Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  •  Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

14 agosto 2010 6 14 /08 /agosto /2010 09:52

PARROQUIA SEÑOR DE LOS MILAGROS

Administrador Padre Francisco Colonna 

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenas días (noches) hermanos y hermanas en Cristo Jesús. Sean todos bienvenidos a nuestra Parroquia Señor de los Milagros. La Iglesia celebra hoy la gran fiesta de la Asunción de María. Fiesta en la cual recordamos que María fue elevada al cielo en Cuerpo y Alma. El Señor la ha glorificado y la ha convertido en luz de alegría y esperanza para nuestro caminar hacia Jesús. En este caminar estamos seguros que tenemos una madre y una intercesora que nos lleva a Cristo. Puestos de pie recibimos al Presidente de la Asamblea el Padre…………………….

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

Por que no vivimos según el ejemplo de nuestra Madre María

                                                                                                           SEÑOR TEN PIEDAD

Por que nuestra  voluntad no es firme como la de María.

                                                                                          CRISTO TEN PIEDAD

 Por que no somos dóciles en el cumplimiento de tu palabra como María.

                                                                                          SEÑOR TEN PIEDAD

GLORIA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LA  PRIMERA  LECTURA                             Apocalipsis 11,19; 12,1-2
Nos encontramos con un texto tomado del libro del Apocalipsis, donde se describe la lucha entre el mal y la descendencia de la mujer, que es Cristo Jesús y su Iglesia. Con su resurrección, Cristo ha vencido los poderes contrarios al Reinado de Dios. Escuchemos con atención.

SALMO RESPONSORIAL                                                                                    Salmo 44

MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA                            I Corintios 15, 20-26
La segunda lectura de hoy, tomada de la primera carta a los corintios, San Pablo nos habla  acerca de la resurrección del Señor. Nosotros sabemos que por el pecado entró la muerte en el mundo y que por Cristo llega la salvación a todos. Escuchemos con atención.

 

MONICIÓN AL EVANGELIO                                   Lucas 1,39-56
El texto evangélico de hoy, según san Lucas, contiene dos partes. La primera parte: la disponibilidad de María a su prima Isabel y segunda parte: Canto de Acción de gracias por las maravillas realizadas en ella, conocido en la literatura bíblica como el Magnificat. Con Jesús ha llegado un cambio decisivo en la historia de la humanidad, tal como la ve y la quiere Dios. Nos ponemos de pie para escuchar el Santo Evangelio.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL  (Anexo 01)

LITURGIA  DE  LA   EUCARISTÍA

MONICIÓN COLECTA

Con amor y desprendimiento colaboremos en nuestra colecta que servirá para el sostenimiento de la parroquia y para ayudar a los más necesitados de nuestra comunidad. Aportemos generosamente.

MONICIÓN DE OFRENDAS

Pan y Vino

Te presentamos Señor ante tu altar, los dones del Pan y Vino, que por acción de tu espíritu se convertirán en Tu Cuerpo y en Tu Sangre alimento espiritual que nos anima y fortalece, para afrontar con esperanza nuestra lucha diaria.

Víveres

Te presentamos Señor estos víveres, fruto de nuestro trabajo y que con amor deseamos compartir con los mas necesitados de nuestra comunidad.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Hermanos , el Señor nos invita a su mesa, a participar del Banquete Eucarístico, donde el mismo, hecho Pan de Vida, se ofrece como alimento que reconforta el espíritu y nos pone en comunión con Él, los que estemos debidamente reconciliados, acerquémonos a recibirlo.

MONICIÓN DE DESPEDIDA

Hemos celebrado la gran fiesta de María. Y estamos contentos. Sabemos que Ella permanece junto a nosotros –en cercanía amorosa a su Hijo Jesús—para ayudarnos a ser felices en esta vida y merecer la del tiempo futuro.

 

 

 

PLEGARIA UNIVERSAL

Con la confianza que el Buen Dios  escucha cada una de nuestras suplicas y conoce las necesidades de los que lo invocan. Presentemos nuestras plegarias a Dios, nuestro Padre, diciendo:

 

“¡SANTA MARIA RUEGA POR NOSOTROS!”

1.     POR LA IGLESIA

Por todos los que caminamos con Jesús hacia el reino de Dios, para que nunca descansemos en la lucha contra el  mal                                                                                   ROGUEMOS AL SEÑOR                                   

2.     POR EL PAPA, LOS OBISPOS Y SACERDOTES

Para que vean en la Asunción de María, el destino que Cristo nos ha ganado y así se esfuercen en seguir su camino.                                                                                                                                                      

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

3.     POR LOS JÓVENES DE NUESTRA COMUNIDAD

Para que vivan la cercanía alegre de la Virgen María y ella suscite en ellos un compromiso de servicio dentro de la Iglesia.

                                                                                                        ROGUEMOS AL SEÑOR

4.     POR TODAS LAS CONGREGACIONES RELIGIOSAS DEDICADAS A LA VIRGEN MARÍA

Para que sean fieles al espíritu de su comunidad

                                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR                                

5.     POR TODOS LOS HOMBRES QUE VIVEN INMERSOS EN EL MIEDO, LA APATÍA, LA DUDA

Para que el Señor, mediante la mediación de la Virgen, les traiga la confianza y les devuelva la paz.

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

6.     POR TODOS NOSOTROS AQUÍ REUNIDOS

Para que en este día de Asunción de María, el Señor Jesús, su Hijo, renueve nuestra fe y nos haga testigos de la resurrección en nuestro mundo.

                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

 

 

 

 

ACCIÓN DE GRACIAS

 

Dios de los pobres, de los humildes y de los olvidados,
hoy te bendecimos con María de Nazaret, la madre de Jesús,
porque tu misericordia llega a tus fieles de generación
en generación, invirtiendo el viejo orden establecido
y haciendo justicia a los menospreciados y los oprimidos.

Con María ha llegado un cambio decisivo en la historia,
al encarnarse Cristo en la vida y conciencia de los pobres,
destinatarios preferidos de la liberación mesiánica de Dios.
¡Gracias, Señor! Ayúdanos a asimilar los valores de tu reino,
fraternidad y solidaridad en vez de explotación y dominio.

                                                                              Amén

 

 

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
6 agosto 2010 5 06 /08 /agosto /2010 23:24

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
6 agosto 2010 5 06 /08 /agosto /2010 23:04

PARROQUIA SEÑOR DE LOS MILAGROS

Administrador Padre Francisco Colonna 

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenas días (noches) hermanos y hermanas en Cristo Jesús. Sean todos bienvenidos a nuestra Parroquia Señor de los Milagros. La iglesia nos llama hoy a estar vigilantes en todo momento. Nuestra fe nos enseña a descubrir al Señor en los signos de los tiempos. Necesitamos crecer en la fe; en la búsqueda de las cosas del Señor. La vida de fe impone trascender las ocupaciones mismas en que debemos empeñarnos. Exige caminar vigilantes. Los que creen se verán mutuamente apoyados en una misma fe y esperanza al sentirse solidarios en los peligros y en los bienes. Puestos de pie recibimos al Presidente de la Asamblea el Padre…………………………………………………………

 

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

      Frente a la desesperanza, el Señor, nos llama a poner nuestra confianza en El.  

                                                                                                       SEÑOR TEN PIEDAD

      Frente al desánimo, el Señor, nos llama a poner nuestro valor en El

                                                                                           CRISTO TEN PIEDAD

       Frente a la falta de vigilancia y manos caídas, el Señor, nos llama a redoblar nuestro esfuerzo por El.                                                                SEÑOR TEN PIEDAD

GLORIA

 

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LA  PRIMERA  LECTURA                                         Sabiduría 18, 6-9
Aunque el libro de la Sabiduría fue escrito un siglo antes de Cristo, tiene enseñanzas muy actuales. Esta primera lectura es una llamada constante a la vigilancia y la fidelidad al Señor y a que tengamos esperanza. Escuchemos con atención.

