Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  •  Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

27 noviembre 2009 5 27 /11 /noviembre /2009 09:26
  • Primera Lectura: Daniel 7,2-14
    "Vi venir en las nubes del cielo como un hijo de hombre"

 

Yo, Daniel, tuve una visión nocturna: los cuatro vientos del cielo agitaban el océano. Cuatro fieras gigantescas salieron del mar, las cuatro distintas. La primera era como un león con alas de águila; mientras yo miraba, le arrancaron las alas, la alzaron del suelo, la pusieron de pie como un hombre y le dieron mente humana. La segunda era como un oso medio erguido, con tres costillas en la boca, entre los dientes. Le dijeron: "¡Arriba! Come carne en abundancia." Después vi otra fiera como un leopardo, con cuatro alas de ave en el lomo y cuatro cabezas. Y le dieron el poder.

Después tuve otra visión nocturna: una cuarta fiera, terrible, espantosa, fortísima; tenía grandes dientes de hierro, con los que comía y descuartizaba, y las sobras las pateaba con las pezuñas. Era diversa de las fieras anteriores, porque tenía diez cuernos. Miré atentamente los cuernos y vi que entre ellos salía otro cuerno pequeño; para hacerle sitio, arrancaron tres de los cuernos precedentes. Aquel cuerno tenía ojos humanos y una boca que profería insolencias. Durante la visión, vi que colocaban unos tronos, y un anciano de sentó; su vestido era blanco como nieve, su cabellera como lana limpísima; su trono, llamas de fuego; sus ruedas, llamaradas. Un río impetuoso de fuego brotaba delante de él. Miles y miles le servían, millones estaban a sus órdenes. Comenzó la sesión y se abrieron los libros. Yo seguí mirando, atraído por las insolencias que profería aquel cuerno; hasta que mataron a la fiera, la descuartizaron y la echaron al fuego. A las otras fieras les quitaron el poder, dejándolas vivas una temporada. Mientras miraba, en la visión nocturna vi venir en las nubes del cielo como un hijo de hombre, que se acercó al anciano y se presentó ante él. Le dieron poder real y dominio; todos los pueblos, naciones y lenguas lo respetarán. Su dominio es eterno y no pasa, su reino no tendrá fin.

 

  • Interleccional: Ensalzadlo con himnos por los siglos.
    Daniel 3,75-81

Montes y cumbres, bendecid al Señor. R.

Cuanto germina en la tierra, bendiga al Señor. R.

Manantiales, bendecid al Señor. R.

Mares y ríos, bendecid al Señor. R.

Cetáceos y peces, bendecid al Señor. R.

Aves del cielo, bendecid al Señor. R.

Fieras y ganados, bendecid al Señor. R.

 

  • Evangelio: Lucas 21,29-33
    "Cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios"

En aquel tiempo, puso Jesús una parábola a sus discípulos: "Fijaos en la higuera o en cualquier árbol: cuando echan brotes, os basta verlos para saber que el verano está cerca. Pues, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios. Os aseguro que antes que pase esta generación todo eso se cumplirá. El cielo y la tierra pasarán, mis palabras no pasarán.

Homilía para hoy
Lucas 21,29-33

El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Dolorosos

Sabías que...
El Papa Juan Pablo II es el primer Papa electo no italiano después de más de 400 años, y su Pontificado es actualmente el octavo más largo de la historia. Además, es el Pontífice que más ha viajado dentro y fuera de Italia con más de 93 viajes alrededor del mundo, por lo que se le conoce como el "Papa peregrino".
Pensamientos

Debemos amar al Santo de los Santos, para hacernos santos: quien nos puede impedir esto, si tenemos un corazón para amar y un corazón para sufrir.

Santa Margarita Maria

"La vida se hace agitando al mundo que llevamos dentro y descubriendo el mundo que llevan los demás. Se hace respirando a Dios con la fuerza de la naturaleza, con la sabiduria de su gracia y con el impulso de sus pisadas que van tras nosotros para que no perdamos el camino ni se nos distraiga la luz"
                                                                                         Mayra Fonseca


Punto de Vista
Santidad en la vida cotidiana

                               Oración a la Virgen de la Medalla Milagrosa
Postrado ante vuestro acatamiento, ¡Oh Virgen de la Medalla Milagrosa!, y después de saludaros en el augusto misterio de vuestra concepción sin mancha, os elijo, desde ahora para siempre, por mi Madre, Abogada, Reina y Señora de todas mis acciones y Protectora ante la majestad de Dios.
Yo os prometo, Virgen Purísima, no olvidaros jamás, ni vuestro culto ni los intereses de vuestra gloria, a la vez que os prometo también promover en los que me rodean vuestro Amor.
Recibidme, Madre tierna, desde este momento y sed para mí el refugio en esta vida y el sostén a la hora de la muerte. Amén.
                                                          Don Pasiri  Difusora Mariana Chilena

                                 
                                    

                             El tapiz de cada uno - Descubrir el otro lado de la vida

1) Para saber

Un autor nos cuenta su experiencia de niño que le ayudó para llevar de buena manera cualquier suceso.
Relata que cuando era niño, su madre trabajaba mucho cosiendo. Él se sentaba en el suelo, miraba y preguntaba qué es lo que estaba haciendo. Ella le contestaba que estaba bordando.
Todos los días hacía la misma pregunta y ella le contestaba lo mismo. Como era pequeño, observaba su trabajo de una posición abajo de donde ella se encontraba sentada, y repetía: “Mamá, ¿que es lo que haces? Me parece que todo es muy confuso. Solo veo nudos e hilos de diferentes colores, largos, cortos... pero no entiendo nada”.
Ella sonreía y de manera amable le respondía: “Hijo, sal a jugar, y en cuanto termine mi trabajo yo te llamaré, te tomaré en mis brazos y dejaré que veas el trabajo desde mí posición”.
Pero él seguía preguntándose: “¿Por qué estaba todo tan lleno de nudos y de hilos enredados entre si? ¿Por qué no tenían una forma definida y tardaba tanto en terminar?”
Un día, cuando estaba jugando, ella le llamó. “Hijo, ven aquí, deja que te tome en mis brazos”.
Le tomó y le sorprendió al ver el bordado. “¡No me lo podía creer! ¡Lo que desde abajo parecía tan confuso, ahora desde arriba, se podía ver un paisaje maravilloso en donde cada color y cada hilo adquiría su sentido y belleza.”
Entonces ella le dijo: “Hijo, desde abajo mi bordado te parecía confuso y desordenado porque tú no veías que en la parte de arriba había un bello diseño... Pero, ahora, mirando el bordado desde mí posición, tu ya puedes ver qué es lo que yo he estado haciendo”.

2) Para pensar

Muchas veces nos podemos preguntar por el sentido que tienen tantos sucesos, y nos parecen confusos y desordenados, sinsentido. No entendemos qué está ocurriendo en nuestras vidas. Las cosas no encajan y parece que nada nos sale bien. Sucede que estamos mirando el reverso de la vida. Del otro lado, Dios sigue bordando…
Si preguntáramos a Dios, nos podría responder: “Estoy bordando tú vida, hijo mío”.
“Pero lo veo todo tan confuso... Padre, todo está desordenado. Hay muchos nudos, situaciones difíciles que no terminan y cosas buenas que pasan rápido. Los hilos son tan oscuros... ¿Por qué no son más brillantes?”
El Padre parece decir: “Hijo mío, ocúpate de tú trabajo, relájate... confía en mí. Yo haré mí trabajo. Un día, te llevaré en mis brazos, y entonces verás el plan perfecto de tu vida desde mí posición”.

3) Para vivir

Además de que el Señor va bordando nuestra vida, nosotros podemos contribuir poniendo lo que está de nuestra parte para que ese bordado salga bien.
A san Josemaría le motivaba también la idea de este tapiz que podemos hacer para el Señor. Invitaba a entregarle a Dios a diario nuestro esfuerzo por agradarle en cada cosa que, por lo regular, serán cosas pequeñas, pero que al hacerlas con amor a Dios se vuelven grandes: “Todo aquello en que intervenimos los pobrecitos hombres —hasta la santidad— es un tejido de pequeñas menudencias, que —según la rectitud de intención— pueden formar un tapiz espléndido de heroísmo o de bajeza, de virtudes o de pecados. Las gestas relatan siempre aventuras gigantescas, pero mezcladas con detalles caseros del héroe. —Ojalá tengas siempre en mucho —¡línea recta!— las cosas pequeñas” (Camino, 826).
                                                                        Pbro. José Martínez Colín

                                                                           Consignas
Sacad al grano de la tierra antes de madurar y le daréis una falsa independencia, que lo llevará a la muerte. Cuando un hijo se separa de la sabiduría y de la obediencia de sus padres en su hogar, se parece a ese grano de trigo, arrancado antes de tiempo de la tierra.

                                                             Historias : La escultura
En el siglo XV, en Florencia (Italia) un grupo de artistas observaba un enorme bloque de mármol muy bueno, de cuatro metros de altura; desgraciadamente había sido estropeado por la mano de un torpe escultor. «No se puede sacar nada de él », pensaban ellos.

Pero una mañana, un joven erigió una valla alrededor del bloque abandonado. Y durante cuatro años se oyó el ruido del cincel tallando la piedra. Cuando las tablas se derribaron, los florentinos, maravillados, pudieron contemplar una verdadera obra de arte: la magnífica estatua del David de Miguel Ángel, la que aún hoy es una de las joyas de la ciudad. De un bloque frío y deforme había surgido, bajo el cincel del maestro, un milagro de belleza.

Son muchos los que dicen: «Malogré mi vida. Tallé inhábilmente el mármol de mi destino». ¡No se desespere! «Dame tu vida atormentada y miserable –dice Jesucristo–, la transformaré para la gloria de Dios». Si usted entrega su voluntad a la de Dios, él hará algo hermoso de su arruinada vida.

Quizás empezará por erigir una valla entre usted y lo que antes amaba, lo cual constituye un obstáculo para el trabajo que él quiere hacer. Quizá tallará profundamente sus planes y su corazón. Porque lo que quiere reproducir en usted es su propia imagen. Él trabaja “hasta que Cristo sea formado en vosotros” (Gálatas 4:19). Sí, el Señor sabe transformar en una obra de arte lo que nosotros hemos estropeado.

Muchas veces nos vemos sin valor, inútiles, inservibles, que nada podemos hacer.
Dios nos creó, nos hizo, nos formó, sabe cómo somos, y Él quiere hacernos alguien grande, alguien de valor incalculable.
Tenemos que dejar que Él nos use, dejar que Él nos moldee, que quite lo imperfecto, mejorándonos lo que a Dios no le gusta.
Este es un trabajo para toda la vida, va a ser algo costoso y duro.

Las pruebas de la vida, los sufrimientos, la disciplina del Señor, nos va ir puliendo y quitando lo malo, lo imperfecto, pero que su resultado final, será que nosotros seremos perfectos y completos. Seremos la mejor obra de arte en manos del mejor escultor del Universo.
Fuente: Padre Felipe de Urca, medico de  Cuerpos ....y Jardinero de almas

Todo el material de esta publicación está libre de restricciones de derechos de autor y puede copiarse, reproducirse o duplicarse sin permiso alguno.  Sólo tiene que hacer una oración por las vocaciones sacerdortales de Nuestra Parroquia Señor de los Milagros

Compartir este post

Repost 0
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo

Comentarios