Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  •  Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

25 marzo 2015 3 25 /03 /marzo /2015 08:59

MONICION ENTRADA

Hermanas y hermanos buenas tardes en el Señor.

Como los primeros discípulos, reunidos con Jesús en el cenáculo la tarde víspera de la Pasión, así también nosotros nos hemos congregado aquí esta tarde memorable para recordarle a Él, celebrando la Santa Cena.

            Y el mismo Señor, se nos hace presente, se sienta con nosotros a la mesa y nos dice también: “Ardientemente he deseado comer esta Pascua con vosotros.”

          Jesús se nos quiere dar como alimento de vida eterna, quiere estar entre nosotros, unirse tan dentro de nosotros, que podamos experimentar en nosotros su amor y su misericordia. Es una celebración para permanecer unidos a Cristo y actualizar aquello que él realizó; el gesto de partir el pan es el mismo que el de lavar los pies.

           Lo que hoy realizamos nos prepara para celebrar su muerte y Resurrección, y nos renueva por dentro para asumir nosotros también la misión de cristianos que nos compromete a entregar nuestra vida por los hermanos.

Nos ponemos de pie y cantamos.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

MONICION AL GLORIA

Durante  la Cuaresma, tiempo de penitencia y de conversión, no hemos proclamado el  Gloria. En este Día Santo, llenos de gozo y alegría por la entrega de Jesús, que ha querido compartir con nosotros su Palabra y la Eucaristía, para alimentarnos todos los días de nuestra vida, entonamos este himno de alabanza.

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICION A LAS LECTURAS

 Las lecturas que vamos a escuchar nos evocan la cena de la Pascua de los judíos que recordaba la liberación de la esclavitud de Egipto. San Pablo nos recuerda, en la segunda lectura, que el pan y el vino consagrados son el nuevo alimento para los cristianos, y que nos hacen presente la salvación que hemos obtenido por la muerte y resurrección de Jesús. Finalmente, el evangelio, en la escena del lavatorio de los pies, lo que muestra es el espíritu de servicio y el amor sin límite de Cristo.

Escuchemos atentamente.

HOMILIA

LAVATORIO DE PIES

El gesto de Jesús de lavar los pies a sus discípulos nos obliga a hacer lo mismo con los demás. Experimentarlo y vivirlo es sumergirse en la corriente de sentirse amado y servido de Dios. Dejarse querer no es fácil. Dejarse servir nos descoloca. Dejar que la fuerza de su amor entre en nosotros, nos llena de gozo y alegría.

. lavatorio de los pies.

Antes de lavar a cada unos los pies, el monitor lee:

1.- Curemos con nuestra amistad y nuestra presencia los pies heridos de aquellas personas que se han visto obligadas a emigrar de su tierra dejando familia en búsqueda de una vida más digna.

2.- Enjuguemos los pies fatigados de los millones de niños que son explotados laboralmente y no tienen oportunidad de estudiar, denunciando esa explotación y procurando el bien de ellos.

3.- Animemos con nuestra comprensión y ayuda fraterna los pies cansados de todos aquellos cristianos que a veces dudan y se sienten confusos porque la realidad no responde a sus expectativas.

4.- Consolemos con nuestro apoyo los pies confusos y frustrados de aquellas parejas cuyo amor ha degenerado en amargura y amenazas, para que el respeto a la propia dignidad les haga buscar salida.

5.- Ofrezcamos una comunidad eclesial acogedora y alegre como bálsamo a los pies de tantos jóvenes que hoy vagan en el sinsentido del deseo consumista y en el vacío interior.

6.- Lavemos con nuestro perdón los pies de aquellos que a lo largo de nuestro caminar nos han ofendido, porque sólo así nuestros pies quedarán limpios del polvo de nuestras ofensas.

7.- Reforcemos con nuestro diálogo y buena intención los pies de todos los que trabajan por el bien común y dedican su tiempo y esfuerzo en favor de los demás.

8.- Unamos nuestra voluntad y oración por la paz, para aliviar la frustración y dolor de tantas personas que a pesar de sus esfuerzos siguen sufriendo la guerra y la violencia.

9.- Orientemos nuestro andar cotidiano en la familia, el trabajo y las relaciones en favor de la justicia social y los derechos de todos cuyos pies hoy sufren llagas vivas de explotación, inseguridad y manipulación.

10.- Dediquemos tiempo a estar sin prisas con nuestros hijos, nuestros amigos, nuestros mayores, porque el estar es la mejor caricia y el mejor abrazo para renovar las fuerzas necesarias de nuestros pies cansados en el caminar de cada día.

11.- Acojamos con calor y ternura los pies tristes de los que sufren enfermedades incurables y viven el ocaso de su vida en medio del rechazo de sus seres queridos porque el dolor que comparten con Cristo nos redime a todos.

12.- Reconfortemos con nuestro agradecimiento los pies cansados de aquellos que están al cuidado de los enfermos porque su alivio es regalo que abre caminos de humanidad.

