Overblog
Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

  • : Ministerio de Liturgia
  •  Ministerio de Liturgia
  • : Moniciones, Evangelio diario El Santo Rosario Sabias que? Pensamientos vivencias diarias
  • Contacto

Páginas

25 noviembre 2016 5 25 /11 /noviembre /2016 11:26

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenos días a todos hermanos. Bienvenidos a esta Eucaristía en el primer domingo de Adviento con el que iniciamos un nuevo año litúrgico.

¡Bienvenido sea el Adviento!  Tiempo de gracia y esperanza; de días que nos conducirán a la Navidad. En este tiempo santo, hemos de preparar nuestras vidas y nuestros corazones, nuestra parroquia y nuestras familias, para la llegada del Señor a nuestras vidas.

Hoy Dios, con su Palabra, nos anima a permanecer atentos, despiertos…

De pie, cantamos.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

CORONA DE ADVIENTO

Al comenzar el nuevo Año Litúrgico, vamos a bendecir esta corona, con la que inauguramos también el Tiempo de Adviento. Encender, semana tras semana, los cuatro cirios de esta corona debe ser un reflejo de nuestra gradual preparación para recibir al Señor Jesús en la Navidad. Las luces de las velas nos recuerdan que Él es la Luz del mundo que ha venido a disipar las tinieblas. El color verde de la corona simboliza la vida y la esperanza que Él nos ha venido a traer.

 (Una persona encenderá la primera vela, al mismo tiempo que se lee esta oración o se canta algo apropiado a la corona).

ORACION DEL ENCENDIDO DE LA PRIMERA VELA

Encendemos, Señor, esta luz,

como aquel que enciende su lámpara

para salir en la noche, al encuentro del amigo que ya viene.

En esta primera semana del Adviento

queremos levantarnos para esperarte preparados,

para recibirte con alegría.

Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen.

Queremos estar despiertos y vigilantes,

porque tú nos traes la luz más clara,

la paz más profunda, y la alegría más verdadera.

¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven, Señor Jesús!

Amén.

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

ENTRONIZACION DEL LIBRO DEL CICLO “A”

Hemos concluido hermanos, un año litúrgico correspondiente al ciclo “C” con el Evangelio de San Lucas.

Hoy comenzamos un NUEVO AÑO LITÚRGICO, ciclo “A”  y es SAN MATEO quien con su EVANGELIO nos irá iluminando domingo tras domingo para que podamos vivir según la voluntad de Dios.

Recibamos solemnemente el nuevo Leccionario con el que este Año Litúrgico vamos a escuchar la Palabra de Dios.

Cantamos.

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

En la primera lectura, el profeta Isaías, nos relata cómo muchos irán a la presencia del Señor y nos invita a cambiar la guerra por la paz.

Pablo nos dice en la segunda lectura, que está cerca el momento del encuentro con Dios y nos invita a un cambio positivo en nuestra vida, donde no tiene cabida el mal.

En el evangelio, Jesús nos invita a estar vigilantes ante su llegada. No desaprovechemos este tiempo de Adviento para una profunda conversión.

Escuchemos.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Llegó el Adviento y comenzamos a prepararnos para recibir la Navidad. Roguemos al Señor que este tiempo produzca en cada uno frutos de paz y la alegría.

A cada oración respondamos:

! VEN SEÑOR QUE TE ESPERAMOS!

1. Por la Iglesia, para que llenos de gozo por este tiempo de espera, sepamos estar despiertos y descubrir en cada persona el rostro de Dios.                                                                                      

                                                                                      ROGUEMOS AL SEÑOR

2. Por el Papa, Obispos, sacerdotes y laicos comprometidos, para que manifiesten, con sus obras, la fe y la esperanza en la venida de Cristo. 

                                                                                      ROGUEMOS AL SEÑOR

3. Por todos los pueblos de la tierra y de un modo especial por los que sufren los horrores del hambre, la guerra o el terrorismo. Para que encuentren el consuelo en Dios y la solidaridad de todos nosotros.

 

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

4. Por aquellos en quienes la dureza de la vida ha apagado toda ilusión: para que nuestra oración y fraternidad hagan florecer en ellos la esperanza y la voluntad de comprometerse por un mundo mejor.

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

5. Por quienes formamos parte de esta comunidad Parroquial. Para que, abiertos al Adviento, sigamos creciendo en renovación, en coherencia y en fidelidad al Evangelio. 

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR                                                                

Padre nuestro, escucha la plegaria de tu pueblo y no permitas que nos desviemos de tu camino, para que vivamos siempre en vela, aguardando la venida de tu Hijo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

Preparemos juntos nuestro pesebre.

BUEY Y ASNO

            El buey nos evoca las tareas de labranza, representa el duro trabajo humano, el pesado yugo del trabajo que el Mesías viene a compartir con los hombres.

            El asno, con su mansedumbre, nos invita a pensar que este niño, arropado entre pajas y heno, al calor de los animales, no es un monarca terreno, Cristo es un Rey manso, portador y el creador de la paz.

PAN Y VINO

Presentamos sobre la mesa del altar, el pan y el vino; junto con ellos presentemos también una sincera disposición a vivir en la gozosa y atenta espera del Hijo de Dios, que viene a nuestro encuentro en cada momento de nuestra vida.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Jesús vino al mundo por María, vendrá glorioso al final de los tiempos, pero también viene diariamente a nosotros en la presencia de cada hermano necesitado y en este Pan con que ahora quiere alimentarnos.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR.
Pese a los acontecimientos que, en el mundo,
son presagio de destrucción y desolación.
Me pregunto si, tu venida, ya nunca ocurrirá.
Miro al mundo, y me asusto de lo que acontece en él.

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR
Necesito un soplo de tu presencia, la esperanza de tu Palabra.
La seguridad de tus promesas.
La justicia, frente a tanta mediocridad.
Tu verdad, ante tanta mentira.
Tu nacimiento, ante tanta muerte.
QUE TE VEA VENIR, SEÑOR
Porque, a veces siento, que mis ojos buscan lo efímero,
que mis manos acarician el gusto por las cosas,
que mis pies, prefieren los caminos fáciles.
Siento el cansancio de la espera.
QUE TE VEA VENIR, SEÑOR
Amén

DESPEDIDA

 

MISA CON NIÑOS. 11’30AM

 

 

MONICIÓN DE ENTRADA

Buenos días a todos hermanos. Bienvenidos a esta Eucaristía en el primer domingo de Adviento.

Es tiempo de gracia y esperanza; de días que nos conducirán a la Navidad. Hemos de preparar nuestras vidas y nuestros corazones, nuestra parroquia y nuestras familias, para la llegada del Señor a nuestras vidas.

Permanezcamos atentos, despiertos…

De pie, cantamos.

CORONA DE ADVIENTO

Al comenzar el nuevo Año Litúrgico, vamos a bendecir esta corona, con la que inauguramos también el Tiempo de Adviento. Encender, semana tras semana, los cuatro cirios de esta corona debe ser un reflejo de nuestra gradual preparación para recibir al Señor Jesús en la Navidad. Las luces de las velas nos recuerdan que Él es la Luz del mundo que ha venido a disipar las tinieblas. El color verde de la corona simboliza la vida y la esperanza que Él nos ha venido a traer.

 (Una persona encenderá la primera vela, al mismo tiempo que se lee esta oración o se canta algo apropiado a la corona).

ORACION DEL ENCENDIDO DE LA PRIMERA VELA

Encendemos, Señor, esta luz,

como aquel que enciende su lámpara

para salir en la noche, al encuentro del amigo que ya viene.

En esta primera semana del Adviento

queremos levantarnos para esperarte preparados,

para recibirte con alegría.

Muchas sombras nos envuelven. Muchos halagos nos adormecen.

