿usted todavía cree en ese libro lleno de fábulas y cuentos?
- Si, mas no es un libro de fábulas y cuentos, es la Palabra de Dios. O ¿acaso estoy equivocado?
- Pero claro que está equivocado. Creo que el señor debería estudiar Historia Universal. Vería que la Revolución Francesa, ocurrida hace más de 100 años, mostró la miopía de la religión. Solamente personas sin cultura todavía creen que Dios hizo el mundo en 6 días. El señor debería conocer un poco más lo que nuestros científicos dicen de todo eso.
El señor volvió a preguntarle:
- Y ¿es eso lo que los científicos dicen sobre la Biblia?
- Bien, como voy a bajar en la próxima estación, no tengo tiempo de explicarle, pero déjeme su tarjeta con su dirección para mandarle material científico por correo con la máxima urgencia.
El anciano entonces, con mucha paciencia, abrió cuidadosamente el bolsillo derecho de su bolso y le dio su tarjeta al muchacho. Cuando éste leyó lo que allí decía, salió cabizbajo, sintiéndose más pequeño que un gusano. En la tarjeta decía:
“Profesor Doctor Louis Pasteur, Director General del Instituto de Investigaciones Científicas, Universidad Nacional de Francia”.
Por eso se dice que un poco de ciencia nos aparta de Dios, pero mucha, nos aproxima'.

2) Para pensar

Hace poco, en un encuentro que el Papa Benedicto XVI tuvo con jóvenes, Giovanni, de 17 años, le comentó que en su escuela contraponen lo dicho por la Iglesia a lo que dice la ciencia, haciéndoles creer que la fe y la ciencia son enemigas y que con las matemáticas se puede explicar todo. Sin embargo, él, como todos los jóvenes, tiene hambre de Verdad. Y le preguntó: “Santo Padre ¿cómo puedo hacer para armonizar la ciencia y la fe?”
El Papa le respondió recordando la figura de Galileo, quien afirmaba que Dios había escrito el libro de la naturaleza en un lenguaje matemático. Galileo estaba convencido de que Dios nos ha dado dos libros: el de la Sagrada Escritura y el de la naturaleza. Por ello las matemáticas es un lenguaje de Dios.
Por ello no puede haber contradicción entre la fe y la ciencia. Cuando la ciencia es seria expresa la verdad de las cosas, de las cuales Dios es el mismo Autor. Las matemáticas aplicadas a la naturaleza nos muestran que el universo tiene una estructura inteligente, alguien le puso leyes racionales y lógicas.

3) Para vivir

El Papa Benedicto XVI afirmó también que la naturaleza es regida por la Razón, y no por un desorden ilógico o el caos: esa Razón es Dios mismo.
Dios es invisible y no podemos medirlo, pero podemos descubrirlo en sus diferentes manifestaciones. Ojalá podamos descubrir a Dios en todo lo que rodea nuestra vida, desde la naturaleza hasta la vida misma y así, nuestro conocimiento, lejos de apartarnos de Él, nos llevará a agradecerle este mundo bello que nos ha creado.

                                                             Pbro. José Martínez Colin

                         

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
15 enero 2010 5 15 /01 /enero /2010 16:19
  • Primera Lectura: I Samuel 8, 4-22a
    "Gritaréis contra el rey, pero Dios no os responderá"

 

En aquellos días, los ancianos de Israel se reunieron y fueron a entrevistarse con Samuel en Ramá. Le dijeron: "Mira, tú eres ya viejo, y tus hijos no se comportan como tú. Nómbranos un rey que nos gobierne, como se hace en todas las naciones. A Samuel le disgustó que le pidieran ser gobernados por un rey, y se puso a orar al Señor. El Señor le respondió: "Haz caso al pueblo en todo lo que te pidan. No te rechazan a ti, sino a mí; no me quieren por rey".

Samuel comunicó la palabra del Señor a la gente que le pedía un rey: "Estos son los derechos del rey que os regirá: A vuestros hijos los llevará para enrolarlos en sus destacamentos de carros y caballería, y para que vayan delante de su carroza; los empleará como jefes y oficiales en su ejército, como aradores de sus campos y segadores de su cosecha, como fabricantes de armamento y de pertrechos para sus carros. A vuestras hijas se las llevará como perfumistas, cocineras y reposteras. Vuestros campos, viñas y los mejores olivares, os los quitará para dárselos a sus ministros. De vuestro grano y vuestras viñas, os exigirá diezmos, para dárselos a sus funcionarios y ministros. A vuestros criados y criadas, y a vuestros mejores burros y bueyes, se los llevará para usarlos en su hacienda. De vuestros rebaños os exigirá diezmos. ¡Y vosotros mismos seréis sus esclavos! Entonces gritaréis contra el rey que os elegisteis, pero Dios no os responderá".

El pueblo no quiso hacer caso a Samuel, e insistió: "No importa. ¡Queremos un rey! Así seremos nosotros como los demás pueblos. Que nuestro rey nos gobierne y salga al frente de nosotros a luchar en nuestra guerra". Samuel oyó lo que pedía el pueblo y se lo comunicó al Señor. El Señor le respondió: "Hazles caso y nómbrales un rey".

  • Salmo Responsorial: 88
    "Cantaré eternamente tus misericordias, Señor."

 

Dichoso el pueblo que sabe aclamarte: caminará, ¡oh Señor!, a la luz de tu rostro; tu nombre es su gozo cada día, tu justicia es su orgullo. R.

Porque tú eres su honor y su fuerza, y con tu favor realzas nuestro poder. Porque el Señor es nuestro escudo, y el Santo de Israel, nuestro rey. R.

  • Evangelio: Marcos 2, 1-12
    "El Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados"

 

Cuando a los pocos días volvió Jesús a Cafarnaúm, se supo que estaba en casa. Acudieron tantos, que no quedaba sitio ni a la puerta. El les proponía la palabra. Llegaron cuatro llevando un paralítico, y como no podían meterlo por el gentío, levantaron unas tejas encima de donde estaba Jesús, abrieron un boquete y descolgaron la camilla con el paralítico.

Viendo Jesús la fe que tenían, le dijo al paralítico: "Hijo, tus pecados quedan perdonados". Unos letrados que estaban allí sentados, pensaban para sus adentros: "¿Por qué habla éste así? Blasfema. ¿Quién puede perdonar pecados fuera de Dios?"

Jesús se dio cuenta de lo que pensaban y les dijo: "¿Por qué pensáis eso? ¿Qué es más fácil: decirle al paralítico: "Tus pecados quedan perdonados", o decirle: "Levántate, coge la camilla y echa a andar?" Pues para que veáis que el Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados..., entonces le dijo al paralítico: "Contigo hablo: Levántate, coge tu camilla y vete a tu casa"". Se levantó inmediatamente, cogió la camilla y salió a la vista de todos.

Se quedaron atónitos y daban gloria a Dios diciendo: "Nunca hemos visto una cosa igual".


Homilía para hoy
Marcos 2,1-12
El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Dolorosos

                                     Sabías que...
El patrono de los peregrinos es el apóstol Santiago el Mayor, hermano de San Juan el Evangelista. El Apóstol evangelizó Jerusalén, donde padeció el martirio. Sus restos fueron llevados a Compostela, España, donde se erigió un Santuario en su nombre.


Punto de Vista
Abusos en la liturgia

Pensamientos

La alegría del Señor es nuestra fuerza. Todos nosotros, si tenemos a Jesús dentro nuestro, debemos llevar la alegría como novedad al mundo.

Beata Madre Teresa de Calcuta


"La utopía está en el horizonte. Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos. Camino diez pasos, y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Para qué sirve la utopía?  Para eso sirve: para caminar..."
                                                                          Eduardo Galeano


Obras de Misericordia
Las obras de misericordia son acciones caritativas mediante las cuales ayudamos a nuestro prójimo en sus necesidades corporales y espirituales (cf Is 58, 6-7: Hb 13, 3). Las obras de misericordia son 14 y se dividen en 7 Espirituales y 7 Corporales.

Las 7 Obras de Misericordia Espirituales

Instruir, aconsejar, consolar, confortar, son obras de misericordia espirituales, como también lo son perdonar y sufrir con paciencia.

• 1. Enseñar al que no sabe.
Es importante que cooperemos con nuestros hermanos, pero es más importante enseñarles a realizar por ellos mismos aquello que no saben. Por ello, enseñémosle a orar, a perdonar, a perdonarse, a compartir, etc.

