Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  •  Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

5 diciembre 2014 5 05 /12 /diciembre /2014 17:02

MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días (noches) a todos. Bienvenidos, en este tiempo de esperanza, a la casa de Dios. 

Este segundo domingo de Adviento es una nueva oportunidad para revisar nuestro camino de vida y vivir un auténtico encuentro con el Señor que nos invita a participar de su reinado de paz, de amor y justicia.

Dispongámonos a participar de esta celebración, Jesús viene a nuestro encuentro. 

Nos ponemos de pie y cantamos.

SALUDO INICIAL

 

CORONA DE ADVIENTO

(Encender la Segunda vela de la corona)

Encendemos, Señor, esta luz

como aquel que enciende una lamparilla

para salir al encuentro del amigo que llega.

 

En esta segunda semana de adviento,

queremos encender el fuego de la esperanza

para prepararnos a recibirte con gozo y entusiasmo.

 

Tú sabes cuántas sombras nos envuelven,

cuántas humillaciones nos oprimen.

Pero nosotros queremos escuchar tu palabra

que nos consuela y nos alienta.

 

Porque Tú eres, la voz más dulce,

la paz más profunda,

la alegría más verdadera.

 

Amén

 ACTO PENITENCIAL

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

 

Ya en el Antiguo Testamento, el Profeta Isaías nos exhorta a preparar los caminos, a renovar nuestras vidas, para poder recibir así, al Mesías, al Salvador.

El Apóstol San Pedro nos dice que si bien sólo Dios sabe cuándo y cómo va a acabar la historia humana, los cristianos debemos esperar al Señor, activa y piadosamente.

En la proclamación del Evangelio según San Marcos, escuchamos al mismo Jesús que nos muestra a Juan el Bautista retomando las palabras del Profeta que nos llama a preparar la llegada del Señor.

HOMILIA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

La liberación esta ya cercana y Dios viene a consolar a su pueblo y a borrar su pecado, por eso, con alegría serena y confianza filial presentemos al Padre las necesidades, angustias y esperanzas de los hombres y digamos:

¡SEÑOR, AYÚDANOS A PREPARAR EL CAMINO!

1.- Por la Iglesia. Para que en este tiempo de Adviento abramos caminos para el encuentro con el Señor, de tal manera que los pobres puedan encontrarse con el Señor.

                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

2.-Por todos los gobernantes. Para que trabajen incansablemente por cuidar nuestro mundo, respetando la Creación, con políticas que eviten contaminar y destruir nuestros ríos y selvas.

                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Para que el diálogo en Familia una a todos sus miembros y así haya paz y alegría en estas Navidades que se avecinan.

                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Para que el Señor cure los dolores de los enfermos, consuele a las mujeres maltratadas, de paz y alegría a cuantos carecen de ellas y libre a nuestro pueblo de todos los males. 

                                                                       ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por quienes sufren enfermedades incurables como el SIDA. Para que no sean marginados por nosotros, encuentren acogida y ayuda en todos los cristianos.                                                                                                                                                                                

                                                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

 Oh Dios, que no tardarás en venir, escucha las plegarias de tu Iglesia reunida en oración, convierte nuestros corazones a Ti, y haz que preparemos el camino de tu Enviado. Por Jesucristo nuestro Señor. AMÉN

LITURGIA  EUCARÍSTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

José y María

José, el hombre justo y fiel, cuidará de María y de Jesús. Es claro modelo de padre que se entrega a Dios a través del cuidado de su familia.

María, mujer joven, de un pueblo insignificante, es elegida para ser Madre de Dios. Pero Dios pide permiso a María y ella sabe decir SI.

Pan y vino.

Con las ofrendas  de pan y vino ponemos nuestra vida ante el Señor para que él la transforme como hizo con José y María.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

En esta Eucaristía que ahora vamos a compartir fraternalmente, está Jesús realmente presente; Él se nos da como alimento.  Que esa presencia suya nos fortalezca,  y aliente a nuestro corazón a enderezar los caminos que en nosotros se hallen torcidos.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

QUIERO SER UN CAMINO,

Por el que Dios pueda andar,

En el que Jesús pueda crecer,

En el que el Señor pueda reinar.

 

QUIERO SER UN CAMINO,

Donde los hombres encuentren a Jesús,

Donde mis amigos descubran alegría,

Donde todo sea paz y esperanza.

 

QUIERO SER UN CAMINO,

Para que Dios pueda nacer,

Para que Dios pueda amar,

Para que Dios pueda hacerse hombre.

 

QUIERO SER UN CAMINO.

Sí, Jesús, quiero ser tu camino,

Un camino por dónde vengas,

Un camino por donde hables,

Un camino por donde sirvas,

Un camino por donde salves,

Un camino por donde toques,

Un camino por donde nos abraces.

QUIERO SER UN CAMINO,

CAMINO TUYO, SEÑOR.

AMÉN

 

DESPEDIDA

MISA 11’30PM. PRIMERA COMUNIÓN

MONICIÓN DE ENTRADA

Hoy, en esta celebración de la eucaristía, nuestros hijos recibirán la primera comunión. Son.................

           Es un día importante para ellos, están contentos por la fiesta, y están contentos porque hoy Jesús estará más cerca de ellos, lo recibirán en su corazón. Y es también un día importante para nosotros, sus padres, que vemos cómo crecen, y que vemos cómo van avanzando también en su crecimiento como cristianos.

            Nuestros hijos se han preparado en la catequesis, y han aprendido a conocer y a amar más a Jesús. Sus catequistas están contentos de acompañarlos aquí, en este momento. Y nosotros, los padres, sentimos hoy de una manera especial nuestra responsabilidad de seguir ayudándolos a crecer como personas y como seguidores de Jesús. Y esperamos que toda la comunidad cristiana nos ayude en nuestra tarea.

SALUDO INICIAL

CORONA DE ADVIENTO

 

(Encender la Segunda vela de la corona)

 

Encendemos, Señor, esta luz

como aquel que enciende una lamparilla

para salir al encuentro del amigo que llega.

 

En esta segunda semana de adviento,

queremos encender el fuego de la esperanza

para prepararnos a recibirte con gozo y entusiasmo.

 

Tú sabes cuántas sombras nos envuelven,

cuántas humillaciones nos oprimen.

Pero nosotros queremos escuchar tu palabra

que nos consuela y nos alienta.

 

Porque Tú eres, la voz más dulce,

la paz más profunda,

la alegría más verdadera.

 

Amén

 ACTO PENITENCIAL

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Vamos a empezar la primera parte de la eucaristía. La parte en la que escuchamos las palabras de los apóstoles y los profetas, y las palabras de Jesús en el Evangelio. A través de estas palabras, es Dios mismo quien nos habla. Nosotros, con fe, dejemos que penetren en nuestro interior, que nos ayuden a vivir profundamente nuestro camino cristiano. Dispongámonos, pues, a escuchar con atención. Y de una manera especial ustedes, niños y adolescentes que hoy recibirán a Jesucristo por primera vez: dispongámonos a escuchar lo que él quiere decirnos hoy.

HOMILIA

CREDO

PROFESIÓN DE FE (por el sacerdote)

            Hoy, adolescentes, recibirán por primera vez a Jesucristo. Es un gran paso en su vida de cristianos. Un gran paso en el camino que iniciaron con el bautismo.

            Por eso, ahora recordaremos aquel inicio de camino. Aquel día, sus padres y padrinos dijeron que se apartarían de todo lo que es malo, de todo lo que Jesús no quiere que hagamos porque nos hace daño a nosotros y a los demás, y que tendrían una fe muy fuerte en Dios, en Jesús, en el espíritu que él nos da. Ahora, eso lo van a decir ustedes.

            Y, como recuerdo de aquel momento, tendrán en sus manos una vela encendida, una vela que es la luz de Jesucristo que nos ilumina.

            Respondan ahora a cada pregunta, diciendo: SI, RENUNCIO.

 

-          ¿Renuncian a toda clase de egoísmo, de envidia, de hipocresía o menosprecio hacia los demás?

-          ¿Renuncian a desentenderse de las necesidades de las personas, por cobardía, pereza o comodidad?

