Overblog
Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  •  Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

30 abril 2016 6 30 /04 /abril /2016 22:23

MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días (noches) hermanos.  Sean bienvenidos a la Eucaristía, en el sexto Domingo de Pascua.

Hoy, comenzamos ya la etapa final de la Pascua,  hemos recorrido un muy amplio camino desde aquella Vigilia Pascual,  que nos comunicó la alegre noticia de la Victoria del Resucitado.

Jesús, ahora nos habla de su regreso al Padre.  Las huellas de su luz, paz y amor, deben quedar entre nosotros.

 “VAMOS A LA FIESTA CON JESÚS” es el lema que nos ilumina este mes de Mayo.

De pie, cantamos.

MONICIÓN A LA ASPERSIÓN CON EL AGUA

Por el agua del bautismo nacimos a la vida nueva del Espíritu. Recibamos ahora con fe la aspersión del agua bendecida, con la que renovamos aquel momento decisivo.

SALUDO INICIAL

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

En la lectura de los Hechos de los Apóstoles, escuchemos el relato de la solución que dieron los Apóstoles a un gran problema de la Iglesia primitiva.

La segunda lectura de hoy nos dirá que Jesucristo es la luz que iluminará el término gozoso de la historia humana.

El evangelio, nos presenta a Jesús que se despide, sus palabras están llenas de esperanza, y también se dirigen a nosotros.

Escuchemos con atención.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Inspirados por el Espíritu del Señor, pidamos al mismo Señor Jesús que nos una, a nosotros y al mundo, en su paz y amor.  Y digámosle:

                                          “SEÑOR, PON TU MORADA  ENTRE NOSOTROS”

1.- Por la Iglesia. Para que seamos siempre acogedores con todo el mundo sin mirar su condición social, de raza o religión y así testimoniemos que Jesús está vivo. 

ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por todas las naciones. Para que la paz anunciada por Jesucristo suscite iniciativas de reconciliación entre los pueblos que sufren los estragos de la guerra.

                                                                                           ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por todos los trabajadores, en el día internacional del trabajo. Para que toda persona pueda tener un trabajo que le permita vivir dignamente respetando siempre sus derechos.

.                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por la Jornada misionera en la comunidad de Santa Rosa, para que escuchando la voz de Jesús abran sus corazones a la buena nueva del Evangelio. 

ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por la Hermandad del Señor de los Milagros,  para que la fuerza del Espíritu Santo los impulse  a crecer a todos en la fe y en la unidad.  

ROGUEMOS AL SEÑOR

Dios nuestro, que has prometido hacer morada en aquel que escucha tu palabra y la guarda, escucha nuestra oración y envíanos el Espíritu Santo. Por Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina, inmortal y glorioso, por los siglos de los siglos

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Junto al pan y el vino, presentemos nuestra vida a Dios para que la acoja con misericordia y la transforme a imagen de su Hijo Jesús.

MONICIÓN COLECTA

Hermanos, nuestra Parroquia se abre hoy a las necesidades de los niños más necesitados. La colecta de hoy irá destinada a la Infancia Misionera. Seamos generosos.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

La fidelidad del amor de Dios por todos los hombres, se expresa acabadamente en este sacramento: es Jesús que se ha quedado junto a nosotros y para siempre, para ayudarnos en este camino que nos lleva a volver a Dios.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

QUIERO ESTAR CONTIGO, SEÑOR

Cerca para no perderte, y no perdiéndome de Ti,

no olvidar a los que, día a día, me rodean.

Que tu Palabra, Señor, sea la que me empuje

a no olvidarte, y no olvidándote,

dar razón de tu presencia aquí y ahora

QUIERO ESTAR CONTIGO, SEÑOR

Y, a pesar del vacío que existe en el mundo

intentar llenarlo con mi débil esfuerzo

con mis frágiles palabras

con mi alegría fruto de mi encuentro contigo.

Ayúdame, Señor, a guardar tu Palabra,

a llevarla cosida a mis pensamientos,

a practicarla en las pequeñas obras de cada día,

a demostrarme a mí mismo

que, cumpliendo tus deseos

y guardando tus promesas,

es como podré alcanzar la Vida Eterna.

QUIERO ESTAR CONTIGO, SEÑOR

AMÉN

DESPEDIDA

 

MISA CON NIÑOS. 11’30AM

MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días hermanos.  Sean bienvenidos a la Eucaristía.

Hoy, comenzamos ya la etapa final de la Pascua,  hemos recorrido un muy amplio camino desde aquella Vigilia Pascual,  que nos comunicó la alegre noticia de la Victoria del Resucitado.

Jesús, ahora nos habla de su regreso al Padre. 

De pie, cantamos.

MONICIÓN A LA ASPERSIÓN CON EL AGUA

Por el agua del bautismo nacimos a la vida nueva del Espíritu. Recibamos ahora con fe la aspersión del agua bendecida, con la que renovamos aquel momento decisivo.

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Escuchemos con mucha atención las palabras que Dios nos dirige hoy.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Junto al pan y el vino, presentemos nuestra vida a Dios para que la acoja con misericordia y la transforme a imagen de su Hijo Jesús.

MONICIÓN COLECTA

Hermanos, nuestra Parroquia se abre hoy a las necesidades de los niños más necesitados. La colecta de hoy irá destinada a la Infancia Misionera. Seamos generosos.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

La fidelidad del amor de Dios por todos los hombres, se expresa acabadamente en este sacramento: es Jesús que se ha quedado junto a nosotros y para siempre, para ayudarnos en este camino que nos lleva a volver a Dios.

PLEGARIA UNIVERSAL

Inspirados por el Espíritu del Señor, pidamos al mismo Señor Jesús que nos una, a nosotros y al mundo, en su paz y amor.  Y digámosle: 

“SEÑOR, PON TU MORADA  ENTRE NOSOTROS”

1.- Por la Iglesia. Para que seamos siempre acogedores con todo el mundo sin mirar su condición social, de raza o religión y así testimoniemos que Jesús está vivo. 

ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por todos los trabajadores, en el día internacional del trabajo. Para que toda persona pueda tener un trabajo que le permita vivir dignamente respetando siempre sus derechos.

.                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por la Jornada misionera en la comunidad de Santa Rosa, para que escuchando la voz de Jesús abran sus corazones a la buena nueva del Evangelio. 

ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por la Hermandad del Señor de los Milagros,  para que la fuerza del Espíritu Santo los impulse  a crecer a todos en la fe y en la unidad.  

ROGUEMOS AL SEÑOR

Dios nuestro, que has prometido hacer morada en aquel que escucha tu palabra y la guarda, escucha nuestra oración y envíanos el Espíritu Santo. Por Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina, inmortal y glorioso, por los siglos de los siglos

(ACCIÓN DE GRACIAS)

QUIERO ESTAR CONTIGO, SEÑOR

Cerca para no perderte, y

no olvidar a los que, día a día, me rodean.

Que tu Palabra, Señor, sea la que me empuje

a no olvidarte, y dar razón de tu presencia aquí y ahora

QUIERO ESTAR CONTIGO, SEÑOR

AMÉN

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
22 abril 2016 5 22 /04 /abril /2016 22:33

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos en Cristo, muy buenos días, (noches). Celebramos  hoy el quinto Domingo de Pascua, tiempo de alegría en el Señor Resucitado.

Vivamos este encuentro con el Señor Jesús como una ocasión preciosa para ser renovados por Él como sus discípulos y testigos de su amor siempre fiel. Con esa alegría y  con ganas de vivir una nueva vida en Jesús, participemos en esta eucaristía.

De pie, cantamos.

MONICIÓN A LA ASPERSIÓN CON EL AGUA

Para que brote el amor, es necesario romper con nuestros individualismos. Con el “todo para mí”. Que el agua que va a ser derramada sobre nuestras cabezas nos limpie de todo aquello que nos impide amar como el Señor ama, pensemos qué tenemos que cambiar para dar fruto cristiano.

SALUDO INICIAL

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

En la primera lectura vamos a escuchar cómo el Espíritu Santo mueve y acompaña a los apóstoles y discípulos para proclamar el Evangelio a todos los pueblos, lo cual es un don y una alegría vividos en comunidad.

Luego, en la segunda lectura, en medio de las angustias y tristezas que vive nuestro mundo y que también vivimos nosotros, escucharemos el anuncio salvador de Dios.

El Evangelio, nos recuerda que la noche en la que fuimos amados hasta el extremo, el Maestro nos dejó un mandamiento nuevo.

Escuchemos con atención.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Cristo nos asegura que la actitud del cristiano es el Amor. Amor que nos viene del Padre, amor que da fruto y fruto que dura. Pidamos a Dios que nos aumente la capacidad de amar al prójimo:

“SEÑOR, AYÚDANOS A AMAR COMO TÚ AMAS”

1.-  Por el Papa Francisco, trasmisor del rostro misericordioso de Cristo en el mundo; para que el Señor le infunda su fuerza, y le dé su gracia para que siga llevando a todos el amor y la bondad del Padre.

ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por nuestros hermanos de Ecuador y Japón afectados por los terremotos de esta semana pasada, para que Dios acoja las almas de los difuntos, dé ánimo a los heridos y consuelo a los familiares y a nosotros nos haga solidarios.

ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por la Misión Evangelizadora en nuestra Comunidad de Santa Rosa,  para que Dios abra los corazones y los caminos a la buena nueva del Evangelio.                                                             

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por los esposos, los hijos, los hermanos, que han roto los lazos del amor por malos entendidos; para que el amor de Cristo les devuelva el auténtico amor basado en el diálogo, la confianza, y el perdón.