• 2. Dar buen consejo al que lo necesita.
Para dar buen consejo es necesario que nosotros mismos hayamos sido aconsejados por un director espiritual, que nos ayude a orar a Dios Padre, para que nos envíe su Santo Espíritu y nos regale el don de consejo. Así, bajo la guía del Señor, tanto nuestras palabras como nuestro actuar, serán un constante aconsejar a los que lo necesitan.

• 3. Corregir al que se equivoca.
Muchas veces nos enojamos o reímos cuando vemos a algún hermano equivocarse, olvidándosenos que no somos perfectos e inevitablemente nos equivocaremos también. Pensemos, ¿nos gustaría que se rieran de nosotros?, definitivamente NO, así que, cuando alguien se equivoque corrijámoslo con amor fraternal para que no lo vuelva a hacer.

• 4. Perdonar al que nos ofende.
¡Que difícil!, tanto que Jesús nos dice que debemos perdonar 70 veces 7, es decir, SIEMPRE. Además en el Padre Nuestro, nos pone la condición de perdonar nuestras ofensas, como nostoros perdonamos a los que nos ofenden. Así que, a perdonar, perdonar, perdonar....

• 5. Consolar al triste.
Jesús nos ha dicho: "Dichosos los que lloran porque serán consolados". El consuelo de Dios, por medio de su Espíritu Santo, nos consuela. Pero, además, Dios se vale de nosotros para consolar a los demás. No se trata de decir: no llore, sino de buscar en las Escrituras, las palabras que mejor se adecuen a la situación. En los salmos podremos encontrar esa palabra de consuelo que requerimos, por eso, es conveniente recitarlos y meditarlos constantemente.

• 6. Sufrir con paciencia los defectos del prójimo.
¡Que fácil es ver la paja en el ojo del prójimo y no vemos la viga en el nuestro! Cuando seamos capaces de disimular los defectos de nuestro hermano, estaremos colaborando en la construcción del Reino del Señor. Tengamos paciencia con los ancianos, los niños, el vecino, el compañero de trabajo y ellos la tendrán con nosotros, en nuestros defectos.

• 7. Rogar a Dios por los vivos y los difuntos.
Cuando escucho a mis hijos orar pidiendo a Diosito por nosotros, por sus hermanos, por sus compañeros de escuela y por sus abuelitos ya fallecidos, me siento agradecido de saber que muchos elevan una oración al Creador por mi y por mis familiares o amigos que se me adelantaron a la casa del Padre. Cada oración es una intercesión, y el Señor nos pide que oremos unos por otros para mantenernos firmes en la fe, así como El oró por Pedro para que una vez confirmado, le ayudara a sus hermanos.

Las 7 Obras de Misericordia Corporales

Las obras de misericordia corporales consisten especialmente en dar de comer al hambriento, dar techo a quien no lo tiene, vestir al desnudo, visitar a los enfermos y a los presos, enterrar a los muertos (cf Mt 25, 31-46). Entre estas obras, la limosna hecha a los pobres (cf Tb 4,5-11; Si 17, 22) es uno de los principales testimonies de la caridad fraterna: es también una práctica de justicia que agrada a Dios (cf Mt 6, 2-4).

• 1. Visitar a los enfermos.
Nuestros hospitales están llenos de enfermos olvidados por sus familiares, o bien, personas que por la lejanía con el centro hospitalario, no reciben visita alguna. Es bueno dar dinero para los necesitados, pero que bueno es darnos nosotros mismos. Compartamos de nuestro tiempo con ellos y llevémosles una palabra de aliento, un rato de compañía a esos Cristos en su monte de los olivos.

• 2. Dar de comer al hambriento.
Jesús nos ordena compartir con el necesitado cunado nos dice, "El que tenga dos capas déle una al que no tiene, y el que tenga alimento, comparta con el que no"(San Lucas, 3-11). Al compartir nuestro alimento, no solo les llenamos el estómago a nuestros hermanos necesitados, sino que les mostramos el amor de Dios que no los deja desfallecer.

• 3. Dar de beber al sediento.
Con cuantas ganas nos bebemos un vaso de agua fresca luego de recorrer un largo trecho para calmar nuestra sed. ¿Cuántas veces pensamos en nuestros hermanos que no tienen un lugar donde beberlo? Pensemos en aquellos que se enferman porque deben calmar su sed con agua contaminada, aquellos que mueren de sed porque otros la desperdician, incluso Jesús, en su trance de muerte, sintió sed y lo exclamó con tanta vehemencia, que un soldado romano le acercó una esponja con hiel y vinagre para que la calmara. ¿Somos nosotros peores que ese soldado romano como para negar agua al sediento?

• 4. Dar posada al peregrino.
Existen muchos inmigrantes que esperan nuestra ayuda para poder vivir dignamente junto a su familia, ayuda que debe hacerse presente en toda forma y a todo momento. Recordemos que esos hermanos desposeídos son Sagrarios del Espíritu Santo que merecen al menos una Tienda de Encuentro con el amor Divino.

• 5. Vestir al desnudo.
A menudo nos encontramos con hermanos que están vestidos con harapos o bien se encuentran desnudos, viéndose disminuida su dignidad de hijos de Dios. Ayudémosles a recobrarla brindándoles una vestidura limpia y respetable, que les permita reencontrar al Señor en la bondad de los demás.

• 6. Visitar a los encarcelados.
Cada mañana nos levantamos y corremos a los centros de estudio o trabajo, y posiblemente pasemos frente a un centro de reclusión en el que muchos de nuestros hermanos sufren la soledad y la indiferencia. Nuestra Santa Madre Iglesia nos llama a llevarles, no solo cosas materiales, sino el cariño de toda la comunidad a cada uno de ellos, para que se sientan parte del rebaño del Único Pastor.

• 7. Enterrar a los muertos.
Sepultarlos no significa olvidarlos, por el contrario, esta obra de misericordia corporal nos lleva a la obra de misericordia espiritual que nos invita a rezar por los vivos y los muertos. Al enterrarlos no debemos olvidar que es nuestro deber mantener sus sepulturas en buen estado, pues en ellas se contienen los restos mortales de aquellos que fueron Templo del Espíritu Santo.

                                        Fuente: Web Católico de Javier

Oración al Niño Jesús
Niño Jesús:
Bendice y protege a todos mis seres queridos, amigos y personas con las que de alguna manera tenga trato en algún momento en esta vida. Bendice nuestros hogares, trabajos, amistades, estudios. Purifica nuestras intenciones y pensamientos.
Que todo lo hagamos por puro amor a Dios, sin esperar nada a cambio. Que seamos iluminados por Tu Luz, preservados de todos los males de este mundo, principalmente del pecado, que Te ofende y Te duele.
Llévanos de Tu santa manito al Padre, junto a Tu Santísima Madre y a San José. Acompáñanos a cada paso de nuestras vidas mortales, para que podamos estar junto a Ti en la eternidad.
Reina en nuestras casas, en nuestra familia y no Te vayas nunca.
Amén.
                                                                              Padre Felipe de Urca

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
14 enero 2010 4 14 /01 /enero /2010 14:56
  • Primera Lectura: I Samuel 4, 1-11
    "Derrotaron a los israelitas y el arca de Dios fue capturada"

 

Por entonces se reunieron los filisteos para atacar a Israel. Los israelitas salieron a enfrentarse con ellos y acamparon junto a Piedrayuda, mientras que los filisteos acampaban en El Cerco. Los filisteos formaron en orden de batalla frente a Israel. Entablada la lucha, Israel fue derrotado por los filisteos; de sus filas murieron en el campo unos cuatro mil hombres. La tropa volvió al campamento, y los ancianos de Israel deliberaron: "¿Por qué el Señor nos ha hecho sufrir hoy una derrota a manos de los filisteos? Vamos a Siló, a traer el arca de la alianza del Señor, para que esté entre nosotros y nos salve del poder enemigo". Mandaron gente a Siló, a por el arca de la alianza del Señor de los ejércitos entronizado sobre querubines. Los dos hijos de Elí, Jofni y Finés, fueron con el arca de la alianza de Dios. Cuando el arca de la alianza del Señor llegó al campamento, todo Israel lanzó a pleno pulmón el alarido de guerra, y la tierra retembló. Al oír los filisteos el estruendo del alarido, se preguntaron: "¿Qué significa ese alarido que retumba en el campamento hebreo?" Entonces se enteraron de que el arca del Señor había llegado al campamento, y, muertos de miedo, decían: "¡Ha llegado su dios al campamento! ¡Ay de nosotros! Es la primera vez que nos pasa esto. ¡Ay de nosotros! ¿Quién nos librará de la mano de esos dioses poderosos, los dioses que hirieron a Egipto con toda clase de calamidades y epidemias? ¡Valor, filisteos! Sed hombres, y no seréis esclavos de los hebreos como lo han sido ellos de nosotros. ¡Sed hombres, y al ataque!" Los filisteos se lanzaron a la lucha y derrotaron a los israelitas, que huyeron a la desbandada. Fue una derrota tremenda: cayeron treinta mil de la infantería israelita. El arca de Dios fue capturada, y los dos hijos de Elí, Jofni y Finés, murieron.

