Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  •  Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

17 enero 2010 7 17 /01 /enero /2010 08:55
  • Primera Lectura: Isaías 62, 1-5
    "La alegría que encuentra el esposo con su esposa,"

 

Por amor de Sión no callaré, por amor de Jerusalén no descansaré,

hasta que rompa la aurora de su justicia, y su salvación llamee como antorcha.

Los pueblos verán tu justicia, y los reyes tu gloria;

te pondrán un nombre nuevo, pronunciado por la boca del Señor.

Serás corona fúlgida en la mano del Señor y diadema real en la palma de tu Dios.

Ya no te llamarán "Abandonada", ni a tu tierra "Devastada";

a ti te llamarán "Mi favorita", y a tu tierra "Desposada",

porque el Señor te prefiere a ti, y tu tierra tendrá marido.

Como un joven se casa con su novia, así te desposa el que te construyó;

la alegría que encuentra el marido con su esposa, la encontrará tu Dios contigo.

  • Salmo Responsorial: 95
    "Contad las maravillas del Señor a todas las naciones."

 

Cantad al Señor un cántico nuevo, cantad al Señor, toda la tierra; cantad al Señor, bendecid su nombre. R.

Proclamad día tras día su victoria, contad a los pueblos su gloria, sus maravillas a todas las naciones. R.

Familias de los pueblos, aclamad al Señor, aclamad la gloria y el poder del Señor, aclamad la gloria del nombre del Señor. R.

Postraos ante el Señor en el atrio sagrado, tiemble en su presencia la tierra toda. Decid a los pueblos: "El Señor es rey, él gobierna a los pueblos rectamente." R.

  • Segunda Lectura: I Corintios 12, 4-11
    "El mismo y único Espíritu reparte a cada uno como a él le parece"

 

Hermanos: Hay diversidad de dones, pero un mismo Espíritu; hay diversidad de ministerios, pero un mismo Señor; y hay diversidad de funciones, pero un mismo Dios que obra todo en todos.

En cada uno se manifiesta el Espíritu para el bien común.

Y así uno recibe del Espíritu el hablar con sabiduría; otro, el hablar con inteligencia, según el mismo Espíritu.

Hay quien, por el mismo Espíritu, recibe el don de la fe; y otro, por el mismo Espíritu, don de curar. A éste le han concedido hacer milagros; a aquél, profetizar. A otro, distinguir los buenos y malos espíritus. A uno, la diversidad de lenguas; a otro, el don de interpretarlas.

El mismo y único Espíritu obra todo esto, repartiendo a cada uno en particular como a él le parece.

  • Evangelio: Juan 2, 1-11
    "En Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos"

 

En aquel tiempo, había una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. Jesús y sus discípulos estaban también invitados a la boda.

Faltó el vino, y la madre de Jesús le dijo: "No les queda vino."

Jesús le contestó: "Mujer, déjame, todavía no ha llegado mi hora."

Su madre dijo a los sirvientes: "Haced lo que él diga."

Había allí colocadas seis tinajas de piedra, para las purificaciones de los judíos, de unos cien litros cada una.

Jesús les dijo: "Llenad las tinajas de agua."

Y las llenaron hasta arriba.

Entonces les mandó: "Sacad ahora y llevádselo al mayordomo."

Ellos se lo llevaron.

El mayordomo probó el agua convertida en vino sin saber de dónde venía (los sirvientes sí lo sabían, pues habían sacado el agua), y entonces llamó al novio y le dijo: "Todo el mundo pone primero el vino bueno y cuando ya están bebidos, el peor; tú, en cambio, has guardado el vino bueno hasta ahora."

Así, en Caná de Galilea Jesús comenzó sus signos, manifestó su gloria, y creció la fe de sus discípulos en él.

Homilía para hoy
Juan 2,1-11


El Santo Rosario
El Santo Rosario - Misterios Gloriosos

                                 Sabías que...
Otro patrono de los peregrinos, además de Santiago el Mayor, es San Alejo, hijo de un noble romano que vivió como mendigo compartiendo sus limosnas con los demás. Se le conocía como "el hombre de Dios", y su fiesta se celebra el 17 de julio.


Pensamientos

La alegría y el amor son las dos alas para las grandes acciones.

Johann Wolfang von Goethe




"Vestirse de Cristo, conlleva ponerle en el centro de la vida personal y comunitaria; en el centro de las actividades didácticas y de toda otra forma de apostolado"
                                                                                         Juan Pablo II
¿Cuáles son mis verdaderos intereses?


1) Para saber

Posiblemente muchos se habrán hecho muy buenos propósitos al inicio del año. Habrá de varias clases: hacer más ejercicio, bajar de peso, etc. Esos propósitos muestran nuestros intereses. Si bien, es importante mantener el cuerpo en forma, lo es más aún tener el alma. Por ello, es conveniente pensar en cómo crecer espiritualmente, cómo crecer en el amor a Dios.

2) Para pensar

¿Cuáles son nuestros intereses? Un relato nos ilustra al respecto.

Se cuenta que un newyorkino enseñaba la ciudad a un amigo japonés, mientras hablaban de varios temas, incluyendo el de la fe. Paseaban por el centro de Manhattan, a la hora del almuerzo. En medio del infernal ruido producido simultáneamente por bocinas, sirenas, altoparlantes, música a todo volumen y miles de personas hablando al mismo tiempo, el oriental le dijo a su amigo: "Estoy oyendo un grillo".

“¿Qué? ¡Debes estar loco! -replicó el americano- ¡No es posible que puedas escuchar un grillo en medio de todo este ruido!”

Sin decir nada, el japonés caminó hacia un tarro de flores que había en la acera y, tras una ligera búsqueda, extrajo de allí un pequeño grillo. El amigo, sorprendido, dijo: "Esto es extraordinario, debes tener los oídos de Superman".

“No -respondió el nipón-, mis oídos son iguales a los tuyos. Solo que todo depende de lo que a uno le interese escuchar”.
Para demostrar lo que decía, sacó de su bolsillo varias monedas y discretamente las dejó caer al piso. El sonido producido por las monedas al tocar el suelo provocó que todos los transeúntes voltearan inmediatamente la cara, curiosos por saber dónde había caído el dinero.

“¿Ves lo que te digo? -insistió su amigo oriental-, el sonido del dinero lo escucharon todos, pero el del grillo no. Todo depende de lo que es importante para ti. Tú mismo pregúntate, ¿Qué es importante para mí? Pues de la respuesta que des, dependerán tus acciones. Algunos dicen que no pueden oír a Dios, que Él nunca les habla. Pero quizás no lo pueden escuchar porque ese no es el sonido que quieren oír. Pueden escuchar la moneda que cae al piso, pero son incapaces de captar el chirrido del grillo”.

Y terminó diciendo el japonés: “Dice una canción «no busques a Cristo en lo alto, ni lo busques en la oscuridad, mucho menos entre la multitud, pues muy dentro de ti, en tu corazón, puedes adorar a tu Señor». Dios es esa musiquita dentro de nuestro ser, que no debemos acallar por escuchar otros atractivos sonidos”.

3) Para vivir

En la mayoría de los casos la conversión que nos pide Dios no será cambiar de actividades, sino de actitud. Es decir, cambiar nuestro modo de estar en esas mismas actividades: Si antes me enojaba ver a mi cuñada, o mi suegra, mi conversión consistirá en tratar de vivir la caridad y no criticar más; si me impaciento demasiado con los hijos, habré de tener más paciencia y no dejarme llevar por la ira; si no obedezco rápido y de buena manera a mis padres, mi conversión podrá consistir en obedecerlos ‘a la primera y con buena cara’.

En pocas palabras, la conversión consistirá en hacer lo que ya hacemos, pero como más le agraden a Dios. Haciendo un examen de conciencia sabremos qué nos pide Dios. Y si no hallamos en qué, preguntémosle a quienes conviven con nosotros, ellos sí lo saben.

                                                                    Pbro. José Martínez Colín


Meditación breve


María participa en la fiesta de quienes gozan, bailan, disfrutan del vino, ríen, cantan, sin dejar de observar todo lo que sucede en ella. Su observación, activa y comprometida, le permite ver lo que nadie ve. Vive con atención afectuosa a lo que falta, pendiente de quien necesita ayuda, vive en actitud de interés y amistad hacia los demás, dispuesta a solucionar situaciones difíciles y momentos de apuro.
No dice: “ya no queda vino” de forma impersonal, sino: “no les queda vino”. Primero las personas, después las cosas. Pide para los demás.
Son las últimas palabras de María en el Evangelio. No nos podía haber dicho nada más profundo y mejor. Haced lo que Él os dice. Practicad el Evangelio, que es el camino para introducir el amor en el mundo. Amor que ama primero, que ama sin exigir recompensa, amor de Evangelio.
Estas palabras son el testamento de María. No volvió a decirnos nada más. Tampoco necesita venir a visitarnos para darnos nuevos mensajes, a veces terroríficos. Su último y definitivo mensaje es: Haced lo que Él os diga.


Padre Felipe de Urca

Compartir este post

Repost 0
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo

Comentarios