Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

18 diciembre 2015 5 18 /12 /diciembre /2015 12:55

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos y hermanas, buenos días (noches). Les damos la más cordial bienvenida a esta Eucaristía.

Hoy domingo, cuarto y último de adviento, fijamos  nuestra mirada en la Virgen María, nuestra Señora del Adviento. La liturgia la instala hoy como modelo delante de nuestros ojos y a  pocos días de la celebración de la Navidad, Ella con su “Hágase lo que Tú quieras”  es una puerta abierta a la Esperanza, al mundo que aguarda la venida del Salvador, que desea confiar e ir al encuentro de Dios.

Nuestra Diócesis celebra también  hoy el día del seminario. Rezaremos por los seminaristas que se preparan para ser sacerdotes.

Nos ponemos de pie y cantamos. 

SALUDO INICIAL

CORONA DE ADVIENTO

Encenderemos la cuarta vela. Poco a poco se ha ido iluminando nuestra esperanza. La luz ha ido aumentando semana a semana. Pronto llegará la gran luz, Cristo. Pero… ¿hemos encendido nosotros la luz en nuestro interior?... (Un niño u otra persona enciende la cuarta vela, al mismo tiempo que se lee esta oración o se canta algo apropiado a la corona).

Señor Jesucristo,

Tú estás con nosotros y nos alegramos con María,

bendita entre las mujeres porque fue escogida por el Padre

para llevar a cabo su plan de salvación de la humanidad,

proyectado desde la eternidad y manifestado y cumplido ahora en Ti.

 

Al encender esta cuarta vela,

queremos expresar nuestra disponibilidad a que el Espíritu Santo

nos cubra con su sombra y actúe en nosotros, como en María,

para que el Padre, alfarero del hombre, transforme nuestra arcilla

en obra de sus manos.

 

¡Ven pronto, Señor! ¡Ven a salvarnos!

ACTO PENITENCIAL

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Las lecturas de hoy tienen ya un cierto sabor a Navidad. En el evangelio se reconoce a María como una mujer de la cual saldrá el Mesías esperado. Hoy se nos habla del cumplimiento de todas las profecías. De la Salvación que, por fin, llega a las puertas de la humanidad. Por fin, vemos a las claras, que la fidelidad de Dios se muestra universal, grande y amorosa.

Escuchemos con atención.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Con María nuestra Madre, nuestra Señora del Adviento, oremos a nuestro Redentor diciendo:

“HAZNOS CUMPLIR TU VOLUNTAD, SEÑOR”

1.- Por nuestra Madre la Iglesia, que ha recibido, como María, la misión de dar a luz a Cristo. Para que en medio del mundo seamos presencia del Emmanuel, «el Dios-con-nosotros».                                                                                              

                                                                                                                           ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por nuestros gobernantes. Para que trabajen siempre con honestidad buscando el bien común, especialmente de los que más sufren                                                                                       

                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por las vocaciones al ministerio sacerdotal en nuestra Diócesis: para que siempre haya jóvenes dispuestos a entregar totalmente su vida al servicio de la Iglesia.                                                     

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por los países en conflicto, para que, al acercarse los días de la Navidad, cesen las guerras, los odios, las divisiones y las injusticias en los pueblos.

                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por las mujeres embarazadas, para que puedan llevar adelante este hermoso período de sus vidas, acompañadas del cariño y asistencia necesarias de los suyos.

                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

Gracias, Señor, por habernos dado a tu Madre, María, madre del sí y de la esperanza. Que Ella nos ayude a esperarte en esta Navidad, imitando su generosidad. Tú que  vives, inmortal y glorioso, por los siglos de los siglos. Amén.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

ÁNGELES

Los ángeles están presentes en el Adviento y en la Navidad y están presentes también en nuestra vida, con las mismas funciones que han cumplido siempre: advierten la presencia de lo sagrado, anuncian o realizan la Presencia de Dios en nuestra personal historia de salvación.

SANDALIAS

Con estas sandalias, queremos representar, en este cuarto domingo de adviento, la actitud de servicio, de generosidad y de entrega de la Virgen María. Quien se puso en camino aun estando esperando la venida del Salvador.

PAN Y VINO

Nosotros, ¿qué vamos a presentar al Niño Jesús?  Quizá un corazón más sincero, una voluntad más  decidida, el esfuerzo perseverante  de cada día. Pensémoslo, al presentar el Pan y el Vino… (En silencio se llevan las ofrendas)

MONICIÓN DE COLECTA

Nuestra Parroquia se abre hoy a las necesidades formativas de nuestros seminaristas y futuros sacerdotes. Colaboremos con generosidad en el sostenimiento y formación de éstos.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Jesús, el Señor,  dijo, al venir a este mundo: “Oh Dios, aquí estoy  para hacer tu voluntad”. Dichosos nosotros invitados a recibir este pan de vida que nos ayudará a buscar y a cumplir la voluntad de Dios.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

Hoy, Señor, te bendecimos con María, la Madre de Jesús,
porque colmas el gozo de los pobres y humildes con tu venida.
Pero reconocemos que nuestra fe es pequeña e inmadura:
No sabemos creer con firmeza, estabilidad y equilibrio,
pues no aguantamos la adversidad ni te alabamos en la bonanza.

Para un fiel seguimiento de Cristo, concédenos, Señor,
asimilar el ejemplo de María de Nazaret, la mujer creyente,
la primera cristiana, la que creyó en ti en todo tiempo,
para que, caminando firmes en la peregrinación de la fe,
seamos capaces de repetir con Cristo y con María:
Padre, hágase siempre tu voluntad en nuestra vida. 

Amén

Compartir este post
Repost0
9 diciembre 2015 3 09 /12 /diciembre /2015 19:18

MONICIÓN DE ENTRADA (leída fuera del templo)

Buenas días, (noches) hermanos en Cristo, con mucha alegría, les damos nuestra más cordial bienvenida a esta celebración.

Con la mirada fija en Jesús y en su rostro misericordioso, el Santo Padre, en la solemnidad de la Virgen María, ha inaugurado el Jubileo Extraordinario que abre para todos nosotros y para la humanidad entera la puerta de la misericordia de Dios. En comunión con la Iglesia universal y unidos a nuestra Iglesia diocesana, esta celebración inaugura solemnemente el Año Santo en nuestra comunidad, preludio de una profunda experiencia de gracia y de reconciliación.

SALUDO INICIAL

+En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

+La misericordia del Padre, la paz de Nuestro Señor Jesucristo, la comunión del Espíritu Santo, estén con todos ustedes.

T. Y con tu espíritu.

LECTURA DE LA BULA DE CONVOCATORIA “MISERICORDIAE VULTUS”

“Jesucristo es el rostro de la misericordia del Padre. El misterio de la fe cristiana para encontrar su síntesis en esta palabra. Ella se ha vuelto viva, visible y ha alcanzado su culmen en Jesús de Nazaret. El Padre, “rico en misericordia” (Ef 2,4), después de haber revelado su nombre a Moisés como “Dios compasivo y misericordioso, lento a la ira, y pródigo en amor y fidelidad” (Ex 34,6) no ha cesado de dar a conocer en varios modos y en tantos momentos de la historia su naturaleza divina. En la “plenitud del tiempo” (Gal 4,4), cuando todo estaba dispuesto según su plan de salvación, Él envió a su Hijo nacido de la Virgen María para revelarnos de manera definitiva su amor. Quien lo ve a Él ve al Padre (cfr.Jn 14,9). Jesús de Nazaret con su Palabra, con sus gestos y con toda su persona revela la misericordia de Dios.

            Siempre tenemos necesidad de contemplar el misterio de la misericordia. Es fuente de alegría, de serinidad y de paz. Es condición para nuestra salvación. Misericordia: es la palabra que revela el misterio de la Santísima Trinidad. Misericordia: es el acto último y supremo con el cual Dios viene a nuestro encuentro. Misericordia: es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida. Misericordia: es la vía que une Dios y el hombre, porque abre el corazón a la esperanza de ser amados para siempre no obstante el límite de nuestro pecado.

            Hay momentos en los que de un modo mucho más intenso estamos llamados a tener la mirada fija en la misericordia para poder ser también nosotros mismos signo eficaz del obrar del Padre. Es por esto que he anunciado un Jubileo Extraordinario de la Misericordia como tiempo propicio para la Iglesia, para que haga más fuerte y eficaz el testimonio de los creyentes.

            “En nuestro tiempo, la Esposa de Cristo prefiere usar la medicina de la misericordia y no empuñar las armas de la severidad… La Iglesia Católica, al elevar por medio de este Concilio Ecuménico la antorcha de la verdad católica, quiere mostrarse madre amable de todos, benigna, paciente, llena de misericordia y de bondad para con los hijos separados de ella”.

APERTURA DE LA PUERTA. (Entrada procesional al templo)

CANTO DE ENTRADA.

ASPERSIÓN.

CORONA DE ADVIENTO

Encendemos la tercera vela de nuestra corona de Adviento, acercándonos así a la Navidad que Dios nos regala.

(Un niño u otra persona enciende la tercera vela, al mismo tiempo que se lee esta oración o se canta algo apropiado a la corona).

En las tinieblas se encendió una luz,

en el desierto clamó una voz.

Se anuncia la buena noticia:

¡El Señor va a llegar!

Preparen sus caminos, porque ya se acerca.

Adornen su alma

como una novia que se engalana el día de su boda.

Ya llega el mensajero.

Juan Bautista no es la luz, sino el que nos anuncia la luz.

Cuando encendemos estas tres velas

cada uno de nosotros quiere ser

antorcha tuya para que brilles,

llama para que calientes.

 

¡Ven, Señor, a salvarnos!,

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

                 Las lecturas de hoy, especialmente las dos primeras, nos invitan a la alegría. A estar contentos por la Salvación que Dios nos trae. En el evangelio, además, veremos de qué manera podemos ser cristianos. Juan Bautista nos invita a la conversión y nos da una serie de pistas para no alejarnos del camino de la fe en Jesús.

Escuchemos con atención.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Animados por la esperanza y la alegría que la Palabra de Dios nos inspira, nos dirigimos a Él expresándole la oración que brota de esa esperanza. Digamos:  

¡SEÑOR, TÚ ERES NUESTRA ALEGRÍA!

1. Por nuestra Madre la Iglesia, para que durante el Año Santo de la Misericordia redescubramos que nuestra misión es ser signo e instrumento de la ternura del Padre.                                                                              

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

2. Por los nuevos sacerdotes ordenados en nuestra Diócesis. Para que con su ministerio muestre el rostro misericordioso de Dios Padre.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

3.  Por los que sufren. Para que el Señor, con su venida, cure los dolores de los enfermos, dé paz y alegría a los que no la tienen y libre al mundo de todos los males, especialmente de las guerras y el terror.                                                                                          

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

4. Por quienes no se sienten amados por Dios o viven sin esperanza de ser perdonados,  para que se atrevan a cruzar la Puerta de la Casa del Padre y se dejen abrazar por su misericordia que no excluye a nadie. 

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

5. Por  los jóvenes que se confirman en nuestra comunidad, para que vivan intensamente su fe en la esperanza y sean testigos convincentes de Jesucristo con su modo de vida.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

Padre bueno, acoge estas intenciones que ponemos ante tu misericordia  para que podamos prepararnos dignamente a las fiestas de la Navidad ya próximas. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

Seguimos armando nuestro pesebre para que esté listo, como nosotros, cuando llegue Navidad:

PASTORES

Dios ha escogido a los más pobres, los humildes pastores, como invitados de honor al nacimiento de su Hijo. Dios siempre está con los pobres.

PAN Y VINO

Señor, te ofrecemos el pan y el vino, fruto de la tierra, y con ellos nuestra vida. Modélala según tu proyecto de salvación

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

El cordero de Dios proclamado por el Bautista, nos invita a su mesa. Llenos de alegría por la llegada de Jesús a nuestras vidas, acerquémonos a recibirlo con amor y gratitud.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

MI ALEGRIA ERES TU, SEÑOR

Vienes en silencio y tus pasos Señor, producen en mí,

calma, seguridad y paz.

Necesito, Señor, un poco de tu mundo:

de tu gozo, para mi corazón triste,

de tu alegría, para mi alma esquiva,

de tu mano, en mis caminos inciertos.

¡VEN, SEÑOR!

Y hazme recuperar la alegría perdida,

el gusto por vivir, despertando cada mañana,

la esperanza en tanta hora triste.