ROGUEMOS AL SEÑOR

 5.- Por nuestra tierra, nuestro hogar. Para que seamos agradecidos con ella y no la destruyamos con la contaminación y el abuso excesivo de sus recursos.

 

ROGUEMOS AL SEÑOR                                                                                                                                                                            Padre, Tú, que sabes de todas nuestras carencias, llénanos de tu Amor para que podamos responder con solicitud  a las invitaciones del Espíritu. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.  Amen.                                                                                 

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

CORAZÓN GRANDE

Señor, presentamos este corazón que simboliza el nuestro: queremos aprender de ti a tener un corazón bien grande, donde puedan caber todos nuestros hermanos.

PAN Y VINO

No es fácil amar como Cristo nos amó. Sintonizar nuestro corazón con el suyo es imposible sin su gracia; por ello, entreguemos junto al pan y el vino las dificultades de nuestras vidas y el anhelo que sean renovadas por medio del amor.

MONICIÓN A LA COLECTA

Hermanos, nuestra comunidad nos unimos hoy a los sufrimientos de nuestros hermanos de Ecuador. Seamos generosos en la colecta que se destinará para poder ayudarles.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Éste es Jesucristo, el Señor, que nos recuerda hoy: Ámense como yo les he amado. Dichosos nosotros, invitados a comer este pan de vida y amor.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

 

 POR TI, SEÑOR

Amaremos, aun no siendo amados.

Y, en medida rebosante y sin cuenta,

colmaremos y calmaremos

los corazones que necesitan paz,

las almas que se han tornado tibias,

los pies que se resisten a caminar,

los ojos que se han quedado en el vacío.

POR TI, SEÑOR

Mantendremos, eternamente nuevo,

el mandamiento que Tú nos dejaste:

Amar, sin mirar a quién.

Amar, sin contar las horas.

Amar, con corazón y desde el corazón.

Amar, buscando el bien del contrario.

Amar, buscándote en el hermano.

POR TI, SEÑOR

AMÉN.

DESPEDIDA

MISA CON NIÑOS. 11’30AM

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos en Cristo, muy buenos días. Celebramos  hoy el quinto Domingo de Pascua, tiempo de alegría en el Señor Resucitado.

Vivamos este encuentro con el Señor Jesús como una ocasión preciosa para ser renovados por Él como sus discípulos y testigos de su amor.

De pie, cantamos.

MONICIÓN A LA ASPERSIÓN CON EL AGUA

Para que brote el amor, es necesario romper con el “todo para mí”. Que el agua que va a ser derramada sobre nuestras cabezas nos limpie de todo aquello que nos impide amar como el Señor ama.

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Escuchemos con mucha atención lo que Dios nos quiere comunicar hoy.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

CORAZÓN GRANDE

Señor, presentamos este corazón que simboliza el nuestro: queremos aprender de ti a tener un corazón bien grande, donde puedan caber todos nuestros hermanos.

PAN Y VINO

No es fácil amar como Cristo nos amó. Sintonizar nuestro corazón con el suyo es imposible sin su gracia; por ello, entreguemos junto al pan y el vino las dificultades de nuestras vidas y el anhelo que sean renovadas por medio del amor.

MONICIÓN A LA COLECTA

Hermanos, nuestra comunidad nos unimos hoy a los sufrimientos de nuestros hermanos de Ecuador. Seamos generosos en la colecta que se destinará para poder ayudarles.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Éste es Jesucristo, el Señor, que nos recuerda hoy: Ámense como yo les he amado. Dichosos nosotros, invitados a comer este pan de vida y amor.

PLEGARIA UNIVERSAL

Cristo nos asegura que la actitud del cristiano es el Amor. Amor que nos viene del Padre, amor que da fruto y fruto que dura. Pidamos a Dios que nos aumente la capacidad de amar al prójimo:

 

“SEÑOR, AYÚDANOS A AMAR COMO TÚ AMAS”

1.- Por nuestros hermanos de Ecuador y Japón afectados por los terremotos de esta semana pasada, para que Dios acoja las almas de los difuntos, dé ánimo a los heridos y consuelo a los familiares y a nosotros nos haga solidarios.

ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por la Misión Evangelizadora en nuestra Comunidad de Santa Rosa,  para que Dios abra los corazones y los caminos a la buena nueva del Evangelio.

                                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por los esposos, los hijos, los hermanos, que han roto los lazos del amor por malos entendidos; para que el amor de Cristo les devuelva el auténtico amor basado en el diálogo, la confianza, y el perdón.

ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por nuestra tierra, nuestro hogar. Para que seamos agradecidos con ella y no la destruyamos con la contaminación y el abuso excesivo de sus recursos.

                                           ROGUEMOS AL SEÑOR                                                                                           

Padre, Tú, que sabes de todas nuestras carencias, llénanos de tu Amor para que podamos responder con solicitud  a las invitaciones del Espíritu. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.  Amen.                                                                                 

(ACCIÓN DE GRACIAS)

 POR TI, SEÑOR

Mantendremos, eternamente nuevo,

el mandamiento que Tú nos dejaste:

Amar, sin mirar a quién.

Amar, sin contar las horas.

Amar, con corazón y desde el corazón.

Amar, buscando el bien del contrario.

Amar, buscándote en el hermano.

POR TI, SEÑOR. AMÉN.

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
16 abril 2016 6 16 /04 /abril /2016 21:25

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos muy buenos días, (noches).  Bienvenidos a la fiesta de la Eucaristía, en este IV Domingo de Pascua, en que seguimos celebrando la Resurrección de nuestro Señor. 

Hoy Jesús se nos ofrece como el Buen Pastor. Cada uno de nosotros somos su oveja preferida. Él está con nosotros y nunca nos abandona.

La Iglesia vivimos  también hoy, la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones. Pidamos al Señor que haya muchos jóvenes, que en este Año de la Misericordia, respondan con generosidad a la llamada del Buen Pastor.

De pie y cantamos.

MONICIÓN A LA ASPERSIÓN CON EL AGUA

Con la aspersión del agua sobre nuestras cabezas, recordamos nuestro bautismo y renovamos nuestra adhesión a Cristo, Buen Pastor, que nos invita a seguirle. 

SALUDO INICIAL

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Si hoy es difícil escuchar y anunciar la buena noticia que nos trae Jesús y dar testimonio de Dios y de la Resurrección de su Hijo, mucho más difícil lo tuvo que ser para los primeros cristianos. Así se nos cuenta hoy en la primera lectura.

La visión de Juan, en la segunda lectura, nos muestra a Jesús como el cordero y pastor que nos guiará a la vida eterna.

En el Evangelio, Jesús dice que sus ovejas escuchan su voz, así que debemos estar atentos para escucharle, para reconocerle y así poder seguirle, porque si una oveja no escucha al pastor se puede despistar y perderse.

Escuchemos con atención.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Roguemos a Jesús, Cordero de Dios y Pastor nuestro, que conduzca a todos los hombres a los manantiales de la vida. Respondemos diciendo:

¡JESÚS, BUEN PASTOR, ESCÚCHANOS!

1.- Por la toda la Iglesia. Para que fieles a Jesús anunciemos incansablemente su mensaje de vida a todo el mundo, dedicando nuestro tiempo a los demás y comprometiéndonos de forma activa por cambiar nuestra sociedad. 

ROGUEMOS AL SEÑOR

2.-. Por las vocaciones sacerdotales, misioneras y a la vida consagrada. Para que en medio de las dificultades de este mundo sean perseverantes en el regalo que Dios les ha dado y vivan con alegría la llamada del Buen Pastor y surjan más vocaciones de nuestra comunidad.

ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por los gobernantes del mundo. Para que trabajen incansablemente contra la corrupción, la violencia, las guerras y los conflictos, y vivan su vocación política como un verdadero servicio a la sociedad.

ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por el nuevo Obispo Auxiliar de Huancayo, Monseñor Carlos Alberto Salcedo. Para que el Señor lo llene de bendiciones y fortaleza para vivir este nuevo ministerio a imagen del Buen Pastor.

ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por todos los niños explotados en la prostitución, en el trabajo o en otras esclavitudes. Para que nos comprometamos por denunciar esta injusticia y por crear un ambiente donde el niño sea bien tratado.

ROGUEMOS AL SEÑOR

Señor, tu nos conoces y sabes de nuestras necesidades, atiende con tu infinita bondad las necesidades que aquí te presentamos y concédenos también todo aquello que tú sabes que necesitamos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Acercamos, en este momento, el pan y el vino que se convertirán en Cristo, nuestro Buen Pastor. Ofreciendo así los frutos de nuestra comunidad y recordando hoy las vocaciones consagradas que han surgido de entre nosotros.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

 

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Cristo es el Buen Pastor, que apacienta y alimenta a la Iglesia. Que la Eucaristía que comulgaremos, sea ese alimento de vida eterna, que hoy nos da el Señor.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

Padre de bondad: 
Hemos escuchado la voz de tu Hijo
que nos ha hablado aquí en esta eucaristía.
Danos la gracia de seguir perteneciendo a él,  a su rebaño, 
y de seguirle a dondequiera que él nos lleve.


Que ni el miedo ni la tentación engañosa nos venzan
y nos secuestren lejos de tu amor.
Así como él se nos ha dado como pan de vida,
que nosotros también nos demos los unos a los otros.