 

SALMO RESPONSORIAL                                                                                     Salmo 32

 

MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA              Hebreos 11, 1-2.8-19
El autor de la carta a los Hebreos nos habla de la fe de Abrahám. La promesa se cumplió porque Abrahám confío totalmente en Dios. La fe es respuesta a Dios. Escuchemos con atención.

 

MONICIÓN AL EVANGELIO                                 Lucas 12, 32-48
En el Evangelio de hoy, se lee un capítulo expresivo sobre la vigilancia cristiana; la parábola de los siervos esperando a su señor. El servidor, el cristiano, no busca la recompensa, sino que se empeña en la obra del Señor para que cuando llegue le encuentre fiel, dispuesto a recibirle. Nos ponemos de pie para escuchar el Santo Evangelio.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL  (Anexo 01)

 

 

LITURGIA  DE  LA   EUCARISTÍA

MONICIÓN COLECTA

Con amor y desprendimiento colaboremos en nuestra colecta que servirá para el sostenimiento de la parroquia y para ayudar a los más necesitados de nuestra comunidad. Aportemos generosamente.

 

MONICIÓN DE OFRENDAS

Pan y Vino

Te presentamos Señor ante tu altar, los dones del Pan y Vino, que por acción de tu espíritu se convertirán en Tu Cuerpo y en Tu Sangre alimento espiritual que nos anima y fortalece, para afrontar con esperanza nuestra lucha diaria.

Víveres

Te presentamos Señor estos víveres, fruto de nuestro trabajo y que con amor deseamos compartir con los mas necesitados de nuestra comunidad.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Hermanos , el Señor nos invita a su mesa, a participar del Banquete Eucarístico, donde el mismo, hecho Pan de Vida, se ofrece como alimento que reconforta el espíritu y nos pone en comunión con Él, los que estemos debidamente reconciliados, acerquémonos a recibirlo.

MONICIÓN DE DESPEDIDA

Salgamos hoy de la eucaristía ligeros de equipaje, como Jesús nos pide. Busquemos más el amor y la alegría que las riquezas. Y tengamos en cuenta que son muchos los hermanos que necesitan de nuestra ayuda material y afectiva.

 

PLEGARIA UNIVERSAL

Con la confianza que el Buen Dios  escucha cada una de nuestras suplicas y conoce las necesidades de los que lo invocan. Presentemos nuestras plegarias a Dios, nuestro Padre, diciendo:

 

“¡ESCUCHA A TU PUEBLO SEÑOR!”

 

1.     POR LA IGLESIA

Para que nunca deje de anunciar y servir a Cristo con sus palabras y sus obras

        ROGUEMOS AL SEÑOR                                   

2.     POR EL PAPA, LOS OBISPOS Y SACERDOTES

       Para que sigan siendo fieles al servicio de la Iglesia y conduzcan con amor al pueblo de Dios.                                                                                                                                                 

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

3.     POR LOS ENFERMOS.

Para  que encuentren en esa enfermedad el camino que les acerca a Cristo, salud y vida; y pronto se vean librados del mal que les aqueja.

                                                                                                       ROGUEMOS AL SEÑOR                               

4.     POR LOS HOGARES CRISTIANOS

Para que viviendo unidos en torno a Cristo vayan amasando un tesoro en el cielo.

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

5.     POR TODOS LOS PUEBLOS QUE PASAN HAMBRE

Para que con los panes y peces que nosotros aportemos, puedan, con la ayuda de Cristo, salir adelante y prosperar

                                                                                                       ROGUEMOS AL SEÑOR

6.     POR TODOS NOSOTROS AQUÍ REUNIDOS

Para  que  nunca perdamos nuestra fe en Dios, sino que la acrecentemos cada día más.

                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

 

ACCIÓN DE GRACIAS

Es justo bendecirte, Padre nuestro del cielo,
porque Jesús nos mostró el camino de la felicidad verdadera,
el auténtico tesoro que solamente en ti podemos alcanzar.
No permitas, Señor, que prefiramos tener cosas a ser personas;
pues, más que bienes, necesitamos razones para vivir, amar
y compartir con los hermanos lo que tenemos, poco o mucho

Enséñanos por tu Espíritu la sabiduría de la vida,
y ayúdanos, Señor, a elegir alegremente ser pobres con Cristo,
sin amontonar bienes perecederos que defraudan nuestro corazón.
Así, cuando tú vengas, nos encontrarás con las manos ocupadas
en la tarea de amarte a ti y a nuestros hermanos.
Amén.

 

 

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
7 marzo 2010 7 07 /03 /marzo /2010 09:40
  • Primera Lectura: Exodo 3, 1-8a. 13-15
    ""Yo soy" me envía a vosotros"

 

En aquellos días, Moisés pastoreaba el rebaño de su suegro Jetró, sacerdote de Madián; llevó el rebaño trashumando por el desierto hasta llegar a Horeb, el monte de Dios.

El ángel del Señor se le apareció en una llamarada entre las zarzas. Moisés se fijó: la zarza ardía sin consumirse.

Moisés se dijo:

-"Voy a acercarme a mirar este espectáculo admirable, a ver cómo es que no se quema la zarza."

Viendo el Señor que Moisés se acercaba a mirar, lo llamó desde la zarza: "Moisés, Moisés."

Respondió él: "Aquí estoy."

Dijo Dios: "No te acerques; quítate las sandalias de los pies, pues el sitio que pisas es terreno sagrado."

Y añadió: "Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac, el Dios de Jacob."

Moisés se tapó la cara, temeroso de ver a Dios.

El Señor le dijo: "He visto la opresión de mi pueblo en Egipto, he oído sus quejas contra los opresores, me he fijado en sus sufrimientos. Voy a bajar a librarlos de los egipcios, a sacarlos de esta tierra, para llevarlos a una tierra fértil y espaciosa, tierra que mana leche y miel."

Moisés replicó a Dios: "Mira, yo iré a los israelitas y les diré: "El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros."

Si ellos me preguntan cómo se llama, ¿qué les respondo?"

Dios dijo a Moisés: ""Soy el que soy"; esto dirás a los israelitas: "'Yo-soy' me envía a vosotros"."

Dios añadió: "Esto dirás a los israelitas: "Yahvé (Él-es), Dios de vuestros padres, Dios de Abrahán, Dios de Isaac, Dios de Jacob, me envía a vosotros. Éste es mi nombre para siempre: así me llamaréis de generación en generación"."

 

  • Salmo Responsorial: 102
    "El Señor es compasivo y misericordioso"

 

Bendice, alma mía, al Señor,

y todo mi ser a su santo nombre.

Bendice, alma mía, al Señor,

y no olvides sus beneficios. R.

Él perdona todas tus culpas

y cura todas tus enfermedades;

él rescata tu vida de la fosa

y te colma de gracia y de ternura. R.

El Señor hace justicia

y defiende a todos los oprimidos;

enseñó sus caminos a Moisés

y sus hazañas a los hijos de Israel. R.

El Señor es compasivo y misericordioso,

lento a la ira y rico en clemencia;

como se levanta el cielo sobre la tierra,

se levanta su bondad sobre sus fieles. R

 

  • Segunda Lectura: I Corintios 10, 1-6. 10-12
    "La vida del pueblo con Moisés en el desierto fue escrita para escarmiento nuestro"

 

No quiero que ignoréis, hermanos, que nuestros padres estuvieron todos bajo la nube y todos atravesaron el mar y todos fueron bautizados en Moisés por la nube y el mar; y todos comieron el mismo alimento espiritual; y todos bebieron la misma bebida espiritual, pues bebían de la roca espiritual que los seguía; y la roca era Cristo. Pero la mayoría de ellos no agradaron a Dios, pues sus cuerpos quedaron tendidos en el desierto.

Estas cosas sucedieron en figura para nosotros, para que no codiciemos el mal como lo hicieron aquéllos.

No protestéis, como protestaron algunos de ellos, y perecieron a manos del Exterminador.

Todo esto les sucedía como un ejemplo y fue escrito para escarmiento nuestro, a quienes nos ha tocado vivir en la última de las edades. Por lo tanto, el que se cree seguro, ¡cuidado!, no caiga.