Porque Tú, Señor, eres alegría,

haz que mis ojos brillen con el resplandor de la felicidad,

con el encanto de la fe, con la virtud de la caridad.

MI ALEGRIA ERES TU, SEÑOR

AMÉN

DESPEDIDA

 

DOMINGO 7PM. CONFIRMACIONES

MONICIÓN DE ENTRADA (leída fuera del templo)

Buenas días, (noches) hermanos en Cristo, con mucha alegría, les damos nuestra más cordial bienvenida a esta celebración.

Con la mirada fija en Jesús y en su rostro misericordioso, el Santo Padre, en la solemnidad de la Virgen María, ha inaugurado el Jubileo Extaordinario que abre para todos nosotros y para la humanidad entera la puerta de la misericordia de Dios. En comunión con la Iglesia universal y unidos a nuestra Iglesia diocesana, esta celebración inaugura solemnemente el Año Santo en nuestra comunidad, preludio de una profunda experiencia de gracia y de reconciliación.

SALUDO INICIAL

+En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

+La misericordia del Padre, la paz de Nuestro Señor Jesucristo, la comunión del Espíritu Santo, estén con todos ustedes.

T. Y con tu espíritu.

LECTURA DE LA BULA DE CONVOCATORIA “MISERICORDIAE VULTUS”

“Jesucristo es el rostro de la misericordia del Padre. El misterio de la fe cristiana para encontrar su síntesis en esta palabra. Ella se ha vuelto viva, visible y ha alcanzado su culmen en Jesús de Nazaret. El Padre, “rico en misericordia” (Ef 2,4), después de haber revelado su nombre a Moisés como “Dios compasivo y misericordioso, lento a la ira, y pródigo en amor y fidelidad” (Ex 34,6) no ha cesado de dar a conocer en varios modos y en tantos momentos de la historia su naturaleza divina. En la “plenitud del tiempo” (Gal 4,4), cuando todo estaba dispuesto según su plan de salvación, Él envió a su Hijo nacido de la Virgen María para revelarnos de manera definitiva su amor. Quien lo ve a Él ve al Padre (cfr.Jn 14,9). Jesús de Nazaret con su Palabra, con sus gestos y con toda su persona revela la misericordia de Dios.

            Siempre tenemos necesidad de contemplar el misterio de la misericordia. Es fuente de alegría, de serinidad y de paz. Es condición para nuestra salvación. Misericordia: es la palabra que revela el misterio de la Santísima Trinidad. Misericordia: es el acto último y supremo con el cual Dios viene a nuestro encuentro. Misericordia: es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida. Misericordia: es la vía que une Dios y el hombre, porque abre el corazón a la esperanza de ser amados para siempre no obstante el límite de nuestro pecado.

            Hay momentos en los que de un modo mucho más intenso estamos llamados a tener la mirada fija en la misericordia para poder ser también nosotros mismos signo eficaz del obrar del Padre. Es por esto que he anunciado un Jubileo Extraodinario de la Misericordia como tiempo propicio para la Iglesia, para que haga más fuerte y eficaz el testimonio de los creyentes.

            “En nuestro tiempo, la Esposa de Cristo prefiere usar la medicina de la misericordia y no empuñar las armas de la severidad… La Iglesia Católica, al elevar por medio de este Concilio Ecuménico la antorcha de la verdad católica, quiere mostrarse madre amable de todos, benigna, paciente, llena de misericordia y de bondad para con los hijos separados de ella”.

APERTURA DE LA PUERTA. (Entrada procesional al templo)

CANTO DE ENTRADA.

ASPERSIÓN.

CORONA DE ADVIENTO

Encendemos la tercera vela de nuestra corona de Adviento, acercándonos así a la Navidad que Dios nos regala.

 (Un niño u otra persona enciende la tercera vela, al mismo tiempo que se lee esta oración o se canta algo apropiado a la corona).

En las tinieblas se encendió una luz,

en el desierto clamó una voz.

Se anuncia la buena noticia:

¡El Señor va a llegar!

Preparen sus caminos, porque ya se acerca.

Adornen su alma

como una novia que se engalana el día de su boda.

Ya llega el mensajero.

Juan Bautista no es la luz, sino el que nos anuncia la luz.

Cuando encendemos estas tres velas

cada uno de nosotros quiere ser

antorcha tuya para que brilles,

llama para que calientes.

¡Ven, Señor, a salvarnos!,

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Las lecturas de hoy, especialmente las dos primeras, nos invitan a la alegría. A estar contentos por la Salvación que Dios nos trae. En el evangelio, además, veremos de qué manera podemos ser cristianos. Juan Bautista nos invita a la conversión y nos da una serie de pistas para no alejarnos del camino de la fe en Jesús.

Escuchemos con atención.

MONICIÓN: PRESENTACIÓN DE LOS CONFIRMANDOS.(antes de la homilía)

(Se nombran los nombres de cada uno)

  • .
  • .
  • .
  • .

Estos jóvenes fueron bautizados con la promesa de que serían “educados en la fe”, y de que “un día recibirían por la Confirmación la plenitud del Espíritu Santo. Este fue el compromiso de sus padres y padrinos en el Bautismo. Como catequista de estos jóvenes, tengo la satisfacción de decir a la comunidad reunida, que estos jóvenes han  recibido la catequesis adecuada a su edad.

HOMILÍA

MONICIÓN IMPOSICIÓN DE MANOS.       

El día de Pentecostés, los Apóstoles recibieron una presencia muy especial del Espíritu Santo. Los Obispos, sus continuadores, transmiten desde entonces el Espíritu Santo como un don personal por medio del sacramento de la Confirmación, que ahora va a comenzar con la imposición de manos. La imposición de manos es uno de los gestos que aparecen habitualmente en la historia de la salvación y en la liturgia para indicar la transmisión de un poder o de una fuerza o de unos derechos.

MONICIÓN CRISMACIÓN.

            Hemos llegado al momento culminante de la celebración. El Obispo, les impondrá la mano y los marcará con la cruz gloriosa de Cristo para significar que son propiedad del Señor. Los ungirá con óleo perfumado. Ser crismado es lo mismo que ser otro Cristo, ser Mesías, ser ungido. Y ser Mesías y Cristo comporta la misma misión que el Señor: dar testimonio de la verdad y ser, por el buen olor de las buenas obras, fermento de santidad en el mundo.

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Animados por la esperanza y la alegría que la Palabra de Dios nos inspira, nos dirigimos a Él expresándole la oración que brota de esa esperanza. Digamos:  

¡SEÑOR, TÚ ERES NUESTRA ALEGRÍA!

1. Por nuestra Madre la Iglesia, para que durante el Año Santo de la Misericordia redescubramos que nuestra misión es ser signo e instrumento de la ternura del Padre.                                                                              

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

2. Por los nuevos sacerdotes ordenados en nuestra Diócesis. Para que con su ministerio muestre el rostro misericordioso de Dios Padre.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

3.  Por los que sufren. Para que el Señor, con su venida, cure los dolores de los enfermos, dé paz y alegría a los que no la tienen y libre al mundo de todos los males, especialmente de las guerras y el terror.                                                                                          

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

4. Por quienes no se sienten amados por Dios o viven sin esperanza de ser perdonados,  para que se atrevan a cruzar la Puerta de la Casa del Padre y se dejen abrazar por su misericordia que no excluye a nadie. 

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

5. Por  los jóvenes que nos hemos confirmado. Para que vivamos intensamente nuestra fe en la esperanza y seamos testigos convincentes de Jesucristo con nuestro modo de vida.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

Padre bueno, acoge estas intenciones que ponemos ante tu misericordia  para que podamos prepararnos dignamente a las fiestas de la Navidad ya próxima. Por Cristo N. Señor.                                       AMÉN

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS  

VELAS

Señor, tú eres nuestra luz. Que nuestras mesas, nuestros hogares, estén siempre iluminadas con luz.

CRUCES

Presentamos al Señor estas cruces, signo del mucho amor que Jesús nos ha tenido y que nos recordarán que nosotros tenemos que llegar a amar de la misma manera.

PASTORES

Dios ha escogido a los más pobres, los humildes pastores, como invitados de honor al nacimiento de su Hijo. Dios siempre está con los pobres.

PAN Y VINO

Señor, te ofrecemos el pan y el vino, fruto de la tierra, y con ellos nuestra vida. Modélala según tu proyecto de salvación.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

El cordero de Dios proclamado por el Bautista, nos invita a su mesa. Llenos de alegría por la llega de Jesús a nuestras vidas, acerquémonos a recibirlo con amor y gratitud.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

 

MI ALEGRIA ERES TU, SEÑOR

Vienes en silencio y tus pasos Señor, producen en mí,

calma, seguridad y paz.

Necesito, Señor, un poco de tu mundo:

de tu gozo, para mi corazón triste,

de tu alegría, para mi alma esquiva,

de tu mano, en mis caminos inciertos.

¡VEN, SEÑOR!

Y hazme recuperar la alegría perdida,

el gusto por vivir, despertando cada mañana,

la esperanza en tanta hora triste.

Porque Tú, Señor, eres alegría,

haz que mis ojos brillen con el resplandor de la felicidad,

con el encanto de la fe, con la virtud de la caridad.

MI ALEGRIA ERES TU, SEÑOR

AMÉN

DESPEDIDA

Compartir este post
Repost0
6 diciembre 2015 7 06 /12 /diciembre /2015 10:29

MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días (noches) a todos. Hermanos: hoy celebramos la festividad de la INMACULADA CONCEPCIÓN de la VIRGEN MARIA. Y lo hacemos dentro del marco del tiempo litúrgico del Adviento. También es un día importante para los que por primera vez reciben a Jesús en la Eucaristía.

Si la Navidad tiene sabor a Dios, el Adviento, tiene gusto a María. Ella, elegida por el mismo Dios-Padre para ser la morada de su Hijo en la tierra, es nuestro mejor modelo a seguir, como mujer que creyó y confió en Dios, en su Palabra.

¡MARÍA, ES CAMINO QUE NOS LLEVA A LA NAVIDAD!,

Nos ponemos de pie para empezar, cantando, esta liturgia en honor a María, nuestra Madre.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

GLORIA 

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

La lectura del Génesis, nos recuerda que desde los albores de la creación, Dios anuncia la salvación. Es el primer anuncio de la Buena Nueva: el Hijo de Dios

Las  palabras de san Pablo, en la segunda lectura son un canto de esperanza: nos manifiestan la predestinación de todos los hombres a ser hijos en el Hijo.

En el Evangelio, San Lucas nos muestra a María reconociendo la mano de Dios en estos acontecimientos y mostrándose dispuesta a cumplir su voluntad.

HOMILIA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

 

 

LITURGIA  EUCARÍSTICA

 

 

MONICIÓN DE OFRENDAS

 

FLORES

Con estas flores Señor, queremos festejar, de la mejor manera posible, a la   Madre de tu Hijo y Madre nuestra. Con ellas, ofrecemos nuestros deseos y compromiso de ser nosotros, también hoy día, templos del Espíritu Santo, punto de mira para los hombres de tu presencia en la tierra.

PAN Y VINO

En este pan y en este vino que ahora presentamos a nuestro Padre, ofrezcámosle nuestro humilde y perseverante trabajo de transformación de nuestro corazón, como señal de su presencia salvadora en nosotros.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

En el Evangelio hemos escuchado el anuncio del Señor que viene a

salvarnos: el Emmanuel, el Dios con nosotros; ese mismo Dios que ahora se nos ofrece en el sacramento del altar, y que así quiere ser nuestro alimento en esta espera.

PLEGARIA UNIVERSAL

 

María nuestra Madre, la que mejor preparó la venida de Cristo, nos sirve como referencia en nuestra preparación de este tiempo de Adviento.

Digamos juntos:

“QUE TU MADRE, SEÑOR, INTERCEDA POR NOSOTROS”

1.- Madre, que estuviste en Pentecostés junto a los Apóstoles, en la primera Iglesia, sigue atenta a sus necesidades, pídele al Padre que, siguiendo tu ejemplo, se mantengan siempre fieles a Él.

                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

 

 

2.- Madre, que sufriste ante las injusticias del mundo, el exilio en Egipto, la pobreza de Nazaret, al pie de la Cruz, preséntale al Padre las necesidades de todos los pobres, enfermos, emigrantes y desesperados.

                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Madre, que en Caná, adivinaste la necesidad de aquellos esposos, suplica al Padre por todos los hogares para que nunca falte el dulce vino del Amor.

