Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  •  Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

20 agosto 2016 6 20 /08 /agosto /2016 06:33

MONICIÓN DE ENTRADA

¡Muy buenos días (noches) para todos! Bienvenidos a la fiesta del Señor en este domingo XXI del tiempo ordinario.

La celebración de hoy nos manifiesta el llamado universal del Señor a la salvación; llamado que Él dirige a todos los hombres, y sus instrucciones son: no tener miedo a escoger el camino angosto; camino de sacrificio y de esfuerzo, camino de solidaridad y entrega, camino de servicio y misericordia, de humildad y amor. ¡Es por ahí por donde debemos andar!

Dispongámonos a vivir con intensidad y alegría este Encuentro con el Señor.

De pie, cantamos.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

GLORIA

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

La primera lectura de hoy, nos anuncia el alcance universal de la salvación, a la que serán llamados todos los hombres, de todas las razas y de todos los pueblos.

La segunda lectura, nos manifiesta que Dios es, sobre todo, Padre, y si nos corrige es porque nos considera sus hijos y realmente nos ama.

El Evangelio de hoy es muy claro: la entrada al Reino de los cielos es un regalo universal de Dios y lo adquirimos solo con nuestra coherencia con Jesús, que hoy se compara con la puerta estrecha.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Seguros del amor de nuestro Padre del Cielo, presentémosle ahora nuestro deseo de que su Reino llegue a todos los hombres, pidiéndole por su Iglesia y por toda la familia humana. A cada petición diremos: 

¡TEN PIEDAD DE TU PUEBLO, SEÑOR!

1.- Por la Iglesia y el Papa Francisco, para que en su voz escuchemos la del mismo Jesús que se preocupa de señalarnos el camino que hemos de recorrer para ser misericordiosos como el Padre.

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por todas las naciones. Para que trabajen por la paz, buscando siempre la justicia especialmente con los más necesitados. 

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por quienes sufren la injusticia, la enfermedad, el desamor o la discriminación. Para que experimenten el Amor de Dios a través de la presencia cercana y amiga de los creyentes.  

                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por los niños y las niñas en su Jubileo, para que siempre sean respetados plenamente en sus derechos.

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

5.-. Por todos nosotros. Para que no renunciemos al camino de seguimiento de Jesús cuando se presente estrecho y sepamos buscar la fortaleza necesaria en la Palabra de Dios. 

                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR                                                                                                                       

Jesús, escucha nuestras oraciones, sé Tú huésped en nuestras vidas y haz que escuchando tu Palabra y meditándola en el corazón, la pongamos en práctica. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

LITURGIA  EUCARÍSTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Señor, al traer hasta tu altar estas ofrendas del pan y el vino queremos que estés junto a nosotros, porque nuestra vida es tuya y solo tu Presencia puede transformarla. ¡Gracias, Jesús!

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

El Señor hoy nos ha dicho que tratemos de entrar por la puerta estrecha para ocupar un lugar en el banquete de su Reino. Comulgando con Él, con sus sentimientos y con nuestros hermanos, sobre todo con los más necesitados, podremos entrar por esa puerta.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

Te damos gracias, Padre, porque en tu bondad nos destinaste
a plasmar en nosotros la imagen de Cristo Jesús, tu Hijo,
de modo que Él fuera el primogénito entre muchos hermanos.

Haznos entender, Padre, que el paso angosto de su puerta
no es moralismo estrecho y triste, sino liberación gozosa
y conversión necesaria antes que sea tarde y se cierre la puerta.

Concédenos, Señor, responder generosamente a la llamada
que nos haces al seguimiento fiel de Cristo en la Iglesia;
e ilumina los ojos de nuestro corazón para que comprendamos
la esperanza de nuestra vocación cristiana a la santidad
y la riqueza de gloria que das en herencia a tus hijos.

AMÉN

DESPEDIDA

Compartir este post

Repost 0
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo

Comentarios