 

  • Evangelio: Lucas 13, 1-9
    "Si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera"

 

Eu una ocasión, se presentaron algunos a contar a Jesús lo de los galileos cuya sangre vertió Pilato con la de los sacrificios que ofrecían. Jesús contestó:

-"¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que los demás galileos, porque acabaron así? Os digo que no; y, si no os convertís,

todos pereceréis lo mismo. Y aquellos dieciocho que murieron aplastados por la torre de Siloé, ¿pensáis que eran más culpables que los demás habitantes de Jerusalén? Os digo que no; y, si no os convertís, todos pereceréis de la misma manera."

Y les dijo esta parábola: "Uno tenía una higuera plantada en su viña, y fue a buscar fruto en ella, y no lo encontró.

Dijo entonces al viñador: "Ya ves: tres años llevo viniendo a buscar fruto en esta higuera, y no lo encuentro. Córtala. ¿Para qué va a ocupar terreno en balde?

Pero el viñador contestó: "Señor, déjala todavía este año; yo cavaré alrededor y le echaré estiércol, a ver si da fruto. Si no, la cortas"."


Homilía para hoy
Lucas 13,1-9



El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gloriosos

                                        Sabías que...
Las Catacumbas eran lugares subterráneos construidos por los cristianos para esconderse de los Romanos. Desde el siglo I, fueron construidas más de 60 catacumbas que abarcan más de 100 kilómetros de construcción con más de 4 pisos de profundidad.


                                            Palabras de Juan Pablo II
"Me afecta cualquier amenaza contra el hombre, contra la familia y la nación. Amenazas que tienen siempre su origen en nuestra debilidad humana, en la forma superficial de considerar la vida"
¿Dónde estás Señor?
¿Dónde estás? Te grité aquella mañana temblando de dolor, desesperado, y mi tristeza se elevó hecha grito en la tranquila paz de tu Sagrario.

¿Dónde estás? Volví a gritar con voz más fuerte quebradas las barreras de mi llanto. ¡No puedo soportar este silencio!

¿Dónde estás, mi Señor? ¡Te estoy buscando!

"¡AQUÍ ESTOY!" gritaste en mi conciencia.
Y un mendigo cubierto con harapos me vino a visitar en mis recuerdos cargando su silencio resignado. En su mano tendida había tristeza, en su mirada mucho de cansancio, caminando las calles de la vida
¡Cuántas veces sin verlo lo he cruzado!

"¡AQUÍ ESTOY!" repetiste con voz firme.
Y recordé aquel niño abandonado que acurrucado en el banco de una plaza encontré esta mañana tiritando. Aunque era niño descubrí en sus ojos la dolida mirada de un anciano cansado ya de haber visto todo aunque había vivido pocos años.

"¡AQUÍ ESTOY!"
Y recordé de pronto el andar vacilante del borracho que con paso inseguro por las calles andaba su bochorno y su cansancio.

"¡AQUÍ ESTOY!"
Y vino a mi memoria la mirada perdida del muchacho que buscaba en el mundo de las drogas las sensaciones que aún no había encontrado.

"¡AQUÍ!" dijiste, y yo cerré mis ojos recordando los ojos de cansancio de aquella prostituta que en las noches traficaba su cuerpo manoseado.

"¡AQUÍ!" agregaste, y recordé al hambriento revolviendo los tachos del mercado buscando mitigar su hambre de siglos en los restos que otros hombres despreciaron.

"¡AQUÍ!" gritaste, y vino a mi memoria la cama del enfermo abandonado, el jadeante respirar del perseguido, el llanto sordo del desheredado. La vergüenza de los hijos naturales el estéril clamor del condenado que fueron de los vientres arrancados.

"¿DÓNDE ESTOY?", has venido a preguntarme

"¡AQUÍ ESTOY!" en el dolor de tus hermanos.
¡Deja de contentarte reviviendo en los artísticos cuadros mi calvario! Yo cargo con dolor todos los días la dura cruz de los desheredados, continúo sufriendo en los que sufren y en su sangre me sigo desangrando. ..

¡Quita mi imagen de la cruz que llevas, de las imágenes sin vida estoy cansado!
¡Cansado estoy del arte de los hombres que al mundo siempre me ha mostrado!
Yo acepté libremente mi designio y a la cruz fui a morir enamorado.
¡Pero he resucitado al tercer día y entre mi gente sigo caminando!

¡Yo no soy un pedazo de madera ni una estatua de yeso coloreado!
¡Yo vivo en el dolor y el sufrimiento de aquellos que los hombres marginaron! Andando los caminos de esta vida revivo día a día mi calvario. ¡Mil veces me torturan y me matan en el diario sufrir de tus hermanos!

También estoy aquí, dentro del templo en donde esta mañana me has buscado, pero es hora que aprendas a encontrarme en los que viven su Vía Crucis, a tu lado. Cuando me hayas encontrado en cada uno, y en ellos viéndome, me hayas amado... puedes buscarme aquí, ten bien seguro, que en el Sagrario te estaré siempre ESPERANDO.

Autor desconocido


Nuevo artículo


Hay nuevo material publicado en el blog "Juan Pablo II inolvidable"
Puedes acceder en la dirección:
http://juanpabloinolvidable.blogspot.com/



Cuaresma día por día


Día 19º. Domingo Tercero - 7 de Marzo.

Tres formas de hacer daño a Dios.

Hay tres formas de hacer sufrir y llorar a una madre. Además de la más elemental, que sería atacarle a ella directamente: golpeándola o insultándola, hay otras dos en las que le podemos hacer sufrir igualmente. Una de ellas es hacer algo malo a mi hermano. Si yo le doy una paliza a un hermano mío, y mi madre se entera, le dolerá incluso más que si le maltrato a ella.

Otra forma de hacerle sufrir es hacer algo que sea malo para mí, algo que me empeore. Como mi madre me quiere eso le dolerá. Imagínate que ve cómo te cortas un brazo: no lo aguantaría.

Dios te ve siempre -no como un espía sino como alguien que te quiere mucho- y sufre cada vez que te ve hacer algo que hace daño a otra persona, porque esa otra persona es hija de Él y cada vez que te ve hacerte daño a ti mismo, y cada vez que te ve hacer algo qie le hace daño a Él. Por eso es bueno que todas las noches, cuando te acuestes, hagas un repaso del día, un examen de conciencia, y pidas perdón a Dios por esas cosas que Él ha visto y no le han gustado.

El examen de conciencia lo puedes hacer así: ¿Cómo me he portado con Dios? ¿Cómo me he portado con los demás? ¿Cómo me he portado conmigo mismo? Dios mío, a partir de ahora haré el examen todas las noches. Y te pediré perdón por el daño que haya hecho cada día de alguna de estas tres formas. Y también te agradeceré tu compañía. ¡Recuérdamelo!, y gracias.

Coméntale a Dios con tus palabras algo de lo que has leído. Después termina con una oración final.

P. José Pedro Manglano Castellary
http://webcatolicodejavier.org


                                                                    Autor: Padre Felipe de Urca

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
6 marzo 2010 6 06 /03 /marzo /2010 09:05
  • Primera Lectura: Miqueas 7,14-15.18-20
    "Arrojará a lo hondo del mar todos nuestros delitos"

 

Señor, pastorea a tu pueblo con el cayado, a las ovejas de tu heredad, a las que habitan apartadas en la maleza, en medio del Carmelo. Pastarán en Basán y Galaad, como en tiempos antiguos; como cuando saliste de Egipto y te mostraba mis prodigios. ¿Qué Dios como tú, que perdonas el pecado y absuelves la culpa al resto de tu heredad? No mantendrá por siempre la ira, pues se complace en la misericordia. Volverá a compadecerse y extinguirá nuestras culpas, arrojará a lo hondo del mar todos nuestros delitos. Serás fiel a Jacob, piadoso con Abrahán, como juraste a nuestros padres en tiempos remotos.