                                                                       ROGUEMOS AL SEÑOR

4.-Madre, acuérdate de las mujeres maltratadas, las que sufren soledad, explotación sexual o laboral, la miseria, el abandono, la ancianidad sin afecto.

                                                                       ROGUEMOS AL SEÑOR

5.-Madre, acuérdate de los niños y jóvenes que reciben la Primera Comunión, para que sea un gran paso de amistad, amor y compromiso con Jesús.                                                                                                                      

                                                                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

 Padre, atiende todas estas necesidades que por intercesión de la Madre de tu Hijo te presentamos. Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor. AMÉN

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

Hoy te bendecimos, Padre, por SANTA MARÍA VIRGEN,
la llena de tu gracia y favor, la madre inmaculada de Jesús;
y unimos la espera y la esperanza de la venida de Cristo
al recuerdo de su Madre bendita, que es toda ella adviento.

María es la mujer nueva que con Cristo,

 el hombre nuevo, refleja la nueva humanidad,

restaurada a su hermosura primera,
tal como salió de tus manos creadoras al amanecer el invierno.

Ayúdanos, VIRGEN INMACULADA

a recibir al Señor con alegría,

a celebrar su Nacimiento en Belén,

a ponerle en el centro de nuestras  vidas,

a tenerle como lo mejor y el sumo bien.

¡GRACIAS, VIRGEN INMACULADA!

AMÉN

SOLEMNIDAD DE LA  INMACULADA CONCEPCIÓN         CICLO  C

MISA 11’30PM. PRIMERA COMUNIÓN

MONICIÓN DE ENTRADA

Hoy, en esta celebración de la eucaristía, nuestros hijos recibirán la primera comunión. Son...................

  • .
  • .
  • .
  • .

Es un día importante para ellos, están contentos por la fiesta, y están contentos porque hoy Jesús estará más cerca de ellos, lo recibirán en su corazón. Y es también un día importante para nosotros, sus padres, que vemos cómo crecen, y que vemos cómo van avanzando también en su crecimiento como cristianos.

Nuestros hijos se han preparado en la catequesis, y han aprendido a conocer y a amar más a Jesús. Sus catequistas están contentos de acompañarlos aquí, en este momento. Y nosotros, los padres, sentimos hoy de una manera especial nuestra responsabilidad de seguir ayudándolos a crecer como personas y como seguidores de Jesús. Y esperamos que toda la comunidad cristiana nos ayude en nuestra tarea.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

GLORIA 

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

La lectura del Génesis, nos recuerda que desde los albores de la creación, Dios anuncia la salvación. Es el primer anuncio de la Buena Nueva: el Hijo de Dios

Las  palabras de san Pablo, en la segunda lectura son un canto de esperanza: nos manifiestan la predestinación de todos los hombres a ser hijos en el Hijo.

En el Evangelio, San Lucas nos muestra a María reconociendo la mano de Dios en estos acontecimientos y mostrándose dispuesta a cumplir su voluntad.

Escuchemos atentamente.

HOMILIA

PROFESIÓN DE FE (por el sacerdote)

            Hoy, niños, recibirán por primera vez a Jesucristo. Es un gran paso en su vida de cristianos. Un gran paso en el camino que iniciaron con el bautismo.

Por eso, ahora recordaremos aquel inicio de camino. Aquel día, sus padres y padrinos dijeron que se apartarían de todo lo que es malo, de todo lo que Jesús no quiere que hagamos porque nos hace daño a nosotros y a los demás, y que tendrían una fe muy fuerte en Dios, en Jesús, en el espíritu que él nos da. Ahora, eso lo van a decir ustedes.

            Y, como recuerdo de aquel momento, tendrán en sus manos una vela encendida, una vela que es la luz de Jesucristo que nos ilumina.

                                     Respondan ahora a cada pregunta, diciendo: SI, RENUNCIO.

  • ¿Renuncian a toda clase de egoísmo, de envidia, de hipocresía o menosprecio hacia los demás?

 

  • ¿Renuncian a desentenderse de las necesidades de las personas, por cobardía, pereza o comodidad?

 

  • ¿Renuncian a ir por la vida buscando únicamente su bienestar y lo que les interesa a ustedes, es decir, renuncian a pensar solo en ustedes mismos, olvidándose de los demás y de Dios?

                                          Respondan ahora a cada pregunta diciendo: SI, CREO

  • ¿Creen en Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra, que nos ama y se preocupa por nosotros y por todos los hombres?

 

  • ¿Creen en Jesucristo, su único Hijo y Señor nuestro, que nació de María Virgen, pasó por el mundo haciendo el bien, padeció y fue sepultado, resucitó de entre los muertos y está sentado a la derecha del Padre?

 

  • ¿Creen en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos y la vida eterna?

PLEGARIA UNIVERSAL

Ahora, todos juntos, oremos a Dios por nosotros y por todos los hombres y mujeres del mundo.

  • Para que en toda la tierra se acaben las guerras, el terrorismo y el hambre, y todos podamos vivir en paz y dignidad.

 ROGUEMOS AL SEÑOR.

  • Para que los gobernantes y todos los que tienen poder trabajen en favor de los más pobres.

ROGUEMOS AL SEÑOR.

  • Para que en el corazón de todos los hombres y mujeres del mundo crezcan sentimientos de amor y generosidad.

ROGUEMOS AL SEÑOR.

  • Para que los niños pobres, abandonados y los que no tienen lo necesario para vivir encuentren amor y ayuda en nosotros.

ROGUEMOS AL SEÑOR.

  • Para que los cristianos seamos siempre un ejemplo de servicio a los demás y sepamos poner esperanza a nuestro alrededor.

ROGUEMOS AL SEÑOR.

  • Para que los que hoy recibimos la primera comunión seamos cada día más amigos de Jesús.

ROGUEMOS AL SEÑOR.

  • Para que nuestros padres y familiares sepan ayudarnos a ser siempre más cristianos.

 ROGUEMOS AL SEÑOR.

  • Para que nuestros catequistas y todos los que nos han ayudado a crecer en nuestra fe sigan realizando su labor con confianza y amor.

ROGUEMOS AL SEÑOR.

  • Para que todos los que celebramos hoy esta fiesta, vivamos llenos de la alegría y la gracia de Dios. ROGUEMOS AL SEÑOR.

Escucha, Padre, lo que con fe te hemos pedido. PJNS

LITURGIA  EUCARÍSTICA

 

MONICIÓN DE OFRENDAS

VELAS(2)

Acepta, Señor, estas velas, signo de la fe que guía nuestra vida. La fe en tu hijo Jesús. Haz que nos dejemos guiar siempre por él.

FLORES(1)

Acoge, Señor, estas flores, signo de gratitud y alegría, signo del amor que necesitamos expresarte.

CARPETAS

 

 

CRUCES(1)

Recibe, Señor, estas cruces, signo de tu amor por nosotros. Ayúdanos a ser testigos de ese amor.

ESTAMPAS(1)

Recibe, Señor, estos recuerdos, para que al contemplarlos nunca olvidemos a quien estamos siguiendo.

PAN Y VINO

En este pan y en este vino que ahora presentamos a nuestro Padre, ofrezcámosle nuestro humilde y perseverante trabajo de transformación de nuestro corazón, como señal de su presencia salvadora en nosotros.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

El Señor viene a salvarnos: el Emmanuel, el Dios con nosotros; ese mismo Dios que ahora se nos ofrece en el sacramento del altar, y que así quiere ser nuestro alimento en esta espera.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

Jesús,

tú eres nuestro hermano,

nuestro amigo.

Te damos gracias

porque has venido a nuestro corazón

y estás con nosotros.

Te queremos.

Gracias por nuestros padres y familiares

que hoy nos acompañan.

Gracias por nuestros catequistas

y por todas las personas

que nos han ayudado a prepararnos

para la primera comunión.

Gracias por todas las cosas buenas

 que hay en nosotros y en todas las personas

que tenemos a nuestro lado.

Por todo, gracias Señor.

AMÉN

DESPEDIDA

Compartir este post
Repost0
6 diciembre 2015 7 06 /12 /diciembre /2015 10:20

MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días (noches) para todas y todos. Sean bienvenidos a la Eucaristía en este Segundo Domingo de Adviento.

Preparar el camino al Señor, como lo hizo Juan el Bautista, es muchas veces tener que predicar en el desierto de la apatía, de la indiferencia, de la mediocridad… Aun así, si queremos recibir al Señor en nuestra vida, necesitamos allanar nuestros corazones y convertirnos a Él.

Alegres porque el Mesías y Señor viene a nuestro encuentro, nos ponemos de pie y cantamos...

SALUDO INICIAL

CORONA DE ADVIENTO

Al encender el 2º cirio de la CORONA DE ADVIENTO, queremos ser como Juan Bautista: Personas que anuncien la luz de la verdad,  que iluminemos nuestras vidas con la fe y, así el Señor, pueda nacer en nuestros corazones. ¡Ven, Señor, Jesús!

(Un niño u otra persona enciende la primera vela, al mismo tiempo que se lee esta oración o se canta algo apropiado a la corona).

ORACIÓN DEL ENCENDIDO DE LA SEGUNDA VELA

Señor Jesús,

tu venida, tu cercanía, lo transforma todo,

convierte este vetusto y abrumado mundo nuestro

en germen de un cielo y una tierra nuevas,

y a nosotros, débiles y pecadores,

en constructores de tu Reino y heraldos de tu presencia amorosa.

Al encender esta  vela de la corona de Adviento,

queremos manifestar nuestro deseo de escuchar tu llamada

a preparar los caminos y alzar nuestra voz para que,

quienes tienen hambre y sed de justicia

logren experimentarte próximo

y sepan que aquí estás Tú, nuestro Dios.

Amén

ACTO PENITENCIAL

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Baruc, en la primera lectura nos transmite un mensaje lleno de consolación y esperanza.

En la segunda lectura, San Pablo, nos exhorta a crecer en amor fraterno a fin de que estemos más preparados para la venida de Cristo.

En el Evangelio, San Lucas nos presenta a Juan el Bautista con su vibrante llamado a un cambio radical, nos exhorta a prepararle el camino al Señor.

Escuchemos con atención.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Salgamos al encuentro del Señor, que se acerca a nosotros, y presentémosle confiados nuestra plegaria diciendo:

“CONVIÉRTENOS A TI, SEÑOR”

1.- Por la Iglesia, precursora de Cristo como Juan el Bautista: para que preparemos los caminos del Señor allí donde apenas ha llegado el anuncio de su llegada.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por el Papa Francisco, nuestro Obispo Lino y nuestros sacerdotes. Para que nunca se cansen de invitarnos a mejorar y juntos construyamos una Iglesia más acogedora.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por los pueblos, las naciones, por los gobernantes de todo el mundo. Para que entiendan que solamente en la reconciliación, el perdón y el amor puede llegar la paz que tanto ansiamos.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR                                                                                                                           

4.-Por todos los misioneros y misioneras distribuidos por todo el mundo que son capaces de entregar su vida al servicio de los demás. Para que el mensaje que anuncian llegue a todos.                                                                                          

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

5.-  Por los niños y jóvenes que estos días recibirán la Primera Comunión. Para que ese acercamiento a Jesús les haga más comprometidos.                                                                                   

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

Señor Dios, que llamas a los humildes al esplendor de tu Reino, endereza nuestro camino hacia ti y abaja los montes elevados de nuestra soberbia, para que celebremos con fe ardiente la venida de Jesucristo, tu Hijo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

SEGUIMOS ARMANDO NUESTRO PESEBRE MIENTRAS CAMINAMOS HACIA LA NAVIDAD:

JOSÉ Y MARÍA

José, el hombre justo y fiel, cuidará de María y de Jesús. Es claro modelo de padre que se entrega a Dios a través del cuidado de su familia.

María, mujer joven, de un pueblo insignificante, es elegida para ser Madre de Dios. Pero Dios pide permiso a María y ella sabe decir SI.

PAN Y VINO

Con el PAN Y EL VINO, ofrecemos al Señor nuestra fragilidad para que él la convierta en amor a los demás.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Cristo es el mejor regalo que podemos recibir, acerquémonos con el corazón dispuesto a permitirle habitar en nosotros y pidámosle que haga posible la conversión de nuestro corazón.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

¡Ven, Señor, no te demores!

Estamos cansados de tantas promesas falsas.