  • Salmo Responsorial: 43
    "Redímenos, Señor, / por tu misericordia."

 

Ahora nos rechazas y nos avergüenzas, y ya no sales, Señor, con nuestras tropas: nos haces retroceder ante el enemigo, y nuestro adversario nos saquea. R.

Nos haces el escarnio de nuestros vecinos, irrisión y burla de los que nos rodean. Nos has hecho el refrán de los gentiles, nos hacen muecas las naciones. R.

Despierta, Señor, ¿por qué duermes?; levántate, no nos rechaces más. ¿Por qué nos escondes tu rostro y olvidas nuestra desgracia y opresión? R.

  • Evangelio: Marcos 1, 40-45
    "La lepra se le quitó y quedó limpio"

 

En aquel tiempo se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: "Si quieres, puedes limpiarme". Sintiendo lástima, extendió la mano y lo tocó diciendo: "Quiero: queda limpio". La lepra se le quitó inmediatamente y quedó limpio. El lo despidió, encargándoles severamente: "No se lo digas a nadie; pero para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés. Pero cuando se fue, empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaba fuera, en descampado; y aun así acudían a él de todas partes.

Homilía para hoy
Marcos 1,40-45

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Luminosos

                                           Sabías que...
El patrono de los jóvenes es San Luis Gonzaga, quien desde niño se inclinó por la vida religiosa e ingresó a la Compañía de Jesús a los dieciocho años en 1585. Trabajo por la conversión de los herejes y murió el 21 de junio de 1591, día en que se celebra su fiesta.

Punto de Vista
Renovación de las resoluciones espirituales

Pensamientos

La alegría de un hipócrita sólo dura un momento.

Job


Es fácil amar a los que viven lejos. No siempre lo es amar a quienes viven a nuestro lado. Es más fácil ofrecer un plato de arroz para saciar el hambre de un necesitado que confortar la soledad y la angustia de alguien que no se siente amado dentro del hogar que con él mismo compartimos.
                                                                    Madre Teresa de Calcuta


"Enseñaras a volar, pero no volarán tu vuelo. Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida. Sin embargo... en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño, perdurará siempre la huella del camino enseñado"
                                                                      Rabino Edy Kaufman


Lo que quiero para ti
Quiero ser para ti como un puente sobre el río. De este lado, tu hoy. Del otro lado, tu mañana. Entre ambas orillas, el río de la vida: a veces está calmo, a veces turbulento; algunas veces traicionero, otras profundo y barroso. Es necesario atravesarlo.

No soy Dios ni pretendo jugar a Dios. Sólo Él puede llevarte con seguridad a la otra orilla. Pero sí quiero ser el puente que haga más fácil tu trayecto.

Si tienes miedo, pasa sobre mis hombros. Si no quieres correr riesgos, usa mis hombros. Si encuentras que no conviene pasar solo, usa mis hombros. Si me balanceo, no tengas miedo. Dios me colocó en tu camino para ayudarte a cruzar el río de la vida. No vaciles en pisar solamente en mí.

Y cuando estés por llegar, si quieres, recógeme. Pero si me entiendes bien, déjame en donde estoy: otros pasarán por mí, como tú pasaste. Pero quiero que continúes en tu caminar. Soy tu puente para muchas travesías de la vida. Si me quieres, entonces, puedes llamarme amigo.

Ten calma, desacelera el ritmo de tu corazón silenciando tu mente. Afirma tu paso con la visión del futuro. Encuentra la calma de las montañas. Rompe la tensión de tus nervios y músculos con la dulce música de los arroyos que viven en tu memoria.

Vive intensamente la paz del sueño. Aprende a tomar vacaciones de un minuto, al detenerte a mirar una flor, al conversar con un amigo, al contemplar un amanecer o al leer algunas líneas de un buen libro.

Recuerda cada día la fábula de la liebre y la tortuga, para que sepas que vivir más intenso no quiere decir vivir más rápido y que la vida es más que aumentar la velocidad.

Voltea hacia las ramas del roble que florece y comprende que creció grande y fuerte porque creció despacio y bien. Ten calma, desacelera el paso y echa tus raíces en la buena tierra de lo que realmente vale, para así crecer hacia las estrellas.

                           Hellen Keller

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
13 enero 2010 3 13 /01 /enero /2010 00:45
  • Primera Lectura: I Samuel 1, 9-20
    "El Señor se acordó de Ana, y dio a luz a Samuel"

 

En aquellos días, después de la comida en Siló, mientras el sacerdote Elí estaba sentado en su silla junto a la puerta del templo del Señor, Ana se levantó y, desconsolada, rezó al Señor deshaciéndose en lágrimas e hizo este voto: "Señor de los ejércitos, si te dignas mirar la aflicción de tu esclava, si te acuerdas de mí y no me olvidas, si concedes a tu esclava un hijo varón, se lo ofreceré al Señor para toda la vida y la navaja no pasará por su cabeza". Mientras repetía su oración al Señor, Elí la observaba. Ana hablaba para sus adentros: movía los labios, sin que se oyera su voz. Elí, creyendo que estaba borracha, le dijo: "¿Hasta cuándo vas a seguir borracha? Devuelve el vino que has bebido". Ana respondió: "No es eso, señor; no he bebido vino ni licores; lo que pasa es que estoy afligida y me desahogo con el Señor. No me tengas por una mujer perdida, que hasta ahora he hablado movida por mi gran desazón y pesadumbre".

Entonces dijo Elí: "Vete en paz. Que el Señor de Israel te conceda lo que le has pedido". Y ella respondió: "Que tu sierva halle gracia ante ti".

La mujer se marchó, comió, y se transformó su semblante. A la mañana siguiente madrugaron, adoraron al señor y se volvieron. Llegados a su casa de Ramá, Elcaná se unió a su mujer, Ana, y el Señor se acordó de ella. Ana concibió, dio a luz un hijo y le puso de nombre Samuel, diciendo: "¡Al Señor se lo pedí!"

  • Interleccional: Mi corazón se regocija por el Señor, mi salvador
    1Samuel 2

Mi corazón se regocija por el Señor, mi poder se exalta por Dios; mi boca se ríe de mis enemigos, porque gozo con tu salvación. R.

Se rompen los arcos de los valientes, mientras los cobardes se ciñen de valor; los hartos se contratan por el pan, mientras los hambrientos engordan; la mujer estéril da a luz siete hijos, mientras la madre de muchos queda baldía. R.

El Señor da la muerte y la vida, hunde en el abismo y levanta; da la pobreza y la riqueza, humilla y enaltece. R.

El levanta del polvo al desvalido, alza de la basura al pobre, para hacer que se siente entre príncipes y que herede un trono de gloria. R.

  • Evangelio: Marcos 1, 21-28
    "Les enseñaba con autoridad"

 

Llego Jesús a Cafarnaúm y cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su enseñanza, porque no enseñaba como los letrados, sino con autoridad. Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar: "¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios". Jesús lo increpó: "Cállate y sal de él". El espíritu inmundo lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió.

Todos se preguntaron estupefactos: "¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen". Su fama se extendió en seguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea

Homilía para hoy
Marcos 1,21-28

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Dolorosos

                                             Sabías que...
Durante los primeros años del cristianismo, los primeros lugares donde se celebraba la Eucaristía fueron hogares y en algunas oportunidades catacumbas. La construcción de los templos empezó hacia la segunda mitad del siglo II, cuando las persecuciones contra los cristianos habían cesado.


Punto de Vista
La ecología humana



"Los miedos se estancan en nosotros porque los permitimos. Si nos enfrentamos a los miedos ellos desaparecen.
Uno con Dios es mayoría"

 
Superar traumas
Antiguamente a veces se predicaron cosas espeluznantes para hacer “aborrecer el pecado”. Algunas quedaron así como traumatizados en lo religioso. Reaccionaron apartándose de la Iglesia y no volvieron a tocar el tema. No han querido avanzar con la Iglesia, con la teología, con la espiritualidad, y prefieren guardar el resquemor de aquellos tiempos.