  • Salmo Responsorial: 102
    "El Señor es compasivo y misericordioso."

Bendice, alma mía, al Señor, / y todo mi ser a su santo nombre. / Bendice, alma mía, al Señor, / y no olvides sus beneficios. R.

Él perdona todas tus culpas
y cura todas tus enfermedades;
él rescata tu vida de la fosa
y te colma de gracia y de ternura. R.

No está siempre acusando
ni guarda rencor perpetuo; 
no nos trata como merecen nuestros pecados
ni nos paga según nuestras culpas. R.

Como se levanta el cielo sobre la tierra,
se levanta su bondad sobre sus fieles;
como dista el oriente del ocaso, 
así aleja de nosotros nuestros delitos. R.

  • Evangelio: Lucas 15,1-3.11-32
    "Este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido"

 

En aquel tiempo, solían acercarse a Jesús todos los publicanos y los pecadores a escucharle. Y los fariseos y los escribas murmuraban entre ellos: "Ése acoge a los pecadores y come con ellos." Jesús les dijo esta parábola: "Un hombre tenía dos hijos; el menor de ellos dijo a su padre: "Padre, dame la parte que me toca de la fortuna." El padre les repartió los bienes. No muchos días después, el hijo menor, juntando todo lo suyo, emigró a un país lejano, y allí derrochó su fortuna viviendo perdidamente. Cuando lo había gastado todo, vino por aquella tierra un hambre terrible, y empezó él a pasar necesidad. Fue entonces y tanto le insistió a un habitante de aquel país que lo mandó a sus campos a guardar cerdos. Le entraban ganas de saciarse de las algarrobas que comían los cerdos; y nadie le daba de comer. Recapacitando entonces, se dijo: "Cuántos jornaleros de mi padre tienen abundancia de pan, mientras yo aquí me muero de hambre. Me pondré en camino adonde está mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo: trátame como a uno de tus jornaleros."

Se puso en camino adonde estaba su padre; cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se conmovió; y, echando a correr, se le echó al cuello y se puso a besarlo. Su hijo le dijo: "Padre, he pecado contra el cielo y contra ti; ya no merezco llamarme hijo tuyo." Pero el padre dijo a sus criados: "Sacad en seguida el mejor traje y vestidlo; ponedle un anillo en la mano y sandalias en los pies; traed el ternero cebado y matadlo; celebremos un banquete, porque este hijo mío estaba muerto y ha revivido; estaba perdido, y lo hemos encontrado." Y empezaron el banquete.

Su hijo mayor estaba en el campo. Cuando al volver se acercaba a la casa, oyó la música y el baile, y llamando a uno de los mozos, le preguntó qué pasaba. Éste le contestó: "Ha vuelto tu hermano; y tu padre ha matado el ternero cebado, porque lo ha recobrado con salud." Él se indignó y se negaba a entrar; pero su padre salió e intentaba persuadirlo. Y él replicó a su padre: "Mira: en tantos años como te sirvo, sin desobedecer nunca una orden tuya, a mí nunca me has dado un cabrito para tener un banquete con mis amigos; y cuando ha venido ese hijo tuyo que se ha comido tus bienes con malas mujeres, le matas el ternero cebado." El padre le dijo: "Hijo, tú siempre estás conmigo, y todo lo mío es tuyo: deberías alegrarte, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha revivido; estaba perdido, y lo hemos encontrado.""

Homilía para hoy
Lucas 15,1-3-11-32



El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gozosos

                                        Sabías que...
Según un escrito apócrifo, Zacarías, esposo de Isabel, habría muerto mártir por un mandato de Herodes al no querer revelar dónde estaba su hijo, Juan el Bautista. Su fiesta se celebra el 5 de noviembre junto con Santa Isabel.


Punto de Vista
El viaje de Benedicto XVI a España

Pensamientos

El alma enamorada es alma blanda, mansa, humilde y paciente.

San Juan de la Cruz



"No te preocupes por el mañana, recuerda que Dios ya está allí"


Llegó un día


Llego un día, cuando decidí que Dios no me debía nada, un día cuando dejó de importarme su omnipotencia, esa que uso de pretexto para no enfrentar mi vida.

El día que alejado de Dios, haciendo mi voluntad y no la suya, comprendí que mucho de lo que soy, era y quiero ser, no puede ser sin la gente que amo, y Dios es uno de ellos, al que le debo todo lo que tengo.

Ese día en que me di cuenta que extraño a Dios, no por lo que me da, ni por las seguridades en las que la Iglesia me quiere cobijar, si no porque extraño su compañía, sus palabras.

Ese día, dejó de interesarme la moral y comencé a querer escuchar más a Cristo, ese día, dejé de pedirle a Dios que me arreglara la vida, y sólo quiero que camine conmigo, ese día, dejó de importarme sus cualidades ontológicas, y comencé a querer saber quién es Él y quién soy yo… como charlando en un bar a las 03.00 am de cosas sin importancia y con importancia,

Como con el Amigo con quien lloras el amor y ríes el amor, con el que lloras el sufrimiento y ríes en el sufrimiento, como con quien es Dios… eterno misterio, pero como con quien está allí, más cerca de mi que yo mismo, como quien la vida sería un montón más monótona y sin sentido, si no está Él, allí, junto conmigo, caminando, cavilando, platicando, intercambiando, contando historias uno del otro, charlando la vida juntos

CJBS
http://lasbodasdecana.wordpress.com/

Cuaresma día por día


Día 18º. Sábado Segundo - 6 de Marzo.

No mucho: ¡todo!

Habrás visto la película de "Los 7 magníficos": A Yul Briner le quieren contratar unos mejicanos para que les defienda de unos bandidos; son campesinos; muy pobres. Le ofrecen todo lo que tienen, envuelto en un paño. Yul lo ve y dice: "Siempre me han ofrecido mucho, pero nunca todo". Aceptó, ¡claro!

Dile ahora a Jesús: Con lo que Tú me amas (has dado la vida por mí), no puedo quedarme corto dándote sólo muchas cosas; te doy toda mi vida: quiero todo lo que Tú quieras.

Continúa hablándole a Dios con tus palabras

P. José Pedro Manglano Castellary
http://webcatolicodejavier.org 

                                                                                                  Padre Felipe de Urca

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
4 marzo 2010 4 04 /03 /marzo /2010 08:43
  • Primera Lectura: Jeremías 17,5-10
    "Maldito quien confía en el hombre; bendito quien confía en el Señor"

 

Así dice el Señor: "Maldito quien confía en el hombre, y en la carne busca su fuerza, apartando su corazón del Señor. Será como un cardo en la estepa, no verá llegar el bien; habitará la aridez del desierto, tierra salobre e inhóspita. Bendito quien confía en el Señor y pone en el Señor su confianza. Será un árbol plantado junto al agua, que junto a la corriente echa raíces; cuando llegue el estío no lo sentirá, su hoja estará verde; en año de sequía no se inquieta, no deja de dar fruto. Nada más falso y enfermo que el corazón: ¿quién lo entenderá? Yo, el Señor, penetro el corazón, sondeo las entrañas, para dar al hombre según su conducta, según el fruto de sus acciones."

 

  • Salmo Responsorial: 1
    "Dichoso el hombre que ha puesto su confianza en el Señor"

 

Dichoso el hombre
que no sigue el consejo de los impíos,
ni entra por la senda de los pecadores,
ni se sienta en la reunión de los cínicos;
sino que su gozo es la ley del Señor,
y medita su ley día y noche. R.

Será como un árbol
plantado al borde de la acequia:
da fruto en su sazón
y no se marchitan sus hojas;
y cuanto emprende tiene buen fin. R.

No así los impíos, no así;
serán paja que arrebata el viento.
Porque el Señor protege el camino de los justos,
pero el camino de los impíos acaba mal. R.

 

  • Evangelio: Lucas 16,19-31
    "Recibiste tus bienes, y Lázaro males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces"

 

En aquel tiempo, dijo Jesús a los fariseos: "Había un hombre rico que se vestía de púrpura y de lino y banqueteaba espléndidamente cada día. Y un mendigo llamado Lázaro estaba echado en su portal, cubierto de llagas, y con ganas de saciarse de lo que tiraban de la mesa del rico. Y hasta los perros se le acercaban a lamerle la llagas.