Amén

DESPEDIDA

 

MISA CON NIÑOS. 11’30AM

 

 

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos muy buenos días. 

Hoy Jesús se nos ofrece como el Buen Pastor. Cada uno de nosotros somos su oveja preferida.

Hoy rezaremos para que el Señor nos regale nuevas vocaciones a nuestra Iglesia; niños y jóvenes que se quieran consagrar a Dios. De pie y cantamos.

MONICIÓN A LA ASPERSIÓN CON EL AGUA

Con la aspersión del agua sobre nuestras cabezas, recordamos nuestro bautismo y renovamos nuestra adhesión a Cristo, Buen Pastor, que nos invita a seguirle. 

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Escuchemos con mucha atención lo que Dios nos quiere comunicar hoy.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Acercamos, en este momento, el pan y el vino que se convertirán en Cristo, nuestro Buen Pastor. Ofreciendo así los frutos de nuestra comunidad y recordando hoy las vocaciones consagradas que han surgido de entre nosotros.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Cristo es el Buen Pastor, que apacienta y alimenta a la Iglesia. Que la Eucaristía que comulgaremos, sea ese alimento de vida eterna, que hoy nos da el Señor.

PLEGARIA UNIVERSAL

Roguemos a Jesús, Cordero de Dios y Pastor nuestro, que conduzca a todos los hombres a los manantiales de la vida.  Respondemos diciendo:

¡JESÚS, BUEN PASTOR, ESCÚCHANOS!

1.- Por la toda la Iglesia. Para que fieles a Jesús anunciemos incansablemente su mensaje de vida a todo el mundo, dedicando nuestro tiempo a los demás y comprometiéndonos de forma activa por cambiar nuestra sociedad. 

ROGUEMOS AL SEÑOR

2.-. Por las vocaciones sacerdotales, misioneras y a la vida consagrada. Para que en medio de las dificultades de este mundo sean perseverantes en el regalo que Dios les ha dado y vivan con alegría la llamada del Buen Pastor y surjan más vocaciones de nuestra comunidad.

 ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por el nuevo Obispo Auxiliar de Huancayo, Monseñor Carlos Alberto Salcedo. Para que el Señor lo llene de bendiciones y fortaleza para vivir este nuevo ministerio a imagen del Buen Pastor.

ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por todos los niños explotados en la prostitución, en el trabajo o en otras esclavitudes. Para que nos comprometamos por denunciar esta injusticia y por crear un ambiente donde el niño sea bien tratado.

ROGUEMOS AL SEÑOR

Señor, tu nos conoces y sabes de nuestras necesidades, atiende con tu infinita bondad las necesidades que aquí te presentamos y concédenos también todo aquello que tú sabes que necesitamos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

(ACCIÓN DE GRACIAS)

Padre de bondad: 
Hemos escuchado la voz de tu Hijo
que nos ha hablado aquí en esta eucaristía.
Danos la gracia de seguir perteneciendo a él,  a su rebaño, 
y de seguirle a dondequiera que él nos lleve.


Que ni el miedo ni la tentación engañosa nos venzan
y nos secuestren lejos de tu amor.
Amén

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
9 abril 2016 6 09 /04 /abril /2016 09:44

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanos y hermanas buenos días (noches). El Señor nos reúne en este Tercer Domingo de Pascua para llenarnos de la alegría de su resurrección.

En medio de la rutina y los desánimos de cada día, Él nos impulsa a vivir como personas nuevas y resucitadas. Aunque pueda parecer a veces que triunfan las tinieblas del mal y la fatiga de la vida diaria, la Iglesia sabemos con certeza que sobre quienes siguen a Cristo resplandece ahora la luz de la Pascua. Hoy el Señor Resucitado, nos invita a comer y a ser continuadores de su misión en el mundo.

Nos ponemos de pie y cantamos.

SALUDO INICIAL

MONICIÓN A LA ASPERSIÓN CON EL AGUA

Hermanos: tras la celebración de la noche bautismal, en la que bendijimos esta agua, renovemos, una vez más, nuestro propio Bautismo, abramos nuestros corazones al perdón que nos trae el Señor y dejemos que Dios actualice en nosotros la gracia bautismal.

GLORIA

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

La primera lectura, da cuenta de la labor impostergable e irrenunciable de  anunciar el Evangelio. Ninguna amenaza puede silenciar a la Iglesia que da testimonio del Señor Resucitado.
       La segunda lectura, nos invita a ver el futuro con la esperanza que brota de la fe, en el Resucitado. El Cordero de Dios,  que ha liberado al mundo con su sangre y le ha abierto el camino a la vida.

El Evangelio, nos muestra la última de las apariciones de Jesús a sus discípulos después de resucitado, en ella Él mismo encomienda a Pedro el pastoreo universal.

Escuchemos  con atención.

 HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Al Señor Jesús, que se hizo compañero de camino de los discípulos que dudaban de Él, pidámosle que acompañe también a su Iglesia que peregrina entre las dificultades e incertidumbres de esta vida.

A cada petición diremos: 

«QUÉDATE CON NOSOTROS, SEÑOR»

1.- Por la Iglesia, para que tengamos, hoy, la misma valentía que los Apóstoles en anunciar el Evangelio, a pesar de las muchas dificultades que nos plantea el mundo.                                                                                                                                                     ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por el Papa Francisco, sucesor de Pedro, para que continúe con valentía cumpliendo la misión de apacentar a las ovejas, auxiliado por el Espíritu Santo, en estos tiempos tan difíciles en los que hay que dar testimonio incluso jugándonos la propia vida. 

                                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por el proceso electoral en nuestro país, para que se encamine hacia la paz y la justicia social. Que los nuevos gobernantes, respeten y cumplan las promesas que hicieron y estén dispuestos como Jesús a preocuparse  de los más olvidados.

                                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por los que no esperan en nada. Por los que han perdido la fe en Dios. Para que el Espíritu Santo mueva sus corazones y sus almas y puedan reconocer a Jesús como Resucitado.

ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por nosotros, reunidos en el Día del Señor para compartir la mesa de la Palabra y de la Eucaristía, para que Jesús Resucitado, nuestro Señor y Salvador aumente nuestra fe y seamos testimonio vivo de su amor. 

ROGUEMOS AL SEÑOR

Señor Jesús, concédenos, en esta Pascua, la gracia de reconocerte en tu Palabra y en tus Sacramentos, para que caminemos por nuestra vida con amor y esperanza. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

LITURGIA  EUCARÍSTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

FRUTAS

Con esta bandeja repleta de frutos queremos simbolizar la alegría de la Pascua. Si el Señor ha resucitado, nosotros –como fruto de la Pascua- también resucitaremos a una nueva vida.

PAN Y VINO

Junto con el pan y el vino presentemos nuestro empeño por ser cada vez más fieles al amor  de Cristo, comprometiéndonos, como Pedro, a cuidar de nuestros hermanos.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

En la comunión nos unimos a Jesucristo, muerto y resucitado por nosotros. Acerquémonos, pues, a recibir la Eucaristía sabiendo que somos el nuevo pueblo de Dios, que camina hacia la vida que Jesucristo ya posee.

ACCIÓN DE GRACIAS

(no leer este subtitulo)

Señor Jesús, como a Pedro, hoy tú nos preguntas también:
¿Me amas? Sí, Señor: pero concédenos amarte todavía mucho más
con un corazón caldeado por el fuego inextinguible de tu amor.

Tú nos abriste el camino que lleva hasta el Padre
y, gracias a ti, la vida es mucho más fuerte que la muerte.
Estamos seguros por la fe, de que vives en nosotros
y estás presente en cada hombre y mujer, nuestros hermanos.

Haz que nos entreguemos a la apasionante tarea de amarte,
queriendo sin medida a los demás con el amor con que tú los amas.
Danos la fuerza de tu Espíritu para ser tus testigos siempre,
y obedecer la voluntad de Dios sin temor a nada ni a nadie.
Amén.

DESPEDIDA

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
1 abril 2016 5 01 /04 /abril /2016 22:19

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenas días (noches) hermanos y hermanas. Bienvenidos a esta Eucaristía del segundo Domingo de Pascua, el domingo de la Divina Misericordia, en la que seguimos celebrando y alegrándonos por la Resurrección de Nuestro Señor.

A los ocho días de la Pascua, como los discípulos en Jerusalén, también nosotros estamos reunidos hoy aquí. Y también, como entonces, Jesús se hace presente en medio de nosotros. Nosotros también nos alegramos con su presencia, nos sentimos llenos de su paz y de su Espíritu y enviados a anunciar la Buena Noticia con nuestra vida.

Este mes  reflexionaremos el lema: CELEBREMOS LA ALEGRÍA DE EVANGELIZAR.

Iniciamos con toda nuestra alegría esta Eucaristía de pie y cantando…

SALUDO INICIAL

MONICIÓN A LA ASPERSIÓN CON EL AGUA

Por el Bautismo, entramos en la Vida Nueva de Jesús Resucitado. Ahora, con la aspersión del agua, le pedimos que renueve en nosotros su gracia salvadora.

GLORIA

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

La primera lectura del libro de los Hechos de los Apóstoles, nos hace revivir la experiencia de la primera comunidad cristiana, de los primeros dis­cípulos de Jesús.

 Luego, en la segunda, con un lenguaje repleto de imágenes y visiones, el libro del Apocalipsis nos anunciará la vida y la fuerza que el Señor resucitado nos trae.

Finalmente, el Evangelio nos hará reflexionar sobre Tomás y su incredulidad, que a veces es también la nuestra: por mucho que nos anuncien nos cuesta creer sin ver.

