Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  •  Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

23 diciembre 2015 3 23 /12 /diciembre /2015 11:40

MONICIÓN DE ENTRADA

¡Feliz Navidad, hermanos y hermanas en Cristo y María!

Sean bienvenidos a la celebración solemne del Nacimiento del Hijo de Dios. Aquí, hoy, todavía resuenan los ecos de la alegría desbordante de la Misa del Gallo. La emoción de saber que Dios ha nacido en medio de nosotros nos deja el alma llena y el corazón dispuesto.

Jesús inicia, pues, su camino de salvación y nosotros asistimos a su nacimiento asombrados y felices.

Iniciamos, pues, con la máxima alegría, con todo nuestro entusiasmo nuestra Eucaristía de Navidad.

De pie, cantamos.

SALUDO INICIAL

BENDICIÓN CON EL AGUA

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

¡Qué hermosos son los pies del mensajero...! nos dice el profeta Isaías en la primera lectura y nos pide que cantemos. Hoy es todo alegría: ha llegado el Señor que esperábamos. Desbordemos de alegría y de amor por todo y por todos. Nuestro día de liberación ya está aquí-

El comienzo de la Carta de los Hebreos, que es nuestra segunda lectura, nos expone el nuevo plan de Dios. En la antigüedad hablaba por los profetas. Hoy, desde hoy, es el Hijo quien nos habla para nuestra salvación.

El evangelio de San Juan nos ofrece el más notable texto de toda la Escritura Sagrada. Es la descripción más completa de Nuestro Señor Jesús hecho carne y acampado entre nosotros para mejor conocer al Padre.

Escuchemos que Dios habla

HOMILIA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Pensando en las fiestas que estamos celebrando y atentos a las necesidades de todos, dirijamos nuestras plegarias a Dios Padre todopoderoso.

A cada petición diremos: ¡Escúchanos, Padre!

1.- Por la Santa Iglesia de Dios. Para que sea un pesebre en el que todos puedan contemplar, adorar y amar a Jesús: el Salvador del mundo.

ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por todos los pueblos, ciudades y naciones. Para que abunde en la tierra la hospitalidad, la justicia, la libertad y la prosperidad.

ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por las personas y familias enemistadas. Para que alcancen la armonía y la paz.

                                                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

 

4.- Por los que sufren. Para que el nacimiento de Jesús les traiga alivio y paz en sus preocupaciones y necesidades.

ROGUEMOS AL SEÑOR

5.-. Por nosotros. Para que el nacimiento Cristo sea luz para nuestras oscuridades y esperanza para nuestras vidas.

ROGUEMOS AL SEÑOR                                                                                                               

Señor Jesús, tú viniste a nuestro mundo y conoces nuestras necesidades, deseos y aspiraciones. No nos des siempre lo que te pedimos, sino lo que realmente necesitamos, y quédate siempre con nosotros, ahora y por los siglos de los siglos. AMÉN.

LITURGIA  EUCARÍSTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Vamos a presentar ahora, sobre la mesa del altar, el pan y el vino que se convertirán en el Cuerpo y la Sangre del Señor, y que deben ser un verdadero signo del ofrecimiento de nuestras propias vidas, para que en ellas, y a partir de este día, nazca realmente el Salvador.

COLECTA

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Un Niño nos ha nacido, un Hijo se nos ha dado: es el Príncipe de la Paz, que ahora se nos ofrece sacramentado para que también nosotros recibamos la luz que nos conduce hacia la Gloria de Dios.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

 

 Acercarse a Belén,

es acercarse al mundo de los  sueños más hermosos.

Porque Belén no es una  ciudad de nuestro mundo,

sino un rincón del corazón  humano.

 

En Belén hemos nacido todos,

en Belén se apacienta  nuestra infancia.

Aquí giró la historia.

Aquí nació la vida.

 

Hasta Belén, ser hombre

era nacer para vivir rodando

por la cuesta del tiempo.

 

Desde Belén, ser hombre

es aprender la enorme

aventura de escalar las  alturas.

 

Aquí, ser hombre se  convirtió en ser Hijo de Dios.

Aquí, el Dios de los cielos

inició la locura de volverse  pequeño.

¡TE HAS HECHO CARNE….Y  LO AGRADECEMOS, SEÑOR!

 ¡HAS VENIDO A SALVARNOS!

AMÉN

DESPEDIDA

Compartir este post

Repost 0
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo

Comentarios