Sucedió que se murió el mendigo, y los ángeles lo llevaron al seno de Abrahán. Se murió también el rico, y lo enterraron. Y, estando en el infierno, en medio de los tormentos, levantando los ojos, vio de lejos a Abrahán, y a Lázaro en su seno, y gritó: "Padre Abrahán, ten piedad de mí y manda a Lázaro que moje en agua la punta del dedo y me refresque la lengua, porque me torturan estas llamas." Pero Abrahán le contestó: "Hijo, recuerda que recibiste tus bienes en vida, y Lázaro, a su vez, males: por eso encuentra aquí consuelo, mientras que tú padeces. Y además, entre nosotros y vosotros se abre un abismo inmenso, para que no puedan cruzar, aunque quieran, desde aquí hacia vosotros, ni puedan pasar de ahí hasta nosotros." El rico insistió: "Te ruego, entonces, padre, que mandes a Lázaro a casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que, con su testimonio, evites que vengan también ellos a este lugar de tormento." Abrahán le dice: "Tienen a Moisés y a los profetas; que los escuchen." El rico contestó: "No, padre Abrahán. Pero si un muerto va a verlos, se arrepentirán." Abrahán le dijo: "Si no escuchan a Moisés y a los profetas, no harán caso ni aunque resucite un muerto.

Evangelio
Lucas 16,19-31


Homilía para hoy
Lucas 16,19-31

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Luminosos


                                                  Sabías que...
Fue en el año 800 cuando se empezó a celebrar el 1 de noviembre la fiesta de Todos los Santos, a la que presidía un triduo de ayuno. Según se cree, la influencia Galia fue la que movió a Roma a adoptar finalmente esta fecha.



Punto de Vista
El sentido del sufrimiento

 Pensamientos

Donde no hay amor, pon amor y sacarás amor.

San Juan de la Cruz


Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
3 marzo 2010 3 03 /03 /marzo /2010 09:44
  • Primera Lectura: Jeremías 18,18-20
    "Venid, lo heriremos con su propia lengua"

 

Dijeron: "Venid, maquinemos contra Jeremías, porque no falta la ley del sacerdote, ni el consejo del sabio, ni el oráculo del profeta; venid, lo heriremos con su propia lengua y no haremos caso de sus oráculos." Señor, hazme caso, oye cómo me acusan. ¿Es que se paga el bien con mal, que han cavado una fosa para mí? Acuérdate de cómo estuve en tu presencia, intercediendo en su favor, para apartar de ellos tu enojo.

  • Salmo Responsorial: 30
    "Sálvame, Señor, por tu misericordia."

 

Sácame de la red que me han tendido,
porque tú eres mi amparo.
A tus manos encomiendo mi espíritu:
tú, el Dios leal, me librarás. R.

Oigo el cuchicheo de la gente,
y todo me da miedo;
se conjuran contra mí
y traman quitarme la vida. R.

Pero yo confío en ti, Señor,
te digo: "Tú eres mi Dios."
En tu mano están mis azares:
líbrame de los enemigos que me persiguen. R.

  • Evangelio: Mateo 20,17-28
    "Lo condenarán a muerte"

 

En aquel tiempo, mientras iba subiendo Jesús a Jerusalén, tomando aparte a los Doce, les dijo por el camino: "Mirad, estamos subiendo a Jerusalén, y el Hijo del hombre va a ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas, y lo condenarán a muerte y lo entregarán a los gentiles, para que se burlen de él, lo azoten y lo crucifiquen; y al tercer día resucitará."

Entonces se le acercó la madre de los Zebedeos con sus hijos y se postró para hacerle una petición. Él le preguntó: "¿Qué deseas?" Ella contestó: "Ordena que estos dos hijos míos se sienten en tu reino, uno a tu derecha y el otro a tu izquierda." Pero Jesús replicó: "No sabéis lo que pedís. ¿Sois capaces de beber el cáliz que yo he de beber?" Contestaron: "Lo somos." Él les dijo: "Mi cáliz lo beberéis; pero el puesto a mi derecha o a mi izquierda no me toca a mí concederlo, es para aquellos para quienes lo tiene reservado mi Padre."

Los otros diez, que lo habían oído, se indignaron contra los dos hermanos. Pero Jesús, reuniéndolos, les dijo: "Sabéis que los jefes de los pueblos los tiranizan y que los grandes los oprimen. No será así entre vosotros: el que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor, y el que quiera ser primero entre vosotros, que sea vuestro esclavo. Igual que el Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos."



Evangelio
Mateo 20,17-28


Homilía para hoy
Mateo 20,17-28


El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gloriosos

                                               Sabías que...
Antiguamente, la fiesta de Todos los Santos se celebraba el 13 de mayo como la fiesta de “los mártires de todo el mundo”, ya que en esa época, la palabra “mártir” era sinónimo de “santo”.


Punto de Vista
La manipulación del lenguaje

Pensamientos

Donde no hay amor, pon amor y sacarás amor.

San Juan de la Cruz


"Voy a pasar por esta vida una sola vez. Cualquier cosa buena que yo pueda hacer ó alguna amabilidad que pueda hacer a alguna persona, debo hacerla ahora, porque no pasaré de nuevo por aquí"
                                                                                                         Teresa de Calcuta


En esta Cuaresma...


1. Abre el depósito de tu corazón. La Palabra del Señor te llenará del combustible necesario para seguir caminando. Él te empujará y te guiará, incluso, por los caminos más insospechados por ti.

2. Apaga el motor de tus agobios y de tus obligaciones. El silencio o la contemplación te harán sentir la paz que tu mente y tu vida necesita. No es bueno ir deprisa ni preocuparse demasiado.

3. No mires el “cuánto cuesta” cargarse de Dios. A veces, lo más caro en el mundo, es lo más barato para alcanzar la felicidad. Tal vez, con tu voluntad, de momento es suficiente. Dios, pondrá lo demás.

4. Limpia el parabrisas de tu mirada. Las imágenes que nos sacuden todos los días nos hacen tener una visión demasiado pesimista del mundo.

5. Mientras Dios llena tu interior, disfruta de su fuerza. Pídele que nunca te falte su asistencia en tus decisiones, problemas e inquietudes.

6. Reajusta, en estos cuarenta días, las piezas que no encajan en tu forma de actuar, juzgar o vivir. La Cuaresma es un buen taller para que Jesús actúe en la complicada maquinaria que somos las personas.

7. No olvides el código de circulación de todo buen cristiano: los mandamientos. Con ellos aprenderás que, el amor a Dios, exige contraprestación a los que nos rodean. Pero, recuerda, aún haciendo el bien por los demás… no olvides a Dios que es la fuente de inspiración de la bondad.

8. Agarra con firmeza el volante de tu vida. No dejes que te manipulen. Que nada ni nadie te desvíe del camino de la fe. Cuando tengas que parar, para. Cuando tengas que acelerar, acelera. Pero, ¡nunca dejes que otros agarren el timón de tu vida por ti!

9. Incluye en el maletero lo imprescindible. Cuando vamos de excursión ¿qué llevamos? Que en estos días, previos a la Semana Santa, aprendamos a vivir con lo esencial. Y, lo esencial, no es lo mucho sino aquello necesario para ser feliz.

10. Desde la ventana observa el paisaje; da gracias a Dios por la vida, por el sol, por la familia, por la Iglesia. No olvides que, Dios, nunca te abandona.

11. Cuando surjan dificultades; cuando tus días sean una cuesta arriba ¡no te desesperes! Ofrece esa penitencia, ese sacrificio por tantas personas que no tienen posibilidades ni cuentan con tantos medios como tú.

12. No dejes de lado un alimento que, en cualquier fin de semana, no puede faltar en el equipaje de tu chasis cristiano: la Eucaristía. Con ella sabrás disfrutar y dar valor al domingo. Sin ella, tu vida no tendrá mucho sentido.