Escuchemos y meditemos.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Hoy Cristo resucitado muestra al mundo la esencia de su corazón: La misericordia de Dios. A ese Dios Padre misericordioso le pedimos que escuche nuestra plegaria.

Respondemos diciendo:

¡SEÑOR, LLÉNANOS DE TU MISERICORDIA!

1.-  Por la Iglesia que formamos todos; para que en este año de la Misericordia que vivimos, podamos llevar el mensaje de Cristo a los más lejanos con gestos de verdadera compasión.

                                                                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por el Papa Francisco; para que su pasión por proclamar la Misericordia de Dios, encuentre la ayuda y el cariño de todos los católicos. 

ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por nuestro país. Para que este proceso electoral que se aproxima se oriente  hacia una convivencia en justicia y libertad, se termine con las injusticias y la corrupción y los más pobres puedan encontrar esperanza.

ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por nuestra Hermandad del Señor de los Milagros. Para que en este proceso de reorganización vayan conociendo más a Cristo y se comprometan por ser parte de nuestra Iglesia católica.

ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por cuantos estamos aquí reunidos, celebrando la Pascua, y tenemos la gracia de vivir este año jubilar;  para que nos comprometamos en algún grupo parroquial y desde ahí seamos testimonio de servicio.

ROGUEMOS AL SEÑOR

Señor, Dios nuestro, en tu gran misericordia, concédenos, en esta Pascua, la gracia de reconocerte en tu Palabra y en tu Eucaristía, para que caminemos por nuestra vida con amor y esperanza. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

LITURGIA  EUCARÍSTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

JARRA CON AGUA

Recordando nuestro bautismo, te ofrecemos, Señor, esta agua. La has creado para fecundar nuestras tierras, y también por ella nos has hecho renacer a la vida de hijos e hijas de Dios.

PAN Y VINO

Tomás, al ver a Jesús resucitado le ofreció su fe: ¡Señor mío y Dios mío! Nosotros, felices por creer sin ver, ofrezcamos el pan y el vino, para que al convertirse en la vida de Jesús, podamos alimentarnos de Él.

COLECTA

Nuestra Parroquia se abre ahora a las necesidades de nuestra Diócesis y nuestro Seminario. Seamos generosos en la colecta que irá destinada a ese fin

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Como pueblo rescatado por Dios, acerquémonos a recibir a Cristo en la comunión. Y en un momento de oración alabémoslo y démosle gracias por su divina misericordia.

   ACCION DE GRACIAS 

(Acción de gracias, no leer este subtitulo)

¡CON MI IGLESIA, CREO EN TI, SEÑOR!

 

Ven, Señor, y como a Tomás muéstrame tu costado

no para que crea más o menos

sino para sentir un poco el calor de tu regazo.

Ven, Señor, y como a Tomás, enséñame tus pies,

no porque desee verlos taladrados

sino porque, al contemplarlos,

conoceré el precio que has pagado por mi.

 

Ven, Señor, y como a Tomás, dame tus manos,

no para advertir los agujeros que los clavos dejaron

sino para que  juntando las mías sobre las tuyas,

llegue a comprender que he de ayudar al que está abatido,

animar al que se encuentra desconsolado

o servir con generosidad

a todo hombre que ande necesitado

¡ALELUYA, CREO CON TU IGLESIA, EN TI SEÑOR!

AMÉN

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
26 marzo 2016 6 26 /03 /marzo /2016 20:51

MONICION ENTRADA

Hermanas y hermanos, buenos días (noches), en Cristo Resucitado.

Bienvenidos a esta Eucaristía de alegría y gozo. Anoche celebrábamos la Vigilia Pascual. Y esta Misa de Pascua es eco de aquella.

El mensaje de hoy es: “No busquen entre los muertos al que vive”. Hoy es el Domingo de los Domingos. El día en que celebramos la Pascua del Señor. ¡CRISTO HA RESUCITADO! ¡ALELUYA!

¡Participemos con gran alegría y ánimo en este Memorial de la Victoria de nuestro Dios, porque con Él también nosotros hemos pasado de la muerte a la vida!

De pie, cantamos.

SALUDO INICIAL

BENDICION DEL AGUA

ASPERCION A LA ASAMBLEA

GLORIA

ORACION COLECTA

LITURGIA  DE  LA   PALABRA

MONICION  A LAS  LECTURAS 

Las lecturas de hoy, nos traen una gran noticia: Jesús ha triunfado sobre la muerte y, por lo tanto, ha de ser una novedad que hemos de anunciar y de llevar como cristianos allá donde nos encontremos. Que no olvidemos nunca que, el seguir a Jesús, nos exige pensar y actuar como Él pensó y actuó.

Escuchemos con alegría y con atención la Palabra.

HOMILIA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Llenos de gozo por la resurrección del Señor  y purificados nuestros sentimientos y renovado nuestro espíritu, elevamos al Padre nuestras oraciones.

A cada intención decimos:

SEÑOR, DANOS NUEVA VIDA, POR TU HIJO RESUCITADO”

1.  Por el Papa Francisco, los obispos, sacerdotes y el pueblo fiel para que esta Luz que hoy nace del sepulcro vacío, llene y guie nuestros corazones.                                                                                       

 ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por la paz en el mundo, entre todos los hombres y entre todos los pueblos y hoy pedimos de una forma especial, por Siria, por sus desplazados y por Bruselas; por las víctimas del terrorismo. 

  ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por los sin techo, los sin familia, los hermanos caídos en las garras de la droga o el alcohol: para que encuentren en nosotros el trato amable y solidario que necesitan y merecen. 

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

4. Para que los agentes pastorales de nuestra comunidad  Parroquial encuentren en Cristo Resucitado, la fuerza que los impulse y anime, a desarrollar con fe y esperanza su labor Pastoral en la comunidad.

                                                                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

5.  Por nosotros mismos, que hemos participado en estos días del paso de la muerte a la vida; para que nunca perdamos la capacidad de asombrarnos ante la admirable providencia divina y llevemos vida y alegría a todos.  

ROGUEMOS AL SEÑOR

Escucha, Señor Jesús, estas oraciones que el Espíritu Santo pone en nuestros corazones. A ti, que Resucitado, vives con el Padre y el Espíritu, y reinas por los siglos de los siglos. Amén.

LITURGIA   EUCARÍSTICA

 

MONICION DE OFRENDAS

Pan y Vino

Aún suenan en nuestros oídos las palabras de Jesús en Jueves Santo “tomen y coman… tomen y beban”. Pues para que Jesús vea que no olvidamos su mandato aquí traemos el pan y el vino para que se haga presente y no nos falte nunca su presencia en el altar.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICION DE COMUNIÓN

Cristo ha  resucitado, es nuestra gracia y fortaleza.  Nos invita a comer su cuerpo, a ser partícipes de su felicidad.  Vayamos a su encuentro.

 (ACCION DE GRACIAS)

HAS RESUCITADO, SEÑOR

Para que nosotros no nos perdamos

en el silencio de la tierra.

HAS RESUCITADO, SEÑOR

Porque Dios, como Padre,

nos quiere llenos de vida.

HAS RESUCITADO, SEÑOR

Sufriste por nosotros,

subiste al madero… pero al tercer día,

HAS RESUCITADO, SEÑOR

Porque no quieres que la muerte

sea más fuerte que nuestra vida.

HAS RESUCITADO, SEÑOR

Para que, un día en el cielo,

todos nos podamos dar un abrazo de hermanos.

HAS RESUCITADO, SEÑOR

Con María, los discípulos

y todos los creyentes del mundo,

con la Iglesia y con todos los voceros de tu amor.

Con los jóvenes y los niños

con los padres y los ancianos

con los sacerdotes y los catequistas.

Con el sol que anuncia el esplendor

de esta inolvidable mañana te decimos:

¡HAS RESUCITADO, SEÑOR!

ÁMEN

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
24 marzo 2016 4 24 /03 /marzo /2016 09:54

MONICIÓN DE ENTRADA

Hermanas y hermanos, buenas noches. Nos hemos reunido para participar en la fiesta más solemne de la liturgia cristiana, La Vigilia Pascual, Madre de todas las Vigilias, Fiesta del fuego, de la luz y del agua, Fiesta de Cristo Resucitado.

Esta es una noche gloriosa y privilegiada para la comunidad cristiana en el mundo entero. En ella, nos reencontramos con la esperanza nueva, renacen miles de hermanos y hermanas por el Bautismo, los penitentes encuentran la reconciliación, los cielos, la tierra y todo lo creado se estremece ante la novedad del Resucitado. En esta solemne Vigilia Pascual, nos disponemos a resucitar con Cristo, para vivir en la gracia de Dios y comunicarlo a todo el mundo.

A través de cuatro signos: la luz, la Palabra, el agua bautismal, y la Eucaristía, se nos va a ofrecer la oportunidad de renovarnos en esta vida de Cristo resucitado.

Participemos de estos ritos, con un corazón sencillo y dispuesto.

PRIMER MOMENTO

(Los invitamos a acercarse ahora a la canchita deportiva, donde va a tener lugar la liturgia de la luz, símbolo de Cristo resucitado)

LITURGIA DE LA LUZ

- Traslado del cirio hasta el fuego

- Bendición del fuego

- Procesión con el cirio

- Luces apagadas:

 

 BENDICION DEL FUEGO

En estos momentos, el Presidente de la Asamblea, bendice el “Fuego nuevo” símbolo de cómo debe arder de alegría nuestro corazón, al saber que Cristo, nuestra vida y fuerza, ha Resucitado.