PLEGARIA UNIVERSAL

Hermanas y hermanos, en esta tarde en la que anticipamos el misterio Pascual de Cristo y celebramos su amor, oremos seguros de que Dios nos escucha siempre y confiando en su amor y su misericordia, llevemos ante Él nuestra plegaria diciendo:

“ESCÚCHANOS, PADRE NUESTRO”

1.- Por la Iglesia, cuerpo de Cristo, para que guarde la unidad en la caridad que su Señor quiso para ella, y así el mundo crea

                                                                 ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por los sacerdotes, para que no les falte la fuerza del Espíritu y puedan seguir haciendo presente a Jesús en tantos altares y lugares del mundo.

                                                                  ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por todas las personas que lo están pasando mal, por los pobres y por los que no tienen pan, para que no nos olvidemos de que Jesús, que está realmente presente en la Eucaristía, también está presente en los que sufren.

                                                                 ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por todos los niños y jóvenes del mundo, para que se sientan atraídos por la figura de Jesús, y para que muchos de ellos sientan la llamada de Dios al sacerdocio y sepan corresponder con generosidad.-  

                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por nuestras comunidades parroquiales, para que aprendamos a servirnos unos a otros con amor, humildad y respeto.

                                                                 ROGUEMOS AL SEÑOR

Señor, que tu cuerpo y sangre que hoy nos das, y mañana derramarás sobre el mundo, sean alimento y fuerza ante nuestras debilidades.

Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor que contigo vive y reina por los siglos de los siglos  AMEN.

LITURGIA EUCARÍSTICA

MONICION DE OFRENDAS

VELAS ENCENDIDAS

Con este signo, queremos representar la luz que tú irradias al mundo, para que por la fe, creyendo en ti, no caminemos en tinieblas en nuestro andar cristiano.

FLORES

Señor, con estas flores queremos representar la alegría y el gozo, porque te quedaste para siempre con nosotros en el Sacramento de la Eucaristía; y por los Sacerdotes entregados totalmente a ti, para continuar tu misión en el mundo.

PAN Y VINO

Presentamos al Padre Celestial nuestras ofrendas de pan y vino, en esta tarde en que Jesús se hace alimento para todos, en esta fiesta de la Iglesia en la que celebramos su cena pascual de despedida y rememorando sus últimos gestos de entrega, dándonos su Cuerpo y Sangre y lavando los pies de los suyos.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICION DE COMUNIÓN

El Señor Jesús se ha quedado con nosotros en el alimento eucarístico. Con fe y alegría, acerquémonos a recibirlo. Hagamos nuestros sus sentimientos y su entrega hasta la muerte de cruz.  Que nos conduzcan a la gloria de la resurrección, anticipada en esta Cena que hoy celebramos y compartimos.

TRASLADO DEL SANTISIMO SACRAMENTO AL MONUMENTO

MONICIÓN A LA RESERVA DEL SANTÍSIMO

Ahora vamos a proceder a la reserva solemne del Cuerpo de Cristo para la comunión de mañana, en los Monumentos que hemos preparado aquí y en cada capilla.

Cantando adoraremos al Señor, contemplemos el gran Don de la Eucaristía, agradeciendo su presencia amorosa entre nosotros.

(En este momento puede hacer la reserva, mientras cantamos,  de este modo el pueblo tiene la oportunidad de iniciar la adoración y no entrar rápidamente del altar al monumento, percibiéndose un desconcierto, pues ni el coro puede mantener el canto de adoración, y la gente se desordena, luego se continúa con la monición, una vez que ingrese ud.al monumento)

Estos son momentos para un encuentro personal con el Señor,  quien permanece fiel en el Sagrario esperando a que nosotros acudamos a estar con él. Son momentos de dejar que Dios entre en nuestra vida, por eso guardemos el mayor silencio posible mientras estemos en el Monumento.

A las nueve de la noche nos reuniremos en cada una de las capillas  para celebrar la Hora Santa, en la que rememoramos los momentos de Jesús en Getsemaní. Las capillas permanecerán abiertas hasta las 12 de la noche.

Ha terminado la celebración de la Cena del Señor. Sin embargo, el sacerdote no nos ha despedido como hace normalmente. Así se nos da a entender que esta celebración queda incompleta, que el Jueves Santo es tan sólo el inicio e introducción del Triduo Pascual, Mañana a las ocho de la mañana, desde la Capilla Santa Rosa de Uchumayo, contemplaremos los pasos de la Pasión del Señor en el Vía Crucis y por la noche a las siete, nos volveremos a reunir para celebrar la Pasión y Muerte de nuestro Redentor, en espera de la gran celebración de la Pascua.

  • 2  Acompañan con velas encendidas. Monaguillos.
  • Canto:
  • Se desnuda el altar:

Compartir este post

Repost 0
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo

Comentarios