Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  •  Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

21 septiembre 2010 2 21 /09 /septiembre /2010 18:36

Parroquia Señor de los Milagros

Administrador Padre Francisco Colonna

 

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenas días (noches) hermanos y hermanas en Cristo Jesús. Sean todos bienvenidos a nuestra Parroquia Señor de los Milagros. En el Domingo día del Señor, nos  congregamos como pueblo de Dios, para escuchar su Palabra, participando en la Eucaristía. Dios nos llama a examinar nuestra actitud sobre los bienes materiales. Si el cristiano no comparte sus bienes con los necesitados, no es auténtico cristiano. Es duro el evangelio cuando habla de la suerte del rico y del pobre. A veces, la mesa llena, el vestido fino y los muchos dividendos impiden la conversión. Pero lo que parece imposible a los ojos de los seres humanos, no es imposible ante Dios. Nos ponemos de pie para dar Inicio a Nuestra Celebración Litúrgica presidida por el Padre……

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

Antes de dar inicio a estos santos misterios, reconozcamos ante el Señor, que somos pecadores, y con un corazón contrito y arrepentido, pidamos perdón por nuestras faltas.

     Por buscar con mas interés las cosas terrenas, que provocan gozo y placer

                                                          SEÑOR TEN PIEDAD 

     Por ser indiferentes y poco solidarios, en  las necesidades de los demás

                                                   CRISTO TEN PIEDAD 

     Por que nos despreocuparnos de crecer en el conocimiento y hacer la voluntad de Jesús.

                                                               SEÑOR TEN PIEDAD

 

GLORIA

LITURGIA DE LA PALABRA

 

MONICIÓN  A LA  PRIMERA  LECTURA                     Amós 6, 1ª.4-7
El profeta Amós nos manifiesta que los hombres que piensan en si mismos, sin pensar en los demás, terminan irremediablemente mal. Escuchemos con atención.

 

SALMO RESPONSORIAL                                              Salmo 145

 

MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA                       I Timoteo 6, 11-16

 

San Pablo expone, en la segunda lectura, las virtudes que debe poseer el servidor ideal. Las pautas de conducta que señala San Pablo son aplicables a nosotros hoy, aquí y ahora. Y en estos momentos históricos, tienen mayor vigencia. Escuchemos con atención.

 

MONICIÓN AL EVANGELIO                                          Lucas 16, 19-21


El Evangelio de hoy nos trae la parábola del rico Epulón y el pobre Lázaro. Los ricos parecen incapaces de recibir los bienes del Reino, porque están apegados a las cosas materiales. Los pobres muchas veces aparecen más abiertos a Dios, porque escuchan su palabra y esperan la ayuda divina. Nos ponemos de pie.

 

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL  (Anexo 01)

 

 

LITURGIA  DE  LA   EUCARISTÍA

 

MONICION COLECTA

Hermanos es el momento de mostrar nuestra solidaridad por los hermanos más pobres de nuestra comunidad y apoyando en el sostenimiento de nuestra Parroquia, aportemos generosamente.

 

MONICION DE OFRENDAS

 

Pan y Vino

Te presentamos Señor ante tu altar, los dones del Pan y Vino, que por acción de tu espíritu se convertirán en Tu Cuerpo y en Tu Sangre alimento espiritual que nos anima y fortalece, para afrontar con esperanza nuestra lucha diaria.

 

Víveres

Te presentamos Señor estos víveres, fruto de nuestro trabajo y que con amor deseamos compartir con los mas necesitados de nuestra comunidad.

 

 

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

 

MONICION DE COMUNION

Hermanos, Jesús mismo se nos ofrece como alimento espiritual, si estamos realmente reconciliados con Dios y con nosotros mismos acerquémonos y hagámonos uno con Él.

 

 

MONICIÓN DE DESPEDIDA

Hemos de salir del templo con la idea de que mucha gente a nuestro alrededor pasa hambre. No podemos volver la cabeza hacia otro lado como hacía el rico comilón de la parábola. Mucha gente necesita de nosotros.

 

                                                                              PLEGARIA UNIVERSAL

 

Hermanos y hermanas, el Señor es nuestro refugio, con Fe y esperanza presentémosle nuestras suplicas. Oremos juntos diciendo:

 

“¡PADRE, ACOGE NUESTRA ORACIÓN!”

 

1.    POR LA IGLESIA

 Para que anuncie sin cesar el Evangelio de salvación a los seres humanos y sea congregada en la unidad.

                                                           ROGUEMOS AL SEÑOR

                                  

2.    POR EL PAPA, LOS OBISPOS Y SACERDOTES

 Para que no se cansen de anunciar la Buena Noticia, que nos lleva a compartir nuestros bienes materiales o espirituales con los más necesitados.                                                                                                                                    

                                   ROGUEMOS AL SEÑOR

3.    POR LOS  CATEQUISTAS Y SUS ALUMNOS

 Para que, juntos sepan aprovechar con amor e inteligencia las enseñanzas cristianas. 

                                         ROGUEMOS AL SEÑOR                                

4.    POR LAS FAMILIAS CRISTIANAS

Para que sea el Señor centro de su hogar, y el Espíritu Santo guíe sus corazones hacia el Amor

                                                 ROGUEMOS AL SEÑOR

 

5.    POR LOS MÁS POBRES Y MÁS NECESITADOS

Para que descubran que la Buena Nueva de Cristo va dirigida especialmente a ellos, y la acepten con alegría y esperanza.

                                                    ROGUEMOS AL SEÑOR  

6.    POR TODOS NOSOTROS AQUÍ REUNIDOS

Para que el Señor nos conceda el deseo de ser justos, e infunda en nosotros el sentido de la sensibilidad y solidaridad con nuestros hermanos más pobres.

                                        ROGUEMOS AL SEÑOR

  

ACCIÓN DE GRACIAS

 

Te bendecimos, Señor, porque escuchas el clamor del pobre,
liberas al oprimido y sustenta al huérfano y a la viuda.
Tú derribas del trono al poderoso y enalteces al humilde;
al hambriento lo colmas de bienes y al rico lo despides vacío.

Cuando nuestro corazón se cierre ignorando al necesitado,
abre, Señor, nuestros ojos para que te veamos a ti en él;
cuando el pobre tienda su mano hacia nosotros para pedirnos,
abre nuestro corazón al gozo de compartir lo nuestro con él.

Ayúdanos, Señor, a romper la malla del egoísmo acaparador,
liberándonos del afán de poseer y tener, gastar y consumir,
para que no nos habituemos nunca a las desigualdades.

Amén.

 

Compartir este post

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo

Comentarios