 

Oh Dios y Padre nuestro, que por medio de tu Hijo amado has dado a tus fieles el fuego de tu luz: santifica  este fuego+, y concédenos que la celebración de estas fiestas pascuales encienda en nosotros deseos sinceros de vivir nuestro seguimiento de Cristo, de quien recibimos una nueva luz y un nuevo ser, para así crear vida en nuestro caminar por la vida. 

 

Por Jesucristo Nuestro Señor.

 

PREPARACIÓN DEL CIRIO PASCUAL 

Se ha bendecido el fuego, luego de ese fuego nuevo se ha de encender el Cirio Pascual.

El sacerdote marca el signo de la cruz en el Cirio, y las letras griegas alfa y omega para señalar que representa a Cristo, principio y fin de todo. Grabará también los números de este año, significando que Cristo es el Rey del tiempo y la eternidad.

A cada una de las intervenciones del sacerdote respondemos: “Amén”

 

PROCESIÓN

Comenzamos la solemne procesión, para recordar que el Señor aleja con su luz las tinieblas de nuestras vidas y del mundo entero. Iluminados por la luz del Cirio Pascual, seguiremos a Cristo que sale resplandeciente del sepulcro y, a la luz de su triunfo, nos disponemos  a inaugurar las fiestas pascuales.

 

Iniciamos la procesión, yendo detrás del cirio pascual.

Por tres veces el Sacerdote se detendrá y proclamara “LUZ DE CRISTO”, y todos respondemos “DEMOS GRACIAS A DIOS”.

 

PREGON PASCUAL

Hermanos, después de haber encendido nuestra vela en el Cirio pascual, símbolo de Cristo Resucitado y verdadera luz del mundo, escuchemos la gran noticia que la Iglesia proclama a todos los hombres: ésta es la noche Santa, noche de gracia y de salvación, más luminosa que el día, noche en la que Cristo ha vencido las tinieblas del pecado y ha triunfado sobre la muerte.


Escuchemos con fe y participemos con gozo. 

(Finalizado el pregón Indicar que es momento de apagar las velas.)

SEGUNDO MOMENTO

LITURGIA DE LA PALABRA

 

MONICIÓN A LAS LECTURAS

 

Las lecturas que escucharemos,  nos recordarán los momentos claves de la historia de la Salvación, en los que contemplamos cómo actúa Dios con la humanidad: nos ha creado, nos llama a la vida, nos saca de la esclavitud y, en Jesús, destruye la muerte, para que todos tengamos abiertas las puertas de la Vida, Vida con Él, Vida eterna, Vida en plenitud.

 

Liturgia de la Palabra:

            - 1ª Lectura Gn 1,1-2,2:

            - Salmo 103.                

            - 2ª Lectura Gn 22,1-2.9ª.10-13.15-18:

- Salmo 15.                  - Oración

- 3ª Lectura Ex 14,15-15,1: 

- Salmo Ex 15,1-2….               

            -4ª Lectura Is 54,5-14:

- Salmo 29.                 

 

GLORIA

 

Hermanos y hermanas hemos contemplado el largo camino de Israel, guiado por el amor de Dios. Antes de escuchar el final glorioso, de este camino de Dios con su pueblo, cantemos alegres y jubilosos la alabanza a nuestro Señor, entonemos el himno del “Gloria”, para expresar la alegría de la resurrección del Señor.

(Se tocan las campanas y prenden todas las luces, Se encienden los cirios del altar, Monaguillos)

 

ORACION

 

MONICIÓN A LA EPISTOLA Y EL EVANGELIO  

 

La Epístola de San Pablo, nos dice que los cristianos, por el bautismo hemos sido incorporados a la muerte y resurrección de Jesús.  Y en el Evangelio escucharemos el gran anuncio de esta noche: la resurrección del Señor.  Es el anuncio que renueva toda la historia.  Es el anuncio de la vida nueva para todos.

 

- Epístola  Rom 6,3-1

 

ALELUYA  - Salmo 117

 

HOMILIA

TERCER MOMENTO

 

LITURGIA BAUTISMAL

MONICIÓN

Hermanos, la Palabra de Dios nos ha anunciado la vida nueva en Jesucristo. Esta vida, se nos comunica en el Bautismo, por el agua fecunda que nos hace  hijos de Dios. Hoy la Iglesia universal mira el nacimiento a la vida Cristiana de hermanos y hermanas, que recibirán los Sacramentos de Iniciación Cristiana; así mismo, nosotros renovaremos los compromisos Bautismales, como expresión de nuestra voluntad de comenzar una vida nueva.

LETANÍAS A LOS SANTOS

Son muchísimos los santos que  en la historia han vivido, desde sus oficios y tareas, el proyecto de Jesús. Supliquemos su presencia, para que en medio de esta alegría, y con nuestras voces se hagan un solo coro. Recordemos a un grupo de ellos: Respondemos diciendo.: Camina con nosotros.

-     María de Nazaret, madre de Jesús y ama de casa.

  • José de Nazaret, padre de Jesús y carpintero de oficio.
  • Juan Bautista, primo de Jesús y profeta de Dios.
  • Pedro y Pablo, discípulos y pioneros del evangelio.
  • Francisco de Asís, sencillo y fraterno, que vivía con poco.
  • Clara de Asís, hermana y compañera de la vida.
  • Ignacio de Loyola, contemplativo y activo, creador de fraternidad.
  • Teresa de Ávila, mujer apasionada, amiga de Jesús.
  • Juan de la Cruz, pequeño y valiente, poeta y místico.
  • Teresa de Calcuta, retrato vivo de la compasión de Jesús.
  • Óscar Romero y todos los mártires que murieron por amor a su pueblo.
  • Rosa de Lima: servicial y buscadora de Dios.
  • Martín de Porres: humilde y entregado a los demás.
  • Toribio de Mogrovejo: evangelizador del Perú.
  • Francisco Solano: taumaturgo del nuevo mundo.
  • Juan Macías: consejero espiritual.
  • Miguel, Zbigniew y Sandro: mártires del Perú.
  • Santos y santas cuyo nombre llevamos como propio desde nuestro bautismo....
  • Y  tantos otros que nos enseñaron a vivir para los demás....

 

BENDICION DEL AGUA BAUTISMAL

 

Jesús anunció que era necesario “renacer por medio del agua y del Espíritu Santo”. Eso fue nuestro bautismo. Ahora el celebrante va a pedir que el Espíritu Santo dé a esta agua su fuerza, para que muchos hermanos nuestros nazcan a la vida nueva que ofrece Jesús.

 

Señor Dios nuestro, en esta noche en que celebramos la acción maravillosa de nuestra creación y la maravilla aún más grande de nuestra redención,

dígnate bendecir  esta agua.

La creaste para hacer fecunda nuestra tierra y para favorecer nuestros cuerpos con el frescor y la limpieza.

La hiciste también instrumento de misericordia al librar a tu pueblo de la esclavitud y al apagar con ella su sed en el desierto; por los profetas la revelaste como signo de la nueva alianza que hiciste sellar con los hombres.

Y cuando Cristo descendió a ella en el Jordán, renovaste nuestra naturaleza pecadora en el baño del nuevo nacimiento.

Que de nuevo nos vivifique ahora y nos haga participar en el gozo de la Pascua. 

Por Jesucristo nuestro Señor.

 AMÉN.

RENOVACION DE LAS PROMESAS BAUTISMALES

POR TODA LA ASAMBLEA

Vamos ahora a renovar nuestra profesión de fe y compromiso de vida cristiana que asumimos en el Bautismo.

Puestos en pie, nos disponemos a vivir este momento de significado tan especial en nuestro caminar como creyentes y tomamos nuevamente las velas, que las encenderemos de la luz del Cirio Pascual.

Renuncias. (SACERDOTE)

 

Declaremos, pues, públicamente, nuestra renuncia a todo lo que se opone a la vida nueva de Jesús. Les pregunto y me pregunto:

 

-          ¿Renuncian a creerse superiores a los demás: a vivir en el abuso, en la discriminación racial, el egoísmo y el desprecio a los diferentes?

Sí, renuncio.

 

-          ¿Renuncian a las  injusticias del mundo, lejanas y cercanas, a la cobardía, pereza, comodidad?

 

-          ¿Renuncian a comportamientos donde el dinero se pone por encima del servicio y del bien común o donde sólo preocupe la felicidad personal y el puro  negocio?

 

-          ¿Renuncian a la tristeza y desconfianza, a la falta de fe, de esperanza y de amor?

 

Profesión de Fe  (SACERDOTE)

 

-          Creen en Dios Padre, autor y defensor de la vida?

Sí. Creo.

 

-          ¿Creen en Jesucristo, luz y camino, verdad y vida, creador de fraternidad?

 

-          ¿Creen en el Espíritu, que anima a la familia humana a construir un mundo mejor?

 

-          ¿Creen que es posible el futuro, incluso más allá de la muerte?

 

 

Esta es nuestra fe, y es una alegría poder proclamarla a viva voz y todos juntos.

 

ASPERSIÓN

 

Hermanos, recibamos esta agua, teniendo muy presente su sentido: ya que somos personas nuevas, renacidas en el Bautismo, deseamos renovar nuestro testimonio y nuestra presencia allí donde sea necesario para que toda persona pueda vivir en dignidad. Es un compromiso a vivir más coherentemente nuestra fe en el Resucitado.