A cada momento nos asaltan dudas,

incertidumbres, fracasos, bofetadas,

traiciones, desencuentros, engaños.

 

¡Ven, Señor, y endereza nuestros caminos!

Haznos buscar un desierto en el que hablarte,

un desierto en el que encontrarte,

un desierto en el que buscarte,

un desierto en el cual poder escucharte.

 

¡Ven, Señor, y allana nuestros senderos!

Rebaja nuestro orgullo, para conquistarte con humildad

Alisa nuestra dispersión, para quererte sólo a Ti

¡Ven, Señor, y acelera tu llegada!

Amén

DESPEDIDA

MISA 11’30PM. PRIMERA COMUNIÓN

MONICIÓN DE ENTRADA

Hoy, en esta celebración de la eucaristía, nuestros hijos recibirán la primera comunión. Son...................

  • .
  • .
  • .
  • .

Es un día importante para ellos, están contentos por la fiesta, y están contentos porque hoy Jesús estará más cerca de ellos, lo recibirán en su corazón. Y es también un día importante para nosotros, sus padres, que vemos cómo crecen, y que vemos cómo van avanzando también en su crecimiento como cristianos.

            Nuestros hijos se han preparado en la catequesis, y han aprendido a conocer y a amar más a Jesús. Sus catequistas están contentos de acompañarlos aquí, en este momento. Y nosotros, los padres, sentimos hoy de una manera especial nuestra responsabilidad de seguir ayudándolos a crecer como personas y como seguidores de Jesús. Y esperamos que toda la comunidad cristiana nos ayude en nuestra tarea.

SALUDO INICIAL

CORONA DE ADVIENTO

Al encender el 2º cirio de la CORONA DE ADVIENTO, queremos ser como Juan Bautista: Personas que anuncien la luz de la verdad,  que iluminemos nuestras vidas con la fe y, así el Señor, pueda nacer en nuestros corazones. ¡Ven, Señor, Jesús!

(Un niño u otra persona enciende la primera vela, al mismo tiempo que se lee esta oración o se canta algo apropiado a la corona).

ORACIÓN DEL ENCENDIDO DE LA SEGUNDA VELA

Señor Jesús,

tu venida, tu cercanía, lo transforma todo,

convierte este vetusto y abrumado mundo nuestro

en germen de un cielo y una tierra nuevas,

y a nosotros, débiles y pecadores,

en constructores de tu Reino y heraldos de tu presencia amorosa.

Al encender estas dos velas en la corona de Adviento,

queremos manifestar nuestro deseo de escuchar tu llamada

a preparar los caminos y alzar nuestra voz para que,

quienes tienen hambre y sed de justicia

logren experimentarte próximo

y sepan que aquí estas Tú, nuestro Dios.

Amén

ACTO PENITENCIAL

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

 

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Baruc, en la primera lectura nos transmite un mensaje lleno de consolación y esperanza.

En la segunda lectura, San Pablo, nos exhorta a crecer en amor fraterno a fin de que estemos más preparados para la venida de Cristo.

En el Evangelio, San Lucas nos presenta a Juan el Bautista con su vibrante llamado a un cambio radical, nos exhorta a prepararle el camino al Señor.

Escuchemos con atención.

HOMILÍA

CREDO

PROFESIÓN DE FE (por el sacerdote)

            Hoy, niños/adolescentes, recibirán por primera vez a Jesucristo. Es un gran paso en su vida de cristianos. Un gran paso en el camino que iniciaron con el bautismo.

            Por eso, ahora recordaremos aquel inicio de camino. Aquel día, sus padres y padrinos dijeron que se apartarían de todo lo que es malo, de todo lo que Jesús no quiere que hagamos porque nos hace daño a nosotros y a los demás, y que tendrían una fe muy fuerte en Dios, en Jesús, en el espíritu que él nos da. Ahora, eso lo van a decir ustedes.

            Y, como recuerdo de aquel momento, tendrán en sus manos una vela encendida, una vela que es la luz de Jesucristo que nos ilumina.

            Respondan ahora a cada pregunta, diciendo: SI, RENUNCIO.

  • ¿Renuncian a toda clase de egoísmo, de envidia, de hipocresía o menosprecio hacia los demás?

 

  • ¿Renuncian a desentenderse de las necesidades de las personas, por cobardía, pereza o comodidad?

 

  • ¿Renuncian a ir por la vida buscando únicamente su bienestar y lo que les interesa a ustedes, es decir, renuncian a pensar solo en ustedes mismos, olvidándose de los demás y de Dios?

Respondan ahora a cada pregunta diciendo: SI, CREO

  • ¿Creen en Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra, que nos ama y se preocupa por nosotros y por todos los hombres?

 

  • ¿Creen en Jesucristo, su único Hijo y Señor nuestro, que nació de María Virgen, pasó por el mundo haciendo el bien, padeció y fue sepultado, resucitó de entre los muertos y está sentado a la derecha del Padre?

 

  • ¿Creen en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos y la vida eterna?

PLEGARIA UNIVERSAL

Salgamos al encuentro del Señor, que se acerca a nosotros, y presentémosle confiados nuestra plegaria:

“CONVIÉRTENOS A TI, SEÑOR”

  • Para que en toda la tierra se acaben las guerras, el terrorismo y el hambre, y todos podamos vivir en paz y dignidad.

ROGUEMOS AL SEÑOR.

  • Para que los gobernantes y todos los que tienen poder trabajen en favor de los más pobres.

ROGUEMOS AL SEÑOR.

  • Para que en el corazón de todos los hombres y mujeres del mundo crezcan sentimientos de amor y generosidad.

 ROGUEMOS AL SEÑOR.

  • Para que los niños pobres, abandonados y los que no tienen lo necesario para vivir encuentren amor y ayuda en nosotros.

ROGUEMOS AL SEÑOR.

  • Para que los cristianos seamos siempre un ejemplo de servicio a los demás y sepamos poner esperanza a nuestro alrededor.

ROGUEMOS AL SEÑOR.

  • Para que los que hoy recibimos la primera comunión seamos cada día más amigos de Jesús.

Roguemos al Señor.

  • Para que nuestros padres y familiares sepan ayudarnos a ser siempre más cristianos.

ROGUEMOS AL SEÑOR.

  • Para que nuestros catequistas y todos los que nos han ayudado a crecer en nuestra fe sigan realizando su labor con confianza y amor.

ROGUEMOS AL SEÑOR.

  • Para que todos los que celebramos hoy esta fiesta, vivamos llenos de la alegría y la gracia de Dios. ROGUEMOS AL SEÑOR.

Escucha, Padre, lo que con fe te hemos pedido. PJNS

LITURGIA  EUCARÍSTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

VELAS

Acepta, Señor, estas velas, signo de la fe que guía nuestra vida. La fe en tu hijo Jesús. Haz que nos dejemos guiar siempre por él.

JOSÉ Y MARÍA

José, el hombre justo y fiel, cuidará de María y de Jesús. Es claro modelo de padre que se entrega a Dios a través del cuidado de su familia.

María, mujer joven, de un pueblo insignificante, es elegida para ser Madre de Dios. Pero Dios pide permiso a María y ella sabe decir SI.

FLORES

Acoge, Señor, estas flores, signo de gratitud y alegría, signo del amor que necesitamos expresarte.

CRUCES

Recibe, Señor, estas cruces, signo de tu amor por nosotros. Ayúdanos a ser testigos de ese amor.

ESTAMPAS

Recibe, Señor, estos recuerdos, para que al contemplarlos nunca olvidemos a quien estamos siguiendo.

PAN Y VINO.

Con el PAN Y EL VINO, ofrecemos al Señor nuestra fragilidad para que él la convierta en amor a los demás.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Cristo es el mejor regalo que podemos recibir, acerquémonos con el corazón dispuesto a permitirle habitar en nosotros y pidámosle que haga posible la conversión de nuestro corazón. Primero se acercarán quienes reciben a Jesús eucaristía por primera vez y luego podemos acercarnos los demás.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

Jesús,

Tú eres nuestro hermano,

nuestro amigo.

 

Te damos gracias

porque has venido a nuestro corazón

y estás con nosotros.

Te queremos.

 

Gracias por nuestros padres y familiares

que hoy nos acompañan.

 

Gracias por nuestros catequistas

y por todas las personas

que nos han ayudado a prepararnos

para la primera comunión.

 

Gracias por todas las cosas buenas

que hay en nosotros y en todas las personas

que tenemos a nuestro lado.

 

Por todo, gracias Señor.

Amén

DESPEDIDA

 

MISA 7PM. BAUTISMO Y PRIMERA COMUNIÓN.

MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos noches para todas y todos. Sean bienvenidos a la Eucaristía en este Segundo Domingo de Adviento.

Algunos jóvenes de nuestra comunidad se están preparando para recibir el sacramento de la Confirmación, pero antes de ello recibirán el bautismo y la primera Comunión. Recemos en esta eucaristía por todos ellos para que en este acercamiento hacia Jesucristo vayan convirtiéndose en auténticos seguidores suyos.

Alegres porque el Mesías y Señor viene a nuestro encuentro, nos ponemos de pie y cantamos...

SALUDO INICIAL

CORONA DE ADVIENTO

Al encender el 2º cirio de la CORONA DE ADVIENTO, queremos ser como Juan Bautista: Personas que anuncien la luz de la verdad,  que iluminemos nuestras vidas con la fe y, así el Señor, pueda nacer en nuestros corazones. ¡Ven, Señor, Jesús!

(Un niño u otra persona enciende la primera vela, al mismo tiempo que se lee esta oración o se canta algo apropiado a la corona).

ORACIÓN DEL ENCENDIDO DE LA SEGUNDA VELA

Señor Jesús,

tu venida, tu cercanía, lo transforma todo,

convierte este vetusto y abrumado mundo nuestro

en germen de un cielo y una tierra nuevas,

y a nosotros, débiles y pecadores,

en constructores de tu Reino y heraldos de tu presencia amorosa.

Al encender esta  vela de la corona de Adviento,

queremos manifestar nuestro deseo de escuchar tu llamada

a preparar los caminos y alzar nuestra voz para que,

quienes tienen hambre y sed de justicia

logren experimentarte próximo

y sepan que aquí estás Tú, nuestro Dios.

Amén

ACTO PENITENCIAL

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Baruc, en la primera lectura nos transmite un mensaje lleno de consolación y esperanza.

En la segunda lectura, San Pablo, nos exhorta a crecer en amor fraterno a fin de que estemos más preparados para la venida de Cristo.

En el Evangelio, San Lucas nos presenta a Juan el Bautista con su vibrante llamado a un cambio radical, nos exhorta a prepararle el camino al Señor.

Escuchemos con atención.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Salgamos al encuentro del Señor, que se acerca a nosotros, y presentémosle confiados nuestra plegaria diciendo:

“CONVIÉRTENOS A TI, SEÑOR”

1.- Por la Iglesia, precursora de Cristo como Juan el Bautista: para que preparemos los caminos del Señor allí donde apenas ha llegado el anuncio de su llegada.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por el Papa Francisco, nuestro Obispo Lino y nuestros sacerdotes. Para que nunca se cansen de invitarnos a mejorar y juntos construyamos una Iglesia más acogedora.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por los pueblos, las naciones, por los gobernantes de todo el mundo. Para que entiendan que solamente en la reconciliación, el perdón y el amor puede llegar la paz que tanto ansiamos.

                                       ROGUEMOS AL SEÑOR AL SEÑOR                                                                                                                          

4.-Por todos los misioneros y misioneras distribuidos por todo el mundo que son capaces de entregar su vida al servicio de los demás. Para que el mensaje que anuncian llegue a todos.

                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

5.-  Por los jóvenes que hoy han recibido el Bautismo y comulgarán por vez primera. Para que ese acercamiento a Jesús les haga más comprometidos.

                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

Señor Dios, que llamas a los humildes al esplendor de tu Reino, endereza nuestro camino hacia ti y abaja los montes elevados de nuestra soberbia, para que celebremos con fe ardiente la venida de Jesucristo, tu Hijo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

VELAS

Acepta, Señor, estas velas, signo de la fe que guía nuestra vida. La fe en tu hijo Jesús. Haz que nos dejemos guiar siempre por él.

SEGUIMOS ARMANDO NUESTRO PESEBRE MIENTRAS CAMINAMOS HACIA LA NAVIDAD:

JOSÉ Y MARÍA

José, el hombre justo y fiel, cuidará de María y de Jesús. Es claro modelo de padre que se entrega a Dios a través del cuidado de su familia.