13. Finalmente, cuando sientas el cansancio, detente un momento. Reza a Dios. Hazle sabedor de que, Él, te puede llenar de oxígeno y de vida, de paz y de fortaleza. La oración es el gran combustible que, muy pocos, saben aprovechar o encontrar. Y, por cierto, se encuentra gratis en el silencio.

                                                                                                    Enviado por Pipi


Cuaresma día por día


Día 15º. Miércoles Segundo - 3 de Marzo.

Se curó el monstruo.

Lo escribía J. Urteaga: "Ocurrió en un pueblo español. Intervienen como protagonistas: un muchacho enfermo, su familia, una ermita dedicada a Santa María y muchas súplicas.

El chico tiene 14 años, era alegre, dinámico, dicharachero, incapaz de estarse quieto un instante, deportista...; en muy poco tiempo el muchacho ha sufrido un cambio espectacular. Una parálisis progresiva le tiene inmovilizado en un sillón de ruedas. Toda aquella alegría contagiosa se ha transformado en un infierno, especialmente para la familia; en lo humano es inútil, en lo espiritual un pequeño monstruo egoísta. Todos deben servirle, cuidarle, atenderle, desvivirse por él. Todo es poco.

Una luz se ha encendido en el alma de su madre. Le llevaran a la ermita. Rezarán a la Virgen. Le pedirán su curación. Se hará el milagro.

Llegó el día. Ante la reja hay una madre que habla en voz alta con la Virgen, sin que le importe ni poco ni mucho que haya gente en su entorno.

¡María, tienes que cuidar a mi hija! ¡Es mi pequeña! Cúrala María. Que fallen los diagnósticos. ¡Qué no sea cáncer! Esta niña es todo lo que tengo en mi vida. ¡Cómo te la vas a llevar! ¡María, que no sea cáncer! Ella también te lo pide. Me ha dicho que venga a rezarte a la ermita. ¡Anda, María, que no sea cáncer!

Poco después, aquella madre angustiada, santiguándose, abandonó la reja de la ermita.

Es ahora cuando la otra madre, la de nuestro muchacho, se acerca para decirle, al tiempo, con miedo y con dulzura:

¡Hijo!, ¿ya has Pedido a la Virgen...?

Y se realiza el portento.

- Sí, mamá. He pedido la curación... He pedido a la Virgen que no sea cáncer.

Señor, a veces yo también soy un auténtico monstruo por el egoísmo. Si ser cristiano es parecerse a Ti... me tienes que cambiar. ¡Qué piense en los demás! ¡Que haga más por los demás que por mí! ¡Que ayude, que haga favores, que me dé cuenta de lo que necesitan o de lo que podría alegrarles! ¡Cúrame, Madre mía, y dame mi corazón generoso! Gracias.

Continúa hablándole a Dios con tus palabras

P. José Pedro Manglano Castellary

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
2 marzo 2010 2 02 /03 /marzo /2010 11:53
  • Primera Lectura: Isaías 1,10.16-20
    "Aprended a obrar bien, buscad el derecho"

 

Oíd la palabra del Señor, príncipes de Sodoma, escucha la enseñanza de nuestro Dios, pueblo de Gomorra: "Lavaos, purificaos, apartad de mi vista vuestras malas acciones. Cesad de obrar mal, aprended a obrar bien; buscad el derecho, enderezad al oprimido; defended al huérfano, proteged a la viuda. Entonces, venid y litigaremos -dice el Señor-. Aunque vuestros pecados sean como púrpura, blanquearán como nieve; aunque sean rojos como escarlata, quedarán como lana. Si sabéis obedecer, lo sabroso de la tierra comeréis; si rehusáis y os rebeláis, la espada os comerá. Lo ha dicho el Señor."

  • Salmo Responsorial: 49
    "Al que sigue buen camino le haré ver la salvación de Dios."

No te reprocho tus sacrificios,
pues siempre están tus holocaustos ante mí.
Pero no aceptaré un becerro de tu casa,
ni un cabrito de tus rebaños. R.

¿Por qué recitas mis preceptos
y tienes siempre en la boca mi alianza,
tú que detestas mi enseñanza
y te echas a la espalda mis mandatos? R.

Esto haces, ¿y me voy a callar? 
¿Crees que soy como tú?
El que me ofrece acción de gracias,
ése me honra;
al que sigue buen camino
le haré ver la salvación de Dios." R.

  • Evangelio: Mateo 23,1-12
    "No hacen lo que dicen"

 

En aquel tiempo, Jesús habló a la gente y a sus discípulos, diciendo: "En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos: haced y cumplid lo que os digan; pero no hagáis lo que ellos hacen, porque ellos no hacen lo que dicen. Ellos lían fardos pesados e insoportables y se los cargan a la gente en los hombros, pero ellos no están dispuestos a mover un dedo para empujar. Todo lo que hacen es para que los vea la gente: alargan las filacterias y ensanchan las franjas del manto; les gustan los primeros puestos en los banquetes y los asientos de honor en las sinagogas; que les hagan reverencias por la calle y que la gente los llame maestros.

Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar maestro, porque uno solo es vuestro maestro, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre, el del cielo. No os dejéis llamar consejeros, porque uno solo es vuestro consejero, Cristo. El primero entre vosotros será vuestro servidor. El que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido."

Evangelio
Mateo 23,1-12


Homilía para hoy
Mateo 23,1-12

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Dolorosos


                                                 Sabías que...
La Patrona de las misiones es Santa Teresita del Niño Jesús, pues aunque ella nunca salió del convento, es conocida por su celo incomparable por las misiones y por la constante oración por ellas.


Punto de Vista
La música juvenil


Pensamientos

Dios no encuentra sitio en nosotros para derramar Su amor, porque estamos llenos de nosotros mismos.

San Agustín



¿Acaso yo soy libre si mi hermano se encuentra todavía encadenado a la pobreza?
                                                                                                                            Bárbara Word


Oración por nuestros hermanos chilenos


Señor:

Que los ecos de mi oración lleguen a Ti por los que sufren, por los que han perdido seres queridos, por los que se han quedado sin hogar, por los desesperanzados...

Que sientan, Señor, que no están solos, que tienen quien los acoja, quien los contenga, quien los ama.

Que estás vos, Señor, a su lado, guiando las manos de los profesionales de la medicina que auxilian a los heridos, acompañando a los rescatistas, y secando las lágrimas de aquellos que han perdido seres amados.

Te pido, Señor, contención y ayuda para nuestros hermanos chilenos que están pasando esta dura contingencia.

Que Tu Paz les acompañe y la compartan con los que la hayan perdido
Que Tu Amor les guíe y la solidaridad sea su tarea en estos momentos
Que Tu Misericordia se evidencie y puedan reconstruirse con prontitud

Amén


Cuaresma día por día


Día 14º. Martes Segundo - 2 de Marzo.

Callar.

Después de ser condenado, Pilatos ordena que azoten a Jesús. Dos soldados brutales descargan toda su fuerza sobre la espalda de Jesús. Noventa golpes pueden contarse en la sábana santa. Cada látigo tenía varias cuerdas y la punta de las cuerdas poseía pequeños trozos de plomo sin pulir, con puntas y salientes que hirieron todo el cuerpo de nuestro Dios. Jesús lo sufrió por ti y por mí. Era tan doloroso que muchos de los condenados morían en la flagelación. María, nuestra madre, lo ve todo y sufre, pero se calla, porque quiere que Jesús nos salve y para ello debe morir.

Madre, haz que sepa callar; no contestar a mis padres, no protestar, no decir siempre la última palabra. Aunque sea injusto, o tenga motivos para protestar... que me calle. También Tú podrías haber dicho muchas cosas, y te callaste. Me cuesta pero ayúdame: que sepa callar.