PLEGARIA UNIVERSAL

Hermanos, habiendo llegado a esta noche tan esperada y deseada por todos nosotros, que nos trae la salvación a todos los hombres, elevemos a Dios nuestro Padre, esta súplica confiada, de verdaderos hijos suyos:

 “POR CRISTO RESUCITADO, TE LO PEDIMOS SEÑOR”

 

1.- Por la Iglesia de Dios, renovada y embellecida en esta noche con la gracia y vida de Cristo Resucitado, para que seamos signo vivo de su Resurrección. 

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR 

 

2.- Por la paz en el mundo, entre todos los hombres y entre todos los pueblos y hoy pedimos de una forma especial, por Siria, por sus desplazados y por Bruselas; por las víctimas del terrorismo. 

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

 

3.- Por los sin techo, los sin familia, los hermanos caídos en las garras de la droga o el alcohol: para que encuentren en nosotros el trato amable y solidario que necesitan y merecen. 

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

 

4.- Por los niños y jóvenes de nuestra comunidad, para que, encuentren en nosotros ejemplo de vida evangélica y abran sus corazones a Jesús y hallen en Cristo Resucitado la respuesta a sus inquietudes. 

                                                                                        ROGUEMOS AL SEÑOR 

 

5.- Por quienes celebramos la vida nueva de Jesús resucitado: para que nuestros gestos sean siempre creadores de esta vida, cuidemos la Creación y con ello a todo ser humano.

                                                                                        ROGUEMOS AL SEÑOR 

 

Padre Dios, que no has querido que tu Hijo sufriera las cadenas de la muerte y en esta noche santa nos lo entregas vivo, escucha nuestras oraciones y danos fuerza para que nuestra historia sea de vida y no de muerte. Por Jesucristo, tu Hijo y nuestro Señor. Amén.

 

CUARTO MOMENTO

 

LITURGIA EUCARISTICA

MONICION OFRENDAS

Pan y Vino

Las ofrendas de pan y vino que presentamos al Señor serán el Cuerpo y la Sangre de Jesús Resucitado, nuestro Salvador. La alegría ha de desbordarse ahora pues iniciamos la Eucaristía de la Pascua de Resurrección, momento fundamental de nuestra fe.

 

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

 

MONICION DE COMUNION

 

Con Cristo hemos muerto y hemos resucitado, comiendo su cuerpo y su sangre tenemos vida en El, acerquémonos a recibir a aquel que en la pobreza del pan y del vino late y vive con toda su divinidad

 

ACCIÓN DE GRACIAS

 

Te damos gracias, Padre, Señor de la vida,
porque Cristo resucitó hoy del sepulcro.

 ¡ALELUYA! 
Él es el lucero matinal que no conocerá ocaso.

Ésta es la noche venturosa que une cielo y tierra,
cuando la muerte fue vencida por la vida.


Ésta es la noche en que por todo el universo
los que confesamos nuestra fe en Cristo resucitado
somos liberados del pecado y restituidos a la gracia.

 

¡Feliz culpa que nos mereció tal Redentor! 
Éste es el día en que actuó el Señor, ¡ALELUYA!, 
sea nuestra alegría y nuestro gozo, ¡ALELUYA!

Amén.

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
19 marzo 2016 6 19 /03 /marzo /2016 18:44

MONICION ENTRADA

Buenas noches hermanas y hermanos en CRISTO – JESUS. Nos hemos reunido esta tarde en torno a Jesús que camina hacia la cruz. Él vivió la vida entera como un gran acto de amor, Él abrió los ojos de los ciegos, Él anunció la liberación para los pobres, Él transformó muchos corazones, Él invitó a vivir la ternura inagotable del Padre. Y ahora lo han detenido, lo han torturado, lo han condenado a morir en el suplicio de los esclavos, allí en las afueras de la ciudad santa.

            Hay mucho mal en nuestro mundo, hay mucho mal en nosotros mismos. Y por eso muere Jesús.

            Pero nosotros, hoy, ante su cruz, queremos renovar nuestra fe en Él. A pesar de nuestra debilidad, a pesar de nuestra infidelidad, nosotros creemos en Jesús. Creemos que en Él está nuestra vida, la única vida. Y oramos para que esta vida fecunde a todos los hombres y mujeres del mundo entero.

          Recordemos esta tarde a toda la gente, que como Cristo sufre hoy la misma muerte en cruz.

En silencio orante y puestos de pie recibamos al sacerdote y a continuación nos pondremos de rodillas.

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICION A LAS LECTURAS

         Isaías, en la primera lectura  describe la pasión salvadora y gloriosa del siervo del Señor, el porqué de su humillación, el sentido de su muerte por nosotros. Jesús vivió en plenitud este anuncio del Profeta.

La segunda lectura nos muestra a Cristo,  quien nos señala y abre el camino hacia la salvación, pasando por todos los sufrimientos y debilidades humanas, menos el pecado.

El Evangelio guarda el testimonio de quienes vivieron aquellas horas últimas de la Pasión. El relato de san Juan, que leemos hoy, subraya que es Jesús quien triunfa; que Él es verdaderamente el Hijo de Dios que reina desde la Cruz.

HOMILIA

ORACION UNIVERSAL

Lector: Oremos por los niños.

-          Por todos los niños del mundo obligados a trabajar en condiciones miserables, por los que viven en las calles amenazados por muchos peligros, obligados a mendigar. Oremos por los niños soldado y los explotados por el comercio del sexo, por los que no verán el sol mañana. Oremos por los niños sin infancia y sin sonrisa, a los que nunca se les cumple un deseo.

 

Sacerdote: Oremos por los niños que sufren malos tratos, que comen de vez en cuando. Por los que están siempre en la calle, con una familia rota.

 

(PAUSA: 15 segundos)

 

Lector: Oremos por los jóvenes.

-          Por los jóvenes del mundo, carne de cañón en todas las guerras, convertidos en pistoleros para llevar un sueldo a casa. “Son el futuro” pero la gran mayoría no tiene recursos ni estímulos para acceder a la cultura.

 

Sacerdote: Oremos por los jóvenes que piden por las veredas; los que hacen su vía-crucis por la ruta de la desesperanza en busca de droga o alcohol, los y las que se prostituyen.  Oremos por los enfermos de Sida y los encarcelados.

 

(PAUSA: 15 segundos)

 

Lector: Oremos por los adultos.

-          Por los campesinos sin tierra, por los desplazados; por tantas y tantas mujeres que trabajan solas para sacar adelante  a sus hijos; por todos los que tienen que abandonar su tierra para poder dar de comer a sus familias en países en los que son rechazados y explotados en los peores trabajos.

 

Sacerdote: Oremos por los adultos que arrastran años y años sin trabajo y son prematuramente jubilados; por los que han perdido la esperanza y caen en el alcohol; por los que agachan la cabeza para pedir. Por los matrimonios rotos. Por las madres que lloran cuando falta lo elemental.

 

(PAUSA: 15 segundos)

Lector: Oremos por los mayores.

-          Por los ancianos del mundo envejecidos antes de tiempo y que han de seguir trabajando en lo que sea para el sustento diario.

 

Sacerdote: Por los ancianos que recogen las sobras en los mercados. Los que no tienen para pagar la luz y el agua. Los que abandonados acaban sus días solos y sin atención familiar.

 

(PAUSA: 15 segundos)

 

Lector: Oremos por la Iglesia.

-          Por todos los cristianos que formamos la Iglesia; el Papa, los Obispos, los sacerdotes, los religiosos, los laicos... Para que el Señor nos conceda la paz del corazón, nos mantenga en la unidad, nos haga ver los signos de los tiempos para así mejor vivir la fe, la esperanza y la caridad.

 

Sacerdote: Padre, ponemos junto a tu Hijo asesinado a todos los empobrecidos de esta tierra. Te pedimos que desde el silencio sepamos descubrir sus rostros. Que trabajemos por bajarles de sus cruces. Que no les creamos incapaces de fe y de espíritu, negándoles la Buena Noticia después de haberles robado el pan. Padre, que sepamos vivir con Jesús la noche oscura de los pobres para descubrir tu día de luz y de esperanza. Las estrellas sólo se ven de noche.

ADORACIÓN DE LA CRUZ

En la imagen de Jesús crucificado, contemplamos la palabra que hemos escuchado. Aquí se cumple, la expresión profética de Cristo: “CUANDO SEA LEVANTADO EN ALTO, ATRAERÉ A TODOS HACIA MI”. La cruz, se convierte para nosotros  en el signo conmovedor de un amor tan grande, es una cruz gloriosa, en ella está nuestra salvación, nuestra vida y nuestra resurrección. Adorar la cruz es signo de adorar a quien fue clavado en ella y de querer vivir como él. Que las obras de misericordia que él vivió se hagan vida en nosotros.

                                                            

Nos ponemos de pie.

SACERDOTE:     ¡MIREN EL ARBOL DE LA CRUZ, DONDE ESTUVO            CLAVADO  LA SALVACIÓN DEL MUNDO!

TODOS RESPONDEMOS:   ¡VENID A ADORARLO!

(COLECTA)

Hermanos, nuestra comunidad parroquial se abre ahora a las necesidades de nuestros hermanos de Tierra Santa y Oriente Medio que son perseguidos por su fe. Seamos generosos.