María, mujer joven, de un pueblo insignificante, es elegida para ser Madre de Dios. Pero Dios pide permiso a María y ella sabe decir SI.

CRUCES

Recibe, Señor, estas cruces, signo de tu amor por nosotros. Ayúdanos a ser testigos de ese amor.

ESTAMPAS

Recibe, Señor, estos recuerdos, para que al contemplarlos nunca olvidemos a quien estamos siguiendo.

PAN Y VINO.

Con el PAN Y EL VINO, ofrecemos al Señor nuestra fragilidad para que él la convierta en amor a los demás.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Cristo es el mejor regalo que podemos recibir, acerquémonos con el corazón dispuesto a permitirle habitar en nosotros y pidámosle que haga posible la conversión de nuestro corazón.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

¡Ven, Señor, no te demores!

Estamos cansados de tantas promesas falsas.

A cada momento nos asaltan dudas,

incertidumbres, fracasos, bofetadas,

traiciones, desencuentros, engaños.

 

¡Ven, Señor, y endereza nuestros caminos!

Haznos buscar un desierto en el que hablarte,

un desierto en el que encontrarte,

un desierto en el que buscarte,

un desierto en el cual poder escucharte.

 

¡Ven, Señor, y allana nuestros senderos!

Rebaja nuestro orgullo, para conquistarte con humildad

Alisa nuestra dispersión, para quererte sólo a Ti

¡Ven, Señor, y acelera tu llegada!

Amén

DESPEDIDA

Compartir este post
Repost0
29 noviembre 2015 7 29 /11 /noviembre /2015 10:19

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos, hermanos y hermanas, a la Eucaristía del primer Domingo de Adviento, con él iniciamos el nuevo Año Litúrgico.

¡Bienvenido sea el Adviento!  Tiempo de esperanza, de días que nos conducirán a la Navidad. En este tiempo santo, hemos de preparar nuestras vidas y nuestros corazones, nuestra parroquia y nuestras familias, a la llegada del Señor.

Tenemos que vigilar en oración para recibirle cuando venga, para que el Nacimiento de Jesús en Belén sea para nosotros la mejor noticia y la gran celebración de los próximos días. EL NIÑO ES UN REGALO DE DIOS ¡AYÚDALE  A VIVIR!

Nos ponemos de pie deseando que Dios venga a nuestra vida y cantamos.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

CORONA DE ADVIENTO

La Corona de Adviento será bendecida.  Su color verde nos habla de la esperanza, de la vida que hemos de tener todos los creyentes que anhelamos la llegada del Salvador. Las velas, que en cada domingo iremos encendiendo, simbolizan la luz de Cristo que viene a nuestro encuentro y que se imponen sobre la oscuridad del mundo.

(Un niño u otra persona enciende la primera vela, al mismo tiempo que se lee esta oración o se canta algo apropiado a la corona).

ORACION DEL ENCENDIDO DE LA PRIMERA VELA

 

Encendemos, Señor, esta luz,

como aquel que enciende su lámpara

para salir en la noche, al encuentro del amigo que ya viene.

En esta primera semana del Adviento

queremos levantarnos para esperarte preparados,

para recibirte con alegría.

Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen.

Queremos estar despiertos y vigilantes,

porque tú nos traes la luz más clara,

la paz más profunda, y la alegría más verdadera.

¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven, Señor Jesús!

Amén.

GLORIA

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

ENTRONIZACION DEL LIBRO DEL CICLO “C

Hemos concluido hermanos, un año litúrgico correspondiente al ciclo “B” con el Evangelio de San Marcos.

Hoy comenzamos un NUEVO AÑO LITÚRGICO, ciclo “C”  y es SAN LUCAS quien con su EVANGELIO nos va a servir de guía en nuestro intento de llegar a Jesús, y así, caminando con Él, y bajo su luz, logremos la vida que Dios quiere para toda la humanidad.

Recibamos en procesión solemne el nuevo Leccionario que durante este Año Litúrgico vamos a escuchar.

Cantamos.

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

El Profeta Jeremías en la primera lectura,  anuncia las acciones liberadoras de Dios a través de un descendiente de David.

En la segunda lectura, Las palabras de Pablo son una clara exhortación para nuestra manera de vivir cada día.

 San Lucas, el evangelista de este nuevo año litúrgico, nos invita a contemplar

la última venida de Jesús. Él es nuestro Salvador, que viene a liberarnos.

Escuchemos con atención.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Presentemos nuestras plegarias a Jesús que viene a nuestro encuentro, en este tiempo litúrgico de Adviento, diciendo todos:

 ¡VEN, VEN, SEÑOR JESÚS!

1.- Por cuantos formamos la Iglesia,  para que hagamos del Adviento un tiempo de acogida, de cercanía, de búsqueda del bien, de la paz y de la justicia para todos.                                                                                   

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por todos los pueblos de la tierra y de un modo especial por los que sufren los horrores del hambre, la guerra o el terrorismo. Para que todo el mundo pueda vivir en paz y fraternidad.

                                                                                        ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por los pobres, enfermos, abandonados, sin techo, sin trabajo, para que veamos ellos al mismo Cristo que hoy viene a nuestro encuentro, y lo recibamos, en ellos.

                                                                                        ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por las mujeres maltratadas. Para que termine esta lacra machista y sientan siempre nuestro apoyo y colaboración.

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por el viaje del Papa a África, continente tan maltratado, para que su mensaje de paz irradie el corazón de todos.

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR                                                                           

Padre nuestro, escucha la plegaria de tu pueblo y no permitas que nos desviemos de tu camino, para que vivamos siempre en vela, aguardando la venida de tu Hijo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

Preparemos juntos nuestro pesebre.

BUEY Y ASNO

            El buey nos evoca las tareas de labranza, representa el duro trabajo humano, el pesado yugo del trabajo que el Mesías viene a compartir con los hombres.

            El asno, con su mansedumbre, nos invita a pensar que este niño, arropado entre pajas y heno, al calor de los animales, no es un monarca terreno, Cristo es un rey manso, el portador y el creador de la paz.

PAN Y VINO

Presentamos sobre la mesa del altar, el pan y el vino; junto con ellos presentemos también una sincera disposición a vivir en la gozosa y atenta espera del Hijo de Dios, que viene a nuestro encuentro en cada momento de nuestra vida.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Jesús vino al mundo por María, vendrá glorioso al final de los tiempos, pero también viene diariamente a nosotros en la presencia de cada hermano necesitado y en este Pan con que ahora quiere alimentarnos.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR.
Pese a los acontecimientos que, en el mundo,
son presagio de destrucción y desolación.
Me pregunto si, tu venida, ya nunca ocurrirá.
Miro al mundo, y me asusto de lo que acontece en él.

 

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR
Necesito un soplo de tu presencia, la esperanza de tu Palabra.
La seguridad de tus promesas.
La justicia, frente a tanta mediocridad.
Tu verdad, ante tanta mentira.
Tu nacimiento, ante tanta muerte.

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR
Porque, a veces siento, que mis ojos buscan lo efímero,
que mis manos acarician el gusto por las cosas,
que mis pies, prefieren los caminos fáciles.
Siento el cansancio de la espera.

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR
Y, sólo así, la angustia se convertirá en paz,
la tristeza en alegría, el llanto, en gozo por tu venida al mundo.
¡VEN, Y SÁLVANOS!

Amén

DESPEDIDA

MISA CON NIÑOS. 11’30AM

 

 

MONICIÓN DE ENTRADA

Bienvenidos, hermanos y hermanas, a la Eucaristía del primer Domingo de Adviento, con él iniciamos el nuevo Año Litúrgico.

¡Bienvenido sea el Adviento!  Tiempo de esperanza, de días que nos conducirán a la Navidad. En este tiempo santo, hemos de preparar nuestras vidas y nuestros corazones, nuestra parroquia y nuestras familias, a la llegada del Señor.

EL NIÑO ES UN REGALO DE DIOS ¡AYÚDALE  A VIVIR!

Nos ponemos de pie deseando que Dios venga a nuestra vida y cantamos.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

CORONA DE ADVIENTO

La Corona de Adviento será bendecida.  Su color verde nos habla de la esperanza, de la vida que hemos de tener todos los creyentes que anhelamos la llegada del Salvador. Las velas, que en cada domingo iremos encendiendo, simbolizan la luz de Cristo que viene a nuestro encuentro y que se imponen sobre la oscuridad del mundo.

(Un niño u otra persona enciende la primera vela, al mismo tiempo que se lee esta oración o se canta algo apropiado a la corona).

ORACION DEL ENCENDIDO DE LA PRIMERA VELA

 

Encendemos, Señor, esta luz,

como aquel que enciende su lámpara

para salir en la noche, al encuentro del amigo que ya viene.

En esta primera semana del Adviento

queremos levantarnos para esperarte preparados,

para recibirte con alegría.

Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen.

Queremos estar despiertos y vigilantes,

porque tú nos traes la luz más clara,

la paz más profunda, y la alegría más verdadera.

¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven, Señor Jesús!

 

Amén.

LITURGIA DE LA PALABRA

ENTRONIZACION DEL LIBRO DEL CICLO “C

Hemos concluido hermanos, un año litúrgico correspondiente al ciclo “B” con el Evangelio de San Marcos.

Hoy comenzamos un NUEVO AÑO LITÚRGICO, ciclo “C”  y es SAN LUCAS quien con su EVANGELIO nos va a servir de guía en nuestro intento de llegar a Jesús, y así, caminando con Él, y bajo su luz, logremos la vida que Dios quiere para toda la humanidad.

Recibamos en procesión solemne el nuevo Leccionario que durante este Año Litúrgico vamos a escuchar.

Cantamos.

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Escuchemos con mucha atención la Palabra de Dios.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

Preparemos juntos nuestro pesebre.

BUEY Y ASNO

            El buey nos evoca las tareas de labranza, representa el duro trabajo humano, el pesado yugo del trabajo que el Mesías viene a compartir con los hombres.

            El asno, con su mansedumbre, nos invita a pensar que este niño, arropado entre pajas y heno, al calor de los animales, no es un monarca terreno, Cristo es un rey manso, el portador y el creador de la paz.

PAN Y VINO

Presentamos sobre la mesa del altar, el pan y el vino; junto con ellos presentemos también una sincera disposición a vivir en la gozosa y atenta espera del Hijo de Dios, que viene a nuestro encuentro en cada momento de nuestra vida.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Jesús vino al mundo por María, vendrá glorioso al final de los tiempos, pero también viene diariamente a nosotros en la presencia de cada hermano necesitado y en este Pan con que ahora quiere alimentarnos.

PLEGARIA UNIVERSAL

Presentemos nuestras plegarias a Jesús que viene a nuestro encuentro, en este tiempo litúrgico de Adviento, diciendo todos:

 ¡VEN, VEN, SEÑOR JESÚS!

1.- Por cuantos formamos la Iglesia,  para que hagamos del Adviento un tiempo de acogida, de cercanía, de búsqueda del bien, de la paz y de la justicia para todos.                                                                                    

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por todos los pueblos de la tierra y de un modo especial por los que sufren los horrores del hambre, la guerra o el terrorismo. Para que todo el mundo pueda vivir en paz y fraternidad.

                                                                                        ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por las mujeres maltratadas. Para que termine esta lacra machista y sientan siempre nuestro apoyo y colaboración.

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por el viaje del Papa a África, continente tan maltratado, para que su mensaje de paz irradie el corazón de todos.

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR                                                                        

Padre nuestro, escucha la plegaria de tu pueblo y no permitas que nos desviemos de tu camino, para que vivamos siempre en vela, aguardando la venida de tu Hijo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR.
Pese a los acontecimientos que, en el mundo,
son presagio de destrucción y desolación.
Me pregunto si, tu venida, ya nunca ocurrirá.
Miro al mundo, y me asusto de lo que acontece en él.

 

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR
Necesito un soplo de tu presencia, la esperanza de tu Palabra.
La seguridad de tus promesas.
La justicia, frente a tanta mediocridad.
Tu verdad, ante tanta mentira.
Tu nacimiento, ante tanta muerte.
¡VEN, Y SÁLVANOS!