Otros no guardan ese resentimiento y hoy no se sienten frustrados. Quizás tuvieron posibilidades de formación religiosa mejores que otros, y su fe y su experiencia religiosa evolucionaron correctamente. Aprovecharon oportunidades para ponerse al día.

Aquello que se vivió fue el fruto de una época, que estaba acabando henchida de un jansenismo rigorista, que no tenía nada que ver con el espíritu y los valores evangélicos, y con el Dios, Padre bueno, de nuestro Señor Jesucristo.

Piensa por un instante que un día tienes que presentarte delante de Él, de ese Padre bueno, y de Jesús, amigo fiel. Y te das cuenta de que te han buscado toda la vida… que siempre te han amado… Piensa, pues, por un instante, que ellos no te han fallado nunca, que no han hecho más que darte Amor.

Quizás han fallado los hombres, débiles e imperfectos como tú, pero ellos no. Y tú delante, sin saber qué decir. Tú, que te has pasado toda la vida ignorándolos, despreciándolos… Quizás ha sido tu venganza particular contra “los curas”.

Confiesa que la cosa es seria. Aunque bañada en la misericordia, que es lo bueno. Has estado toda una vida “castigando” al Padre bueno. Y castigándote a ti. Te cerraste y te has hecho mucho daño, mucho más del que crees que te hicieron de niño con aquellas predicaciones “terribles”.

¡Alégrate! Año Nuevo, vida nueva. En ese encuentro van a quedar saldadas todas las cuentas. Desde el amor y la verdad. Desde la misericordia. Con gran alegría. Piensa en ese tu Encuentro. Con paz. Con consuelo. Con cierta impaciencia, incluso. Como cuando siendo pequeño llegabas en tren a un pueblecito de la costa y sentías el olor del salitre y no pensabas más que en zambullirte en el mar.

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
10 enero 2010 7 10 /01 /enero /2010 17:28
  • Primera Lectura: Isaías 40, 1-5. 9-11
    "Se revelará la gloria del Señor, y la verán todos los hombres"

 

"Consolad, consolad a mi pueblo, -dice vuestro Dios-; hablad al corazón de Jerusalén, gritadle que se ha cumplido su servicio, y está pagado su crimen, pues de la mano del Señor ha recibido doble paga por sus pecados."

Una voz grita: "En el desierto preparadle un camino al Señor; allanad en la estepa una calzada para nuestro Dios; que los valles se levanten, que montes y colinas se abajen,

que lo torcido se enderece y lo escabroso se iguale.

Se revelará la gloria del Señor, y la verán todos los hombres juntos ha hablado la boca del Señor-."

Súbete a un monte elevado, heraldo de Sión;

alza fuerte la voz, heraldo de Jerusalén; álzala, no temas,

di a las ciudades de Judá: "Aquí está vuestro Dios.

Mirad, el Señor Dios llega con poder, y su brazo manda.

Mirad, viene con él su salario, y su recompensa lo precede.

Como un pastor que apacienta el rebaño, su brazo lo reúne,

toma en brazos los corderos y hace recostar a las madres."

 

  • Salmo Responsorial: 103
    "Bendice, alma mía, al Señor: ¡Dios mío, qué grande eres!"

 

Bendice, alma mía, al Señor: ¡Dios mío, qué grande eres! Te vistes de belleza y majestad, la luz te envuelve como un manto. R.

Extiendes los cielos como una tienda, construyes tu morada sobre las aguas; las nubes te sirven de carroza, avanzas en las alas del viento; los vientos te sirven de mensajeros, el fuego llameante, de ministro. R.

Cuántas son tus obras, Señor, y todas las hiciste con sabiduría;

la tierra está llena de tus criaturas. Ahí está el mar: ancho y dilatado, en él bullen, sin número, animales pequeños y grandes. R.

Todos ellos aguardan a que les eches comida a su tiempo: se la echas, y la atrapan; abres tu mano, y se sacian de bienes. R.

Escondes tu rostro, y se espantan; les retiras el aliento, y expiran y vuelven a ser polvo; envías tu aliento, y los creas, y repueblas la faz de la tierra. R.

 

  • Segunda Lectura: Tito 2, 11-14; 3, 4-7
    "Nos ha salvado con el baño del segundo nacimiento y con la renovación por el Espíritu Santo"

 

Querido hermano:

Ha aparecido la gracia de Dios, que trae la salvación para todos los hombres, enseñándonos a renunciar a la impiedad y a los deseos mundanos, y a llevar ya desde ahora una vida sobria, honrada y religiosa, aguardando la dicha que esperamos: la aparición gloriosa del gran Dios y Salvador nuestro, Jesucristo.

Él se entregó por nosotros para rescatarnos de toda maldad y para prepararse un pueblo purificado, dedicado a las buenas obras.

Mas, cuando ha aparecido la bondad de Dios, nuestro Salvador, y su amor al hombre, no por las obras de justicia que hayamos hecho nosotros, sino que según su propia misericordia nos ha salvado, con el baño del segundo nacimiento y con la renovación por el Espíritu Santo; Dios lo derramó copiosamente sobre nosotros por medio de Jesucristo, nuestro Salvador.

Así, justificados por su gracia, somos, en esperanza, herederos de la vida eterna.

 

  • Evangelio: Lucas 3, 15-16. 21-22
    "Jesús se bautizó. Mientras oraba, se abrió el cielo"

 

En aquel tiempo, el pueblo estaba en expectación, y todos se preguntaban si no sería Juan el Mesías; él tomó la palabra y dijo a todos: "Yo os bautizo con agua; pero viene el que puede más que yo, y no merezco desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará con Espíritu Santo y fuego."

En un bautismo general, Jesús también se bautizó. Y, mientras oraba, se abrió el cielo, bajó el Espiritu Santo sobre él en forma de paloma, y vino una voz del cielo: "Tú eres mi Hijo, el amado, el predilecto.

Homilía para hoy
Lucas 3,15-16-21-22

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gloriosos


                                                            Sabías que...
Un tercer significado para la mezcla del agua y el vino en la liturgia viene de una oración de la antigua liturgia de Etiopia, que afirma que "como el vino y el agua no pueden separados, no permitas Padre que nos separemos de Cristo, tu Hijo".


Pensamientos

La alegría de ser cristiano es verdaderamente capaz de colmar el corazón humano.

Paulo VI



"He aquí, pues, la gran verdad: el Bautismo, al hacernos partícipes de la Muerte y Resurrección del Salvador,  nos llena de una vida nueva"

El Bautismo de Jesús
Todos los años, después de la fiesta de los reyes magos, viene la fiesta del Bautismo de Jesús. Para algunos litúrgicamente forman una unidad por lo que indica de epifanía o manifestación del Señor. Hoy el Padre, en unidad con el Espíritu, manifiesta la misión mesiánica del Hijo para comenzar su predicación.

Para algunos se hace confuso aún el hablar del bautismo que recibió Jesús, como si fuese algo parecido a lo que recibimos nosotros. Hasta afirman que no hay que recibir el bautismo sino siendo mayores, como Jesús lo recibió a los treinta años.

En este ciclo C se lee el bautismo de Jesús según el evangelio de Lucas. Comienza haciendo claramente la distinción, pues eran tiempos de gran expectación mesiánica y algunos creían que Juan Bautista era el Mesías. El les dijo que bautizaba; pero sólo en agua, mientras que el Mesías, que ya llegaba, iba a bautizar en el Espíritu Santo.

Bautizar en agua era sólo un símbolo de lo que pasaba en el interior de la persona, si se arrepentía. Significaba la purificación que se suponía tenía el penitente. Pero nuestro bautismo, el que nos dio Jesucristo, es mucho más, porque además de la purificación que simboliza el agua, se nos da la gracia, que es una participación de la vida divina, y las tres divinas personas habitan de una manera más vital en el alma, de modo que el Espíritu Santo comienza a realizar la obra de santificación, si esa persona colabora dejando que el Espíritu desarrolle en ella sus dones, frutos y carismas.

El bautismo que Jesús recibió de Juan también era diferente del que recibían las otras personas. Los demás debían arrepentirse de sus pecados, pero Jesús no podía arrepentirse. ¿Entonces qué hizo? Nos dice el evangelista que Jesús se bautizó cuando mucha gente estaba bautizándose. Con esto expresó la solidaridad de Jesús con el pueblo pecador. Ya desde su encarnación se hizo igual que nosotros menos en el pecado; pero asumió el pecado hasta redimirlo en la cruz. Ahora en el Jordán tiene este gesto de unión porque va a comenzar su actividad mesiánica.

Lo importante de ese día es lo que nos narra el evangelista que sucedió al terminar el bautismo. Lo recibió en un ambiente de oración, en la que pediría por nosotros pecadores. Pero siguió en una oración tan profunda, que sintió que se manifestaba su Padre Dios con todo amor y el Espíritu Santo que le llenaba todo su ser.

Es muy difícil describir una manifestación tan profunda y al mismo tiempo tan eficaz. Por eso el evangelista recurre a los símbolos. Lo mismo que cuando llueve decían que se abrían los cielos, igualmente ahora en que su Padre se manifiesta. La venida radiante y veloz del Espíritu Santo al alma era bonito semejarla a la bajada de una paloma.

Jesús, que había ido creciendo en “gracia y sabiduría” toma ahora una definitiva conciencia de su misión mesiánica. Es como la ratificación por parte de su Padre Dios de su filiación y de la misión que debe cumplir. Es como la graduación o la investidura. De tal manera le impactó a Jesús esta manifestación, que se retiró por cuarenta días a orar y prepararse para su misión de predicar, sobre todo, que Dios es nuestro Padre.

Para nosotros en este día debe ser la renovación de nuestra dignidad como hijos de Dios, que recibimos el día de nuestro bautismo. Es una dignidad, pero es de una manera especial un compromiso que nos debe hacer pensar en lo que somos, ya que el bautismo es para siempre.

Por el bautismo tenemos un compromiso de amor con Dios, que vive en lo profundo del alma para poder ser fuente de intimidad en el amor. Pero es un compromiso también con todas las demás personas, pues nos debe hacer ser solidarios. El bautismo nos dice que hemos sido llamados a dar testimonio del Reino de Dios en el mundo.

No fue solamente una llamada pasada. La fuerza del bautismo continúa, porque el Espíritu Santo quiere estar muy activo en nosotros. Lo peor es que muchas veces no le dejamos actuar. En este día nos entreguemos más a su amor con nuestras obras de vida cristiana.

                                                               Enviado por Salvador Batres


Meditación breve


La vida es corta:
Rompe las reglas.
Perdona rápido.
Besa lentamente.
Ama verdaderamente.
Ríe incontrolablemente.
Y nunca te arrepientas de nada que te haya hecho sonreír.
Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo.
Enseñará s a soñar, pero no soñarán tu sueño.
Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida.
Sin embargo…en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño,
perdurará siempre la huella del camino enseñado.
«La vida puede no ser la fiesta que esperamos,
pero mientras estemos aquí... deberíamos bailar»

Enviado por Mariana



Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
9 enero 2010 6 09 /01 /enero /2010 16:21
  • Primera Lectura: I Juan 5,14-21
    "Nos escucha en lo que le pedimos"

 

Queridos hermanos: En esto está la confianza que tenemos en él: en que si le pedimos algo según su voluntad, nos escucha. Y si sabemos que nos escucha en lo que le pedimos, sabemos que tenemos conseguido lo que le hayamos pedido.

Si alguno ve que su hermano comete un pecado que no es de muerte, pida y Dios le dará vida -a los que cometan pecados que no son de muerte, pues hay un pecado que es de muerte, por el cual no digo que pida-. Toda injusticia es pecado, pero hay pecado que no es de muerte.

Sabemos que todo el que ha nacido de Dios no peca, sino que el Engendrado de Dios lo guarda, y el Maligno no llega a tocarle. Sabemos que somos de Dios, y que el mundo entero yace en poder del Maligno. Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado inteligencia para que conozcamos al Verdadero. Nosotros estamos en el Verdadero, en su Hijo Jesucristo. Éste es el Dios verdadero y la vida eterna. Hijos míos, guardaos de los ídolos.

  • Salmo Responsorial: 149
    "El Señor ama a su pueblo."

 

Cantad al Señor un cántico nuevo,
resuene su alabanza en la asamblea de los fieles;
que se alegre Israel por su Creador,
los hijos de Sión por su Rey. R.

Alabad su nombre con danzas,
cantadle con tambores y cítaras;
porque el Señor ama a su pueblo
y adorna con la victoria a los humildes. R.

Que los fieles festejen su gloria
y canten jubilosos en filas,
con vítores a Dios en la boca;
es un honor para todos sus fieles. R.

  • Evangelio: Juan 3,22-30
    "El amigo del esposo se alegra con la voz del esposo"

 

En aquel tiempo, fue Jesús con sus discípulos a Judea, se quedó allí con ellos y bautizaba. También Juan estaba bautizando en Enón, cerca de Salín, porque había allí agua abundante; la gente acudía y se bautizaba. A Juan todavía no le habían metido en la cárcel.

Se originó entonces una discusión entre un judío y los discípulos de Juan acerca de la purificación; ellos fueron a Juan y le dijeron: "Oye, rabí, el que estaba contigo en la otra orilla del Jordán, de quien tú has dado testimonio, ése está bautizando, y todo el mundo acude a él." Contestó Juan: "Nadie puede tomarse algo para sí, si no se lo dan desde el cielo. Vosotros mismos sois testigos de que yo dije: "Yo no soy el Mesías, sino que me han enviado delante de él." El que lleva a la esposa es el esposo; en cambio, el amigo del esposo, que asiste y lo oye, se alegra con la voz del esposo; pues esta alegría mía está colmada. Él tiene que crecer, y yo tengo que menguar."

Homilía para hoy
Juan 3,22-30

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gozosos

Sabías que...
Un segundo significado para la mezcla de agua y vino en la liturgia es la unión de la divinidad y la humanidad en Cristo. La oración pronunciada por el celebrante explica el misterio de la unión de la divinidad de Cristo con nuestra humilde humanidad.

Pensamientos

Dios enriquece al alma que se despoja de todo.

San Pío de Pietrelcina


"No desfallezcas si no me encuentras pronto. Si no estoy en un lugar, búscame en otro.
En algún lugar te estaré esperando"
                                                                                                         Walt Whitman


Vivir el presente


Hay personas que basan su vida en los recuerdos.

• Salvador lleva tres años lamentándose y dándole vueltas a cómo sería su vida si su madre no hubiera muerto. Dice que su madre era una gran mujer, que se preocupaba de sus hijos, que nunca permitió que pasaran hambre y que si no hubiera fallecido ahora él pudiera estudiar, ir a la Universidad y que su vida sería feliz. Pero Salvador lleva tres años sin hacer nada, no se ha movido de su sitio. Ni trabaja ni estudia, sólo ve pasar la vida.

• Mariluz perdió a su marido hace siete años. Tiene tres hijos de entre diez y veinte años. Mariluz no consigue quitar de su cabeza la idea de que todos los proyectos que tenía con su marido, poner una tienda, hacer un crucero por el Caribe, comprarse una casa en la playa, se esfumaron cuando él se marchó. Mariluz se lamenta constantemente de lo feliz que era antes y lo desgraciada que es ahora.

• Javier y su familia tuvieron que cambiarse de ciudad al conseguir un nuevo trabajo, con el que iba a ganar mucho más dinero. Con ese dinero extra podrían cumplir sus sueños, comprar una casa y un nuevo automóvil. Han podido comprar una casa nueva y un nuevo automóvil, pero Javier se queja de que ya no tiene amigos como tenía en su antigua ciudad. Se siente abatido y no para de pensar en lo que se está perdiendo.

Los recuerdos son geniales, pero nunca permitas que arrojen su sombra sobre tus sueños.

Otras personas, en cambio, basan su vida en el futuro.

• Andrés lleva tres años imaginando el negocio que quiere crear. Es una idea increíblemente buena, original, única. El mes que viene comenzará a hacer las diligencias legales. El mes que viene empezará a buscar financiación. El mes que viene intentará buscar un local comercial bien situado. Lleva así tres años. Mientras tanto sigue trabajando doce horas diarias como vigilante.

• Minerva se siente muy sola. Está segura de que dentro de poco todo cambiará: encontrará nuevos amigos, buscará un trabajo muy creativo, que es lo que a ella le gusta, podrá comprarse una casa y salir de la casa paterna, encontrará a un novio que le quiera, el príncipe de sus sueños, y conseguirá ser feliz.

No pases demasiado tiempo preocupándote por el futuro o te olvidarás de vivir. Sólo se puede vivir hoy.

                                                                                        Escrito por Ricardo Ros


Poesía


A San José


Enséñame José
A no ser protagonista;
A avanzar sin pisotear;
A colaborar sin imponerme;
A amar sin reclamar.

Dime José
Como se vive siendo número 2;
Como se hacen maravillas desde un segundo puesto;

Explícame José
Como puedo ser grande sin exhibirme;
Como luchar sin aplauso;
Como avanzar sin publicidad;
Como perseverar y morir sin recibir homenaje.


Enviado por Marité Pompei
(USA)


Humor en el supermercado
Un hombre joven estaba de compras en el supermercado, cuando notó que una viejecita lo siguió por todos lados. Si el se paraba, ella se paraba al lado de él y, además, se quedaba mirándolo.
Al fin, camino a la caja, ella se atrevió a hablarle y volteándose le dijo: "Espero que no lo haya hecho sentirse incómodo; es sólo que usted se parece mucho a mi hijo recién fallecido"
El joven con un nudo en la garganta, replicó que estaba todo bien, que no había problema.
La viejita entonces le dijo: "Joven, le quiero pedir algo poco común"
El joven le contestó diciéndole: "Dígame en que puedo ayudarla, señora"
La viejita le dijo que quería que le dijera 'Adiós mamá' cuando se fuera del supermercado, y que esto la haría muy feliz...
El joven sabiendo que sería un gesto que llenaría el corazón y el espíritu de la viejecita, accedió gustoso. Entonces, mientras la viejita pasaba por la caja registradora se volteó y sonriendo, con la mano le dijo: "¡Adiós hijo!"
Él, lleno de amor y ternura, le respondió efusivamente: "¡Adiós mamá!"
El hombre, contento y satisfecho porque seguramente había traído un poco de alegría a la viejecita, continuó pagando sus compras.
"Son $ 623,54" le dijo la cajera.
"¿Cómo tanto si llevo sólo cinco cosas?"
Y la cajera le dice:
"Si, pero su mamá dijo que usted pagaría por sus cosas también.

                                     Felipe de Urca     Medico de cuerpos y.......Jardinero de Almas

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
8 enero 2010 5 08 /01 /enero /2010 23:56
  • Primera Lectura: I Juan 5,5-13
    "El Espíritu, el agua y la sangre"

 

Queridos hermanos: ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios? Éste es el que vino con agua y con sangre: Jesucristo. No sólo con agua, sino con agua y con sangre; y el Espíritu es quien da testimonio, porque el Espíritu es la verdad. Porque tres son los testigos: el Espíritu, el agua y la sangre, y los tres están de acuerdo.

Si aceptamos el testimonio humano, más fuerza tiene el testimonio de Dios. Éste es el testimonio de Dios, un testimonio acerca de su Hijo. El que cree en el Hijo de Dios tiene dentro el testimonio. Quien no cree a Dios le hace mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo. Y éste es el testimonio: Dios nos ha dado vida eterna, y esta vida está en su Hijo. Quien tiene al Hijo tiene la vida, quien no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. Os he escrito estas cosas a los que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que os deis cuenta de que tenéis vida eterna.

  • Salmo Responsorial: 147
    "Glorifica al Señor, Jerusalén"

 

Glorifica al Señor, Jerusalén;
alaba a tu Dios, Sión:
que ha reforzado los cerrojos de tus puertas,
y ha bendecido a tus hijos dentro de ti. R.

Ha puesto paz en tus fronteras,
te sacia con flor de harina.
Él envía su mensaje a la tierra,
y su palabra corre veloz. R.

Anuncia su palabra a Jacob,
sus decretos y mandatos a Israel;
con ninguna nación obró así,
ni les dio a conocer sus mandatos. R.

  • Evangelio: Lucas 5,12-16
    "En seguida le dejó la lepra"

 

Una vez, estando Jesús en un pueblo, se presentó un hombre lleno de lepra; al ver a Jesús cayó rostro a tierra y le suplicó: "Señor, si quieres puedes limpiarme." Y Jesús extendió la mano y lo tocó diciendo: "Quiero, queda limpio." Y en seguida le dejó la lepra. Jesús le recomendó que no lo dijera a nadie, y añadió: "Ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés para que les conste."

Se hablaba de él cada vez más, y acudía mucha gente a oírle y a que los curara de sus enfermedades. Pero él solía retirarse a despoblado para orar.

Homilía para hoy
Lucas 5,12-16

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Dolorosos

                                                         Sabías que...
La mezcla que se realiza en la Eucaristía del agua y el vino tiene varios significados. El primer significado es la unidad de la sangre y el agua que brotaron del costado de Jesús en la Cruz, y que simboliza el nacimiento de la Iglesia y de los Sacramentos.

Pensamiento

El que gusta de ser adulado es digno del adulador.

William Shakespeare


Punto de Vista
El micro ecologismo


"Vale mucho más una puerta cerrada por Dios que una abierta por el diablo"

Trascender
¿Ha pensado alguna vez en lo que dirán de usted después de su muerte? ¡Vaya pregunta! ¡La mayoría de nosotros huye del tema como los niños le escapan a la sopa, las inyecciones y la medicina! Sin embargo, la triste verdad es que nuestra vida terrenal es muy limitada. Por eso, reformulo la pregunta de la siguiente manera: ¿vive cada día como alguien trascendente, que deja una huella en las vidas de quienes lo rodean?

A fines del año 2002 falleció mi querido abuelo Pascual Arabia, uno de los últimos artesanos especializados en relojes antiguos en San Francisco, EUA. Deseo compartir con usted algunas líneas que escribí en ocasión de su funeral, tituladas: "Palabras Para Nuestro Abuelo".

"Te queremos, recordado abuelo. Es muy difícil, por no decir imposible, pedirle a las letras que se unan para expresar en palabras lo que sentimos en lo más hondo de nuestros corazones. Siempre te esforzaste por los que más amaste, e invertiste constantemente en nosotros el fruto de tus horas dedicadas en aquel pequeño escritorio de trabajo. ¡Cómo no darle gracias a Dios por tu vida! ¡Quién podría omitir de la historia la realidad de tu generosidad!

Te extrañamos, bondadoso abuelo. ¡Cómo borrar de nuestra memoria todas las enseñanzas que nos diste! Porque mientras anduviste por esta tierra tu ejemplo de vida y tus palabras dejaron una gran marca en nuestra forma de ver al mundo. ¡Y qué decir de aquellas largas charlas juntos! ¡Siempre extraías una lección para nuestro bien!

Te decimos gracias, querido abuelo. Para nosotros, tus nietos, es muy triste despedirte. ¡Vaya que no es sencillo decirte adiós! ¿Pero sabes una cosa? El mejor tango que hemos escuchado no es "Mi Buenos Aires Querido", "La Cumparsita", "Sur" ni "El Choclo"... La música que siempre resonará en nuestros corazones y guiará muchas de las decisiones que tomaremos en nuestros caminos será el glorioso tango de tu vida, escrito y dirigido por Aquel que no te abandonó hasta el último suspiro: Dios. Por eso, nuestro sentir se resume en la siguiente expresión: ¡Te vamos a imitar, amado abuelo!"

Cuando usted toma muy en serio el hecho de ser una persona trascendente, hasta el mínimo acto de su voluntad se verá afectado de manera positiva. ¡Vamos! ¡Hoy puede ser un nuevo comienzo para su vida!

                                                                                           Cristian Franco

                          

Invocación a María
“Y el nombre de la Virgen era María” (Lc. 1, 27)
¡Oh! tú, quien quiera que seas, que te sientes lejos de tierra firme, arrastrado por las olas de este mundo, en medio de las borrascas y tempestades, si no quieres zozobrar, no quites los ojos de la luz de esta estrella.
Si el viento de las tentaciones se levanta, si el escollo de las tribulaciones se interpone en tu camino, mira la estrella, invoca a María.
Si eres balanceado por las agitaciones del orgullo, de la ambición, de la murmuración, de la envidia, mira la estrella, invoca a María.
Si la cólera, la avaricia, los deseos impuros sacuden la frágil embarcación de tu alma, levanta los ojos hacia María.
Si, perturbado por el recuerdo de la enormidad de tus crímenes, confuso antes las torpezas de tu conciencia, aterrorizado por el miedo del Juicio, comienzas a dejarte arrastrar por el torbellino de tristeza, a despeñar en el abismo de la desesperación, piensa en María.
En los peligros, en las angustias, en las dudas, piensa en María, invoca a María.
Que su nombre nunca se aparte de tus labios, jamás abandone tu corazón; y para alcanzar el socorro de su intercesión, no descuides los ejemplos de su vida.
Siguiéndola, no te extraviarás, rezándole, no desesperarás, pensando en Ella, evitarás todo error.
Si Ella te sustenta, no caerás; si Ella te protege, nada tendrás que temer; si Ella te conduce, no te cansarás; si Ella te es favorable, alcanzarás el fin.
Y así verificarás, por tu propia experiencia, con cuánta razón fue dicho: “Y el nombre de la Virgen era María”.
                                                                      Enviado por Liliana Zamora


                                                             Ven Espíritu Santo...!


Ven Espíritu Creador,
Espíritu Amoroso.
Ven y visita el alma que a ti clama
y con tu soberana gracia inflama
los pechos que creaste poderoso.
Tú que abogado fiel eres llamado
del Altísimo don perenne fuente
de vida eterna, caridad ferviente
espiritual unción, fuego sagrado.
Tú que infundes al espíritu en siete dones
fiel promesa del Padre soberano
Tú eres el dedo de su diestra mano
Tú nos dictas palabras y razones.
Ilustra con tu luz nuestros sentidos
del corazón ahuyenta la tibieza.
Por Ti nuestro enemigo desterrado
gocemos de paz santa duradera
y siendo nuestro guía en la carrera
todo daño evitemos y pecado.
Por Ti el eterno Padre conozcamos
y al Hijo soberano omnipotente,
y a Ti Espíritu de ambos precedente
con viva fe y amor siempre creamos.
Así sea

P. Florentín Brusa cmf


Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
7 enero 2010 4 07 /01 /enero /2010 15:41
  • Primera Lectura: I Juan 4,19-5,4
    "Quien ama a Dios, ame también a su hermano"

Queridos hermanos: Nosotros amamos a Dios, porque él nos amó primero. Si alguno dice: "Amo a Dios", y aborrece a su hermano, es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve. Y hemos recibido de él este mandamiento: Quien ama a Dios, ame también a su hermano. Todo el que cree que Jesús es el Cristo ha nacido de Dios; y todo el que ama a Dios que da el ser ama también al que ha nacido de él.

En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios: si amamos a Dios y cumplimos sus mandamientos. Pues en esto consiste el amor de Dios: en que guardemos sus mandamientos. Y sus mandamientos no son pesados, pues todo lo que ha nacido de Dios vence al mundo. Y lo que ha conseguido la victoria sobre el mundo es nuestra fe.

 

  • Salmo Responsorial: 71
    "Se postrarán ante ti, Señor, todos los pueblos de la tierra."

 Dios mío, confía tu juicio al rey,
tu justicia al hijo de reyes,
para que rija a tu pueblo con justicia,
a tus humildes con rectitud. R.

Él rescatará sus vidas de la violencia,
su sangre será preciosa a sus ojos.
Que recen por él continuamente
y lo bendigan todo el día. R.

Que su nombre sea eterno,
y su fama dure como el sol;
que él sea la bendición de todos los pueblos,
y lo proclamen dichoso todas las razas de la tierra. R.

 

  • Evangelio: Lucas 4,14-22a
    "Hoy se cumple esta Escritura"

 

En aquel tiempo, Jesús volvió a Galilea con la fuerza del Espíritu; y su fama se extendió por toda la comarca. Enseñaba en las sinagogas, y todos lo alababan.

Fue a Nazaret, donde se había criado, entró en la sinagoga, como era su costumbre los sábados, y se puso en pie para hacer la lectura. Le entregaron el libro del profeta Isaías y, desenrollándolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: "El Espíritu del Señor está sobre mí, porque él me ha ungido. Me ha enviado para anunciar el Evangelio a los pobres, para anunciar a los cautivos la libertad, y a los ciegos, la vista. Para dar libertad a los oprimidos; para anunciar el año de gracia del Señor." Y, enrollando el libro, lo devolvió al que le ayudaba y se sentó. Toda la sinagoga tenía los ojos fijos en él. Y él se puso a decirles: "Hoy se cumple esta Escritura que acabáis de oír." Y todos le expresaban su aprobación y se admiraban de las palabras de gracia que salían de sus labios.


Homilía para hoy , 7 de Enero 2010
,-

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Luminosos

                                        Sabías que...
La celebración del "Domingo de la Misericordia" para el segundo domingo de Pascua la inició el Papa Juan Pablo II en 1995. La devoción nace de los escritos de Santa Faustina Kowalska, una religiosa polaca canonizada por el Santo Padre el 30 de abril de 2000.

Pensamientos

Estén siempre alegres en el Señor, se los repito: estén alegres. El Señor está cerca.

Flp 4, 4-

"El verdadero amor es el que nos saca de nosotros mismos, el que nos lanza hacia fuera y nos enriquece, no por lo que nos devuelve,sino porque el mismo acto de salir de nosotros es enriquecedor"
                                                                José Luis Martín Descalzo

 
Mensaje al inicio del año del Santo Padre


1) Para saber

Como es tradicional, el santo Padre ha vuelto a dirigir un mensaje a todo el mundo el primero de enero. Es un mensaje por la paz. Y ha querido referirse al problema de la pobreza, la cual provoca una pérdida de la paz.

“Es verdad, dice el Papa, que cualquier forma de pobreza no asumida libremente tiene su raíz en la falta de respeto por la dignidad trascendente de la persona humana. Cuando no se considera al hombre en su vocación integral…, se desencadenan también dinámicas perversas de pobreza”.

El Papa hace un llamado a no quedarnos en las causas superficiales de la pobreza, sino atender también a las que están en el mismo corazón humano, como la avidez y la estrechez de miras. Pues el problema no es solo monetario, sino de un desarrollo integral de los hombres, en donde las personas que ayudan, a su vez, han de involucrarse verdaderamente, y así, tanto el que ayuda, como quien recibe la ayuda salen beneficiados.

2) Para pensar

Es preciso, pues, salir de uno mismo, por amor a Dios y a los demás, no quedarse ensimismados.

Se dice que al poner un buitre en un cajón que mida 2 metros por 2 metros y que esté completamente abierto por la parte superior, a pesar de su habilidad para volar, será un prisionero absoluto. La razón es que el buitre siempre comienza un vuelo desde el suelo con una carrera de 3 a 4 metros. Sin espacio para correr, ni siquiera intentará volar, sino que quedará prisionero de por vida en una pequeña cárcel abierta, sin techo.

Algo semejante sucede con la abeja que, al ser depositada en un recipiente abierto, permanecerá allí hasta que muera, a menos que sea sacada. Nunca ve la posibilidad de escaparse por arriba. Seguirá buscando una salida hasta que completamente se destruye a sí misma.

De alguna forma somos como el buitre y la abeja obrera, luchamos con nuestros problemas y frustraciones, sin nunca darnos cuenta que lo que tenemos que hacer es ver fuera de nosotros, ver hacia arriba. Esa es la ruta de escape y la solución a cualquier problema. Salir de nosotros mismos viendo hacia arriba, hacia Dios: la tristeza mira hacia atrás, la preocupación mira hacia alrededor, pero la fe mira hacia arriba.

3) Para vivir

Ya Juan Pablo II advertía sobre la necesidad de nunca considerar a los pobres, sean personas o pueblos, como molestos e importunos. No es así, los pobres exigen el derecho de participar y gozar de los bienes materiales y de hacer fructificar su capacidad de trabajo, creando así un mundo más justo y más próspero para todos.

La Iglesia, interesada siempre por los pobres, señala los principios de solidaridad y de la caridad que son imprescindibles para un mundo mejor. Por ello, el Papa Benedicto XVI afirmaba que por sí sola la globalización es incapaz de construir la paz, más aún, genera en muchos casos divisiones y conflictos; pero si está orientada hacia una profunda solidaridad, contribuirá en la construcción de la paz.

Terminaba el Papa Benedicto XVI invitando a cada una y cada uno a ensanchar su corazón hacia las necesidades de los pobres, haciendo cuanto le sea concretamente posible para salir a su encuentro, sabiendo que "combatir la pobreza es construir la paz".

                                                               Pbro. José Martínez Colín


Meditación breve
Los Magos buscaban al Rey de los judíos, y encontraron a un Niñito pobre, desvalido y necesitado de todo. Pero dice el texto sagrado que entrando en la casa, lo adoraron.
También nosotros podemos ver solo pan en la Eucaristía pero, al igual que los Magos, tenemos que hacer un acto de fe profunda y adorar a Dios que está escondido en el Sacramento. Adorémoslo aunque no tengamos gusto sensible, porque la Fe, cuanto más oscura, más meritoria.
Tampoco vemos nada en particular en un enfermo pobre, que sufre mucho. Podríamos decir que es un pobre hombre que no vale nada, ya que el mundo no lo considera ni es importante ni conocido. Pero por la Fe sabemos que Cristo está en ese enfermo pobre. Por eso no nos dejemos llevar por las apariencias y veamos todo con los ojos de la Fe, con los ojos de Dios, porque no todo lo que brilla es oro, y a Dios le gusta esconderse y disfrazarse, como lo hizo con los discípulos de Emaús, con la Magdalena, y con tantos otros, y lo sigue haciendo también ahora.
                                                              Padre  Felipe de Urca

            Santísima Virgen María, Imágen © www.oremosjuntos.com © Cecill Torres Villar

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
6 enero 2010 3 06 /01 /enero /2010 14:06

"Si ves a los Reyes Magos e insisten en que te metas en uno de sus sacos, no temas, es porque alguien les ha pedido un tesoro"



Primera Lectura: I Juan 4,11-18
"Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros"

 

Queridos hermanos, si Dios nos amó de esta manera, también nosotros debemos amarnos unos a otros. A Dios nadie lo ha visto nunca. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros y su amor ha llegado en nosotros a su plenitud. En esto conocemos que permanecemos en él, y él en nosotros: en que nos ha dado de su Espíritu. Y nosotros hemos visto y damos testimonio de que el Padre envió a su Hijo para ser Salvador del mundo. Quien confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios. Y nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él. Dios es amor, y quien permanece en el amor permanece en Dios, y Dios en él. En esto ha llegado el amor a su plenitud con nosotros: en que tengamos confianza en el día del juicio, pues como él es, así somos nosotros en este mundo. No hay temor en el amor, sino que el amor perfecto expulsa el temor, porque el temor mira el castigo; quien teme no ha llegado a la plenitud en el amor.

 

  • Salmo Responsorial: 71
    "Se postrarán ante ti, Señor, todos los pueblos de la tierra."

 

Dios mío, confía tu juicio al rey,
tu justicia al hijo de reyes,
para que rija a tu pueblo con justicia,
a tus humildes con rectitud. R.

Que los reyes de Tarsis y de las islas
le paguen tributo.
Que los reyes de Saba y de Arabia
le ofrezcan sus dones;
que se postren ante él todos los reyes,
y que todos los pueblos le sirvan. R.

Él librará al pobre que clamaba,
al afligido que no tenía protector;
él se apiadará del pobre y del indigente,
y salvará la vida de los pobres. R.

 

  • Evangelio: Marcos 6,45-52
    "Lo vieron andar sobre el lago"

 

Después que se saciaron los cinco mil hombres, Jesús en seguida apremió a los discípulos a que subieran a la barca y se le adelantaran hacia la orilla de Betsaida, mientras él despedía a la gente. Y después de despedirse de ellos, se retiró al monte a orar.

Llegada la noche, la barca estaba en mitad del lago, y Jesús, solo, en tierra. Viendo el trabajo con que remaban, porque tenían viento contrario, a eso de la madrugada, va hacia ellos andando sobre el lago, e hizo ademán de pasar de largo. Ellos, viéndolo andar sobre el lago, pensaron que era un fantasma y dieron un grito, porque al verlo se habían sobresaltado. Pero él les dirige en seguida la palabra y les dice: "Ánimo, soy yo, no tengáis miedo." Entró en la barca con ellos, y amainó el viento. Ellos estaban en el colmo del estupor, pues no habían comprendido lo de los panes, porque eran torpes para entender.

Homilía para hoy
Marcos 6,45-52
El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gloriosos

                                                Sabías que...
El incienso es una sustancia granulada o gomorresina extraída generalmente de los árboles que cuando es quemada emite un humo con olor aromático. Colocado en un incensario, es utilizado en las celebraciones litúrgicas por sus diversos significados


Punto de Vista
Punto de Vista - La película Avatar y el ecologismo

Pensamiento

En la tierra hasta la alegría suele parar en tristeza; pero para quien vive según Cristo, incluso las penas se truecan en gozo.

San Juan Crisóstomo


                                     
                       
Sagrado Corazón de Jesús, estampa 1900 Imágen © www.oremosjuntos.com © Cecill Torres Villar







jomagi.gif (13803 bytes)





 
Epifanía del Señor


Epifanía significa manifestación de Dios. Dios se revela a todos: ricos y pobres, poderosos y humildes, judíos y no judíos. Después de nacer se manifestó a los pastores, pero luego se manifestó a los magos de oriente. Hoy también quiere manifestarse a todos. Veamos las enseñanzas que el suceso de los magos nos da para que Dios se manifieste en nosotros y a través de nosotros en otros muchos.

1 - “Ven la estrella”:
En realidad hay muchas estrellas. Unos las ven y otros no. Estas estrellas pueden ser nuestros familiares y amigos. Especialmente es la Iglesia en general con los responsables y con todos los que quieren ser fieles al Señor. Nosotros podemos y debemos ser estrellas para otros muchos: con nuestras palabras y consejos; pero sobre todo con nuestro buen ejemplo de vida.

2 - “Se ponen en camino”:
No basta ver la estrella. Hay que actuar. No basta saber el camino. Hay que ponerse a caminar. Y esto aunque no sepamos el camino exacto, como les pasaba a los magos. Dejémonos conducir por las enseñanzas de la Iglesia.

3 - “La estrella desapareció”:
No todo es fácil en el camino hacia Dios. Hay momentos difíciles, que pueden llegar a ser como “noches oscuras”. Dios siempre está con nosotros, nunca nos abandona. Debemos seguir teniendo esperanza.

4 - “Y preguntaron”:
Para responder está la Iglesia y especialmente los sacerdotes. Hay que ser valientes y consultar. Puede ser una catequista que nos oriente en la fe. Lo importante es consultar, ya que Dios verá en ello un deseo del bien. Aunque se pregunte a una persona equivocada, como hicieron los magos que fueron a Herodes para consultar. Pero Dios se valió del malo para darles una buena respuesta.

5 - “Apareció de nuevo la estrella”:
Dios parece que se esconde. Si todo fuese muy fácil no tendríamos mérito. Pero Dios siempre termina por consolar a aquel que sinceramente le busca de corazón.

6- “Y encontraron a Jesús”:
Jesús debe ser el final de toda nuestra búsqueda espiritual. Nosotros no vamos tras de unas ideas o filosofías; vamos tras de una persona que es Dios que se hizo hombre por nuestro amor. Y nuestra tranquilidad es que le podemos encontrar. Está sobre todo en la Eucaristía. Está también en los sencillos, en los pobres, en su Palabra, en el amor fraternal.

7 - “Y le ofrecieron sus dones”:
¿Qué le ofreceremos nosotros? Lo mejor que le podemos ofrecer es nuestro corazón; pero, juntamente con él, también le ofrezcamos nuestro trabajo apostólico, de modo que podamos hacer que al menos alguien se acerque un poco más al Señor. Si queremos simbolizar los dones de los magos, podemos ofrecerle el oro de nuestro amor como la mejor ofrenda a Dios, el incienso, que es nuestra constante oración que se eleva al cielo, y la mirra, que es la aceptación paciente de los trabajos, sufrimientos y dificultades de nuestra vida.

8 - “Y se volvieron por otro camino”:
Quien encuentra verdaderamente a Jesús no puede seguir el camino anterior. Debe comenzar a vivir por otro camino, el camino de la justicia, de la paz, del amor.

Quizá la intención principal de san Mateo, cuando contaba el suceso de los magos, era exponer, como luego lo hizo a través de todo el evangelio, que el mensaje de Jesús es universal, que no es sólo para una raza o una nación, sino para todo el mundo. Por eso al recordar este suceso, la Iglesia nos estimula a trabajar por la evangelización de todas las gentes. Este es un día misionero por excelencia, porque Jesús no sólo se manifestaba a los judíos, sino desde el principio nos enseñó que había venido para salvar a todos los pueblos.

                                                                  Enviado por Salvador Batres

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
Compartir este blog Facebook Twitter Google+ Pinterest
Seguir este blog