Queremos estar despiertos y vigilantes,

porque tú nos traes la luz más clara,

la paz más profunda, y la alegría más verdadera.

¡Ven, Señor Jesús! ¡Ven, Señor Jesús!

Amén.

LITURGIA DE LA PALABRA

 

ENTRONIZACION DEL LIBRO DEL CICLO “A”

Hemos concluido hermanos, un año litúrgico correspondiente al ciclo “C” con el Evangelio de San Lucas.

Hoy comenzamos un NUEVO AÑO LITÚRGICO.

Recibamos solemnemente el nuevo Leccionario con el que este Año Litúrgico vamos a escuchar la Palabra de Dios.

Cantamos.

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Escuchemos, bien despierto, el mensaje que Dios nos dirige hoy.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

Preparemos juntos nuestro pesebre.

BUEY Y ASNO

            El buey nos evoca las tareas de labranza, representa el duro trabajo humano, el pesado yugo del trabajo que el Mesías viene a compartir con los hombres.

            El asno, con su mansedumbre, nos invita a pensar que este niño, arropado entre pajas y heno, al calor de los animales, no es un monarca terreno, Cristo es un Rey manso, portador y el creador de la paz.

PAN Y VINO

Presentamos sobre la mesa del altar, el pan y el vino; junto con ellos presentemos también una sincera disposición a vivir en la gozosa y atenta espera del Hijo de Dios, que viene a nuestro encuentro en cada momento de nuestra vida.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Jesús vino al mundo por María, vendrá glorioso al final de los tiempos, pero también viene diariamente a nosotros en la presencia de cada hermano necesitado y en este Pan con que ahora quiere alimentarnos.

PLEGARIA UNIVERSAL

Llegó el Adviento y comenzamos a prepararnos para recibir la Navidad. Roguemos al Señor que este tiempo produzca en cada uno frutos de paz y la alegría.  A cada oración respondamos:

! VEN SEÑOR QUE TE ESPERAMOS!

1. Por la Iglesia, para que llenos de gozo por este tiempo de espera, sepamos estar despiertos y descubrir en cada persona el rostro de Dios.                                                                                       

                                                                                      ROGUEMOS AL SEÑOR

2. Por el Papa, Obispos, sacerdotes y laicos comprometidos, para que manifiesten, con sus obras, la fe y la esperanza en la venida de Cristo. 

                                                                                      ROGUEMOS AL SEÑOR

3. Por todos los pueblos de la tierra y de un modo especial por los que sufren los horrores del hambre, la guerra o el terrorismo. Para que encuentren el consuelo en Dios y la solidaridad de todos nosotros.

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

4. Por aquellos en quienes la dureza de la vida ha apagado toda ilusión: para que nuestra oración y fraternidad hagan florecer en ellos la esperanza y la voluntad de comprometerse por un mundo mejor.

                                                                                         ROGUEMOS AL SEÑOR

Padre nuestro, escucha la plegaria de tu pueblo y no permitas que nos desviemos de tu camino, para que vivamos siempre en vela, aguardando la venida de tu Hijo. Él, que vive y reina por los siglos de los siglos.

(ACCIÓN DE GRACIAS)

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR.
Pese a los acontecimientos que, en el mundo,
son presagio de destrucción y desolación.
Me pregunto si, tu venida, ya nunca ocurrirá.
Miro al mundo, y me asusto de lo que acontece en él.

 

QUE TE VEA VENIR, SEÑOR
Necesito un soplo de tu presencia, la esperanza de tu Palabra.
La seguridad de tus promesas.
La justicia, frente a tanta mediocridad.
Tu verdad, ante tanta mentira.
Tu nacimiento, ante tanta muerte.


QUE TE VEA VENIR, SEÑOR
Amé
n

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
18 noviembre 2016 5 18 /11 /noviembre /2016 22:53

MONICIÓN DE ENTRADA

¡Muy buenos días (noches) a todos los hermanos y hermanas! Bienvenidos a esta solemne celebración eucarística.

Hoy —último domingo del Año Litúrgico— nuestros ojos se fijan en Jesucristo, Rey del Universo. Rey de vida nueva que quiere reinar en el corazón de cada ser humano y de cada familia.

Hoy concluye también el Año de la Misericordia. Bendigamos al Señor por este tiempo de gracia que nos ha concedido, para que aprendamos a ver en Cristo, el rostro de la misericordia del Padre.

Celebremos y aclamemos juntos y gozosos a nuestro Rey cantando. De pie.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

GLORIA

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

En el Segundo libro de Samuel se narra el momento en que David es ungido Rey. Las Tribus de Israel lo reconocen como el elegido por Dios para pastorear a su pueblo.

Pablo, en la segunda lectura nos presenta un bello himno de alabanza a Dios por la victoria de Jesucristo, que venciendo a la muerte, nos hace herederos y destinatarios del Reino de Dios.

San Lucas en el evangelio nos transmite una hermosa lección sobre la misericordia y la conversión. Que también nosotros, nos sepamos conducir con la fe y confianza del buen ladrón.

Escuchemos.

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Llenos de confianza, dirijamos nuestras súplicas a Cristo, Rey del Universo y Señor de nuestras vidas.A cada petición diremos: 

“MANTENNOS EN TU SERCICIO, SEÑOR”

1. Por la Iglesia, para que seamos fieles en medio de nuestra sociedad, a los valores del Reino que Jesús nos enseñó.

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

2. Por el Papa, obispos y sacerdotes, para que sean en el mundo el rostro de la misericordia del Padre.

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

3. Por aquellos que tienen poder económico o tecnológico, por los científicos de todo el mundo: para que siempre pongan al hombre y sus derechos en el centro de sus preocupaciones.                                                           

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

4. Por los cristianos, para que, renovados por la vivencia de este Jubileo de la Misericordia, continuemos con una auténtica actitud de conversión y como instrumentos de perdón.

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por nosotros, para que el Jubileo que hoy clausuramos se continúe con nuestra vida mediante las obras de misericordia corporales y espirituales. 

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

Padre, que tu Reino que proclamó Jesucristo, crezca en esta tierra para que todos, un día disfrutemos de tu presencia en el Cielo. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

LITURGIA  EUCARISTICA

 

MONICIÓN DE OFRENDAS

FRUTAS

Mira, Señor, te traemos esta bella y suculenta cesta de frutos. Tú nos los regalas a través de la naturaleza para nuestro alimento y el gusto de nuestro paladar. Hoy te la ofrecemos en reconocimiento de que eres el Señor y Rey de todo lo que Tú mismo has creado. Te agradecemos también el que nos hayas dado la responsabilidad de cuidarlo, conservarlo y multiplicarlo.

CRUZ Y CORONA

Cristo es Rey. Su trono fue una cruz y su corona era de espinas. Al presentarlas te entregamos nuestros sufrimientos y asumimos que el amor debe pasar por la entrega y la renuncia a uno mismo para llegar –como Él- a la feliz Resurrección.

PAN Y VINO

Muchas veces los productos de la tierra son fruto del trabajo en un mundo injusto. Muchas veces también son fruto de las manos que trabajan por la justicia y la paz.

Nuestros dones serán el pan de vida, la bebida de salvación, el Cuerpo y la Sangre del Señor  que nos llama a su reino de verdad y de amor.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Estamos participando en la Celebración de la Fiesta de Cristo Rey  entre nosotros. Las fiestas se completan con la comida de amigos. Jesús nos invita ahora a su Mesa a participar en su Banquete.

 (ACCIÓN DE GRACIAS)

Jesús mi Rey,

que Tu pan de vida nos sustente

y Tu copa sea nuestra alegría y esperanza
para llevar a cabo la misión que se nos ha encomendado
la de establecer definitivamente Tu reino.

Jesús mi Rey

que, frente a otros dioses que intentan colocarse en mi vida,

Tú mi Rey, seas mi centro.

Me consagro a Ti,

como vasallo de tu Reino:

ayúdame a trabajar por él y a construirlo con tu Espíritu.

Enséñame a escuchar y valorar las Escrituras,

inspírame acierto en mis decisiones y proyectos.

Que cuando regreses, oh –mi gran Rey-

puedas decir:

¡He aquí a un siervo bien dispuesto!

Amén

 

DESPEDIDA

 

MISA CON NIÑOS. 11’30 AM

MONICIÓN DE ENTRADA

¡Muy buenos días a todos los hermanos y hermanas! Bienvenidos a esta solemne celebración eucarística.

Hoy —último domingo del Año Litúrgico— nuestros ojos se fijan en Jesucristo, Rey del Universo. Hoy concluye también el Año de la Misericordia. Bendigamos al Señor por este tiempo de gracia que nos ha concedido, para que aprendamos a ver en Cristo, el rostro de la misericordia del Padre.

Celebremos y aclamemos juntos y gozosos a nuestro Rey cantando. De pie.

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Escuchemos la Palabra de vida que Dios nos ofrece hoy.

 

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

FRUTAS

Mira, Señor, te traemos esta bella y suculenta cesta de frutos. Tú nos los regalas a través de la naturaleza para nuestro alimento y el gusto de nuestro paladar. Hoy te la ofrecemos en reconocimiento de que eres el Señor y Rey de todo lo que Tú mismo has creado. Te agradecemos también el que nos hayas dado la responsabilidad de cuidarlo, conservarlo y multiplicarlo.

CRUZ Y CORONA

Cristo es Rey. Su trono fue una cruz y su corona era de espinas. Al presentarlas te entregamos nuestros sufrimientos y asumimos que el amor debe pasar por la entrega y la renuncia a uno mismo para llegar –como Él- a la feliz Resurrección.

PAN Y VINO

Muchas veces los productos de la tierra son fruto del trabajo en un mundo injusto.

Muchas veces también son fruto de las manos que trabajan por la justicia y la paz.

Nuestros dones serán el pan de vida, la bebida de salvación, el Cuerpo y la Sangre del Señor  que nos llama a su reino de verdad y de amor.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Estamos participando en la Celebración de la Fiesta de Cristo Rey  entre nosotros. Las fiestas se completan con la comida de amigos. Jesús nos invita ahora a su Mesa a participar en su Banquete.

PLEGARIA UNIVERSAL

Llenos de confianza, dirijamos nuestras súplicas a Cristo, Rey del Universo y Señor de nuestras vidas.

A cada petición diremos: 

“MANTENNOS EN TU SERCICIO, SEÑOR”

1. Por la Iglesia, para que seamos fieles en medio de nuestra sociedad, a los valores del Reino que Jesús nos enseñó.

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

2. Por el Papa, obispos y sacerdotes, para que sean en el mundo el rostro de la misericordia del Padre.

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

3. Por aquellos que tienen poder económico o tecnológico, por los científicos de todo el mundo: para que siempre pongan al hombre y sus derechos en el centro de sus preocupaciones.                                                          

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

4. Por los cristianos, para que, renovados por la vivencia de este Jubileo de la Misericordia, continuemos con una auténtica actitud de conversión y como instrumentos de perdón.

                                                                                          ROGUEMOS AL SEÑOR

Padre, que tu Reino que proclamó Jesucristo, crezca en esta tierra para que todos, un día disfrutemos de tu presencia en el Cielo. Te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

 

(ACCIÓN DE GRACIAS)

Jesús mi Rey,

que Tu pan de vida nos sustente

y Tu copa sea nuestra alegría y esperanza
para llevar a cabo la misión que se nos ha encomendado
la de establecer definitivamente Tu reino.

Jesús mi Rey

que, frente a otros dioses que intentan colocarse en mi vida,

Tú mi Rey, seas mi centro.

Amén

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
11 noviembre 2016 5 11 /11 /noviembre /2016 19:35

MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días (noches) hermanos. Seamos bienvenidas y bienvenidos.

Estamos en el penúltimo domingo del Año Litúrgico y la celebración de hoy nos introduce en la contemplación del gran día de la Venida gloriosa y definitiva del Señor Jesús. La meta final hacia la que nos conduce, es el nuevo cielo y la nueva tierra, la eternidad junto a Él.

Que ello  nos  motive,  a esforzarnos a ser mejores personas cada día y a través de nuestras buenas obras, seamos portadores del mensaje de Salvación.

De pie, cantamos.

SALUDO INICIAL

ACTO PENITENCIAL

GLORIA

ORACION COLECTA

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Malaquías nos recuerda en la primera lectura,  que Dios es Justo con todos. Nuestro castigo o recompensa dependerá de nuestros actos.

San Pablo, en la segunda lectura nos exhorta a no ser una carga para nadie, indicándonos que con nuestro trabajo debemos contribuir a humanizar la tierra y a edificar desde ahora, el Reino.

Jesús, nos invita en el Evangelio a la esperanza y confianza en Él, en medio de las dificultades, luchas y contratiempos que van a rodear nuestra vida. 

HOMILÍA

CREDO

PLEGARIA UNIVERSAL

Poniendo nuestra vida en las manos de Dios nuestro Padre, presentémosle las necesidades de la Iglesia y del mundo entero. A cada petición diremos: 

¡AUMENTA NUESTRA ESPERANZA, SEÑOR!

1.- Por nuestra Iglesia, para que sigamos fieles a la misión de Jesucristo viviendo una auténtica comunión entre todos. 

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por el Papa Francisco, para que sea siempre testimonio vivo del anuncio de un nuevo mundo, en el que el odio se convierte en amor, la duda en verdad, la discordia en paz, el dolor en placer y la tristeza en alegría

                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por los que gobiernan, por todos los que trabajan por lograr la paz, fruto de la  justicia; para que colaboren con su tarea, en la construcción de un mundo nuevo según el proyecto de Dios.

                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por los que sufren persecución, especialmente los cristianos que están siendo testigos de Cristo en el Medio Oriente, para que la fuerza de Jesús les anime y se mantengan siempre firmes en su fe. 

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

5.- Por nuestros jóvenes, que se preparan para el sacramento de la Confirmación viviendo el retiro espiritual, para que descubran el amor que Jesús les tiene y se comprometan por Él.                                                                                          

                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

Recibe en tu misericordia, Padre, las oraciones de tu Iglesia. Ayúdanos a caminar a través de las penas y alegrías de la vida con una firme esperanza en ti. Te lo pedimos por medio de Jesucristo nuestro Señor.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Señor, éste es el pan que nos sirve de alimento. Tómalo tú y transfórmalo en pan del  cielo. Este vino significa la alegría de vivir en amistad. Tómalo y transfórmalo en  el vino de tu eucaristía.

SANTO

PADRE NUESTRO

SALUDO DE PAZ

CORDERO DE DIOS

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Mientras nos encontramos en serena y confiada espera de la segunda venida del Señor, recibimos el alimento de su Palabra, y ahora el de su Cuerpo y Sangre, entrando en una íntima comunión con Él y recibiendo ya un anticipo de esa gloria futura.

(ACCIÓN DE GRACIAS)

Quédate con nosotros, Señor,
cuando llega la noche y el sol se acuesta.
Quédate con nosotros y con nuestros hermanos. 
Quédate con nosotros en la noche de nuestro día,
al atardecer de la vida, al anochecer del mundo.

Quédate con nosotros con tu amor y ternura, 
con tu palabra y tus sacramentos,
con tu consuelo y bendición.
Quédate con nosotros cuando llega a nosotros
la noche de la aflicción y del temor,
la noche de la duda y de la tentación, 
la noche de la muerte dolorosa.

Quédate con nosotros y con todos los que son tuyos
en tiempo y eternidad.  

Amén.
 

DESPEDIDA

MISA CON NIÑOS. 11’30AM

MONICIÓN DE ENTRADA

Muy buenos días hermanos. Seamos bienvenidas y bienvenidos.

Estamos terminando un ciclo litúrgico y con ello escuchamos cómo Dios nos dice que no nos deja solos. Nos acompaña constantemente en toda nuestra historia humana. Deseando acogerle en la eucaristía, empecemos de pie y cantando.

LITURGIA DE LA PALABRA

MONICIÓN  A LAS  LECTURAS

Escuchemos con mucha atención la Palabra de Dios.

LITURGIA  EUCARISTICA

MONICIÓN DE OFRENDAS

PAN Y VINO

Señor, éste es el pan que nos sirve de alimento. Tómalo tú y transfórmalo en pan del  cielo. Este vino significa la alegría de vivir en amistad. Tómalo y transfórmalo en  el vino de tu eucaristía.

MONICIÓN DE COMUNIÓN

Mientras nos encontramos en serena y confiada espera de la segunda venida del Señor, recibimos el alimento de su Palabra, y ahora el de su Cuerpo y Sangre, entrando en una íntima comunión con Él y recibiendo ya un anticipo de esa gloria futura.

PLEGARIA UNIVERSAL

Poniendo nuestra vida en las manos de Dios nuestro Padre, presentémosle las necesidades de la Iglesia y del mundo entero.

A cada petición diremos: ¡AUMENTA NUESTRA ESPERANZA, SEÑOR!

1.- Por nuestra Iglesia, para que sigamos fieles a la misión de Jesucristo viviendo una auténtica comunión entre todos. 

                                                                                             ROGUEMOS AL SEÑOR

2.- Por el Papa Francisco, para que sea siempre testimonio vivo del anuncio de un nuevo mundo, en el que el odio se convierte en amor, la duda en verdad, la discordia en paz, el dolor en placer y la tristeza en alegría

                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

3.- Por los que gobiernan, por todos los que trabajan por lograr la paz, fruto de la  justicia; para que colaboren con su tarea, en la construcción de un mundo nuevo según el proyecto de Dios.

                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

4.- Por nuestros jóvenes, que se preparan para el sacramento de la Confirmación viviendo el retiro espiritual, para que descubran el amor que Jesús les tiene y se comprometan por Él.                                                                                           

                                                                                            ROGUEMOS AL SEÑOR

Recibe en tu misericordia, Padre, las oraciones de tu Iglesia. Ayúdanos a caminar a través de las penas y alegrías de la vida con una firme esperanza en ti. Te lo pedimos por medio de Jesucristo nuestro Señor.

(ACCIÓN DE GRACIAS)

Quédate con nosotros, Señor,
cuando llega la noche y el sol se acuesta.
Quédate con nosotros y con nuestros hermanos. 
Quédate con nosotros en la noche de nuestro día,
al atardecer de la vida, al anochecer del mundo.
Quédate con nosotros con tu amor y ternura, 
con tu palabra y tus sacramentos,
con todos los que son tuyos
en tiempo y eternidad.  

Amén.

Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
6 noviembre 2016 7 06 /11 /noviembre /2016 20:10
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
6 noviembre 2016 7 06 /11 /noviembre /2016 19:15
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
6 noviembre 2016 7 06 /11 /noviembre /2016 18:22
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
6 noviembre 2016 7 06 /11 /noviembre /2016 17:22
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
6 noviembre 2016 7 06 /11 /noviembre /2016 16:25
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
6 noviembre 2016 7 06 /11 /noviembre /2016 15:23
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo
5 noviembre 2016 6 05 /11 /noviembre /2016 18:45
Published by Ministerio de Liturgia
Comenta este artículo