Amén

DESPEDIDA

Compartir este post
Repost0
20 noviembre 2015 5 20 /11 /noviembre /2015 10:48

MONICIÓN DE ENTRADA

¡Muy buenos días (noches) hermanos y hermanas! Seamos bienvenidos a nuestra muy especial celebración. Hoy no solo concluye este año litúrgico -ciclo B- sino que, además, celebramos una singular Solemnidad: JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO.

Hoy contemplamos al que es nuestro Señor, al que es el centro y el sentido de todo la historia de la humanidad. Jesús es un Rey al servicio de los pobres, que da su vida por amor. Él quiere tener parte en nuestros corazones y, desde ellos, dirigir nuestra existencia en libertad, amor y verdad.

Dejemos que su mensaje reine en nuestras vidas. Nos ponemos de pie y cantamos.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

GLORIA

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

La primera lectura nos describe una visión del profeta Daniel,  en la que se alienta al Pueblo ante la inminente venida de un Salvador.

El libro del Apocalipsis, que es la segunda lectura, proclama la gloria y el poder de Jesús, el Soberano de todos los reyes de la tierra, el todopoderoso que vendrá.

Escucharemos en el Evangelio un fragmento de la Pasión según San Juan, en el que Jesús se proclama Rey ante Pilato. También nos dirá cómo es su reino.

Escuchemos estas lecturas con atención.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Por medio de Cristo, Rey del universo, presentemos a Dios Padre las necesidades de la Iglesia y del mundo.

A cada petición diremos:

¡CRISTO, REY DEL UNIVERSO, ESCÚCHANOS!

1.- Para que Cristo, Rey del universo, que ha salvado al mundo con la cruz, haga de su Iglesia un signo de salvación en medio de los hombres.

                                                                                        ROGUEMOS AL SEÑOR
2.- Por todos  los líderes del mundo,  para que uniendo esfuerzos y volviendo su mirada a Cristo, encuentren la forma de salir de esta situación de crisis, guerras, huelgas, violencia de todos los tipos, lo que trae desesperación y dolor a las familias.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por los hambrientos, inmigrantes, enfermos, encarcelados y maltratados, para que encuentren cristianos dispuestos a atenderlos con amor por ver a Cristo en ellos, aliviando así sus sufrimientos.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por los jóvenes, para que no tengan miedo de escuchar y seguir el llamado de Jesucristo, el amigo siempre fiel y puedan surgir de entre nosotros vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por los que no conocen el Evangelio del Reino. Para que no pierdan la luz de la Resurrección y vuelvan a seguir los pasos de Cristo y reaviven su fe en la Iglesia que acoge y perdona.

                                                                                                 ROGUEMOS AL SEÑOR

Escucha, Padre, las súplicas que te dirigimos por medio de tu Hijo Jesucristo y derrama tu amor y tu misericordia sobre todo el Universo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Con el pan y el vino, queremos dar gracias a Dios porque, su reino, siempre nos trae el alimento necesario para vivir como personas y como cristianos. Que nunca nos falte el pan de la Eucaristía.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Felices somos si Jesucristo es el rey y señor de nuestros corazones. Él se ha quedado con nosotros para fortalecer nuestro caminar. Entremos en unión con Él para que Él habite en nosotros.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

Padre Nuestro que estás y reinas en el Cielo,

que estás también, y quieres reinar en la tierra:

Ayúdanos a ser y vivir como hermanos,

que tu nombre sea bendito, santificado y respetado.

Que todos te conozcan,

y que nosotros te demos a conocer en nuestro mundo.

 

Que venga tu Reino,

que llegue la justicia, la solidaridad y la paz,

que se derrumben los muros y caigan las fronteras,

que se acaben las desigualdades: ni ricos ni pobres;

que nadie muera de hambre, ni de sed, ni de odio,

que nadie sea explotado, oprimido, escarnecido,

que nadie sea, excluido, marginado, discriminado.

 

Que anticipemos ya en el suelo,

el Reino de Solidaridad que hay en el Cielo.

Amén.

DESPEDIDA

MISA CON NIÑOS. 11’30AM

 

 

MONICIÓN DE ENTRADA

¡Muy buenos días hermanos y hermanas!

Hoy contemplamos al que es nuestro Señor, al que es el centro y el sentido de todo la historia de la humanidad. Jesús es un Rey al servicio de los pobres, que da su vida por amor.

Dejemos que su mensaje reine en nuestras vidas. Nos ponemos de pie y cantamos.

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Escuchemos con mucha atención la Palabra de Dios para así hacerla parte de nuestra vida.

                                                                  LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Con el pan y el vino, queremos dar gracias a Dios porque, su reino, siempre nos trae el alimento necesario para vivir como personas y como cristianos. Que nunca nos falte el pan de la Eucaristía.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Felices somos si Jesucristo es el rey y señor de nuestros corazones. Él se ha quedado con nosotros para fortalecer nuestro caminar. Entremos en unión con Él para que Él habite en nosotros.

PLEGARIA UNIVERSAL

 

Por medio de Cristo, Rey del universo, presentemos a Dios Padre las necesidades de la Iglesia y del mundo.

A cada petición diremos:

¡CRISTO, REY DEL UNIVERSO, ESCÚCHANOS!

 

1.- Para que Cristo, Rey del universo, que ha salvado al mundo con su amor, haga de su Iglesia un signo de salvación en medio de los hombres.

                                                                                        ROGUEMOS AL SEÑOR
2.- Por todos  los líderes del mundo,  para que uniendo esfuerzos y volviendo su mirada a Cristo, encuentren la forma de salir de esta situación de crisis, guerras, huelgas, violencia de todos los tipos, lo que trae desesperación y dolor a las familias.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por los hambrientos, inmigrantes, enfermos, encarcelados y maltratados, para que encuentren cristianos dispuestos a atenderlos con amor por ver a Cristo en ellos, aliviando así sus sufrimientos.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por los jóvenes, para que no tengan miedo de escuchar y seguir el llamado de Jesucristo, el amigo siempre fiel y puedan surgir de entre nosotros vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

Escucha, Padre, las súplicas que te dirigimos por medio de tu Hijo Jesucristo y derrama tu amor y tu misericordia sobre todo el Universo. Por Jesucristo, nuestro Señor.

          (ACCIÓN DE GRACIAS)

Padre Nuestro que estás y reinas en el Cielo,

que estás también, y quieres reinar en la tierra:

Ayúdanos a ser y vivir como hermanos.

 

Que venga tu Reino,

que llegue la justicia, la solidaridad y la paz,

que se derrumben los muros y caigan las fronteras,

que se acaben las desigualdades: ni ricos ni pobres;

que nadie muera de hambre, ni de sed, ni de odio,

que nadie sea explotado, oprimido, escarnecido,

que nadie sea, excluido, marginado, discriminado.

                                                                                  Amén.
DESPEDIDA

Compartir este post
Repost0
14 noviembre 2015 6 14 /11 /noviembre /2015 08:39

MONICIÓN DE ENTRADA

Queridos hermanos y hermanas, bienvenidos  a la celebración de la Eucaristía en este penúltimo Domingo del año litúrgico.

El Señor nos ha concedido recorrer una vez más, este camino de fe en la gran familia espiritual de la Iglesia. Dios nos conceda crecer en la esperanza de una vida eterna y feliz, estemos  alerta, vigilantes y disfrutando nuestra fe.  Que nos regale la gracia  de la perseverancia en nuestra fidelidad a Él y a la Iglesia.

Nos ponemos de pie y alegres cantemos.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

GLORIA

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

En la primera lectura, las palabras del profeta Daniel, son una llamada a la esperanza a todos los que se sienten perseguidos por causa de la justicia o por su fe.

En la Carta a los Hebreos es exaltada la figura de Cristo, el Sumo Sacerdote, cuyo sacrificio nos ha redimido una vez para siempre.

San Marcos en el evangelio, nos anuncia el final de los tiempos y la venida última de Cristo y nos exhorta a la espera vigilante.

Escuchemos con profunda atención.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Oremos con la mayor confianza al Dios de paz y esperanza, que nos espera al final

del camino de la vida, y digamos:

                                              ! SEÑOR, EN TI CONFIAMOS ¡

1.- Por la Iglesia, para que el nuevo Pueblo de Dios proclamemos con confianza y alegría nuestra fe inquebrantable en la vida eterna y en la dimensión eterna de todo lo que hacemos.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por los encargados de velar por la paz en el mundo; para que, a través del diálogo e iniciativas concretas, puedan conseguir, con la ayuda de todos, un mayor progreso hacia una armonía mundial.

                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por las víctimas de la violencia y el terrorismo, especialmente en Francia: para que el dolor no se convierta en odio y todos trabajemos por construir un mundo de verdadera paz

                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por los que temen a la muerte, a la edad avanzada, o a los problemas y sufrimientos de la vida, por la gente desalentada o desesperada, para que aprendan a confiar en Dios y nosotros sepamos apoyarles y estar a su lado.

                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Para que el Señor conceda a nuestra Iglesia jóvenes que se consagren totalmente a Él en la vida sacerdotal y religiosa,

                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

6.- Por la Misión Evangelizadora de nuestra Parroquia en la Comunidad Virgen de Guadalupe de la cuarta zona, para que Dios abra los corazones y los caminos a la buena nueva del Evangelio.                                                                                                                                                                                                       

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

Señor, Dios de la vida y de la muerte, no sabemos la hora de tu venida, pero estamos seguros de que tu amor no nos va a fallar. Haz que siempre estemos atentos y en vela para recibir a tu Hijo Jesús. PJNS

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

Todo lo que somos y tenemos, Dios, Creador y Padre nos lo da para construir un mundo acorde a su plan de amor y salvación universal. Con el pan y el vino presentemos nuestro compromiso: ¡Cuenta con nosotros, Señor!

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Recién dijimos: ¡Señor, cuenta con nosotros para construir un mundo nuevo! Él viene ahora en el pan para desmalezar y arar su viña con nosotros, para sembrar el buen trigo, espantar a los cizañeros y eliminar las plagas, para limpiar y regar. Un día enviará a sus ángeles a cosechar.

                                                             (ACCIÓN DE GRACIAS)

 

Quédate con nosotros, Señor,
cuando llega la noche y el sol se acuesta.

Quédate con nosotros y con nuestros hermanos. 
Quédate con nosotros en la noche de nuestro día,
al atardecer de la vida, al anochecer del mundo.

Quédate con nosotros con tu amor y ternura, 
con tu palabra y tus sacramentos,
con tu consuelo y bendición.

Quédate con nosotros cuando llega a nosotros
la noche de la aflicción y del temor,
la noche de la duda y de la tentación, 
la noche de la muerte dolorosa.

Quédate con nosotros y con todos los que son tuyos
en tiempo y eternidad.  

Amén.

DESPEDIDA

 

MISA CON NIÑOS. 11’30AM

 

 

MONICIÓN DE ENTRADA

Queridos hermanos y hermanas, bienvenidos  a la celebración de la Eucaristía.

El Señor nos ha concedido recorrer una vez más, este camino de fe en la gran familia espiritual de la Iglesia. Que nos regale la gracia  de la perseverancia en nuestra fidelidad a Él y a la Iglesia.

Nos ponemos de pie y alegres cantemos.

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Escuchemos ahora, con mucha atención, la Palabra que Dios nos quiere dirigir.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

Todo lo que somos y tenemos, Dios, Creador y Padre nos lo da para construir un mundo acorde a su plan de amor y salvación universal. Con el pan y el vino presentemos nuestro compromiso: ¡Cuenta con nosotros, Señor!

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Recién dijimos: ¡Señor, cuenta con nosotros para construir un mundo nuevo! Él viene ahora en el pan para desmalezar y arar su viña con nosotros, para sembrar el buen trigo, espantar a los cizañeros y eliminar las plagas, para limpiar y regar. Un día enviará a sus ángeles a cosechar.

PLEGARIA UNIVERSAL

Oremos con la mayor confianza al Dios de paz y esperanza, que nos espera al final

del camino de la vida, y digamos:

! SEÑOR, EN TI CONFIAMOS ¡

1.- Por la Iglesia, para que el nuevo Pueblo de Dios proclamemos con confianza y alegría nuestra fe inquebrantable en la vida eterna y en la dimensión eterna de todo lo que hacemos.

                                                                       ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por los encargados de velar por la paz en el mundo; para que, a través del diálogo e iniciativas concretas, puedan conseguir, con la ayuda de todos, un mayor progreso hacia una armonía mundial. 

                                                                       ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por las víctimas de la violencia y el terrorismo, especialmente en Francia: para que el dolor no se convierta en odio y todos trabajemos por construir un mundo de verdadera paz

                                                                      ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Para que el Señor conceda a nuestra Iglesia jóvenes que se consagren totalmente a Él en la vida sacerdotal y religiosa.

                                                                       ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por la Misión Evangelizadora de nuestra Parroquia en la Comunidad Virgen de Guadalupe de la cuarta zona, para que Dios abra los corazones y los caminos a la buena nueva del Evangelio.

                                                                       ROGUEMOS AL SEÑOR

Señor, Dios de la vida y de la muerte, no sabemos la hora de tu venida, pero estamos seguros de que tu amor no nos va a fallar. Haz que siempre estemos atentos y en vela para recibir a tu Hijo Jesús. PJNS

                                                                (ACCIÓN DE GRACIAS)

 

Quédate con nosotros, Señor,
cuando llega la noche y el sol se acuesta.

Quédate con nosotros y con nuestros hermanos. 
Quédate con nosotros en la noche de nuestro día,
al atardecer de la vida, al anochecer del mundo.

Quédate con nosotros con tu amor y ternura, 
con tu palabra y tus sacramentos,
con tu consuelo y bendición.

Amén.

 

Compartir este post
Repost0
7 noviembre 2015 6 07 /11 /noviembre /2015 10:30

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanas y hermanos, buenos días (noches). Bienvenidos a la celebración de la Eucaristía en este Trigésimo Segundo Domingo del tiempo ordinario.

Estamos terminando el Año Litúrgico. Hoy el Señor nos invitará a darle lo mejor de nosotros mismos. Espera de nosotros algo más, que nos cueste de veras. Algo que demuestre que somos suyos y que Él es importante para nosotros. Dejemos que la Palabra de hoy nos cuestione, que el Espíritu ilumine las tinieblas de nuestro egoísmo, nos libre de nuestras ataduras y nos enriquezca.

Nos ponemos de pie y cantamos.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

GLORIA

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

El libro de los Reyes, nos narra la historia de un acto generoso y de plena confianza en que Dios  proveerá. 

La segunda lectura, es un extraordinario canto a la condición de Cristo como Sumo sacerdote, como víctima única y como altar divino para el perdón de los pecados. Es nuestro salvador y nuestro intercesor ante Dios Padre.

En el evangelio, veremos cómo Jesús mira el corazón y no la apariencia. Esta mirada la pone en nuestras acciones, invitándonos a compartir de corazón y no de lo que nos sobra.

Escuchemos atentamente.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Cristo nos invita hoy a la entrega total, se trata de trabajar en el Reino a tiempo completo. Dar todo lo nuestro, ser generosos con todos. A cada petición diremos: 

                                                 ¡DANOS UN CORAZÓN GENEROSO, SEÑOR!

1.- Por la Iglesia, para que cumplamos con gozo nuestra misión de anunciar el Evangelio, con decisión, generosidad y perseverancia.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por todas las naciones de la tierra, para que olvidando rencillas y divisiones, florezca en ellas el deseo de convivencia pacífica, colaborando unos con otros.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por los viven con necesidad material, de salud, espiritual, moral, para que sean atendidos por las manos generosas de todos los que les rodean.                                                                                             

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por todos los que trabajan atendiendo a los demás, en hospitales, comedores sociales, Cáritas; para que Dios premie su generosidad y nunca se acabe la harina de la orza, ni el aceite de la alcuza.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por la misión parroquial del próximo domingo. Para que el salir de nuestra comodidad e ir al encuentro de los demás nos ayude a vivir una fe más auténtica.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR                                                                                                                                                                            

Padre, sabemos que nos amas y cuidas de nosotros con la ternura de una madre. Te confiamos todos nuestros afanes y preocupaciones. Haz que como Tú, también nosotros sepamos ser generosos con los demás. PJNS.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

CORAZÓN

Traemos hasta el altar este gran CORAZON. En él queremos reflejar lo que nunca olvidamos: que lo más grande que tenemos es el amor a Dios y el amor que Dios nos tiene.

PAN Y VINO

Señor, junto a estos signos de pan y vino, traemos a tu altar lo mejor de lo que somos y tenemos. Que sepamos compartir no lo que nos sobra, sino más bien lo poco  que poseemos para vivir, dar lo mejor de nosotros mismos y responder generosamente a su voz.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Jesús elogió a aquella pobre viuda, porque fue la única capaz de darse ella misma. Participando del Cuerpo de Cristo, recibiremos el estímulo que nos anime a entregarnos sin miedo, al servicio de Dios y de nuestros hermanos

                                                                   (ACCIÓN DE GRACIAS)

 

Gracias, Señor, por esta comunión

y también por quedarte a nuestro lado moviendo nuestro corazón hacia el amor.

 

Gracias por tantas cosas que rodean nuestra vida.

Danos un corazón generoso para compartirlas con los que carecen de ellas. 

 Haznos desprendidos.

Ayúdanos a gastar nuestra vida por los más desfavorecidos,

 en vez de ambicionar honores y reconocimientos sociales.

 

Gracias, Señor, por el amor y la esperanza que nos das,

pues con claridad nos dices que,

gastar la vida por los demás, con amor,

es el camino seguro para encontrarte a Tí,

que eres el Amor.

 

MISA CON NIÑOS. 11’30AM

 

 

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanas y hermanos, buenos días. Bienvenidos a la celebración de la Eucaristía.

Estamos terminando el Año Litúrgico. Hoy el Señor nos invitará a darle lo mejor de nosotros mismos. Espera de nosotros algo más, que demuestre que somos suyos y que Él es importante para nosotros. Dejemos que la Palabra de hoy nos cuestione.

Nos ponemos de pie y cantamos.

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Escuchemos que es lo que Dios nos enseña hoy a través de su Palabra.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

CORAZÓN

Traemos hasta el altar este gran CORAZON. En él queremos reflejar lo que nunca olvidamos: que lo más grande que tenemos es el amor a Dios y el amor que Dios nos tiene.

PAN Y VINO

Señor, junto a estos signos de pan y vino, traemos a tu altar lo mejor de lo que somos y tenemos. Que sepamos compartir no lo que nos sobra, sino más bien lo poco  que poseemos para vivir, dar lo mejor de nosotros mismos y responder generosamente a su voz.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Jesús elogió a aquella pobre viuda, porque fue la única capaz de darse ella misma. Participando del Cuerpo de Cristo, recibiremos el estímulo que nos anime a entregarnos sin miedo, al servicio de Dios y de nuestros hermanos

PLEGARIA UNIVERSAL

Cristo nos invita hoy a la entrega total, se trata de trabajar en el Reino a tiempo completo. Dar todo lo nuestro, ser generosos con todos. A cada petición diremos: 

¡DANOS UN CORAZÓN GENEROSO, SEÑOR!

1.- Por la Iglesia, para que cumplamos con gozo nuestra misión de anunciar el Evangelio, con decisión, generosidad y perseverancia

                                                                                           ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por todas las naciones de la tierra, para que olvidando rencillas y divisiones, florezca en ellas el deseo de convivencia pacífica, colaborando unos con otros.

                                                                                           ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por los viven con necesidad material, de salud, espiritual, moral, para que sean atendidos por las manos generosas de todos los que les rodean.                                                                                          

                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por la misión parroquial del próximo domingo. Para que el salir de nuestra comodidad e ir al encuentro de los demás nos ayude a vivir una fe más auténtica.

                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR                                                                                                                                                                             

Padre, sabemos que nos amas y cuidas de nosotros con la ternura de una madre. Te confiamos todos nuestros afanes y preocupaciones. Haz que como Tú, también nosotros sepamos ser generosos con los demás. PJNS.

                                                                        (ACCIÓN DE GRACIAS)

                                      Gracias, Señor, por tantas cosas que rodean nuestra vida.

Danos un corazón generoso para compartirlas con los que carecen de ellas. 

 Haznos desprendidos.

Ayúdanos a gastar nuestra vida por los más desfavorecidos,

 en vez de ambicionar honores y reconocimientos sociales.

Compartir este post
Repost0
30 octubre 2015 5 30 /10 /octubre /2015 21:05

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenos días (noches) hermanos y hermanas en el Dios de la vida.

Celebramos hoy la Solemnidad de Todos los Santos, vamos a festejar a esas personas que ya están contemplando plenamente el rostro del Padre, porque supieron trazar su vida sirviendo a Dios y a sus hermanos. Que esa sea una llamada intensa a cada uno de nosotros, para que el testimonio de los Santos nos impulse a ser fieles a Jesús y a su Evangelio.

Este mes nos acompaña el lema: HERMANAS Y TESTIGOS PARA UN MUNDO NUEVO.

Nos ponemos de pie y cantamos.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

GLORIA

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

La visión que narra el Apocalipsis en la primera lectura, es el ideal cristiano.  Un mundo sin fronteras, ni divisiones, donde todos somos hermanos, hijos de Dios al que alaban y que se sienten redimidos por Cristo.

En la segunda lectura, San Juan nos recuerda que somos hijos de Dios y estamos llamados a ser como Él, si seguimos el modelo que Jesús nos dejó.

En el evangelio, Jesús nos ofrece el camino de la felicidad presentándonos su estilo de vida, inspiración perfecta y exigente de una vida cristiana.

Escuchemos con fiel atención

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Reunidos en la Asamblea Santa de los llamados al Reino Eterno, y recordando a nuestros hermanos que han llegado a la Gloria del Cielo, presentémosle al Padre los dolores y las necesidades de todos los hombres.

A cada petición diremos:

¡SANTIFÍCANOS EN TU AMOR, SEÑOR!

1.- Por todos los que formamos la Iglesia, para que viviendo el espíritu de las bienaventuranzas, seamos ante el mundo imagen de la nueva humanidad.

ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por el Papa Francisco: para que el Espíritu Santo continúe asistiendo su testimonio de vida, y su mensaje siga transformando a las personas y las estructuras sociales de los pueblos.

                                                                                              ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por los que no tienen valor para romper con el pecado, y por los que no se atreven a comprometerse a seguir el evangelio de Cristo, para que los santos les inspiren a ellos y también a nosotros. 

                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por las familias cristianas. Para que sean espacios donde los grandes y los pequeños puedan descubrir su vocación a la santidad.

                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por todos nosotros, para que la celebración de esta fiesta nos haga anhelar con más intensidad la Casa del Padre y trabajemos con más ilusión en propagar su Reino.                                                                                            

                                                                                              ROGUEMOS AL SEÑOR,                                                                                                                                                                                                                                                                    

Padre, atiende estas plegarias que te presentamos y ayúdanos a vivir cada vez más de cerca el espíritu de las bienaventuranzas. Te lo pedimos por Jesucristo que contigo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Presentamos el pan que será alimento de Vida y el vino que será bebida de salvación. Dones humanos que serán para nosotros anticipo del banquete pascual de todos los santos y las santas junto al Señor resucitado.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

En la comunión recibimos el Cuerpo y la Sangre del Señor Resucitado. Él nos dijo: “El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día”.

                                                                   (ACCIÓN DE GRACIAS)

Gracias Señor,

 por quedarte en mí y junto a cada uno de nosotros hecho alimento,

para ayudarnos a recorrer el camino hacia Ti.

 

Gracias por las llamadas que continuamente nos haces a seguirte,

y a testimoniar con nuestra vida el Evangelio,

 a ser cepas que den buenos y abundantes frutos.

 

 Gracias por insistir en las llamadas,

 pese a que nuestras respuestas casi siempre son negativas,

tibias, faltas de coraje y decisión.

 

No te canses Señor.

Ayúdanos con la fuerza de esta comunión

a dejarnos transformar, a dejarnos podar y entrecavar,

para que seamos cepas renovadas,

que cada cosecha dan mejores frutos.

Amén

DESPEDIDA

MISA CON NIÑOS. 11’30AM

 

 

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenos días hermanos y hermanas en el Dios de la vida.

Celebramos hoy la Solemnidad de Todos los Santos, vamos a festejar a esas personas que ya están contemplando plenamente el rostro de Dios.

Este mes nos acompaña el lema: HERMANAS Y TESTIGOS PARA UN MUNDO NUEVO.

Nos ponemos de pie y cantamos.

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Escuchemos con atención la Palabra de Dios. Ella quiere transformar nuestro corazón.

PLEGARIA UNIVERSAL

Reunidos en la Asamblea Santa de los llamados al Reino Eterno, y recordando a nuestros hermanos que han llegado a la Gloria del Cielo, presentémosle al Padre los dolores y las necesidades de todos los hombres. A cada petición diremos:

¡SANTIFÍCANOS EN TU AMOR, SEÑOR!

1.- Por todos los que formamos la Iglesia, para que viviendo el espíritu de las bienaventuranzas, seamos ante el mundo imagen de la nueva humanidad.   

                                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por el Papa Francisco: para que el Espíritu Santo continúe asistiendo su testimonio de vida, y su mensaje siga transformando a las personas y las estructuras sociales de los pueblos.

                                                                                                           ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por las familias cristianas. Para que sean espacios donde los grandes y los pequeños puedan descubrir su vocación a la santidad.

                                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por todos nosotros, para que la celebración de esta fiesta nos haga anhelar con más intensidad la Casa del Padre y trabajemos con más ilusión en propagar su Reino.

                                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

Padre, atiende estas plegarias que te presentamos y ayúdanos a vivir cada vez más de cerca el espíritu de las bienaventuranzas. Te lo pedimos por Jesucristo que contigo vive y reina por los siglos de los siglos. Amén

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Presentamos el pan que será alimento de Vida y el vino que será bebida de salvación. Dones humanos que serán para nosotros anticipo del banquete pascual de todos los santos y las santas junto al Señor resucitado.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

En la comunión recibimos el Cuerpo y la Sangre del Señor Resucitado. Él nos dijo: “El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré en el último día”.

                                                                   (ACCIÓN DE GRACIAS)

Gracias Señor,

 por quedarte en mí y junto a cada uno de nosotros hecho alimento,

para ayudarnos a recorrer el camino hacia Ti.

 

Gracias por las llamadas que continuamente nos haces a seguirte,

y a testimoniar con nuestra vida el Evangelio.

,

 No te canses Señor.

Ayúdanos con la fuerza de esta comunión

a dejarnos transformar, a dejarnos podar y entrecavar,

para que seamos cepas renovadas,

que cada cosecha dan mejores frutos.

Amén

Compartir este post
Repost0
18 octubre 2015 7 18 /10 /octubre /2015 18:18

      7 am. SALIDA PROCESIONAL

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenos días hermanos y hermanas en el Señor.

Sean todos bienvenidos al encuentro con Jesús eucaristía. Él quiere vernos unidos, que formemos una única comunidad de vida y amor. Los que estamos aquí queremos que eso sea real y nos comprometemos a trabajar por la unidad entre todos.

Hoy también tendremos la PROCESIÓN con la IMAGEN DEL SEÑOR DE LOS MILAGROS, pidámosle con ardor que derrame sus Bendiciones por las calles de nuestra comunidad.

Preside esta celebración nuestro Obispo Monseñor Lino Panizza, nuestro Pastor en esta diócesis de Carabayllo.

De pie, entonemos con alegría el canto de entrada para empezar esta Eucaristía.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

GLORIA

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

La primera lectura de hoy es un canto a la alegría, Dios reúne a su pueblo desde los confines más lejanos de la tierra; incluso reúne a las personas cuya fe es débil y vacilante. Porque él es un Dios y Padre salvador.

A continuación, la segunda lectura, es una meditación sobre el sacerdocio de Cristo,  Dios mismo lo ha elegido como nuestro Salvador, Él se ofreció a sí mismo por nuestros pecados.

En el evangelio, Jesús hace que un ciego vea de nuevo. Este hombre ciego es imagen de todo cristiano; tenemos que aprender a ver con ojos de fe para seguir a Jesús.

Escuchemos con fe y atención.                      

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL  

Oremos a Jesús, que restauró la vista del ciego, para que con él sepamos ver las necesidades de nuestros hermanos dondequiera se encuentren. Digamos:

!SEÑOR DE LOS MILAGROS, TEN COMPASIÓN DE NOSOTROS!

1.- Por la Iglesia de Dios,  por el Papa Francisco y nuestro Obispo Lino: para que trabajamos incansablemente por hacer presente el Reino de Dios en nuestro mundo.

                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por los pueblos que viven la ceguera de la guerra, del odio y del rencor, especialmente Siria. Para que encuentren la paz y la alegría del perdón.

                                                                                              ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por la Hermandad del Señor de los Milagros, para que el Señor afiance en cada uno de ellos la fe y el amor y así  puedan ver qué bueno es Ser una familia unida.

                                                                                              ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por quienes, como Bartimeo, caminan por la vida a oscuras, sin fe, sin luz ni esperanza. Para que hallen en Cristo al Salvador que anhelan sus corazones.

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por todos nosotros, para que nos esforcemos por una auténtica conversión personal y comunitaria a fin de que nuestro mundo pueda creer en Jesús, el Señor de los Milagros.

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR 

Escucha, Padre de bondad, estas súplicas que salen de nuestros corazones conmovidos por lo que vemos a nuestro alrededor y concédenos lo que más necesitamos y no nos atrevemos a pedirte. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

VELAS

Acepta Señor, estas velas que iluminarán nuestro camino para que no pasemos de largo cuando veamos alguna necesidad en las personas que nos rodean.

VÍVERES

Señor, existen en nuestra comunidad hermanos que necesitan de nuestra generosidad y solidaridad, por los cuales, presentamos ante tu altar estos víveres. Tú nos lo diste y queremos compartirlos con ellos.

PAN Y VINO

Con el PAN Y EL VINO traemos las ofrendas más queridas a los ojos de Dios. Que nunca nos falte la Eucaristía para que, nuestra ceguera, sea curada por la fe, la Palabra y la Comunión del Cuerpo y Sangre de Cristo.

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

 

 

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Comulgar significa entrar en comunión con Jesús, es decir, comprometerse en ser auténticos discípulos suyos y llevar a la vida su mensaje.  

ACCIÓN DE GRACIAS

Te bendecimos, Padre, porque nos haces ver

que la unidad es fundamento del amor que nos muestra tu Hijo.

Haznos dóciles a tu llamada y perseverantes

en el seguimiento de Jesús.


Haz, Señor de los Milagros, que tu palabra y tu amor despierten nuestra fe,
curando nuestra innata cegara, para poder verlo todo en la vida
con los ojos nuevos que nos da esa fe.
Así podremos seguirlo bajo el impulso y la fuerza de tu ternura,
como hombres y mujeres nuevos, renacidos por tu Espíritu.
Amén.

 

Misa 11’30am con niños.

 

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenos días hermanos y hermanas.

Como cada domingo nos reunimos alrededor del Altar: los ciegos al amor, los agobiados por los problemas de cada día, los necesitados de Dios. Pidámosle al Señor que abra nuestro entendimiento para ver la vida como él nos enseña. De pie, entonemos con alegría el canto de entrada para empezar esta Eucaristía.

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Escuchemos con mucha atención esta Palabra divina que se nos comunica hoy.

PLEGARIA UNIVERSAL

Oremos a Jesús, que restauró la vista del ciego, para que con él sepamos ver las necesidades de nuestros hermanos dondequiera ellos se encuentren. Digamos:

!SEÑOR DE LOS MILAGROS, TEN COMPASIÓN DE NOSOTROS!

1.- Por la Iglesia de Dios,  para que iluminemos a los hombres de toda la tierra,  limpiemos nuestros ojos y veamos con la luz que resplandece en el rostro de Cristo.

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por los pueblos que viven la ceguera de la guerra, del odio y del rencor, especialmente Siria. Para que encuentren la paz y la alegría del perdón.

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por la Hermandad del Señor de los Milagros, para que el Señor afiance en cada uno de ellos la fe y el amor y así  puedan ver qué bueno es Ser Tu Pueblo.

                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por quienes, como Bartimeo, caminan por la vida a oscuras, sin fe, sin luz ni esperanza. Para que hallen en Cristo al Salvador que anhelan sus corazones.

                                                                                                   ROGUEMOS AL SEÑOR 

Escucha, Padre de bondad, estas súplicas que salen de nuestros corazones conmovidos por lo que vemos a nuestro alrededor y concédenos lo que más necesitamos y no nos atrevemos a pedirte. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Con el PAN Y EL VINO traemos las ofrendas más queridas a los ojos de Dios. Que nunca nos falte la Eucaristía para que, nuestra ceguera, sea curada por la fe, la Palabra y la Comunión del Cuerpo y Sangre de Cristo.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Comulgar implica querer seguir con nuestra manera de vivir a Jesús. Acerquemos a coger las fuerzas para el camino.

ACCIÓN DE GRACIAS

Haz, Señor de los Milagros, que tu palabra y tu amor despierten nuestra fe,
curando nuestra innata cegara, para poder verlo todo en la vida
con los ojos nuevos que nos da esa fe: los criterios de Jesús.
Así podremos seguirlo bajo el impulso y la fuerza de tu ternura,
como hombres y mujeres nuevos, renacidos por tu Espíritu.
Amén.

 

GUIA LITURGICA CORRESPONDIENTE AL 25 OCTUBRE DEL 2015
XXX DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO – CICLO B
MISA 7PM

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenas noches, hermanos y hermanas.

Como cada domingo nos reunimos alrededor del Altar: los ciegos al amor, los agobiados por los problemas de cada día, los necesitados de Dios. Estamos aquí porque nos urge hablar con el Señor. A Él también le urge hablarnos. Presentémosle  nuestra debilidad y dejémonos sanar por Él.

De pie, entonemos con alegría el canto de entrada para empezar esta Eucaristía.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

GLORIA

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

La primera lectura de hoy es un canto a la alegría, Dios reúne a su pueblo desde los confines más lejanos de la tierra; incluso reúne a las personas cuya fe es débil y vacilante. Porque él es un Dios y Padre salvador.

A continuación, la segunda lectura, es una meditación sobre el sacerdocio de Cristo,  Dios mismo lo ha elegido como nuestro Salvador, Él se ofreció a sí mismo por nuestros pecados.

En el evangelio, Jesús hace que un ciego vea de nuevo. Este hombre ciego es imagen de todo cristiano; tenemos que aprender a ver con ojos de fe para seguir a Jesús.

Escuchemos con fe y atención.                     

HOMILÍA

CREDO

 

PLEGARIA UNIVERSAL

Oremos a Jesús, que restauró la vista del ciego, para que con él sepamos ver las necesidades de nuestros hermanos dondequiera ellos se encuentren.  Digamos:

!SEÑOR DE LOS MILAGROS, TEN COMPASIÓN DE NOSOTROS!

1.- Por la Iglesia de Dios,  para que iluminemos a los hombres de toda la tierra,  limpiemos nuestros ojos y veamos con la luz que resplandece en el rostro de Cristo.

                                                                                           ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por los pueblos que viven la ceguera de la guerra, del odio y del rencor, especialmente Siria. Para que encuentren la paz y la alegría del perdón.

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por la Hermandad del Señor de los Milagros, para que el Señor afiance en cada uno de ellos la fe y el amor y así  puedan ver qué bueno es Ser Tu Pueblo.

                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por quienes, como Bartimeo, caminan por la vida a oscuras, sin fe, sin luz ni esperanza. Para que hallen en Cristo al Salvador que anhelan sus corazones.

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por todos nosotros, concédenos la gracia de abrir nuestros ojos, nuestras manos, nuestro corazón y así poder mirar a este mundo y a los hermanos con los mismos ojos afables que tú.

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR 

Escucha, Padre de bondad, estas súplicas que salen de nuestros corazones conmovidos por lo que vemos a nuestro alrededor y concédenos lo que más necesitamos y no nos atrevemos a pedirte. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Con el PAN Y EL VINO traemos las ofrendas más queridas a los ojos de Dios. Que nunca nos falte la Eucaristía para que, nuestra ceguera, sea curada por la fe, la Palabra y la Comunión del Cuerpo y Sangre de Cristo.

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Comulgar implica querer seguir con nuestra manera de vivir a Jesús. Acerquemos a coger las fuerzas para el camino.

ACCION DE GRACIAS

Te bendecimos, Padre, por el corazón compasivo de Cristo,

 que en el oasis de Jericó tuvo lástima del ciego del camino,
imagen viva de la humanidad caída, necesitada de tu luz.

Haz, Señor de los Milagros, que tu palabra y tu amor despierten nuestra fe,
curando nuestra innata cegara, para poder verlo todo en la vida
con los ojos nuevos que nos da esa fe.
Así podremos seguirlo bajo el impulso y la fuerza de tu ternura,
como hombres y mujeres nuevos, renacidos por tu Espíritu.
Amén.

Compartir este post
Repost0