 

PREPARACION DE ALTAR

(Preparamos el altar para participar de la Sagrada comunión)

TRASLADO DEL SANTÍSIMO

PADRE NUESTRO

MONICION DE COMUNIÓN

 

Hoy no celebramos la Eucaristía. Hoy contemplamos a Jesús muerto en la cruz, mientras esperamos celebrar la Eucaristía de la Noche de Pascua. Pero también en esta espera nos acompaña el Cuerpo del Señor entregado por nosotros. Por eso ahora comulgaremos de la Eucaristía que celebramos ayer y reservamos, en la gozosa espera de la Resurrección.

 

Desde su cruz el Señor se nos entrega como alimento, para que tengamos fuerzas y valor para cargar nuestras propias cruces.

 

DESMANTELAMIENTO DEL ALTAR

MONICIÓN DE DESPEDIDA

Como comunidad de creyentes, hemos vivido la entrega total de Cristo por nosotros hasta la muerte, una muerte en la Cruz. Prolonguemos ahora, en nuestros hogares, el espíritu de oración de estos días santos, confiando en la promesa del Señor: “Si morimos con Cristo, viviremos con Él. Si perseveramos, reinaremos con Él”.

Nos reuniremos mañana a las  8’30 de la mañana para acompañar a María en el silencio del Sábado Santo y a las 8 de la noche para celebrar la solemne Vigilia Pascual. Traigamos una vela para esta celebración.

Ahora en procesión, acompañemos la imagen de Jesús muerto a su lugar de reposo.

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
19 marzo 2016 6 19 /03 /marzo /2016 18:41

MONICION ENTRADA

Hermanas y hermanos buenas tardes en el Señor Jesús.

Hoy, como los primeros discípulos, reunidos con Jesús en el cenáculo la tarde víspera de la Pasión, así también nosotros nos hemos congregado aquí esta tarde memorable para recordarle a Él, celebrando la Santa Cena.          Es el mismo Señor, que se nos hace presente, se sienta con nosotros a la mesa y nos dice: “Ardientemente he deseado comer esta Pascua con ustedes.”

          Jesús se nos quiere dar como alimento de vida eterna, quiere estar entre nosotros, unirse tan dentro de nosotros, que podamos experimentar su amor y su misericordia. Es una celebración para permanecer unidos a Cristo y actualizar aquello que él realizó; el gesto de partir el pan, el gesto de lavar los pies.

           Lo que hoy realizamos nos prepara para celebrar su muerte y Resurrección, y nos renueva por dentro para asumir nosotros también la misión de cristianos que nos compromete a entregar nuestra vida por los hermanos. Demos gracias por el gran amor que nos ha manifestado el Señor Jesús, y gocemos de ser contados entre los invitados a esta Cena. De pie, cantamos.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

MONICION AL GLORIA

Durante  la Cuaresma, tiempo de penitencia y de conversión, no hemos proclamado el  Gloria. Hoy en  este Día Santo, llenos de gozo y alegría por la entrega de Jesús, que ha querido compartir con nosotros su Palabra y la Eucaristía, entonamos este himno de alabanza.

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICION A LAS LECTURAS

Las lecturas que vamos a escuchar nos evocan primero, la cena de la Pascua de los judíos que conmemoraban su liberación de Egipto y  es la misma Última Cena que Cristo, realiza con sus discípulos.

San Pablo, en la segunda lectura, nos recuerda la tradición en la Iglesia  de la Cena del Señor.  La Eucaristía es el Sacramento de la unión  y del servicio a los demás.

En el Evangelio Jesús lava los pies de sus discípulos, este gesto nos recuerda lo que nosotros hemos de hacer con los hermanos.  Escuchemos atentamente.

HOMILIA

LAVATORIO DE PIES

El Señor Jesús, después de la cena, se levantó y lavó los pies a sus discípulos. Este es  un gesto que acompañaba y hacía creíbles sus palabras: “Ámense los unos a los otros como yo los he amado; en esto conocerán que somos sus discípulos”.

Lo que hacemos es tan sólo un gesto, que tiene que expresar todo el significado y contenido de una vida de entrega y servicio a los demás. De lo contrario, puede quedarse tan sólo en un mero rito o en una expresión de nuestra falta de coherencia y de hipocresía. Hoy lo queremos vivir como el mismo Jesús lo vivió, con toda su fuerza y exigencia.

El gesto de Jesús de lavar los pies a sus discípulos nos obliga a hacer lo mismo con los demás. Dejarse querer no es fácil. Dejarse servir nos descoloca. Dejar que la fuerza de su amor entre en nosotros, nos llena de gozo y alegría.

lavatorio de los pies

(Antes de lavar a cada uno los pies, el monitor lee:)

1.- Curemos con nuestra amistad y nuestra presencia los pies heridos de aquellas personas que se han visto obligadas a emigrar de su tierra dejando familia en búsqueda de una vida más digna.

2.- Enjuguemos los pies fatigados de los millones de niños que son explotados laboralmente y no tienen oportunidad de estudiar, denunciando esa explotación y procurando el bien de ellos.

3.- Animemos con nuestra comprensión y ayuda fraterna los pies cansados de todos aquellos cristianos que a veces dudan y se sienten confusos porque la realidad no responde a sus expectativas.

4.- Consolemos con nuestro apoyo los pies confusos y frustrados de aquellas parejas cuyo amor ha degenerado en amargura y amenazas, para que el respeto a la propia dignidad les haga buscar salida.

5.- Ofrezcamos una comunidad eclesial acogedora y alegre como bálsamo a los pies de tantos jóvenes que hoy vagan en el sinsentido del deseo consumista y en el vacío interior.

6.- Lavemos con nuestro perdón los pies de aquellos que a lo largo de nuestro caminar nos han ofendido, porque sólo así nuestros pies quedarán limpios del polvo de nuestras ofensas.

7.- Reforcemos con nuestro diálogo y buena intención los pies de todos los que trabajan por el bien común y dedican su tiempo y esfuerzo en favor de los demás.

8.- Unamos nuestra voluntad y oración por la paz, para aliviar la frustración y dolor de tantas personas que a pesar de sus esfuerzos siguen sufriendo la guerra y la violencia.

9.- Orientemos nuestro andar cotidiano en la familia, el trabajo y las relaciones en favor de la justicia social y los derechos de todos cuyos pies hoy sufren llagas vivas de explotación, inseguridad, corrupción y manipulación.

10.- Dediquemos tiempo a estar sin prisas con nuestros hijos, nuestros amigos, nuestros mayores, porque el estar es la mejor caricia y el mejor abrazo para renovar las fuerzas necesarias de nuestros pies cansados en el caminar de cada día.

11.- Acojamos con calor y ternura los pies tristes de los que sufren enfermedades incurables y viven el ocaso de su vida en medio del rechazo de sus seres queridos porque el dolor que comparten con Cristo nos redime a todos.

12.- Reconfortemos con nuestro agradecimiento los pies cansados de aquellos que están al cuidado de los enfermos porque su alivio es regalo que abre caminos de humanidad.

PLEGARIA UNIVERSAL

En esta noche, tan diferente de otras  noches, estamos invitados con los apóstoles a la Cena del Señor. Roguémosle que sepamos conectar íntimamente con su propia actitud y disposición interior, en aquella noche antes de su pasión,  y digámosle: 

¡PADRE, QUE PODAMOS SER MÁS HERMANOS ¡

1.- Por nuestra Iglesia, Pueblo peregrino; para que experimentando tanto amor, intensifiquemos nuestra labor misionera, especialmente por aquellos que no conocen a Cristo o han dejado de creer.

                                                                                               ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por nuestros pastores, que hoy celebran el don de poder participar del sacerdocio de Cristo; para que con creciente fidelidad puedan reflejar con su vida a Cristo, Maestro y Pastor.

                                                                                                ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por la reconciliación de nuestra patria y la de sus habitantes; para que cese la indiferencia, la falta de solidaridad y las discordias, y así construyamos juntos un mundo mejor.

ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por todos los jóvenes, para que respondan comprometidamente al llamado de tu Hijo  a ser discípulos suyos y puedan así también surgir vocaciones consagradas en nuestra iglesia.                                                                                                    

ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por los hombres prisioneros del placer y de la violencia y por todos los invitados ausentes del banquete de la fraternidad: para que se den cuenta de que has orado sobre todo por ellos y te has ofrecido al Padre como cordero inocente y manso.

ROGUEMOS AL SEÑOR

Señor, que tu cuerpo y sangre que hoy nos das, y mañana derramarás sobre el mundo, sean alimento y fuerza ante nuestras debilidades. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor que contigo vive y reina por los siglos de los siglos  AMEN.

LITURGIA EUCARÍSTICA

MONICION DE OFRENDAS

VELAS ENCENDIDAS

Con este signo, queremos representar la luz que tú irradias al mundo, para que por la fe, creyendo en ti, no caminemos en tinieblas en nuestro andar cristiano.

FLORES

Señor, con estas flores queremos representar la alegría y el gozo, porque te quedaste para siempre con nosotros en el Sacramento de la Eucaristía; y por los Sacerdotes entregados totalmente a ti, para continuar tu misión en el mundo.

PAN Y VINO

Presentamos al Padre Celestial nuestras ofrendas de pan y vino, en esta tarde en que Jesús se hace alimento para todos, en esta fiesta de la Iglesia en la que celebramos su cena pascual de despedida y rememorando sus últimos gestos de entrega, ofrezcámosle la pequeñez de nuestro corazón: que él lo potencie, y que la fe y el amor de los cristianos sea la fuerza que mueva al mundo.