-          ¿Renuncian a ir por la vida buscando únicamente su bienestar y lo que les interesa a ustedes, es decir, renuncian a pensar solo en ustedes mismos, olvidándose de los demás y de Dios?

Respondan ahora a cada pregunta diciendo: SI, CREO

-          ¿Creen en Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra, que nos ama y se preocupa por nosotros y por todos los hombres?

-          ¿Creen en Jesucristo, su único Hijo y Señor nuestro, que nació de María Virgen, pasó por el mundo haciendo el bien, padeció y fue sepultado, resucitó de entre los muertos y está sentado a la derecha del Padre?

-          ¿Creen en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de los muertos y la vida eterna?

PLEGARIA UNIVERSAL

 

            Ahora, todos juntos, oremos a Dios por nosotros y por todos los hombres y mujeres del mundo.

-                      Para que en toda la tierra se acaben las guerras, el terrorismo y el hambre, y todos podamos vivir en paz y dignidad. Roguemos al Señor.

-                      Para que los gobernantes y todos los que tienen poder trabajen en favor de los más pobres. Roguemos al Señor.

-                      Para que en el corazón de todos los hombres y mujeres del mundo crezcan sentimientos de amor y generosidad. Roguemos al Señor.

-                      Para que los niños pobres, abandonados y los que no tienen lo necesario para vivir encuentren amor y ayuda en nosotros. Roguemos al Señor.

-                      Para que los cristianos seamos siempre un ejemplo de servicio a los demás y sepamos poner esperanza a nuestro alrededor. Roguemos al Señor.

-                      Para que los que hoy recibimos la primera comunión seamos cada día más amigos de Jesús. Roguemos al Señor.

-                      Para que nuestros padres y familiares sepan ayudarnos a ser siempre más cristianos. Roguemos al Señor.

-                      Para que nuestros catequistas y todos los que nos han ayudado a crecer en nuestra fe sigan realizando su labor con confianza y amor. Roguemos al Señor.

-                      Para que todos los que celebramos hoy esta fiesta, vivamos llenos de la alegría y la gracia de Dios. Roguemos al Señor.

Escucha, Padre, lo que con fe te hemos pedido. PJNS

LITURGIA  EUCARÍSTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

VELAS

Acepta, Señor, estas velas, signo de la fe que guía nuestra vida. La fe en tu hijo Jesús. Haz que nos dejemos guiar siempre por él.

José y María

José, el hombre justo y fiel, cuidará de María y de Jesús. Es claro modelo de padre que se entrega a Dios a través del cuidado de su familia.

 

María, mujer joven, de un pueblo insignificante, es elegida para ser Madre de Dios. Pero Dios pide permiso a María y ella sabe decir SI.

FLORES

Acoge, Señor, estas flores, signo de gratitud y alegría, signo del amor que necesitamos expresarte.

CRUCES

Recibe, Señor, estas cruces, signo de tu amor por nosotros. Ayúdanos a ser testigos de ese amor.

ESTAMPAS

Recibe, Señor, estos recuerdos, para que al contemplarlos nunca olvidemos a quien estamos siguiendo.

Pan y vino.

Con las ofrendas  de pan y vino ponemos nuestra vida ante el Señor para que él la transforme como hizo con José y María.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

En esta Eucaristía que ahora vamos a compartir fraternalmente, está Jesús realmente presente; Él se nos da como alimento.  Que esa presencia suya nos fortalezca,  y aliente a nuestro corazón a enderezar los caminos que en nosotros se hallen torcidos.

(ACCIÓN DE GRACIAS)

Jesús, tú eres nuestro hermano, nuestro amigo. Te damos gracias porque has venido a nuestro corazón y estás con nosotros. Te queremos. Gracias por nuestros padres y familiares que hoy nos acompañan. Gracias por nuestros catequistas y por todas las personas que nos han ayudado a prepararnos para la primera comunión. Gracias por todas las cosas buenas que hay en nosotros y en todas las personas que tenemos a nuestro lado. Por todo, gracias Señor

Compartir este post

Repost 0
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo

Comentarios