Continúa hablándole a Dios con tus palabras

P. José Pedro Manglano Castellary
http://webcatolicodejavier.org




Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
28 febrero 2010 7 28 /02 /febrero /2010 10:55
  • Primera Lectura: Génesis 15, 5-12. 17-18
    "Dios hace alianza con Abrahán, el creyente"

 

En aquellos días, Dios sacó afuera a Abrán y le dijo: "Mira al cielo; cuenta las estrellas, si puedes."

Y añadió: "Así será tu descendencia."

Abrán creyó al Señor, y se le contó en su haber.

El Señor le dijo: "Yo soy el Señor, que te sacó de Ur de los Caldeos, para darte en posesión esta tierra."

Él replicó: "Señor Dios, ¿cómo sabré yo que voy a poseerla?"

Respondió el Señor: "Tráeme una ternera de tres años, una cabra de tres años, un carnero de tres años, una tórtola y un pichón."

Abrán los trajo y los cortó por el medio, colocando cada mitad frente a la otra, pero no descuartizó las aves. Los buitres bajaban a los cadáveres, y Abrán los espantaba.

Cuando iba a ponerse el sol, un sueño profundo invadió a Abrán, y un terror intenso y oscuro cayó sobre él.

El sol se puso, y vino la oscuridad; una humareda de horno y una antorcha ardiendo pasaban entre los miembros descuartizados.

Aquel día el Señor hizo alianza con Abrán en estos términos: "A tus descendientes les daré esta tierra, desde el río de Egipto al Gran Río Éufrates."

  • Salmo Responsorial: 26
    "El Señor es mi luz y mi salvación."

 

El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a quién temeré?

El Señor es la defensa de mi vida, ¿quién me hará temblar? R.

Escúchame, Señor, que te llamo; ten piedad, respóndeme. Oigo en mi corazón: "Buscad mi rostro." R.

Tu rostro buscaré, Señor, no me escondas tu rostro. No rechaces con ira a tu siervo, que tú eres mi auxilio. R.

Espero gozar de la dicha del Señor en el país de la vida. Espera en el Señor, sé valiente, ten ánimo, espera en el Señor. R.

  • Segunda Lectura: Filipenses 3, 20-4, 1
    "Cristo nos transformará, según el modelo de su cuerpo glorioso"

 

Hermanos: Nosotros somos ciudadanos del cielo, de donde aguardamos un Salvador: el Señor Jesucristo.

Él transformará nuestro cuerpo humilde, según el modelo de su cuerpo glorioso, con esa energía que posee para sometérselo todo.

Así, pues, hermanos míos queridos y añorados, mi alegría y mi corona, manteneos así, en el Señor, queridos.

  • Evangelio: Lucas 9, 28b-36
    "Mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió"

 

En aquel tiempo, Jesús cogió a Pedro, a Juan y a Santiago y subió a lo alto de la montaña, para orar. Y, mientras oraba, el aspecto de su rostro cambió, sus vestidos brillaban de blancos.

De repente, dos hombres conversaban con él: eran Moisés y Elías, que, apareciendo con gloria, hablaban de su muerte, que iba a consumar en Jerusalén.

Pedro y sus compañeros se caían de sueño; y, espabilándose, vieron su gloria y a los dos hombres que estaban con él. Mientras éstos se alejaban, dijo Pedro a Jesús: "Maestro, qué bien se está aquí. Haremos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías."

No sabía lo que decía.

Todavía estaba hablando, cuando llegó una nube que los cubrió. Se asustaron al entrar en la nube. Una voz desde la nube decía: "Éste es mi Hijo, el escogido, escuchadle."

Cuando sonó la voz, se encontró Jesús solo. Ellos guardaron silencio y, por el momento, no contaron a nadie nada de lo que habían visto.

El Santo Rosario
Evangelio
Lucas 9,28-36

Homilía para hoy
Lucas 9,28-36


                                                       Sabías que...
El Segundo Concilio de Nicea, que se realizó en el año 787, es el séptimo de los veintiún concilios ecuménicos que la Iglesia ha celebrado. Fue convocado por el Papa Adriano I y contó con la presencia de 300 obispos.


 Pensamientos

Cuanto más amo, me siento todavía más deudor.

San Agustín de Hipona


"Las dificultades que presenta el panorama mundial en este comienzo del nuevo milenio nos inducen a pensar que sólo una intervención de lo alto puede hacer esperar un futuro menos oscuro"
Punto de Vista
Los divorciados en nueva unión 2


Propósitos de Cuaresma


1) Para saber

En su mensaje de Cuaresma el Papa Benedicto XVI nos invita a ser conscientes de dos cosas: primero, de nuestra condición de criaturas que no siempre correspondemos a Dios como debemos creyéndonos autosuficientes. La segunda, y muy relacionada con la primera, del gran amor de Dios por nosotros que fue capaz de enviarnos a su Hijo quien murió para que fuéramos perdonados.

Si esta Cuaresma somos más conscientes de ese amor de Dios, una consecuencia consistirá en alejarnos de todo aquello que pudiera ofenderlo.

2) Para pensar

A veces los seres de la naturaleza nos dan lecciones. Tal es el caso del armiño. Es uno de los carnívoros más pequeños del mundo, tiene el cuerpo alargado y extraordinariamente flexible. Habita bosques y estepas. Suele establecer su madriguera bajo un montón de piedras o disimulada en el interior de una mata espinosa. Antiguamente se cazaba al armiño por su suave piel, de una gran calidad, y de la que se confeccionaban abrigos. Su piel es muy cotizada gracias a su color muy blanco, atractivo y suave.

Se dice que el armiño es el animal más celoso en cuanto a mantenerse limpio. Al ser muy ágil, cuando los cazadores quieren atraparlo, sabiendo de su aversión a ensuciarse, utilizan una estrategia: optan por ensuciar la cueva donde el armiño vive. Y así, cuando lo van siguiendo los perros, el armiño se niega a entrar a su guarida al ver la suciedad, no importando caer en el peligro, incluso aunque lo atrapen o muera.

La historia nos recuerda a personas que han preferido cuidar su alma a costa de grandes sacrificios. Algunos han dejado su puesto de trabajo, por no ser cómplices de la corrupción. Incluso hay mártires que han preferido perder la vida antes que ofender a Dios.

Un ejemplo edificante fue el de la niña Santa María Goretti. Ella era una niña de gran fe que ayudaba a su madre viuda con su arduo trabajo al sostenimiento de su casa. A pesar de ser analfabeta, María soñaba con poder instruirse, y poseía una notable inteligencia que se demostró cuando se aprendió el Catecismo con sólo oírlo, y así pudo hacer su Primera Comunión.

Había un joven que pretendía a María llamado Alessandro, pero no era correspondido. Un día la sorprendió sola e intentó abusar por la fuerza de ella, pero María opuso resistencia y trató de hacerlo razonar, mencionando que lo que quería hacer era un grave pecado y que ella no quería que Alessandro se condenase.

Alessandro se descontroló por completo, y la apuñaló. En su lecho de muerte, María perdonó a su asesino; y añadió que quería que Alessandro estuviera con ella en el Paraíso. María murió, a la edad de doce años.

El asesino de María, cumplió su condena en la cárcel y tuvo un cambio de vida gracias al ejemplo de María, incluso ingresó a un convento capuchino.

María fue beatificada en 1947, en presencia de su propia madre y de su asesino, ambos reconciliados; y fue canonizada por el Papa Pío XII en 1950.

3) Para vivir

La tentación a pecar está a la vuelta de la esquina. Puede resultar difícil no ceder, pero no es imposible. Este tiempo de Cuaresma ha de servir para examinarnos y evitar aquellas situaciones que nos llevan a pecar.

San Josemaría Escrivá nos aconseja. “A la hora de la tentación piensa en el Amor que en el cielo te aguarda: fomenta la virtud de la esperanza, que no es falta de generosidad” (Camino 139).

Pbro. José Martínez Colín


Cuaresma día por día


Día 12º. Domingo Segundo - 28 de Febrero.

Tendremos una eternidad para descansar.