MONICIÓN A LA COLECTA

Hermanos, nuestra comunidad parroquial se abre ahora a las necesidades de nuestros hermanos más necesitados. Seamos generosos.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICION DE COMUNIÓN

 

 Somos invitados a la Mesa del Señor, a recibir su Cuerpo y Sangre, entregados para nuestra salvación. Que al acercarnos renovemos el compromiso de lavarnos los pies unos a otros; es decir, de ponernos al servicio de nuestros prójimos.

TRASLADO DEL SANTISIMO SACRAMENTO AL MONUMENTO

MONICIÓN A LA RESERVA DEL SANTÍSIMO

La Celebración de este día ha estado llena de signos y símbolos que nos han introducido ya en el Triduo Pascual. Ahora vamos a acompañar en procesión, el Sacramento del Amor, el Cuerpo de Cristo que se reservará, para la comunión de mañana, en los Monumentos que hemos preparado aquí y en cada capilla.

Procuremos no dejarlo solo en este jueves, porque hoy fue el día en que todos los que se decían sus seguidores lo abandonaron, nosotros no hagamos lo mismo.

 

(MOMENTO DE LA RESERVA)

 

Estos son momentos para un encuentro personal con el Señor,  quien permanece fiel en el Sagrario esperando a que nosotros acudamos a estar con él. Son momentos de dejar que Dios entre en nuestra vida, por eso guardemos el mayor silencio posible mientras estemos en el Monumento.

 

A las nueve de la noche nos reuniremos aquí y en cada una de las capillas  para celebrar la Hora Santa, en la que rememoramos los momentos de Jesús en Getsemaní. Las capillas permanecerán abiertas hasta las 12 de la noche.

 

Ha terminado la celebración de la Cena del Señor. Sin embargo, el sacerdote no nos despide como hace normalmente. Así se nos da a entender que esta celebración queda incompleta, que el Jueves Santo es tan sólo el inicio e introducción del Triduo Pascual. Mañana a las ocho de la mañana, nos congregaremos aquí  para contemplar los pasos de la Pasión del Señor en el Vía Crucis. A las 3’30pm en la 5ªzona podremos contemplar la representación teatral de la Pasión de Cristo y por la noche a las siete, nos volveremos a reunir para celebrar la Adoración a la Cruz y el Santo Entierro en espera de la gran celebración de la Pascua. Traigamos una vela para la procesión.

  • 2  Acompañan con velas encendidas. Monaguillos.
  • Canto:
  • Se desnuda el altar:
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
16 marzo 2016 3 16 /03 /marzo /2016 21:53

BENDICIÓN DE RAMOS.

MONICION INICIAL

Hermanas y hermanos, buenos días (noches).

Empezamos hoy la Semana Santa,  lo hacemos celebrando el Domingo de Ramos, conmemorando la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, entre cantos de júbilo, con palmas y ramos de olivo, como todos tenemos aquí.  El Hijo de David pasa, asumiendo la totalidad de su misión hasta dar la vida. ¡NO HAY MAYOR MUESTRA DE AMOR! ¡HE AQUÍ LA INSONDABLE MISERICORDIA DE DIOS, QUE SE HACE CONCRETA EN SU HIJO AMADO!

No se trata de un acto procesional, que recuerde  un hecho histórico-pasado; sino que, con este acto, agitando ramos y palmas, con cánticos y aclamaciones, expresamos nuestra actitud de fe,  conversión y  adhesión a Cristo, proclamando con  fervor que ¡JESÚS ES NUESTRO MESÍAS!  ¡QUE ES LA RESPUESTA A LOS INTERROGANTES DE LA VIDA!  y que la cruz y la muerte no son el final.

Aclamemos a Cristo el Señor, cantando.

MONICIÓN DE BENDICIÓN DE RAMOS

Levantemos bien alto nuestros ramos, levantando también el corazón, para que sean bendecidos y así podamos aclamar a Jesús nuestro Señor.

Oh Dios de toda vida: 
Venimos hoy ante ti con ramos verdes, 
símbolos de vida y juventud, 
y símbolos de Jesús, 
que se llamó a sí mismo “árbol verde”.
Bendícenos, y bendice estos ramos 
que portamos en nuestras manos.
Que estas pequeñas ramas y hojas 
aclamen a Cristo como a nuestro Señor, 
que nos trae plenitud de vida,
aun cuando tengamos que caminar con él
por el difícil camino del rechazo y de la muerte
hacia la victoria final.
Te lo pedimos por medio del mismo Jesucristo 
nuestro Señor, que vive y reina 
por los siglos de los siglos.

Amén

Ahora nuestros ramos serán rociados con agua bendita, esperamos cantando en nuestros lugares.  

MONICIÓN AL EVANGELIO:   

 

(Entrada del señor a Jerusalén:  San Lucas 19,28-40)

 

El relato de la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén es un anuncio anticipado de su victoria sobre la muerte y el pecado en el altar de la cruz. Este texto anticipa también nuestra victoria.

Escuchemos con la reverencia y la alegría de los que reciben a su Rey, Señor y redentor.

INVITACION A INICIAR LA PROCESIÓN

Hermanas y hermanos, al igual que aquella muchedumbre que aclamaba a Jesús en su ingreso a Jerusalén, al grito de ¡HOSANNA¡  ¡BENDITO EL QUE VIENE EN NOMBRE DEL SEÑOR!,  acompañémosle también nosotros en su entrada triunfal, conscientes  que va camino a entregarse y a aceptar la cruz por nosotros.

Los ramos que llevamos en las manos; no son amuletos de la buena suerte, son símbolos de nuestra fe  y al agitarlos alegremente al caminar vamos proclamando a todos que JESÚS ES NUESTRO MESÍAS.

Participemos en orden, avanzando, sin adelantarnos, detrás del sacerdote y cantando con entusiasmo el gozo de la pascua.

CELEBRACIÓN DE LA EUCARISTIA

SALUDO INICIAL

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

En la liturgia de hoy, Isaías, nos muestra al Señor siempre cerca del que sufre. Luego San Pablo, nos  describe   como Jesús   abandonó su condición divina,  para tomar la condición de siervo, y humillándose morir en una cruz.

          A continuación, en el Evangelio, la Pasión narrada por san Lucas, nos  muestra ese camino de humillación y soledad, sufrimiento y dolor recorrido por Cristo. Su acto de amor, destruirá el poder de la muerte y nos traerá vida.

Escuchemos atentamente, para que los sentimientos de Jesús penetren en nuestro corazón.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Al comenzar los días de la Semana Santa, presentamos al Padre nuestras peticiones, junto con el deseo sincero de seguir los pasos de Jesús. Responderemos:

¡POR TU HIJO AMADO, ESCÚCHANOS PADRE!

1. Por la Iglesia y sus ministros, para que anuncien y vivan el misterio de la Cruz con actitud de servicio, apostando por los más pobres.

ROGUEMOS AL SEÑOR

2. Por nuestro país, desconcertado ante la situación electoral, para que como cristianos  participemos más valientemente en aquellas iniciativas que favorezcan la construcción de una sociedad más justa y fraterna.

ROGUEMOS AL SEÑOR

3. Por los que reflejan el rostro de Cristo sufriente: los enfermos, los olvidados, las mujeres maltratadas, los marginados, violentados y encarcelados; para que nunca falte la ayuda solidaria que les anuncie, con obras concretas, que Dios está con ellos.

ROGUEMOS AL SEÑOR

4. Por quienes fieles a nuestra fe viviremos estos días de la Semana Santa participando en todas las celebraciones. Para que encarnemos en nuestra vida el amor que descubrimos en Jesús y luchemos contra toda injusticia.

ROGUEMOS AL SEÑOR

5. Por todos nosotros que celebramos hoy la Eucaristía, para que no separemos nunca la fe y la vida y seamos coherentes en nuestro vivir.

ROGUEMOS AL SEÑOR

Padre, Tu que nos has revelado la inmensidad de tu amor en la senda del calvario y el sacrificio de la cruz, haz que contemplando la victoria del crucificado reafirmemos nuestra voluntad por la búsqueda de tu justicia y el incremento de nuestra santidad. Por Jesucristo, Nuestro Señor….

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Hoy hemos proclamado a Cristo, Rey y Señor. Nuestra ofrenda debe ser un firme propósito de fidelidad, no traicionándolo como lo hicieron los habitantes de Jerusalén. Nos ofrecemos nosotros mismos en el pan y vino.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Este camino de la cruz por el que peregrinamos, es el único que nos puede dar auténtica vida. Recorrámoslo proclamando a Jesús como único Rey y Señor, y alimentémonos de su Cuerpo y Sangre, de su misma vida,  para fortalecernos en este caminar.

(ACCIÓN DE GRACIAS)

 

Gracias a ti, Señor,

el servidor paciente del Padre,
porque con tu cruz gloriosa inauguras un amor sin fronteras.
Nadie te quita la vida, sino que tú la entregas voluntariamente
por nosotros y nuestra salvación.

 ¡Misterio de amor!
No queremos lavarnos las manos ni ser meros espectadores
en el drama de tu pasión.

Reconocemos nuestra culpa y pecado.

Tus enemigos creyeron acallar tu voz para siempre,
pero la semilla de tu palabra

germina en el corazón del que ama
y del que vive contigo el espíritu de las bienaventuranzas.


Concédenos seguirte incondicionalmente,

 mientras anunciamos tu muerte y

 proclamamos tu resurrección.

 ¡Ven, Señor Jesús!

AMÉN

DESPEDIDA

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo