Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  •  Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

16 marzo 2016 3 16 /03 /marzo /2016 21:53

BENDICIÓN DE RAMOS.

MONICION INICIAL

Hermanas y hermanos, buenos días (noches).

Empezamos hoy la Semana Santa,  lo hacemos celebrando el Domingo de Ramos, conmemorando la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, entre cantos de júbilo, con palmas y ramos de olivo, como todos tenemos aquí.  El Hijo de David pasa, asumiendo la totalidad de su misión hasta dar la vida. ¡NO HAY MAYOR MUESTRA DE AMOR! ¡HE AQUÍ LA INSONDABLE MISERICORDIA DE DIOS, QUE SE HACE CONCRETA EN SU HIJO AMADO!

No se trata de un acto procesional, que recuerde  un hecho histórico-pasado; sino que, con este acto, agitando ramos y palmas, con cánticos y aclamaciones, expresamos nuestra actitud de fe,  conversión y  adhesión a Cristo, proclamando con  fervor que ¡JESÚS ES NUESTRO MESÍAS!  ¡QUE ES LA RESPUESTA A LOS INTERROGANTES DE LA VIDA!  y que la cruz y la muerte no son el final.

Aclamemos a Cristo el Señor, cantando.

MONICIÓN DE BENDICIÓN DE RAMOS

Levantemos bien alto nuestros ramos, levantando también el corazón, para que sean bendecidos y así podamos aclamar a Jesús nuestro Señor.

Oh Dios de toda vida: 
Venimos hoy ante ti con ramos verdes, 
símbolos de vida y juventud, 
y símbolos de Jesús, 
que se llamó a sí mismo “árbol verde”.
Bendícenos, y bendice estos ramos 
que portamos en nuestras manos.
Que estas pequeñas ramas y hojas 
aclamen a Cristo como a nuestro Señor, 
que nos trae plenitud de vida,
aun cuando tengamos que caminar con él
por el difícil camino del rechazo y de la muerte
hacia la victoria final.
Te lo pedimos por medio del mismo Jesucristo 
nuestro Señor, que vive y reina 
por los siglos de los siglos.

Amén

Ahora nuestros ramos serán rociados con agua bendita, esperamos cantando en nuestros lugares.  

MONICIÓN AL EVANGELIO:   

 

(Entrada del señor a Jerusalén:  San Lucas 19,28-40)

 

El relato de la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén es un anuncio anticipado de su victoria sobre la muerte y el pecado en el altar de la cruz. Este texto anticipa también nuestra victoria.

Escuchemos con la reverencia y la alegría de los que reciben a su Rey, Señor y redentor.

INVITACION A INICIAR LA PROCESIÓN

Hermanas y hermanos, al igual que aquella muchedumbre que aclamaba a Jesús en su ingreso a Jerusalén, al grito de ¡HOSANNA¡  ¡BENDITO EL QUE VIENE EN NOMBRE DEL SEÑOR!,  acompañémosle también nosotros en su entrada triunfal, conscientes  que va camino a entregarse y a aceptar la cruz por nosotros.

Los ramos que llevamos en las manos; no son amuletos de la buena suerte, son símbolos de nuestra fe  y al agitarlos alegremente al caminar vamos proclamando a todos que JESÚS ES NUESTRO MESÍAS.

Participemos en orden, avanzando, sin adelantarnos, detrás del sacerdote y cantando con entusiasmo el gozo de la pascua.

CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTIA

SALUDO INICIAL

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

En la liturgia de hoy, Isaías, nos muestra al Señor siempre cerca del que sufre. Luego San Pablo, nos  describe   como Jesús   abandonó su condición divina,  para tomar la condición de siervo, y humillándose morir en una cruz.

          A continuación, en el Evangelio, la Pasión narrada por san Lucas, nos  muestra ese camino de humillación y soledad, sufrimiento y dolor recorrido por Cristo. Su acto de amor, destruirá el poder de la muerte y nos traerá vida.

Escuchemos atentamente, para que los sentimientos de Jesús penetren en nuestro corazón.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Al comenzar los días de la Semana Santa, presentamos al Padre nuestras peticiones, junto con el deseo sincero de seguir los pasos de Jesús. Responderemos:

¡POR TU HIJO AMADO, ESCÚCHANOS PADRE!

1. Por la Iglesia y sus ministros, para que anuncien y vivan el misterio de la Cruz con actitud de servicio, apostando por los más pobres.

ROGUEMOS AL SEÑOR

2. Por nuestro país, desconcertado ante la situación electoral, para que como cristianos  participemos más valientemente en aquellas iniciativas que favorezcan la construcción de una sociedad más justa y fraterna.

ROGUEMOS AL SEÑOR

3. Por los que reflejan el rostro de Cristo sufriente: los enfermos, los olvidados, las mujeres maltratadas, los marginados, violentados y encarcelados; para que nunca falte la ayuda solidaria que les anuncie, con obras concretas, que Dios está con ellos.

ROGUEMOS AL SEÑOR

4. Por quienes fieles a nuestra fe viviremos estos días de la Semana Santa participando en todas las celebraciones. Para que encarnemos en nuestra vida el amor que descubrimos en Jesús y luchemos contra toda injusticia.

ROGUEMOS AL SEÑOR

5. Por todos nosotros que celebramos hoy la Eucaristía, para que no separemos nunca la fe y la vida y seamos coherentes en nuestro vivir.

ROGUEMOS AL SEÑOR

Padre, Tu que nos has revelado la inmensidad de tu amor en la senda del calvario y el sacrificio de la cruz, haz que contemplando la victoria del crucificado reafirmemos nuestra voluntad por la búsqueda de tu justicia y el incremento de nuestra santidad. Por Jesucristo, Nuestro Señor….

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Hoy hemos proclamado a Cristo, Rey y Señor. Nuestra ofrenda debe ser un firme propósito de fidelidad, no traicionándolo como lo hicieron los habitantes de Jerusalén. Nos ofrecemos nosotros mismos en el pan y vino.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Este camino de la cruz por el que peregrinamos, es el único que nos puede dar auténtica vida. Recorrámoslo proclamando a Jesús como único Rey y Señor, y alimentémonos de su Cuerpo y Sangre, de su misma vida,  para fortalecernos en este caminar.

(ACCIÓN DE GRACIAS)

 

Gracias a ti, Señor,

el servidor paciente del Padre,
porque con tu cruz gloriosa inauguras un amor sin fronteras.
Nadie te quita la vida, sino que tú la entregas voluntariamente
por nosotros y nuestra salvación.

 ¡Misterio de amor!
No queremos lavarnos las manos ni ser meros espectadores
en el drama de tu pasión.

Reconocemos nuestra culpa y pecado.

Tus enemigos creyeron acallar tu voz para siempre,
pero la semilla de tu palabra

germina en el corazón del que ama
y del que vive contigo el espíritu de las bienaventuranzas.


Concédenos seguirte incondicionalmente,

 mientras anunciamos tu muerte y

 proclamamos tu resurrección.

 ¡Ven, Señor Jesús!

AMÉN

DESPEDIDA

Compartir este post

Repost 0
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo

Comentarios