"Cualquier persona -ha dicho Joaquín Navarro Valls, portavoz oficial de la Santa Sede hablando de Juan Pablo II- con mucha menos responsabilidad que la que él soporta, tiene su sistema de descanso, su fin de semana intocable, su deporte, cosas todas ellas que probablemente son necesarias. En el caso del Papa, nada de eso existe. Su único descanso es la posibilidad de caminar por una terraza que hay encima de su apartamento. En diez años de pontificado, en total serán cuatro las veces que ha podido salir un día a la montaña. Cuando alguna vez le han dicho: "Santo Padre, está cansado... ", la respuesta que ha dado en tono humorístico ha sido: "Tendremos una eternidad para descansar".

Como ha dicho, también con humor, André Frossard, "hasta ahora, el único medio que se ha descubierto para obligarle a dejar el trabajo es la anestesia total".

Y decía en Uruguay: "Jesucristo, nuestro Señor, es también nuestro guía y modelo".

"Todo lo hizo bien" decían de Él las gentes. Cada uno de nosotros -asumida por la fe nuestra condición de hijos de Dios en Cristo- hemos de esforzarnos por seguir sus huellas en el trabajo de cada día. Como leemos en el Antiguo Testamento, no se le deben hacer a Dios ofrendas defectuosas. Los cristianos serán verdaderamente "sal de la tierra" y "luz del mundo", si saben dar a su trabajo la calidad humana de una obra bien hecha, con amor de Dios y con espíritu de servicio al prójimo".

Señor, quiero trabajar en serio. Y cuando esté cansado, también. A partir de ahora, cuando empiece a trabajar te lo ofreceré, te lo regalaré. Por eso intentaré que no sea defectuoso, sino algo bien hecho. Y ya, sólo porque es mi regalo para Ti, mi trabajo es importante. Este es mi propósito: en Cuaresma trabajar bien por Ti. Y cansarme trabajando.

Continúa hablándole a Dios con tus palabras

P. José Pedro Manglano Castellary
http://webcatolicodejavier.org



Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
16 febrero 2010 2 16 /02 /febrero /2010 13:42
  • Primera Lectura: Santiago 1,12-18
    "Dios no tienta a nadie"

 

Queridos hermanos: Dichoso el hombre que soporta la prueba, porque, una vez aquilatado, recibirá la corona de la vida que el Señor ha prometido a los que lo aman. Cuando alguien se ve tentado, no diga que Dios lo tienta; Dios no conoce la tentación al mal y él no tienta a nadie. A cada uno le viene la tentación cuando su propio deseo lo arrastra y seduce; el deseo concibe y da a luz el pecado, y el pecado, cuando se comete, engendra muerte. Mis queridos hermanos, no os engañéis.

Todo beneficio y todo don perfecto viene de arriba, del Padre de los astros, en el cual no hay fases ni períodos de sombra. Por propia iniciativa, con la palabra de la verdad, nos engendró, para que seamos como la primicia de sus criaturas.

  • Salmo Responsorial: 93
    "Dichoso el hombre a quien tú educas, Señor."

 

Dichoso el hombre a quien tú educas,
al que enseñas tu ley,
dándole descanso tras los años duros. R.

Porque el Señor no rechaza a su pueblo,
ni abandona su heredad:
el justo obtendrá su derecho,
y un porvenir los rectos de corazón. R.

Cuando me parece que voy a tropezar,
tu misericordia, Señor, me sostiene;
cuando se multiplican mis preocupaciones,
tus consuelos son mi delicia. R.

  • Evangelio: Marcos 8,14-21
    "Tened cuidado con la levadura de los fariseos y con la de Herodes"

 

En aquel tiempo, a los discípulos se les olvidó llevar pan, y no tenían más que un pan en la barca. Jesús les recomendó: "Tened cuidado con la levadura de los fariseos y con la de Herodes." Ellos comentaban: "Lo dice porque no tenemos pan." Dándose cuenta, les dijo Jesús: "¿Por qué comentáis que no tenéis pan? ¿No acabáis de entender? ¿Tan torpes sois? ¿Para qué os sirven los ojos si no veis, y los oídos si no oís? A ver, ¿cuántos cestos de sobras recogisteis cuando repartí cinco panes entre cinco mil? ¿Os acordáis?" Ellos contestaron: "Doce." "¿Y cuántas canastas de sobras recogisteis cuando repartí siete entre cuatro mil?" Le respondieron: "Siete." Él les dijo: "¿Y no acabáis de entender?"


Evangelio
Marcos 8,14-21


Homilía para hoy
Marcos 8,14-21

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Dolorosos



                                                  Sabías que...
La oración del Rosario se remonta a devociones populares del siglo XII, mientras que la versión actual proviene del siglo XV. Los grandes promotores de la devoción fueron los padres dominicos.


Punto de Vista
La convivencia y el matrimonio

 
 Pensamientos

Una flor sobre su tumba se marchita, una lágrima sobre su recuerdo se evapora. Una oración por su alma, la recibe Dios.

San Agustín de Hipona



"¿Qué he de hacer para perdonar a otros? Si no condenaras a nadie, nunca tendrías necesidad de perdonar"

                                            Anthony de Mello

Momentos difíciles

 

Los ciclos de la vida nos hacen pasar por momentos buenos y malos.

 

Por lo mismo, hay períodos en que parece que todo se viene abajo. Las cosas empiezan a salir mal y se pierde la motivación para seguir adelante. En esos instantes de oscuridad, ni las palabras de los sabios, ni los consejos de los amigos parecen surtir efecto. Es un proceso para vivir, dejando que pase por encima de uno y rogar a Dios que este no termine por aplastarnos y destruirnos.

Pensar que es un túnel del que se va a salir, hace que el túnel sea más largo, sentir que es una noche que llegará a su fin, la convierte en una noche de desvelos. Pensar que otros lo pasan peor, sólo aumenta la sensibilidad al dolor.

¿Que hacer entonces cuando llegan esos tristes momentos?

Al parecer no hay receta, pero una alternativa es la evasión, lo que muchas veces sólo hace caer en un pozo más profundo. Otra alternativa es la introspección, para lo cual no siempre estamos preparados. Sin embargo estos momentos son de gran fuerza para aprender las lecciones de la vida.

Es aquí donde se producen las transformaciones. Nadie puede salir sin heridas, ni nada será igual después, pero de aquí sale la fuerza para seguir adelante. Quizás sea esa la clave para superar esas etapas difíciles, saber que como todo cambia, no se podrá volver nunca a la situación original y quizás no salgamos nunca del túnel.

Entonces hay que ensanchar ese túnel, hasta que sus paredes se confundan nuevamente con el infinito, a modo de resurrección.

                                                                  Ricardo Nanjari Román.

La rueda incompleta

Había una vez una rueda a la que le faltaba un pedazo. La rueda quería estar completa, sin que le faltara nada, así que fue a buscar el pedazo que le faltaba, pero como estaba incompleta y solo podía rodar muy despacio tuvo tiempo para ver las flores, los árboles y disfrutar los rayos del sol, encontró muchos pedazos en el camino, pero ninguno le quedaba, así que siguió su camino. Un día encontró un pedazo que le quedaba perfectamente, entonces se puso muy contenta pues ya estaba completa, ya no le faltaba nada y empezó a rodar con mucha rapidez. Tan rápidamente que no veía las flores ni los árboles ni disfrutaba los rayos del sol.

Cuando se dio cuenta de lo diferente que era el mundo al rodar tan deprisa se detuvo, dejo en la orilla del camino el pedazo que había encontrado y se fue rodando lentamente.

Cuando aceptamos que la imperfección es parte de nosotros mismos y sigamos rodando por la vida sin renunciar a disfrutarla, habremos alcanzado una integridad a la que otros solo aspiran. El Señor no nos pide que seamos perfectos, ni que nunca cometamos errores, sino que seamos íntegros.

Si tenemos suficiente valor para amar, compasión para perdonar, generosidad para alegrarnos con la felicidad de los demás y sabiduría para reconocer que hay amor de sobra para todo el mundo, entonces estaremos completos, aunque nos falte un pedazo.

Autor desconocido

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo